#Internacional

Apoyar a la CICIG. Llamar a cuidar el voto, señal de tibieza

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Es muy común que las personas sigan modas. Apoyar a la CICIG se convirtió en eso en los últimos días, al parecer. Por otro lado, dice mucho de la integridad; pero qué bueno que se apoye a la CICIG, es lo mínimo que podemos hacer los guatemaltecos. Pero apoyar a la CICIG, y llamar a cuidar el voto deja de lado el tema integridad. Digamos que en otras palabras es tener tibieza en la acción que -para nada- es frontal. Es como andarse por las remas (típico de los guatemaltecos), ir midiendo el terreno por si las moscas, y a las primeras de cambio zampar la carrera de reculada. No vaya a ser que nos pidan consecuencia y carezcamos de ésta y con qué cara saldríamos. tibiesa


Llamar a pensar el voto solo lo hacen los aguacates, los enclenques. Quien ama realmente a Guatemala pedirá la Asamblea Nacional Constituyente y por supuesto, una Revolución. Pero claro, Revolución son palabras mayores, mencionarla está prohibido en Guatemala.

Nos quejamos del sistema de justicia, de la corrupción del gobierno, de los mismos partidos políticos. Sin embargo, llamamos hipócritamente a pensar el voto, cuando lo que debemos exigir es la Asamblea Nacional Constituyente. Acaso llamar a pensar el voto, ¿no es pasarnos por el arco del triunfo las maravillosas manifestaciones masivas del albor guatemalteco de estos últimos meses? ¿No es inconsecuencia? ¿A qué estamos jugando los guatemaltecos?

Llamar a votar es francamente mojigatería. ¿Cómo es posible que nosotros mismos como pueblo tengamos el descaro de llamar a votar, y para lavarnos las manos digamos que hay que pensar el voto? ¿Qué candidato político merece nuestro voto? ¿Cuál? ¿Quién de ellos es honesto? ¿Qué presidenciable no tiene las manos untadas de narcotráfico, genocidio, oligarquía e impunidad? Porque aceptar ser plataforma de gente que sí lo ha hecho convierte automáticamente a cualquier candidato político en cómplice.

Estamos peleando para que renuncie Otto Pérez Molina y no por genocida -porque negamos el genocidio-, y en la otra mano estamos llamando a votar para colocar en el poder a otro igual. Porque cualquier candidato que niegue el genocidio le falta a la honradez de su pueblo. De cualquier candidato que niegue el genocidio se puede y se debe esperar cualquiera cosa. Para ser candidato presidencial y pararse sobre una tarima y decir públicamente que sí hubo genocidio en Guatemala se necesita entereza y mucho amor a la patria. ¿Quién los tiene? Ellos los tienen tibios y nosotros peor, como pueblo estamos cagado.

Llamar a pensar el voto, es faltarle a todos esos niños que andan lustrando zapatos, vendiendo en las calles, a los que pican piedra, a los que viven en los basureros. A los niños de los orfanatos. De las aldeas. Es faltarle a nuestros adultos mayores que mueren en el olvido y la miseria. Es apuñalar y re victimizar a las niñas abusadas, a las mujeres asesinadas en feminicidios. Es escupir la cara de los niños y adolescentes que se lleva la limpieza social. Es faltarnos al respeto nosotros mismos. O sea que en Guatemala nos pueden pedir de todo menos la consecuencia, que es como que nos pidan la vida, ¿de qué nos sirve la vida si no la honramos? ¿De qué nos sirve la vida sin la consecuencia?

Llamar a pensar el voto solo lo hacen los aguacates, los enclenques. Quien ama realmente a Guatemala pedirá la Asamblea Nacional Constituyente y, por supuesto, una revolución. Pero claro, revolución es palabras mayores, mencionarla está prohibido en Guatemala. Si como pueblo no somos consecuentes ahora, nunca lo seremos; ya nos han hecho de todo, ¿qué más necesitamos para una revolución que nos dignifique?

La próxima vez que nos miremos al espejo preguntémonos, ¿soy de los que piden pensar el voto? ¿Soy de los que exigen una Asamblea Nacional Constituyente? ¿Soy de los que acuerdan una revolución? ¿Qué tipo de guatemalteco soy? ¿De los tibios o de los arrechos? Demostremos que no merecemos el gobierno ni el sistema que tenemos. Dignifiquémonos, ya es hora. Si no lo hacemos hoy, no tenemos derecho a quejarnos mañana.

TAGS: #Democracia #Guatemala Ciudadanía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional