#Internacional

Obama:la muerte de un mito fundado en la paradoja

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Muy semejante a la creencia popular de que, con la ascensión de un Papa negro al trono vaticano, el mundo deberá enfrentar cambios extraordinarios – si no, el principio del fin -, la llegada de un hombre negro a la presidencia del país más poderoso del mundo, en la persona de Barak Obama, creó el supuesto de un trastorno poco menos que revolucionario, e instaló el espejismo de nuevos espacios para las minorías, especialmente en el encuentro de ese país con los pueblos al sur del río Grande. 

Mientras el primer supuesto está rodeado de supersticiones y de refinadas elucubraciones, el caso del político negro convertido en presidente de los Estados Unidos de América, no pasa de ser un episodio anecdótico para diletantes o aficionados a las paradojas políticas y culturales. Lo demostró su visita a nuestro país, donde después de un descomunal y desacostumbrado aparataje de seguridad y 20 horas de discursos y homenajes, no ha quedado nada que pudiera considerarse más trascendental que otros episodios del pasado, con los mismos protagonistas. Quizá si la cima más alta alcanzada por una idea suya en Santiago, haya sido la frase: “La democracia no se puede imponer desde afuera, tiene que ser desde el interior”. Idea completamente revolucionaria, viniendo de un político estadounidense.

Sin embargo, los chilenos pudimos constatar que el presidente norteamericano, más allá del color de su piel, es el remedo de la política tradicional de Estados Unidos con los países del sur, donde se cuidó de venerar la seguridad, de promover la colaboración económica, aparte de reconocer verdades tan obvias como que en nuestra región “perduran abismales desigualdades” y “el poder político y económico con demasiada frecuencia está concentrado en las manos de pocos”. Se preocupó, también, de exaltar hábilmente (por omisión) el desdén para con los rebeldes (Ecuador, Venezuela y Bolivia), poniendo en tela de juicio el respeto por lo distinto y por la independencia de los pueblos. Al revés, su presencia viene a reeditar el modus operandi tradicional de la política norteamericana hacia sus vecinos del sur. Hijo de madre blanca, hay que reconocer que Barak Obama no es un negro comprometido con la raza negra de Harlem. Antes lo es de la clase culta norteamericana; y él mismo es parte del poder de la maquinaria burguesa estadounidense. Formado en su seno, tiene las mismas obligaciones fundamentales que un blanco: respetar el status  vigente y luchar por mantener la hegemonía de su país en el mundo.

Pero al revés de su antecesor, es justo reconocer que trajo consigo un arma vieja y noble, como es la palabra. De modo que, por lo menos, en términos relativos, le ha devuelto la serenidad de acción al cargo de Presidente de los Estados Unidos. Mal informado y desconocedor de la sensibilidad de los chilenos sobre la cuestión de los derechos humanos, al ser preguntado por su posición respecto de la colaboración de su país en las investigaciones sobre el presunto asesinato del ex presidente Frei Montalva, y de la muerte de Salvador Allende, ni siquiera se la jugó por los matices, sino que simplemente nos informó de la conveniencia de dejar atrás esas dolorosas experiencias y centrarse en el presente. Quizá las minorías raciales y los pueblos originarios, esperaban que asociase esos derechos a los suyos, y los propusiera como tema de redención en todo el hemisferio (¡oh, decepción!). Aquel desliz constituyó una flagrante e incómoda contradicción, puesto que, abogando por una nueva era de alianzas, se manifestó por la democracia y a favor del respeto de los derechos humanos, pero se saltó el paso obligado para hacer viable tal pretensión: que no hay cultura ni aprendizaje de derechos humanos posible sin la memoria permanente de los crímenes de lesa humanidad.

Obama es parte del sistema. Correctísimo en el vestir, su pulcritud lo revela como un animador del orden y la correcta apariencia; un orden que abriga y exalta el poder político y social de los norteamericanos. Llegó al gobierno precedido de una impronta cautivadora para las masas; capaz de soltarse la corbata y desabotonarse la chaqueta para ofrecer a esa muchedumbre de negros, latinos y caucásicos, que finalmente le dieron su voto, promesas incumplidas. Como rejuvenecer la política vieja y trasnochada, con olor a pólvora  del hombre blanco; o regresar la política estadounidense, de la  vejez a la juventud. De hecho, ofreció la realización de un sueño imposible: una especie de reconversión  para abrazar la limpieza de procedimientos en sus relaciones internacionales. Algo así como recuperar la inocencia, después de la gestión de Bush.

Pero, ¿qué ha quedado para nosotros detrás de esta visita? Nada que no sea una sensación de frustración y sentimientos de duda.

————–

Foto: mediajorgenyc / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

23 de marzo

Desde hace ya un tiempo que Obama evidenció que nada de lo esperado con su llegada al trono del imperio ocurriría, solamente más de lo mismo con un tipo algo mas inteligente que el idiota de Bush hijo, tan inteligente que ha sabido continuar gobernando para los poderosos. Es por ello que el sentimiento de frustración ya formó parte del resto del mundo, que pensaba que algo cambiaría, hace bastante rato, solo por citar un ejemplo ocurre que guantánamo aún existe, habiendo prometido que lo clausuraría. Pienso que su visita solo obedece a la solemnidad con aquellos paises supuestamente más «desarrollados», siempre desde un prisma económico. Y Chile es aquel que mejor responde al modelo neoliberal imperante en la actualidad, incluso puedo asegurar que responde al voraz modelo neoliberal de mejor manera que EEUU.

Djessy

17 de julio

Rosa Chiclete: minha pele e9 oleosa, mas tetsei em condicoes bem favore1veis (ar condicionado fortao)Oriflame: se vc estivesse falando de uma marca brasileira, seu comente1rio viraria um post a respeiro de tudo o que a gente MAIS ABOMINA que uma marca fae7aRe: eu espalhei com os dedos mesmo, como e9 bastao e sequinha, fica fe1cil. Mas nao tetsei nem com pincel nem esponja (ainda)slashemariana: acho que vc lea o Vnf? he1 bem pouco tempo ne9? rs

24 de marzo

Esta especie de decepción por escrito, cuando describes como llegó Obama al poder, con promesas y fantasías para la masa, me parece aplicable a toda clase de líder y caudillo político, ya sea el presidente de los Estados Unidos o Raúl Castro, sea de color, o provenga de las «clases populares».

Todo el cuento en torno al poder, sigue siendo cuestión de élites, y ojo, que el elitismo no es exclusivo del «capitalismo» o de “los burgueses” sino de cualquier tipo de estructura de poder, incluso de aquellas que se presumen como igualitarias o revolucionarias.

Todo esto no fue más que otro de tantos regocijos que las élites se confieren cada cierto tiempo, el directorio político, para sí mismo. Porque en el fondo, sea cual sea el gobierno y la etiqueta que se coloque, ya sea Chávez u Obama, o cualquier otro, siguen sustentándose en el viejo principio monárquico, donde la masa se limita a admirar como un rebaño de idiotas a supuestos iluminados…

Saludos

30 de marzo

Tu observación da para una discusión de otro giro. Y muy difícil, por la complejidad del tema. En todo caso, no soy tan pesimista como para delimitar el ejercicio del poder a elites cerradas incapaces de conceder espacio a la originalidad y la innovación (no iría con los tiempos hoy). Creo en la emergencia de las individualidades sobresalientes dispuestas a romper con los prejuicios, incluso con los intereses creados; y capaces de conformar estructuras de gobierno movilizantes, entre sus iguales. De otro modo, el mundo no tendría ninguna salida a su desesperación. Aparte de que la Historia está llena de ellas. Un abrazo (perdona la demora de este intercambio).

Angel

17 de julio

Sere1 que se eu ficar plantada na porta do «fe9xion uedqui» eles me deaixm entrar??? Nem que seja sf3 pra dar uma glamourizada no picume3 no estande/espae7o/lounge da Seda… heheheheMf3rri de inveja de vcs! Quem sabe um dia eu me mudo pra SP e consigo participar desses treco…d3, tf4 indo praed amanhe3, se tiverem um tempo livre no feriadf3n, mandem email please pra gente dar um role9 na Liberdade! bjo!

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?