#Internacional

Rechazo a la guerra israelí contra Palestina

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Los últimos días hemos sido testigos de la violencia en la Franja de Gaza; espacio territorial pequeño de 365 km cuadrados con una población de casi 2 millones de habitantes palestinos, con envío de cohetes y bombardeos a territorios palestinos e israelitas, hemos visto el derrumbe de edificios enteros, las imágenes internacionales muestran el conflicto en ciernes, a saber, un ejercito moderno bien preparado con armamento de última tecnología por el lado israelita y al frente las “milicias palestinas”, esto es: jóvenes y niños lanzando piedras desde una barricada. En efecto, niños palestinos incluso menores de diez años usando las armas del pueblo palestino: piedras.

Nadie niega que Hamas, brazo radical dentro del pueblo palestino, esté utilizando armamento para dañar a los territorios israelitas, lo que podrá discutirse su legitimidad como movimiento, aspecto propio de las discusiones del pueblo palestino. Pero, la reacción del gobierno israelí de Netanyahu es absolutamente desmedida respondiendo con una maquinaria militar que ya ha matado a cientos de palestinos en pocos días. El Primer Ministro se dirige a los medios amenazando al pueblo palestino afirmando que la respuesta de su gobierno será golpeando de una manera que no se espera. La acción de su gobierno viola la Convención de Ginebra al atacar población civil, cometiendo un crimen de guerra.


El diálogo, la política, la buena política, puede permitir dejar de lado la guerra y el dolor del pueblo palestino de ver fallecer a sus jóvenes.

Esta es la historia permanente, un pueblo palestino que reivindica territorios para poder establecer un Estado y un pueblo hebreo que después del holocausto sufrido ocupa territorios y levanta un Estado con el apoyo de las potencias mundiales. El problema es que este último asentamiento lo realizan en territorios con presencia importante de palestinos.

Los derechos de uno y las reivindicaciones del otro, en territorios ancestrales. Ambos pueblos fueron trashumantes y nómades, ambos pueblos tienen una vinculación histórica, religiosa, emotiva con estos territorios, ambos han sufrido de la opresión e intolerancia en el devenir de la Historia. ¿Uno tiene derechos preferentes sobre el otro? No, bajo ningún caso, el problema es que Naciones Unidas, los países vencedores de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos principalmente, han privilegiado en dar solución a las problemáticas judías, y han sistemáticamente ignorado al pueblo palestino.

Después de siete décadas, una guerra incluida, constantes episodios cíclicos de agudización de la violencia, la zona sigue siendo inestable sin viabilidad de una solución integral que permita la coexistencia pacífica de ambos pueblos.

¿Es legítimo el uso de la protesta social por parte de los palestinos? Afirmativo, dado que los amedrentamientos del ejército israelí son constantes con un uso brutal de la violencia en contra de la población civil. Niños, mujeres y ancianos sufren el rigor del maltrato militar israelita. Por ende, la respuesta de los jóvenes y niños usando piedras en contra de las fuerzas represivas es natural y entendible.

¿Es justo que Hamas ataque con cohetes a ciudades y población israelita? En las condiciones actuales, con ausencia de diálogo, sin respeto del Estado israelita hacia el pueblo palestino, y bajo la permanente amenaza militar del mismo, se entiende que esta agrupación escalé militarmente llegando a realizar estos ataques.

Lo anterior es evitable, categóricamente sí, durante le liderazgo de Yaser Arafat los palestinos se sentaron en la mesa a negociar con los israelitas, no hace mucho, un par de ´décadas se visualizaba un probable escenario para encontrar una solución a esta realidad problemática. El diálogo, la política, la buena política, puede permitir dejar de lado la guerra y el dolor del pueblo palestino de ver fallecer a sus jóvenes.

Como Sociedad de Historia de San Antonio, comprendemos el dolor del pueblo palestino, y rechazamos en forma categórica la política del gobierno israelita de militarizar el conflicto, ya que solo va a ocasionar más muertes y destrucción en la zona. Solidarizamos con los residentes y descendientes palestinos de nuestra comunidad san antonina, y expresamos nuestro repudio al gobierno de Netanyahu que solo aspira a dominar militarmente al pueblo palestino.

Reclamamos reconocer los derechos del pueblo palestino a tener soberanía territorial, a poder preservar su cultura e identidad, y a construir su trayectoria histórica como un pueblo libre.

Sociedad de Historia de San Antonio

TAGS: Conflicto palestino-israelí Israel Palestina

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia