#Internacional

El golpe palaciego en el PSOE

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La dimisión de Pedro Sánchez a la secretaria general del PSOE tiene una cruda traducción. Su caída se debe a su oposición a un gobierno del Partido Popular de Rajoy, como lo demandaba la elite financiera y los conglomerados mediáticos, y por insinuar que intentaría un gobierno alternativo con Unidos Podemos y los partidos nacionalistas.


No se ha discutido ni la política de alianzas ni sobre el tipo de gobierno que necesita España; solo ha sido una descarnada lucha por el poder del aparato partidario.

¿Por qué montar un golpe palaciego tan desproporcionado y que tanto daño hace a todo el partido y a la izquierda en general? Sin duda, el objetivo principal del mismo es permitir, mediante la abstención del PSOE, la investidura de un nuevo gobierno de Rajoy -cuyo partido esta enfangado por la corrupción- evitando la materialización de un gobierno alternativo al Partido Popular.

La virulencia de la ofensiva para defenestrar a Pedro Sánchez de la Secretaria General deja como una batahola menor a la última temporada de “Juego de Tronos”. Ha sido un golpe tortuoso y metafóricamente sangriento.

Ahora los críticos de la estrategia de Pedro Sánchez van a construir un relato para abstenerse en las Cortes (Congreso) y facilitar que gobierne Rajoy y, posteriormente en la oposición llegar a las próximas elecciones con las posibilidades de revivir el bipartidismo, objetivo imposible de materializar considerando que el multipartidismo ya se consolido en ese país, con la emergencia de nuevos partidos de carácter nacional, las confluencias territoriales e independistas u otros grupos municipalistas -que representan lo nuevo y porque llegaron sin casos de corrupción ni contradicciones- conectando con las nuevas demandas de la sociedad movilizada.

Por otro lado, la cuestión catalana y vasca por el derecho a decidir -asunto al que el PSOE no tiene una respuesta univoca para articular las diferentes nacionalidades en el Estado español- lo ha afectado electoralmente en esos territorios. También ha influido en su desgaste el que no tenga una oferta creíble a las políticas neoliberales aplicadas en Europa, políticas que están empujando a la precariedad y a la miseria a sectores más amplios de la sociedad.

El declive electoral del PSOE tiene múltiples orígenes y no empezó con Pedro Sánchez. El primer remezón lo tuvo en 1996 cuando Felipe González fue derrotado por José María Aznar. Y el segundo remesón en 2011, con Zapatero en el gobierno, perdió 59 escaños y 4 millones de votos. La forma en que el Gobierno de González gestionó las privatizaciones de empresas públicas y, de paso, la introducción de las puertas giratorias desde el Estado a las empresas privatizadas -con casos de corrupción anexos- son un precedente; mientras que durante el gobierno de Zapatero se inauguró la receta de la austeridad y el rescate a la banca para afrontar una crisis económica que multiplicaba despidos e índices de desigualdad. En definitiva, los predecesores de Pedro Sánchez marcaron la tendencia a la baja.

El PSOE  va a salir fuertemente dañado de la actual guerra interna. Porque en esta batalla no han aparecido ideas o proyecto político que permita dar el mínimo salto hacia adelante. No se ha discutido ni la política de alianzas ni sobre el tipo de gobierno que necesita España; solo ha sido una descarnada lucha por el poder del aparato partidario. Se continúa actuando como si el bipartidismo no estuviera hecho trizas, soslayando asumir una nueva ruta estratégica para viabilizar un gobierno de izquierdas en un escenario donde ese sector tiene expresiones en distintas formaciones políticas -lo que obliga a pactos con otros partidos- ya que con 85 escaños en solitario es irrisorio pensarlo. Tampoco los críticos de Pedro Sánchez han sido explícitos si anhelan una gran coalición al estilo alemán que derechice definitivamente el partido.

Lo único que han logrado es sellar definitivamente el declive imparable del PSOE, entregándole el votante sociológico de izquierda y progresista a Podemos. Es previsible, que en el caso que siga sin resolver los dilemas vitales respecto de su futuro y no reconozca que el fin del bipartidismo obliga a pactar con otros sectores de la izquierda emergente, este partido pueda sufrir la misma suerte que el Pasok griego.

TAGS: #Podemos #Podemos España #PSOE España

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?