#Género

Por qué está mal que Doña Florinda le pegue a Don Ramón

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hay un silogismo que se usa para desnudar si hay o no discriminación de género. Si se puede intercambiar “hombre” y “mujer” en una frase sin que haya alteración de sentido, entonces hablamos de paridad. De lo contrario, hablamos de discriminación, positiva o negativa. ¿A usted le daría risa que Don Ramón cacheteara a Doña Florinda? Entonces no se ría cuando pasa al revés, allí también hay violencia de género trabajando. Ésa es la verdadera “prueba de la blancura” cuando hablamos de igualdad.

Pensar la vida cotidiana con perspectiva de género no es sinónimo de que la mujer se vuelva superior al hombre. Se trata, en realidad, de desnaturalizar las relaciones de poder entre hombres y mujeres y eso también implica notar la violencia de nosotras hacia ellos.

Hoy vengo a denunciar a Doña Florinda, la eterna violentadora de Don Ramón.

Primero, como mujer, no puedo negar que existe violencia material y simbólica hacia nosotras, la que atraviesa distintos matices: desde el “piropo buena onda en la calle”, que supone la potestad de los hombres a expresar su calentura a cualquier mujer que le pase por el lado; hasta el femicidio, la instancia de máxima aniquilación “del otro” (o “la otra”) por parte de los varones.

Pero a la vez, como mujer, no puedo negar que existe una generalización cuando se habla de temas de género, vinculándolos sólo a la exigencia de derechos para la mujer. Probablemente decir esto es impopular, pero hay que reivindicarlo: los hombres también sufren violencia de género, que está tan naturalizada que es igual o más peligrosa que el femicidio.

¿Alguien lleva la cuenta de cuántas cachetadas le ha mandado Doña Florinda a Don Ramón en estos años que “El Chavo” sale al aire? ¿Por qué esa violencia de género es algo que debería darnos risa? Y no sólo en el clásico mexicano, fíjense en lo naturalizado que está que “las niñitas” en el colegio puedan pegarle a sus pares varones. Más que una humorada, yo lo encuentro una tragedia internacional.

Jamás, nadie se atrevería a filmar o imaginarse la escena al revés: en el corazón de la vecindad del Chavo, Don Ramón se aburre de las humillaciones de Doña Florinda y le devuelve un puñetazo. Sería un escándalo. Honestamente, me encantaría que fuera igual de escandaloso y de censurable que una mujer golpee a un hombre.

Hay un silogismo que se usa para desnudar si hay o no discriminación de género. Si se puede intercambiar “hombre” y “mujer” en una frase sin que haya alteración de sentido, entonces hablamos de paridad. De lo contrario, hablamos de discriminación, positiva o negativa. ¿A usted le daría risa que Don Ramón cacheteara a Doña Florinda? Entonces no se ría cuando pasa al revés, allí también hay violencia de género trabajando. Ésa es la verdadera “prueba de la blancura” cuando hablamos de igualdad.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Coty!

29 de noviembre

Arolas te aplaudo de pie!

jose-luis-silva

01 de diciembre

No es para tanto. Me parece peór que Don Ramón le dé coscorrones al chavo sólo por desquitarse.

jojo

29 de noviembre

el verdadero chiste es que doña florinda le haya aforrado al borracho de la vecindad en una sociedad machista y misógina como la de los cuates. a mi me gusta pegarle a mi esposa.

29 de noviembre

Aleluya!!! por fin otra chica que se da cuenta de que violencia de genero no se reduce a hombre-golpea-mujer. Bravo!!

Pero creo que en este caso, el asunto no es que doña Florinda cachetee a don Ramón sin mas. La gracia es la ironia del asunto, por llamarlo asi, en que una mujer que se cree superior a sus vecinos, que es de otra clase social como le encanta decir constantemente, que es una dama, se rebaja a esos extremos. De hecho, asi se lo dice el Profesor Jirafales en mas de una ocasion. No la justifico, solo muestro el contraste que hay en la figura misma de doña Florinda y el por que la situacion a primera vista hace reir (considerando que los chistes son normalmente crueles)

El programa es violento, la verdad es que si uno lo analiza un poco (ni siquiera profundamente) no es precisamente positivo… no voy a meterme en eso, porque ya lo hizo Fernando Buen Abad Domínguez mucho mejor que yo

http://www.rebelion.org/hemeroteca/cultura/040316fb.htm

Pero a veces uno necesita espacios como el Chavo para que, detras de la risa inicial, tome conciencia de ciertas situaciones que, de ser un drama, rechazariamos de plano mirar. Porque si la violencia contra la mujer no es tan visible, la violencia contra el hombre ni siquiera existe, al punto que muchas personas no se dan cuenta que la tienen ante sus ojos en un sketch de un programa de humor que se ha visto durante mas de 30 años.

oriana canales

02 de diciembre

xk todos merecemos el mismo respeto, mujeres, hombre y niños….

Gerardo

27 de noviembre

Te felicito por el artículo. La violencia es violencia, contra las damas, contra los adultos mayores, contra los niños…y también contra los hombres.

Peter Parker

09 de febrero

Bueno de por si el Chaco del Ocho hace apología a la violencia contra los Hombre porque muestran a una Mujer como Doña Clorinda golpeando a un pobre Hombre como Don Ramón, y lo peor es que este tipo de violencia lo muestran como algo gracioso y esto No debería ser así yo pienso que nadie tiene porque maltratar a nadie ni a la mujer ni al hombre toda violencia es mala venga de donde venga además esta violencia no debería ser motivo de burla porque no muestra ningún respeto solo violencia a sus semejantes…

El brujo.

04 de julio

Lo que más molesta en sí es la actitud del personaje, que pese a vivir en una vecindad se cree adinerada de la “alta sociedad” y ve a todos como personas inferiores excepto al profesor Jirafales y a su hijo Quico. Además de altanera, el personaje es creído, hipócrita y violento. Al menos en la serie original todavía tenía algunas cosas buenas, como de vez en cuando aceptar su error y pedirle disculpas a Don Ramón. La de la serie animada es mucho peor.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica