#Internacional

Bolsonaro: un desafío para la democracia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En las recientes elecciones en Brasil, tal como se esperaba -o temía-, Bolsonaro, un excapitán de la reserva del ejército brasileño, emergió como el presidente electo. Una ventaja de 10 puntos da cuenta de su triunfo indiscutible,  y de una derrota sin atenuantes para su adversario, Haddad, abanderado del Partido de los Trabajadores (PT).

Cuesta asimilar el viraje que representa este resultado, así como sus fundamentos y vaticinar lo que viene. Respecto de los motivos, los partidarios de Bolsonaro ponen el acento en la inseguridad reinante con motivo de los elevados niveles de corrupción y violencia; sus rivales apuntan a la persecución sufrida por el PT, alentada desde las redes sociales mediante la proliferación de noticias falsas (fake news).


El péndulo se habría movido no de un extremo a otro, sino que de una versión moderada a una extremista

También están quienes afirman que lo que se está dando es la ley del péndulo, esto es, un movimiento de la izquierda hacia la derecha y que no sería exclusivo de Brasil. De ser cierta esta apreciación se podría pensar en un giro desde una izquierda moderada hacia una derecha moderada. Pero si nos atenemos al contenido de la campaña, a las características de Bolsonaro, así como a sus pensamientos, expresiones y conductas, representa a una ultraderecha nacionalista, militarista. Por lo tanto, el péndulo se habría movido no de un extremo a otro, sino que de una versión moderada a una extremista, porque en ningún caso se podría sostener que tanto Lula como Dilma hayan representado y aplicado políticas de extrema izquierda. Más bien al contrario, procuraron avanzar en sus políticas a punta de acuerdos y negociaciones dentro de un sistema político marcado por el caudillismo y el personalismo. Visto así, el resultado simboliza un fracaso de la política con mayúscula, esto es, entendida como el arte de la negociación para la resolución pacífica, civilizada de los conflictos entre los distintos grupos de interés que conforman una sociedad. Y por lo mismo, un triunfo de las soluciones militares, no negociadas.

De allí que resulta un tanto doloroso, y en cierto modo un contrasentido, que por la vía democrática haya triunfado un candidato cuyo pensamiento se aleja mucho de lo que entendemos por democracia.

Lo expuesto invita a la reflexión por parte de quienes creemos firmemente en la democracia sin apellidos, y muy especialmente a la izquierda. Si nos remitimos a la búsqueda de seguridad ante la violencia y la corrupción imperantes como causales del triunfo de Bolsonaro, entonces significa que la izquierda no sintonizó con esta demanda regalándole estas banderas.

Para la izquierda moderada lo ocurrido también invita a repensar las modalidades bajo las cuales negocia con quienes tiene al frente para no caer en riesgo de ser cooptada, desnaturalizada o corrompida. De lo contrario, la ciudadanía castiga mucho más a la izquierda que a la derecha, y pierde su principal atributo diferenciador: el ético-moral.

Sin perjuicio de lo señalado, el nombramiento de Sergio Moro como Ministro de Justicia, habiendo sido el responsable de la operación Lava Jato destinada a combatir la corrupción y el lavado de dinero, que condujo al enjuiciamiento a Lula, a su inhabilitación como candidato, y a su condena y encarcelamiento, invita a sospechar, por decir lo menos, en un juego sucio.

Se puede pensar que Moro que fue premiado por encabezar el combate a la corrupción para que continúe su tarea ahora al frente de un ministerio. Sí, pero también es lícito pensar que fue galardonado por ser el responsable de haber dejado fuera de carrera a quien era el candidato que punteaba en las encuestas y que posibilitó el triunfo de Bolsonaro.

Por último no puedo dejar de mencionar el tema del impacto de los fake news que se esparcen como reguero de pólvora vía redes sociales sobre las nuevas tecnologías de información. Los medios de comunicación tradicionales, así como los partidos políticos parecen estar sobrepasados, perdiendo influencia a favor de cerebros grises en las sombras capaces de multiplicar al por mayor noticias falsas.

Habrá que ver qué es lo que viene porque en estos tiempos postmodernos todo parece darse vuelta.

TAGS: #Bolsonaro Brasil

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Hoy ya no es tiempo de violencia, debemos respirar profundo, calmarnos y ponernos a pensar y entender que hay que dejar de gritar, es tiempo de debatir y argumentar para defender la opción Apruebo o Rechaz ...
+VER MÁS
#Sociedad

Apruebo o Rechazo, Rivales o Enemigos

Eso es lo relevante.  No dejar, una vez más, que la historia nos pase por encima.  Porque este proceso nos pertenece a todos y a todas.  A los de hoy, pero también a los de ayer. Los y las que marcharo ...
+VER MÁS
#Política

26 de abril

Desde el punto de vista de lucha social contra el capitalismo; el transfeminismo es fundamental, dado que es un eje de resistencia y de “re-conexión” del tejido social
+VER MÁS
#Género

Le sujete in-definible transfeminista

Ejemplos como el de Haaland, Mbappé o Ansu Fati, son lejanos a la realidad local. En Chile los jóvenes no tienen cabida en los equipos, salvo por la obligación que les impone la ANFP de alinear un Sub 21 ...
+VER MÁS
#Deporte

Haaland y las apuesta por los jóvenes

Popular

Hoy ya no es tiempo de violencia, debemos respirar profundo, calmarnos y ponernos a pensar y entender que hay que dejar de gritar, es tiempo de debatir y argumentar para defender la opción Apruebo o Rechaz ...
+VER MÁS
#Sociedad

Apruebo o Rechazo, Rivales o Enemigos

Eso es lo relevante.  No dejar, una vez más, que la historia nos pase por encima.  Porque este proceso nos pertenece a todos y a todas.  A los de hoy, pero también a los de ayer. Los y las que marcharo ...
+VER MÁS
#Política

26 de abril

Desde el punto de vista de lucha social contra el capitalismo; el transfeminismo es fundamental, dado que es un eje de resistencia y de “re-conexión” del tejido social
+VER MÁS
#Género

Le sujete in-definible transfeminista

Ejemplos como el de Haaland, Mbappé o Ansu Fati, son lejanos a la realidad local. En Chile los jóvenes no tienen cabida en los equipos, salvo por la obligación que les impone la ANFP de alinear un Sub 21 ...
+VER MÁS
#Deporte

Haaland y las apuesta por los jóvenes

Popular

Es indudable que la partida se sigue jugando y que aunque hemos avanzado en algunos frentes y estamos mas al día y mas alertas sobre las reglas del juego y lo que se está jugando, el duelo no se ve nada d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile: la vida sigue después del jaque mate

Apropiación de este espacio público por un pueblo movilizado tras el despertar ciudadano del 18 de octubre pasado, lleva a replantearse el destino de dicho hito urbano en el futuro inmediato y de mediano ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Futuro de la plaza Italia/Baquedano/de la Dignidad

Lo que justifica utilizar el término “saqueo”, es que el derecho de aprovechamiento de agua es privado y el Estado está limitado en sus facultades para decidir su gestión
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´´No hay sequía, ¡hay saqueo`` una frase desafortunada

Es necesario incorporar en la Nueva Constitución, formas de democracia directa en la que la ciudadanía tenga la opción de participar del proceso político, en complemento a los procesos electorales que o ...
+VER MÁS
#Política

¿Cuál país?