#Internacional

Brasil: La embestida delirante para destruir una nación

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Solo para certificarlo con las encuestas. El gobierno Bolsonaro es el peor evaluado en los primeros tres meses entre todos los gobiernos que han existido desde la redemocratización. Y el descrédito de su administración no es un simple producto de la campaña de desprestigio que ha realizado la prensa escrita o audiovisual. Al contrario, ella se ha mostrado bastante cautelosa a juzgar por muchas de las opiniones que se mantienen en un plano neutro, probablemente a la espera de lo que podrá suceder en los próximos meses, cuando se supone que debería ser aprobada la reforma del sistema de pensiones.


El gobierno Bolsonaro se ha dedicado a desmontar lo que venía siendo realizado como política pública, desde el programa Más Médicos de atención primaria en salud, la demarcación de tierras indígenas y protección de los pueblos originarios hasta temas de política exterior

Pero el mandatario y sus ministros han incurrido en tantos errores de gestión, que resultaría bastante tedioso comenzar a enumerarlos uno por uno. Para muestra un botón: en el caso del Ministro de Educación, se pueden inventariar varias de sus bizarras declaraciones y delirantes decisiones, como la de exigir que durante los lunes se cantase el himno nacional en todos los establecimientos educacionales del país y los alumnos y profesores filmados para comprobar que efectivamente estuviesen siguiendo la directriz del ministerio. Por esta y otras razones, el ministro Vélez duró menos de 100 días en su cartera y ahora está siendo reemplazado por otro economista fundamentalista, sin currículo ni historial para hacerse cargo de un ministerio tan importante y complejo como el de educación.

Algunos especialistas ya auguran que el paso del nuevo ministro Abraham Weintraub será un desastre para la educación de Brasil, pues no posee experiencia en el área ni entiende nada de gestión pública. Adherente de políticas ultraliberales -como el ministro de Economía Paulo Guedes- su principal propósito consiste en disminuir al máximo los gastos obligatorios en educación, cortando programas y actividades que son parte esencial del funcionamiento del ministerio, como el Plan Nacional de Educación. Es decir, la situación en la pasta de educación tenderá a ser más calamitosa de lo que ha sido hasta ahora.

En casi todos los campos de su administración, el gobierno Bolsonaro se ha dedicado a desmontar lo que venía siendo realizado como política pública, desde el programa Más Médicos de atención primaria en salud, la demarcación de tierras indígenas y protección de los pueblos originarios hasta temas de política exterior. En este último ámbito, subordinando los intereses de Brasil a los dictámenes emitidos por Donald Trump, el ejecutivo se dispone a intervenir militarmente en Venezuela, si Estados Unidos decide iniciar invadir ese país. Son precisamente los círculos militares quienes han advertido sobre los peligros que conllevaría entrar en ese conflicto.

La idea de destruir todo aquello que tiene perfume de política izquierdista no es nueva. Bolsonaro la viene repitiendo como un mantra desde sus días de campaña y lo explicitó nuevamente en su reciente viaje a Israel. Con una vocación inquisidora y alucinada, su permanente apelo a la verdad no es otra cosa que una institucionalización de la mentira. En ello se ha basado la emisión cotidiana de fake news, las que propagadas a través de las redes sociales mantiene la adhesión de una masa de seguidores fanáticos e incondicionales.

En estos medios Bolsonaro y sus acólitos realizan nuevas “revelaciones” de cuestiones que parecían zanjadas en la historia de la humanidad, como que la tierra no es plana y gira en torno al sol o que el nazismo es un movimiento de derecha y nunca de izquierda solo porque se llama “nacional socialismo”. Entre otras perlas del estilo, su ministro de relaciones exteriores señala que la globalización es una invención del marxismo cultural, que las vacunas matan o que el cambio climático no existe. Es un delirio tras otro y el gobierno se encuentra plagado de figuras trastornadas que construyen una realidad paralela. Esto tiene efectos perversos sobre las nuevas generaciones que ya no serán capaces de diferenciar los hechos, la ciencia, los datos empíricos, de meras ilusiones, sentimientos e ideas vagas sobre el funcionamiento del mundo real.

Mientras tanto, existe también una creciente movilización en los sindicatos, las asociaciones barriales, las organizaciones de la sociedad civil y las universidades, que están tratando de salir de este letargo expectante de inicio de mandato y pasar a constituirse en una oposición más activa que permita generar las condiciones para la destitución de un gobierno que se sustenta sobre el predominio del miedo y la demencia.

TAGS: #Bolsonaro Brasil

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Javi-Al

14 de Abril

Es trágico lo que ocurre por estos lados del mundo, es muy cierto lo que afirma el autor, la idea de destruir todo lo que tenga perfume ( ¿será olor?) de izquierda puede ser una meta de ese gobierno y otros, es la política de la guerra, pero es la misma política que aplica la izquierda, ambos sectores sólo hacen sufrir a sus pueblos, nunca aceptan que la otra parte puede hacer algo aceptable o bueno, nunca, toda la agenda es odio y más odio.

14 de Abril

Estimado Javier, me consta que la izquierda brasileña solo buscó mejorar las condiciones de vida e inclusión de vastos sectores que siempre estuvieron excluidos de la política en Brasil. Programas como Hambre Cero, Bolsa familia, Minha Casa, minha vida, Cisternas para el semi-árido, Sistema Universal de Salud (SUS), ProUni, Universidad para Todos, Territorios de la Ciudadanía, etc, etc… nunca se nutrió con violencia o algún tipo de odio. Al contrario, siempre tuvo que enfrentar la oposición radical de la ultra derecha y de aquellos sectores más retrógrados de ese país, que deseaban y desean mantener sus privilegios heredados de una sociedad esclavista…

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

El dilema en Chile, el 19 de diciembre, es entre avance o retroceso, es entre desarrollo o involución histórica. Es una contienda entre quien encarna el miedo y el rencor y quien representa la esperanza,
+VER MÁS
#Política

El dilema de Chile

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!