#Internacional

América Latina y los sucesos en España: ¿Alguna relación?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

en varios países de América Latina existen sistemas políticos excluyentes donde las decisiones son tomadas por unos pocos o por una “casta”. La monarquía, sus privilegios y en particular en el caso español, los escándalos de corrupción asociadas a ella, representan de manera gráfica un modelo elitista que no dista de varios ejemplos de la realidad latinoamericana.

He tenido el privilegio de estar en España en los últimos meses y ser testigo de una serie de fenómenos que se están produciendo, especialmente en el ámbito socio-político. Para ilustrarlos me quiero referir a dos cuestiones: a la emergencia de la nueva fuerza política “Podemos” y a la abdicación del rey Juan Carlos. Pero ¿en qué se vinculan estos hechos y qué relación tienen con América Latina?

La respuesta a la primera pregunta es sencilla. Por un lado, Podemos es una fuerza política emergente que ha logrado articular las diversas demandas de una sociedad desencantada e indignada con el actual sistema político y económico imperante. Por otro, la abdicación del rey de España ha convocado a la ciudadanía a manifestarse en contra de la monarquía y en favor de la república, para lo cual reclama la realización de un referéndum. En consecuencia, estos hechos se relacionan en la existencia de una demanda ciudadana por terminar con un sistema excluyente, donde las decisiones son tomadas por una “casta”, utilizando el lenguaje de Podemos.

La repuesta a la segunda pregunta es un poco más extensa pero no más compleja. ¿Por qué estos fenómenos se relacionan con América Latina? En primer lugar, en varios países de América Latina existen sistemas políticos excluyentes donde las decisiones son tomadas por unos pocos o por una “casta”. La monarquía, sus privilegios y en particular en el caso español, los escándalos de corrupción asociadas a ella, representan de manera gráfica un modelo elitista que no dista de varios ejemplos de la realidad latinoamericana.

Segundo, el sistema descrito ha generado un creciente malestar global. En España en particular, esto tuvo su expresión en el surgimiento del movimiento de los indignados o del 15-M. En América Latina, el malestar se viene expresando desde el surgimiento de los Zapatistas, los movimientos indigenistas en Ecuador y Bolivia, hasta las más recientes protestas estudiantiles en Chile o el movimiento Yo Soy 132 en México, por mencionar algunos ejemplos.

Tercero, la exclusión, la imposición de políticas de austeridad y el gobierno de las élites, han comenzado a sentir importantes fisuras. En el caso español, el apoyo electoral de los partidos tradicionales (Partido Popular- Partido Socialista) cayó en 30 puntos porcentuales en las últimas elecciones europeas, mientras que Podemos -con apenas unos meses de existencia formal- obtuvo una significativa votación. Pese a que este fenómeno no es homologable en América Latina, hace ya un tiempo que se han destruido algunos dogmas respecto de la irrupción de fuerzas sociales tradicionalmente excluidas en el poder político, el ejemplo más claro es el gobierno de Evo Morales en Bolivia.

En cuarto lugar, se han creado solidaridades y comunidades epistémicas entre los actores de las transformaciones en España y América Latina. Por ejemplo, algunos de los representantes más conocidos de Podemos han colaborado activamente con los denominados gobiernos bolivarianos, mientras que las experiencias latinoamericanas han sido ámpliamente difundidas en los círculos académicos y movimientos sociales españoles.

Como me señalaba un buen amigo, cercano a los ideólogos de Podemos, no es que se intenten replicar los modelos europeos en América Latina, ni de establecer el modelo bolivariano en Europa, de lo que se trata es de rescatar la cosmovisión latinoamericana en contra de la exclusión y utilizarla en función de quienes tradicionalmente han estado fuera de las decisiones y el poder. Pese a lo divergente que pueden parecer las realidades latinoamericana y europea, el desencanto, la indignación y la necesidad de transformar la realidad desde la sociedad, emergen como denominadores comunes.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
servallas

04 de Junio

En mi enfoque, pienso que vivir bajo una democracia es bastante mejor que tener una familia real a la que hay que alimentar, cuidar y reverenciar. Pero otra cosa es la realidad economica-financiera española, y la creciente pobreza de ciertos sectores, lo que pasa es que el estado asistencialista se gastó todo, y mantener el gigantesco aparato empleador y el entramado de ayuda social simplemente no es posible, no estan los euros, y tampocos se podría volver a un escenario anterior, no se generaran esos recursos. Hay que tener consciencia que el estado no los ganó, pero fue el campeón para gastar. Algo así pasará en nuestro país cuando los nanotubos de carbono reemplacen el cobre, en estos días todos quieren canasta y bonos y los politicos se los darán, pero después de la fiesta vendran los dolores de guata.

Santiago Arcos

18 de Junio

En primer lugar Podemos es una jugada orquestada por La Promotora, replicando el modelo aplicado por Errejon, Iglesias y otros, en America Latina, donde asesoraron el modelo extractivista y politico hegemonico de Correa, Chavez y Evo Morales, tomado de las toerias del filosofo K Ernesto Laclau. Podemos nace intentado expropiar a la multitud española de su poder constituyente en vias a replicar el modelo con un lider carismatico que en cierto maridaje con la multitud la dirija y pueda utilizar su potencia para acceder al poder. Las tensiones hoy en Podemos, son las que todos conocemos, mando vs insumision, y en esa tension la izquierda operaista apuesta a que la tactica Podemos, que no es un partido, sea controlada y manejada por los deseos de la multitud española.
No veo la novedad en decir que el sistema ha generado “malestar”, es que desde 2011, y el inicio de la primavera arabe, es que vivimos en lo que desde el operaismo y la autonomia hemos calificado como una situacion revolucionaria a nivel global, con multitudes insumisas buscando establecer, desde su potencia y constitucionalidad propias, unas nuevas instituciones, las del comun, a partir de sus luchas. Unas multitudes que rechazan, hay que decirlo, ser representadas, guiadas o cualquier tipo de narrativa aprtidaria o de poder, ellas han establecido mas bien un exodo del poder, y en ese exodo no han olvidado su fusil…

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

La construcción de esta institucionalidad obedeció a un trabajo colectivo de años, en el que participaron diversos actores institucionales e individuales [...] este carácter colectivo debe marcar el que ...
+VER MÁS
#Ciencia

¿Un ministerio sin memoria?

Popular

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?