#Internacional

Perú y su vértigo sociopolítico ¿Por qué le importa a Chile?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El proceso político peruano desde la instalación de la candidatura a presidente de Pedro Castillo, su triunfo y posterior instalación en la primera magistratura de la nación, se desplegó regularmente con incertidumbres sociopolíticas. Su condición de outsider de la política clásica, como se le indica en estos días, determinó su ascensión y posterior acción en su función de gobierno. Fue un actor desconocido para el resto del sistema político peruano y validado por una comunidad nacional peruana cansada del complejo agotamiento de la institucionalidad política del Perú. “Démosle la oportunidad a alguien que esté fuera de este circuito, ya que lo conocido no ha entregado el ancho” se indicaba, a propósito de dirigir los destinos de uno de los Estados nacionales más importantes de Sudamérica-Latinoamérica (crisis sistémica del ejercicio de la política práctica también se le indica).


Está demostrado que los nacionalismos exacerbados, encuentran en momentos de dispersión sociopolítica, socioeconómica y socio-territorial oportunidad de instalación y acción popular legitimando la toma de decisión de una o un presidente de la República.

La correlación de fuerza en el Congreso Nacional siempre le fue compleja para gobernar e impedir dos vacancias previas, sea por la fragmentación del mismo, como también por el comportamiento que tuvieron la/os congresistas (Perú Libre tuvo 37 bancas, oficialista y Fuerza Popular 24, fujimorista, las que se fueron realineando con las otras fuerzas del hemiciclo) y las expresiones locales, departamentales y de gobernaciones de este año 2022, donde el desempeño electoral oficialista fue bajo; sumándose su inexperiencia para lidiar con lo que muy bien describieron los teóricos de las elites, en específico Robert Michels con su vigente Ley de Hierro de la Oligarquías, haciéndole complejo el logro de la gobernabilidad. Castillo, por su origen y trayectoria estaba lejos de instalarse en ese circuito de elites diversas peruanas (complejo en cualquier país). El maestro de escuela y de izquierda sucumbió tempranamente ante esa realidad. Nunca pudo instalar un gabinete consolidado, tempranamente se le descubrieron acciones familiares y de otra naturaleza que le horadaron el prestigio y estatus personal y político.

Pedro Castillo, navegó en un sistema de partidos funcional a las diferenciadas fuerzas políticas que aglutinan algunas personalidades en la red de intereses de los grupos de poder económico y político del vecino país, con las posibilidades que permiten los contextos internacionales. Es decir, no se está frente a un sistema de partidos consolidado, con enfoque ideológico y político conocido y permanente en tiempo y espacio, tarea nada fácil por estos días, no sólo en el Perú, sino que, en varias democracias occidentales, y desde hace bastante tiempo. A propósito del clásico desafío de la representación política, puesto en cuestión más intensamente por estos días, producto de las desigualdades sociales y posibilidades de conciencia de los hechos, que permiten los medios de comunicación entre otras variables sociopolíticas, socioeconómicas, socioculturales y socio-territoriales.

También, como con otros presidentes de la república peruana, fue víctima de una arquitectura de régimen político democrático donde la relación entre el Ejecutivo y el Congreso, se ve obstaculizada regularmente, ya sea porque el primero puede constitucionalmente disolver al segundo, vía fundadas causas, cuestión malograda por el ex mandatario, acusado por estos días como un golpista (indican en el Perú que fue un suicidio político, por consignarlo de manera elegante, dado el modo en cómo se avanzó), mientras, el segundo, tiene el recurso constitucional de la vacancia, en este caso, como también le ocurrió a Vizcarra, por inmoralidad para ejercer el cargo. Fue lo que prevaleció, en esta última etapa del quehacer político peruano.

Junto con su procedencia regional desde Cajamarca, que ya implica un desafío para involucrarse en los intersticios del poder, dado que los regionalismos aún relevantes en el vecinos poder, miran con desdén a aquella/os que no provienen desde el centro del poder limeño, debió, además, lidiar con una lista de ex presidentes que estuvieron asociados a ilicitudes, durante y a posteriori de concretar sus mandatos en la primera magistratura, cuando se les investigó[i]. La dictadura fujimorista, articuló un sistema político no sólo autoritario, sino que, con altos grados de corrupción y debilidad institucional, marco referencial que muy difícilmente, puede soslayarse respecto de los altos grados de incertidumbre y desconfianza que campea en la sociedad civil y política del país. Todo ello refrendado por estudios de opinión que entregan a las expresiones políticas institucionales un respaldo poco sustantivo que no pasa del 10% en oportunidades, cuando mucho, sea para el poder ejecutivo o legislativo. Es el momento de la impolítica diría Pierre Rosanvallon, esto es, inexistencia del sentido de horizonte colectivo dados los altísimos grados de desconfianza sistémico. Ello, acompañado por una geografía de la multitud, inorgánica en lo político e ideológico. El gesto de Dina Boluarte vicepresidenta de Castillo y ahora presidenta de la República (bien cuestionada, teniendo más de 20 personas muertas por las movilizaciones contra ella y el sistema político general) de adelantar las elecciones para abril del 2023 ¿alcanzará?

¿Le importa a Chile tal situación?, ¡indudablemente que sí!, no sólo por la balanza comercial que articula con el vecino país (favorable a Perú)[ii], la cual se ve comprometida en su crecimiento con conflictividades sociopolíticas como ésta; importa, no sólo por el temor al incremento del proceso migrante que puede incrementarse, si es que la canalización de la geografía de la multitud y desconfianza asociada no es efectiva; importa no sólo por la vecindad histórica que se ha tenido, tiene y tendrá con el vecino país, sino que importa, además, porque en momentos de desarticulación ‘sistémica sociopolítica profunda’ promovida por una ‘desconfianza provocadora de impolítica’, la posibilidad de instalación en la primera magistratura de expresiones populistas que sean capaces de articular esos descontentos socio-territoriales podrían colocar, apriorísticamente, un momento de incertidumbre en las relaciones bilaterales con Chile, impactando negativamente los avances logrados. En estos momentos, los antecedentes de conflictividad limítrofe o reivindicativas, como ya lo ha consignado Antauro Humala Tasso, líder etnocacerista (hermano de Ollanta Humala Tasso), que sistemáticamente apunta a Arica y Tarapacá como territorios que deben volver a la soberanía peruana (nada nuevo por lo demás)[iii], podrían ser funcionales para propósitos cohesivos políticos y sociales, ello, sin perjuicio de una u otra manifestación en contrario que se pueda tener contra este líder. Está demostrado que los nacionalismos exacerbados, encuentran en momentos de dispersión sociopolítica, socioeconómica y socio-territorial oportunidad de instalación y acción popular legitimando la toma de decisión de una o un presidente de la República.

[i] Ver en https://www.elquintopoder.cl/internacional/la-geografia-de-la-multitud-peruana-y-el-baile-de-los-que-sobran-un-grito-de-dignidad/

[ii] Ver en http://www.elperuano.pe/noticia/195595-exportaciones-peruanas-a-chile-llegaron-a-us-7400-millones-en-ultimos-5-anos#:~:text=24%2F10%2F2022%20El%20ministro,balanza%20comercial%20favorable%20al%20Per%C3%BA.

[iii] Ver en https://www.cnnchile.com/lodijeronencnn/antauro-humala-pendiente-chile-territorios-arica-tarapaca_20221222/

TAGS: #PedroCastillo Perú

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

1 Pues, ¿hemos requerido de un Heidegger para esta constatación: “se cae en la cuenta de que Aristóteles habla hoy, de que la propia conceptualidad actual está imbuida de jerga aristotéli ...
+VER MÁS
#Cultura

Modos "difíciles” del filosofar: artificio y simplicidad. Más Aristóteles

Es lícito preguntarse si se justifica que el Estado gaste más de 1.200 millones de pesos, que salen de los bolsillos de quienes pagan impuestos, para que sus choferes o ellos mismos conduzcan esos estiliz ...
+VER MÁS
#Justicia

Corte Suprema y Contraloría General de la República

Esto es lo que vale la pena recordar, el hombre no fue un santo, al igual que la mayoría de nosotros. Pero no tenía que serlo, tenía que servir al pueblo de Chile, según su mejor saber, de acuerdo a su ...
+VER MÁS
#Política

Chile despide a Piñera

Se da el absurdo que a pesar de mostrar evidencias irrefutables de lo erróneas que son las creencias conspirativas, se tiene exactamente el efecto contrario, es decir, quienes creen en ellas reafirmaran su ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Incendios forestales y negacionistas climáticos

Popular

Se da el absurdo que a pesar de mostrar evidencias irrefutables de lo erróneas que son las creencias conspirativas, se tiene exactamente el efecto contrario, es decir, quienes creen en ellas reafirmaran su ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Incendios forestales y negacionistas climáticos

1 Pues, ¿hemos requerido de un Heidegger para esta constatación: “se cae en la cuenta de que Aristóteles habla hoy, de que la propia conceptualidad actual está imbuida de jerga aristotéli ...
+VER MÁS
#Cultura

Modos "difíciles” del filosofar: artificio y simplicidad. Más Aristóteles

Esto es lo que vale la pena recordar, el hombre no fue un santo, al igual que la mayoría de nosotros. Pero no tenía que serlo, tenía que servir al pueblo de Chile, según su mejor saber, de acuerdo a su ...
+VER MÁS
#Política

Chile despide a Piñera

Dada la inmigración masiva y su descendencia, el país va a crecer, y lo está haciendo, por lo que se debe adelantar en la planificación de los servicios que el país requiere entregar
+VER MÁS
#Política

País proactivo, activo, reactivo, pasivo