#Internacional

La ciudad y la ideología que la destruye

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El desaparecer de la ciudad en el olvido, porque ya no se la ve, es un fenómeno que no es necesariamente del pasado, ya sea el mítico, o el histórico. Por ejemplo, la desaparición de la gran ciudad antigua de Delos, que hoy nadie recuerda. Lo propio de las ciudades es estar siendo iluminadas desde un cierto mito que las hace resplandecer, y en la medida que lo estén como Roma, Londres, París, Berlín, Tokio, Río de Janeiro, New York, y otras, ellas siguen allí dando y dando luz; de todo tipo, desde la que se ve desde los satélites y aviones a la que se ve en la redes sociales, pasando por la que generan los campos de negocios financieros y especulativos.

Pensemos en Londres: dos mil años de visibilización y sigue presente dando luz no solamente a Inglaterra o al Reino Unido, sino al mundo entero. Es como un faro planetario, y al parecer todavía dará mucha luz por décadas. Ni los actuales problemas como las crecidas del Támesis, los atentados terroristas del IRA o de Al Qaeda, los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, las crisis financieras, políticas, o el Brexit, han podido con Londres. Allí sigue junto a sus leones y dragones. Son estos leones los que iluminan a Londres y cual Aslan de C. S. Lewis la mantienen viva. Sus leones son sus dioses que la iluminan. 


Ante la ausencia del Dios y el advenimiento de la oscuridad buscamos refugio, hogar, calor, color, fuego, luz en tierras ya empíricas, como virtuales e inconscientes, que nos den acogida comunitariamente. Y en ello detener la ideología imperante actual del capitalismo militarizado, y así esta ideología no siga avanzando con su manto de oscuridad y olvido

Pero hoy, ante nuestros ojos, también se está produciendo la desertificación y oscurecimiento de la ciudad. Es cosa de pensar en Agdam (Azerbayán) una ciudad de 150 mil habitantes que se convirtió en desértica en 1993 por la guerra de Nagorno Karabahk. Todos huyeron de allí. Lo mismo ocurrió en 1974 en Famagusta, Chipre, cuando fue invadido por los turcos. Ya no queda nadie allí. Prypiat, Ucrania, la ciudad cercana a Chernobyl, también fue abandonada. Los casos son muchos y es cosa de ver lo que ocurre en las guerras actuales de Oriente en Siria e Irak, por ejemplo, para ver cómo las ciudades se vuelven fantasmas y de forma muy rápida. Dicho, poéticamente, con Kavafis, el “Dios” las abandona y ante esto no se puede detener el avance de la oscuridad. Un avance constante e inexorable que como en un cuento de los Hermanos Grimm, la oscuridad se cierne sobre la ciudad, así como en la La historia sin fin del alemán Michel Ende de 1974. Se ve venir la oscuridad y ante ella no se puede hacer nada, simplemente huir. Todos huyen de la ausencia de luz.

Hoy vivimos en el Reino de la Oscuridad, en dialéctica con el Reino de la Luz: es el problema de la ideología que he tratado latamente en mi libro Hegel y las nuevas lógicas del mundo y del Estado (Akal, 2016). En los claro-oscuros de las tierras acontece la posibilidad de crear mitos para albergar formas habitables de vida humana. Pero a lo mejor, todavía no se entiende cómo Apolo dejó a Delos sumido en la oscuridad. Y la abandonó y todos sus habitantes tuvieron que huir. Es el fenómeno de los refugiados que todavía hoy vivimos y de forma dramática. Miles al día huyen de sus territorios por distintas razones y buscan alguna tierra que los pueda albergar. Ese fenómeno de los refugiados, como de los miles de sirios que llegan a Europa vía Islas del Egeo, es muy antiguo. Ante la ausencia del Dios y el advenimiento de la oscuridad buscamos refugio, hogar, calor, color, fuego, luz en tierras ya empíricas, como virtuales e inconscientes, que nos den acogida comunitariamente. Y en ello detener la ideología imperante actual del capitalismo militarizado, y así esta ideología no siga avanzando con su manto de oscuridad y olvido.

Columna publicada en: Foro Valparaíso
TAGS: #Filosofía #ForoValparaíso #Ideología

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica