#Internacional

El río Silala y la bolivianidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Las relaciones entre los estados de Bolivia y Chile, que se vienen judicializando en la Corte Internacional de Justicia de la Haya, ofrecen múltiples perspectivas analíticas. Unas van desde las necesidades que tiene Bolivia para consolidar los Proyectos Políticos de Desarrollo Nacional gestionados por un gobierno de turno, en esta oportunidad, el de Evo Morales, hasta las referidas a los nacionalismos chovinistas que se encuentran en la sociedad boliviana, como también en la nuestra y cualquiera.


Chile no se equivocó en su demanda contra Bolivia por Silala, porque es una oportunidad para discutir y explicar desde lo particular en instituciones multilaterales e internacionales, cómo la política exterior de Bolivia ha sido agresiva con la chilena que siempre ha estado abierta al diálogo.

En estas posibilidades de análisis, hay una que interesa, y es el referida a la necesidad permanente de lograr una bolivianidad que se construya desde la toma de razón de una Conciencia Nacional que coloca en entredicho, sino toda, una gran cantidad de acciones de tipo político, económico y cultural de Bolivia, previa a la Guerra del Chaco (también su historiografía), entendido como Momento Constitutivo inicial de Conciencia Nacional. Dicho momento, tendría traducción política efectiva en la Revolución Nacional del año 1952, la cual sentaría las bases para replantearse la historia y todo lo que con ello involucra, desde la política, la cultura y el fenómeno económico. Desde ahí entonces, pareciera ser, existiría una fundada necesidad de redimensionar lo que fue Bolivia en su integralidad, entre ellos, los temas limítrofes-territoriales, ya que los mismos no responderían a una bolivianidad genuina, sino a los intereses oligárquicos-burgueses mineros y terratenientes nacionales e internacionales.

Este hecho de la década de los 50’, retomaría nuevos bríos, a propósito de las acciones que emprendió el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) boliviano, el cual tuvo y tiene aún una fuerte imbricación entre las definiciones propias de la mayoría poblacional boliviana, representada en pueblos originarios y mestizaje (campesinos y mineros) que proyectan una cosmovisión particular de sociedad que se imbrica con los clásicos discursos nacionalistas propios de las sociedades occidentales, los que posibilitaron la configuración de los Estados – Nacionales como se conocen, sin perjuicio de las tensiones que evidencian en momentos de Mundialización/ Globalización.

En esta línea, entonces, la solicitud de Chile al Tribunal Internacional de la Haya para que determine la significación del Silala (Manantial o Río internacional), no hace más que ser coherente con la definición que busca una bolivianidad en Conciencia Nacional, donde, cada una de las acciones que el Estado Nacional boliviano tomó hasta antes de las década de los 50’, deben ser revisadas y colocadas en el nuevo contexto nacional a propósito del Proyecto Político de Desarrollo Nacional; proyecto vigente y sostenido por una correlación de fuerza que se encuentra sometida a los embates del ejercicio de la política. Si se instalase otra correlación de fuerza, de signo distinto, quizás las definiciones de Política Exterior variarían, postergando la vigente, pero no necesariamente el sustrato político ideológico inaugurado en la década de los 50’, el cual imprimió un imaginario nacional demandante de revisión de los acuerdos internacionales, prioritariamente con Chile.

En este marco, ¿Chile tenía margen para no hacer lo que hizo respecto del Silala? Chile, en el entendido que comprende esta situación político cultural identitaria de Bolivia ¿se equivocó con la demanda? La respuesta a ambas preguntas debiese ser un ¡depende! Si el análisis se realiza desde cómo operan las Políticas Exteriores de los Estados, las cuales tienen efectos en la política interna en el corto plazo, Chile no se equivocó, ya que, según encuestas realizadas, un importante número de nacionales de Chile, ha evaluado, satisfactoriamente la acción. ¡Hasta cuando se aguanta tanto a Evo Morales! Bachelet, sin perjuicio de sus equívocos, representa la institución de Presidente de la República.

Por otra parte, si el análisis se realiza desde la Política Exterior como expresión de acción concreta en la comunidad/sociedad internacional, tampoco se equivocó, ya que hay una oportunidad de polemizar en instituciones multilaterales para explicar desde lo particular (Silala), cómo la política exterior de Bolivia ha sido agresiva con la chilena, la cual siempre se ha mostrado proclive al diálogo y en el respeto del Derecho Internacional, el cual, una vez más, consagra por medio de este acto.

Mientras, de paso, algunos Estados tomarán nota para defender los procesos de integración regional desde el respeto de los límites.

TAGS: Bolivia demanda Silala Política Exterior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!