#Internacional

Noruega, nacionalismo y horror

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

He leído y escuchado diversas informaciones respecto de lo ocurrido en Noruega. Resulta impactante leer cómo Anders Behring Breivik desarrolló un plan macabro y, al mismo tiempo, eficiente (para sus objetivos). No creo que se haya sentado tres días antes a pensar cómo haría todo lo que hizo. Esto es resultado de mucho tiempo de planificación y autoconvencimiento, ¿de qué otra manera podríamos comprender lo que, según los medios, declaró ante la policía?: su acción era “atroz pero necesaria”.

Toda esta mezcla de desconfianzas, odios y violencia, parece tener un primer elemento de desarrollo, una especie de semilla, que cuando cae en tierra fértil, termina generando infiernos como el que se vivió en el país de norte de Europa. Me refiero al nacionalismo.

Hace algunos años leí un artículo esclarecedor del filosofo chileno Humberto Giannini, titulado “El Nacionalismo como texto”. Si hay algo que siempre recuerdo de ese escrito es su definición del nacionalismo como una ideología negativa, en particular por las aspiraciones sociales silenciadas en su texto visible. Decía el profesor Giannini “a partir de su exigencia de unidad nacional como valor absoluto y permanente, el nacionalismo pretende suspender todo debate sobre los problemas estructurales de una sociedad: los problemas de convivencia y participación”.

El texto es de los años ochenta y está inmerso en la realidad política engendrada por la dictadura chilena. Sin embargo, el principio que fija es bastante aceptable para hoy enjuiciar el nacionalismo.

Donde sea que se desarrolle, el nacionalismo contiene ideas de superioridad que llevan, a quienes lo erigen como la base de su actuar político o social, a transformarse en los peores demonios que una sociedad pueda enfrentar.  

Es necesario reflexionar respecto a este tema. En países como Chile hoy es políticamente incorrecto declarase, por ejemplo, racista, pero si se trata de un nacionalista, nuestra sociedad tiene la lamentable inclinación a prestarle cierto abrigo. El nacionalismo es capaz de presentarse como la gran herramienta para invisibilizar problemas estratégicos que, de no ser efectivamente enfrentados, jamás dejaran dormir tranquila a ninguna sociedad. Si pensamos en el caso de Noruega, incluso aún enfrentando muchos de esos problemas, nada indica que los peores temores podrán desaparecer ¿Por qué? Simplemente por que existen los intereses, de diversos grupos, que preferirán en muchos casos ver sometida la sociedad ante el temor y la incertidumbre a simplemente caminar pacíficamente hacia una sociedad más justa e igualitaria.

En Chile no podemos seguir jugando, como sociedad, con el tema del “interés nacional” o la “unidad nacional”, cuando en realidad no hemos sido capaces de definir quienes fijan esos intereses y cuáles son sus objetivos finales.

Y para qué decir, menos hemos sido capaces de conversar en serio sobre problemas estratégicos de nuestro país en ámbitos como el político, económico y social. ¿La superación de esos problemas estratégicos garantiza una paz absoluta? Por lo visto en Noruega, no. Pero lo interesante, es que por lo mismo, este evento ha sido algo destacado a nivel internacional. Muchas más personas mueren en otras latitudes, producto de guerras, hambrunas, enfermedades, narcotráfico, fanatismos de todo tipo, pero por su contexto de precaridad hemos naturalizado dichas atrocidades.

Lo ocurrido en Noruega nos recuerda que una sociedad no puede dejar pasar las atrocidades e injusticias. Es la única forma de no considerarlas algo normal o de sentido común. Ese debe ser un principio aplicable tanto para el mundo desarrollado como para las sociedades que aún no han logrado alcanzar esos niveles de bienestar. E insisto, para que estás últimas alcancen un mejor futuro, no puede olvidarse que las injusticias existentes en su seno no se pueden guardar bajo la alfombra, deben ser enfrentadas y corregidas, es la única manera de asegurar su superación.

Vaya un fraternal saludo para la sociedad noruega en su dolor de hoy, pues compartimos, en distinto grado y forma, el mismo gran problema… el peligro que genera que algunos pocos crean que pueden interpretar a toda una sociedad y por ello cometer las bestialidades más absolutas.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de Julio

Nacionalismo, fascismo, socialismo, comunismo, cristianismo, islamismo; todos han hecho los mismo asesinar a quienes piensan distinto…….

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Millones de mujeres migrantes indocumentadas están con Kamala, ven en ella una luz para salir de las sombras y tener acceso a los derechos laborales, poder tener acceso a una residencia y posteriormente a ...
+VER MÁS
#Sociedad

Kamala, ¿luz para las mujeres migrantes?

Nuevos

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Millones de mujeres migrantes indocumentadas están con Kamala, ven en ella una luz para salir de las sombras y tener acceso a los derechos laborales, poder tener acceso a una residencia y posteriormente a ...
+VER MÁS
#Sociedad

Kamala, ¿luz para las mujeres migrantes?

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal