#Internacional

España: Algo se mueve

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ya es tiempo de que la vieja España salga de su mediocridad política. El régimen del 78 da sus últimos balbuceos. La transición no quedó cerrada. Veremos. “La historia es nuestra, y la hacen los pueblos”, dijo alguna vez Salvador Allende.

Vientos de cambio surcan la política mundial, y en España la materialización de este hecho incontestable ha quedado reflejada en los resultados de las elecciones al parlamento de la Unión Europea del domingo pasado. ¡El empoderamiento de los ciudadanos está en marcha!

El 15 de mayo de 2011, y tras 40 días de acampada ejemplar en la madrileña Puerta del Sol, una manifestación multitudinaria de diversos colectivos ciudadanos tomó la calle con el objetivo de promover una democracia más participativa, alejada del bipartidismo casi endémico de la realidad política española, dominado desde 1978 (transición de la dictadura a la democracia) por el Partido Popular (derecha) y el Partido Socialista Obrero Español (socialdemócratas), “PPsoe”, y contra la política neocapitalista instalada en Europa desde el thatcherismo de los años 90, seguida por bancos y corporaciones (se decía: «No somos marionetas en manos de políticos y banqueros»). El contagio del 15M se extendió a la mayoría de los estados europeos, y a otros países, y en algunos fue llamada “nueva primavera”.

A partir de esta multitudinaria manifestación, surgieron en España infinidad de colectivos de ciudadanos que salieron del letargo de una sociedad instalada en la mal llamada sociedad del bienestar. Unos se llamaron mareas (verde, de la enseñanza; blanca, de los médicos; amarilla, de las bibliotecas; roja, contra el desempleo, etc.); otros “No les votes”, “Juventud sin futuro”, “Ponte en pié”, “Democracia real ¡Ya!”, “Stop desahucios”, etc. Las acciones fueron y son múltiples, y entre las más importantes la de “Plataforma de afectados por las hipotecas”, PAH, consiguiendo paralizar más de dos mil desahucios originados por la crisis económica, fundamentalmente inmobiliaria, y otros tantos realojamientos de personas.

Valgan estas líneas como contexto del objetivo de este breve artículo. El domingo en la noche, se comunicaron los resultados de las votaciones para la elección de los cincuenta y cuatro representantes de España en la cámara de diputados de la Unión Europea. ¡Y el bipartidismo se quebró! Los resultados de los dos grandes partidos, antes mencionados, no dan una mayoría amplia. Sin embargo, entre el resto de partidos se encuentra uno, nacido al espíritu del 15M, fundado el 11 de marzo de este año, que ha conseguido 5 diputados (1.245.948 votos, el 7,97% del total): PODEMOS.

¿Qué es PODEMOS? El origen de PODEMOS se encuentra en el manifiesto “Mover ficha: convertir la indignación en cambio político” con la intención de crear una candidatura que concurriese a las elecciones europeas de mayo de ese año, con el objetivo de oponerse, desde posturas de izquierda, a las políticas de la Unión Europea para la crisis económica. Su programa fue elaborado participativamente (vía on line) entre los ciudadanos que libremente aprovecharon la ocasión para salir de la indignación a la acción política; así como, por primera vez en nuestro país, la organización de primarias de modo abierto, con la aquiescencia de los círculos creados a lo largo de la España peninsular e insular. Las finalidades claras, y por qué no utópicas. Sintéticamente: auditoría de la deuda nacional; fin de los paraísos fiscales; renta básica para todos; real separación de poderes; fin de “la puerta giratoria” (compartir cargos, o asumirlos una vez abandonada la política directa); limitación del sueldo de los eurodiputados (actualmente cada eurodiputado maneja 500.000 euros anuales, sueldo y gastos); extensión de las iniciativas legislativas populares y presupuestos participativos en la UE; derecho a la libertad de expresión y manifestación, a una vivienda digna y a decidir sobre el propio cuerpo; plan de choque contra la desigualdad entre mujeres y hombres; derogación del plan Bolonia (directiva europea para una Universidad europea); eliminación de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y prohibición de la llamada “directiva de la vergüenza”; y abandono de la suscripción del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, así como una revisión de estos con América Latina.

Hoy rugen los tertulianos mediáticos; la casta de los políticos de derechas de pro, como siempre, infunden el miedo; la izquierda socialista replantea su rol en la política española y europea… y los ciudadanos que votaron PODEMOS, en su mayoría jóvenes, pasan de la indignación a la esperanza. Como ha declarado Pablo Iglesias, profesor universitario y líder de PODEMOS: “Mañana -ha dicho- seguirá habiendo seis millones de parados y desahucios por lo que, a partir de mañana, trabajaremos con otros partidos del sur de Europa para decir que no queremos ser una colonia de Alemania”.

Ya es tiempo de que la vieja España salga de su mediocridad política. El régimen del 78 da sus últimos balbuceos. La transición no quedó cerrada. Veremos. “La historia es nuestra, y la hacen los pueblos”, dijo alguna vez Salvador Allende.

———–

Foto: Ana Gironés / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática

El balance de este esfuerzo por llevar a la práctica el proyecto social de un buen vivir demuestra las complejidades que implica, y expone las fuerzas sociales opuestas que enfrenta.
+VER MÁS
#Política

El Yasuni: una política concreta de aplicación del buen vivir

La derecha tiene el derecho a desmarcarse del fascismo, pero no tiene derecho a mentir con un desprecio absoluto por la historia,
+VER MÁS
#Política

La mentira que difunde la derecha en redes sociales

La apelación a la tradición ("ad antiquitatem") es una tradicional falacia lógica. El que algo se haya venido practicando desde tiempos pasados, no permite concluir por sí solo que haya contad ...
+VER MÁS
#Política

Tradición de crueldad

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Es un generalizado negacionismo cultural de la otredad, lo distinto, lo ajeno, lo que desagrada o molesta.
+VER MÁS
#Sociedad

Bloqueo, censura, veto o anulación