#Género

Reggaetón, androcentrismo y desigualdad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El androcentrismo se entiende como una estrategia “donde los puntos de vista de una parcialidad masculina, occidental, heterosexual y burguesa, se erigen como filosofía universal, con una pretensión objetivista que habla desde ningún lugar y desde todas partes, ocultando su lugar dominante en una relación asimétrica de poder” (FABBRI, 2011: 4).


Si pensamos la lucha de los feminismos como la actividad típica del mar en las costas, con sus avances y retrocesos, con su marea alta y baja, cuando hablamos de las distintas olas de la lucha, debemos ser vigilantes cuando una voz se calla y la otra fluye, reforzando las desigualdades.

La desigualdad de género como el establecimiento de relaciones de poder asimétricas entre a partir de una definición del sexo, en uno de sus brazos que se relaciona con la construcción del conocimiento, posee una capacidad de adaptación y flexibilidad para la permanencia y, aunque cueste creerlo, el fortalecimiento de este tipo de relaciones.

Bajo esta opinión quiero discutir el contraste entre la fluidez de la transmisión de las ideas y acciones sexistas y, los retrocesos ante los leves avances en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, o entre seres humanos determinados o no por su sexo/género. Tomando como ejemplo la canción “Prueba de Química” de OZZIEL, la idea es discutir en cómo los preceptos desde el patriarcado como el androcentrismo se cuelan con facilidad en ámbitos tan dispares como un reggeaton. Esta facilidad para el refuerzo de ciertas formas de pensar las relaciones entre los seres humanos, se contradice con los obstáculos que se levantan para la difusión multifacética de la lucha de los feminismos, pensando como ejemplo en lo que suena en las radios.

Ozziel nos canta en su hit, lo siguiente: Y si hacemos hoy una prueba de química / aprender tu física / y enseñar tu biología / yo te enseño a mover con rítmica, no te pongas tímida / pa’ sentir tu anatomía / yo te enseño mami to’ lo que tú quieras / te lo hago gratis no soy un cualquiera / puedo darte clases como tú lo quieras, en la pieza, en la cama donde tu prefieras / siéntete cómoda, sin libros / las tareas son orales y conmigo / y si siente que está muy difícil dilo, que cambiamos la tarea a algo facilito.

La idea que el hombre posee el conocimiento absoluto de las cosas, su posicionamiento como vocero y portador de la verdad del cuerpo, sus posibilidades de adaptación y enseñanza de las ciencias hacia los otros, en este caso hacia las otras, se dejan ver muy exitosamente, muy lejos del círculo de las ciencias, y muy lejos de los círculos de poder de los grandes patriarcas. El éxito de la revitalización, adaptación y difusión del androcentrismo, si nos ponemos quisquillosos, ha pasado el filtro de los grandes grupos que administran lo que se difunde en las radios chilenas, y el criterio de una serie de actores que hacen que se difunda libremente, sin algún tipo de condena.

Más allá de ver el éxito del discurso androcéntrico, la atención está en el contraste con la realidad de la lucha de las compañeras, sus principales verdades y las herramientas teóricas invaluables. ¿Por qué conceptos como sororidad, femicidio, libertad, igualdad, entre muchos otros no fluyen con la misma fluidez?, ¿Por qué cuando logran fluir con cierta facilidad mediante el trabajo territorial y su difusión por redes sociales viene una arremetida como la de Ozziel y muchos más?, ¿Dónde están los responsables de compensar las cosas para evitar el refuerzo de estrategias sexistas a la vez de la compensación de las voces?

Si pensamos la lucha de los feminismos como la actividad típica del mar en las costas, con sus avances y retrocesos, con su marea alta y baja, cuando hablamos de las distintas olas de la lucha, debemos poner la atención en estos hechos. Ser vigilantes cuando una voz se calla y la otra fluye, reforzando las desigualdades, ver la pequeña actividad ola tras ola, avance y retroceso.

Junto con vigilar las estructuras, tenemos que estar atentxs y militantes en las microinteracciones, que entre canción y canción, broma y broma, pololeo y pololeo, entre programas de televisión, refuerzan este tipo de desigualdades.

TAGS: Androcentrismo Feminismo igualdad de género

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Nuevos

Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Popular

Las redes familiares son la principal red en que nos dejamos caer en ciertos momentos. Es nuestro circulo inmediato. Es difícil explicar lo que siento respecto de esto, su profundidad y anclaje.
+VER MÁS
#Salud

ELA y redes de apoyo: ¿para qué?

El motivo de que noticias falsas sean aceptadas son diversas, partiendo por ser todos nosotros un poco parciales al leer los datos y tendemos a aceptar aquellos que respaldan nuestras creencias (sesgo de co ...
+VER MÁS
#Medios

Checho Hirane y Dr. File: Comentarios que pueden matar

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

El sistema de AFP limita la propiedad de los fondos para proteger al afiliado de si mismo, pero también para proteger la estabilidad financiera del sistema y a las empresas que reciben esa liquidez
+VER MÁS
#Política

El verdadero significado del retiro del 10% de los fondos