#Internacional

Chile y sus relaciones con el vecindario ¿Cuál es el camino?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El camino que debe seguir Chile para mejorar las relaciones exteriores con Perú, Bolivia y Argentina pasa en general por dejar de lado la actitud de confrontación, para ahora propiciar la integración. Pero no se trata de una integración cualquiera, sino que de una de carácter sectorial / territorial,  teniendo siempre en cuenta las características comunes de espacios que, pese a estar divididos por las fronteras, pueden complementarse y potenciarse mutuamente hacia el futuro.

Nuestro país, de un tiempo a esta parte, se ha visto enfrentado a una serie de inconvenientes en su propio “vecindario”, situación que se ha traducido en una permanente sensación de enemistad, confrontación y fragilidad en las relaciones con países que, por el contrario, debieran idealmente ser nuestros principales aliados en las más diversas materias en post del bienestar común del subcontinente.

La reciente sentencia de la Corte Internacional de la Haya ante la demanda marítima presentada por los peruanos, así como también la posterior iniciativa llevada a efecto ante la misma corte por los bolivianos (ahora por una salida soberana al mar), respaldan la tesis relacionada con la existencia de una especie de “crisis” en el manejo y gestión de las relaciones exteriores de parte del Estado de Chile; mientras que para otros personeros, lo anterior sólo es un indicio de “populismo” de los gobiernos de los países aludidos y que además refleja cómo el Estado, a pesar de las presiones, se ha mostrado respetuoso en el tiempo del derecho internacional y, por ende, de los acuerdos firmados en el pasado.

Frente a esto, más que profundizar en el cómo se llegó a estar constantemente demandado, conviene mirar hacia adelante y con ello hacer de esta coyuntura una verdadera oportunidad para mejorar, profundizar y realmente desarrollar alianzas y redes de cooperación transversal. Pero para que aquello sea factible, se requiere a lo menos de los siguientes pasos:

1) Transitar desde una actitud defensiva a una propositiva / constructiva. El Estado de Chile y los Gobiernos de turno solamente se están limitando a defender férreamente su posición que, por cierto, en nombre propio tienden a generalizar como la opinión de “todos” los chilenos. El camino pasa por proponer a los vecinos alternativas que escapen lo exclusivamente territorial y con ello evitar, desde los acuerdos bilaterales, llegar a instancias internacionales, que sólo dan cuenta de la incapacidad de dialogo. ¿Por qué esperar demandas en cortes internacionales para comenzar a mejorar nuestras relaciones con el vecindario?

2) Integración en post del desarrollo local e interregional. Tras ese cambio de “mentalidad”, el siguiente paso involucra que desde las administraciones locales (municipios, intendencias, etc.) y con el debido respaldo gubernamental, se impulse la integración y cooperación con territorios fronterizos en base a alianzas estratégicas que apunten al desarrollo en ámbitos concretos (turístico, educacional, científico, entre otros). Así por ejemplo, las relaciones entre Arica y Tacna (Perú), San Pedro de Atacama y Uyuni (Bolivia), Arica e Iquique y La Paz (Bolivia) Santiago y Mendoza (Argentina), Puerto Montt / Osorno y Bariloche (Argentina), Puerto Natales y Calafate (Argentina) son sólo ejemplos claros en dónde se deberían formar verdaderos “sistemas territoriales” de trabajo conjunto, pues claramente estos lugares comparten elementos comunes que hacen más propicio un trabajo colaborativo y no competitivo como el que predomina en la actualidad.

3) Profundización de experiencias recientes y/o actuales. Construir con bases ya probadas siempre será una buena estrategia para mejorar las relaciones internacionales. Contrariamente a lo que muchos se tientan a creer, las relaciones con el “vecindario” no están congeladas, sino que es una creencia que desde la “clase política” y los medios de comunicación se extrapolan a la sociedad. Experiencias de integración existen. Juegos deportivos binacionales (Juegos de la Araucanía), diversos congresos científicos y académicos internacionales (Estudios Regionales de la Red Sinergia), intercambios estudiantiles entre universidades de los países aludidos (Alianza del Pacífico), alianzas con objeto de promocionar el turismo (caso de Tacna y Arica), acuerdos de complementación económica (caso ACE 22 Chile y Bolivia), son sólo algunas instancias de permanente interacción entre Chile y sus países limítrofes. Pero estos aún son insuficientes, y para ello las universidades, empresas y la mismísima sociedad civil, en directa sintonía con el gobierno, tienen mucho que decir a objeto de incrementar cuantitativamente estas iniciativas.

En conclusión, el camino que debe seguir Chile para mejorar las relaciones exteriores con Perú, Bolivia y Argentina pasa en general por dejar de lado la actitud de confrontación, para ahora propiciar la integración. Pero no se trata de una integración cualquiera, sino que de una de carácter sectorial / territorial,  teniendo siempre en cuenta las características comunes de espacios que, pese a estar divididos por las fronteras, pueden complementarse y potenciarse mutuamente hacia el futuro.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos