#Internacional

Consenso y razón de Estado en la política exterior de Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Considerar a la política exterior de Chile como una política de Estado, se ha convertido en un lugar común, una palabra talismán usada para conjurar la diferencia y evitar la discusión. Cosa distinta es afirmar que, en este ámbito, “deben” producirse acuerdos, pues se requiere toda la potencia de un amplio consenso para proyectar con éxito los intereses nacionales, sobre todo en un sistema internacional donde el poder es fluido y la incertidumbre su característica más relevante.

Tampoco cabe hablar ya del “interés nacional” como regla suprema, sino de la suma variopinta de intereses ciudadanos, definidos tras una adecuada deliberación democrática.

Se supone que la razón de Estado se aplica para incrementar la influencia de los países y darle continuidad en el tiempo, todo ello considerado como una dimensión privilegiada de la política, aunque tal interpretación haya sido cuestionada por las transformaciones radicales de la post Guerra Fría, origen de un sistema internacional globalizado, con variados actores y sin hegemonías claras, donde la distinción entre los ámbitos interno y externo se diluye progresivamente.

Por ello, las políticas exteriores se han politizado y pasaron a ser materia del debate doméstico, justificando los consensos sólo si se reconoce la existencia de asuntos esenciales que se sustraen de la cotidianidad democrática. Tampoco cabe hablar ya del “interés nacional” como regla suprema, sino de la suma variopinta de intereses ciudadanos, definidos tras una adecuada deliberación democrática.

En esta perspectiva, es más probable alcanzar acuerdos mínimos compatibles con el cambio permanente. Al contrario de lo que sucede en el caso chileno, donde el consenso se opone a la idea de cambio y no requiere la ratificación de la sociedad, puesto que se conforma con la ausencia o debilidad de visiones alternativas.

Se trata, en realidad, de un consenso hegemónico ante la fuerza que por diversas causas poseen grupos y estructuras protagónicas en la transición democrática (1990-2010). Si a esto agregamos la falta de debate y el secretismo con que se tratan estos temas, nos encontramos con una excesiva personalización y con la inexistencia de opciones explícitas.

Cuando asumió Michelle Bachelet su segundo periodo presidencial, parece inaugurarse un “nuevo ciclo” político. Ello también debe reflejarse en la proyección exterior del país. Si esta situación existe, el pretendido consenso se desvanece, aunque los poderes fácticos se resistan a aceptarlo, requiriéndose construir un consenso verdadero, que no tema a la crítica, a la confrontación y al debate, indispensables en un Estado democrático.

En todo caso, la búsqueda de estos acuerdos mínimos implica intentar converger en las líneas esenciales, las prioridades y los principios básicos que definen la política exterior, dejando los objetivos tácticos, el desarrollo, el despliegue concreto y la articulación práctica a proyectos específicos de partidos y Gobiernos.

Del resultado de la libre confrontación de ideas se deriva la viabilidad de un consenso que creemos positivo, aunque si eso no es posible podrán deducirse los límites al disenso, haciendo posible proyectar al extranjero una identidad nacional íntegra o parcial, con probabilidades ciertas de hacerse realidad.

Cristián Fuentes. Académico Escuela de Ciencia Política-UCEN

Foto: redinnovagro

TAGS: Política Exterior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President

Todos sabemos que las resoluciones del ente fiscalizador son vinculantes y es más, obligatorias, para los servicios de la administración del Estado y por ello esperaríamos que el Director de Obras inicie ...
+VER MÁS
#Ciudad

Alcaldesa Evelyn Matthei desobedece a la Contraloría