#Género

¿Para qué esto del género?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


Sin darnos cuenta, todos estos condicionamientos de género nos dictan la manera en que debemos conducirnos. Nos pueden limitar en el desarrollo personal, familiar, profesional y emocional, causándonos malestares o incomodidades.

Se habla de los temas de género, estereotipos, roles equidad, violencia y sus repercusiones en la sociedad, pero ¿Para qué? ¿Cuál es el fin de discutir estos asunto? y ¿Qué tienen que ver conmigo?

Primero, hay que saber que estos temas ya están insertos en nuestra vida, incluso antes de nacer cuando, nuestros padres respondían a la pregunta: “¿Qué te gustaría que fuera?” seguro no faltaba la persona que decía: “¡Una niña, porque son más tranquilitas!”, alguien más aseguraba: “no, mejor un niño, ¡son más fuertes!”

Así de sencillo nos “ponen” características y comportamientos por pertenecer a un SEXO; esto es, por ser nacer biológicamente mujeres u hombres. Quienes tienen cromosomas XY “deben ser fuertes” y “no llorar”; quienes nacen con el par XX “deben obedecer” y “quedarse calladas”.

Luego, cada día de nuestra vida, recibimos estímulos estereotipados de lo que “deben ser las mujeres” y lo que “deben ser los hombres”. Estos aprendizajes provienen de nuestro propio entorno, primero; luego, desde muy temprana edad somos expuestos, de manera consciente e inconsciente, a los medios de comunicación que reproducen conductas sexistas y misóginas hacia las mujeres. Programas de televisión, anuncios en periódicos, espectaculares, contenidos en internet, reproducen infinitamente escenas de agresiones y desprecio por las mujeres.

En la intimidad del hogar y sus pláticas cotidianas se refuerzan los atributos deseables en una mujer: que sea hogareña, cuidadora, sumisa, cariñosa, que no se queje. Pobre de aquella fémina que quiera desempeñar un “trabajo de hombres” o dejar su casa para acceder a la esfera profesional, ya que será blanco de críticas y desprestigios.

Sin darnos cuenta, todos estos condicionamientos de género nos dictan la manera en que debemos conducirnos. Nos pueden limitar en el desarrollo personal, familiar, profesional y emocional, causándonos malestares o incomodidades.

En las últimas décadas las mujeres, principalmente de los países occidentales, hemos logrado acceder a campos antes vetados a nosotras por “ser mujeres”. Se han obligado a algunos cambios sociales que no acaban de ser aceptados por todos. El conservadurismo es el fantasma que recorre al mundo, logrado retroceso en temas como anticoncepción, aborto y derechos de las minorías.

Se mantiene la crítica al varón que de manera voluntaria comparte los quehaceres del hogar y cuidados de la descendencia, es calificado de: “mandilón”, “poco hombre” y, por supuesto que es motivo de burlas en su entorno.

Entonces, si los dictados de género ya están muy establecidos, ¿para qué cambiar?, por que estos roles ya no funcionan. Así de claro, lo que se espera de una mujer ya no es lo que las mujeres deseamos para nosotras, ni para nuestras hijas. No queremos estar de modo exclusivo dedicadas a la casa, la familia y el marido; hoy revindicamos el derecho a tener una vida propia sin que eso implique que se nos juzgue de egoístas, malas madres o causantes de la decadencia social.

Para los hombres, supongo porque no lo sé, debe ser agotador cargar sobre sus espaldas sólo de su persona, sino la responsabilidad de una mujer a la que, de acuerdo a la visión tradicional y patriarcal, debe mantener, cuidar y proteger como si fuera menor de edad.

Al establecer nuevos modelos de parejas, podemos relacionarnos dos personas llenas de capacidades, dos personas con dos manos para trabajar y dos pies para caminar el sendero que elijan por su propia voluntad.

Conversar los temas de género nos da la oportunidad de reflexionar, primero; y luego redireccionar nuestras vidas de manera más satisfactoria, provechosa y feliz, compartiendo mujeres y hombres las oportunidades de desarrollarnos y complementarnos, lejos de los dictados rígidos de lo que se espera de una mujer y de un hombre.

TAGS: #Discurso #PrácticasSociales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

13 de Octubre

Señora homosexuales hay desde que hay sexo, y probablemente hay un porcentaje homosexual en todos las especies sexuados, o al menos en los mamiferos, pero no por eso se confunde el resto de la especie. La naturaleza puede admitir adapaciones en muchas cosas pero no en esta: se nace hombre o mujer, asi de simple. Por mucho que un hombre se acueste con otros hombres nunca le saldrá una vagina porque en esto la naturaleza es tajante. Puedes jugar con el rol que quieras, en el sexo o en lo que quieras, si quieres puedes sentir que eres un poste de luz, nadie te lo va a prohibir, pero al final todos sabemos que la naturaleza es muy clara en esto: Eres ser humano y no otra cosa, eres hombre o mujer y no otra cosa.

Leonidas Hernandez

11 de Noviembre

Este es la típica visión social que plantean los grupos lesbicos en todo el mundo, aunque en los censos a nivel mundial no superan el 3% de la población, plantean abiertamente que son la voz de todas las mujeres exigiendo cambios culturales que en la actualidad rayan en lo ridículo, estas concepciones feministas están muy lejos de las corrientes de pensamiento que las originaron a principios del siglo pasado, que buscaban una justa igualdad laboral y representación política.

Actualmente intentan alterar los roles sexuales y sociales que nos han permitido alcanzar el desarrollo del cual gozamos, esta reingieneria social que plantean mas parece un berrinche anarquista que una real alternativa de convivencia, solo intentan destruir la dualidad y complemento de lo femenino y masculino para convertirnos a todos en un grupo de androgenos, que hereden sus traumas psicológicos por no poseer una identidad sexual definida.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La llegada del Covid-19 y su materialización a partir de las cuarentenas y el fantasma de la enfermedad fatal rompe el enunciado cortoplacismo pensante para enfrentar a todos por igual a la idea de la muer ...
+VER MÁS
#Sociedad

Filosofía y pandemia

Las candidaturas deberán revisar sus estrategias para poder expresar con mayor claridad sus ideas fuerza. Candidaturas que figuran en tercer y cuarto lugar, deberán arriesgar más, caso contrario su suert ...
+VER MÁS
#Política

El primer debate

No fue violencia. Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en ...
+VER MÁS
#Cultura

Sus sensuales caricias

Después del debate, el tablero electoral empieza a moverse, y no terminará hasta la hora de la verdad. En esta ocasión los más beneficiados con el debate fueron Kast y Provoste
+VER MÁS
#Política

Esquirlas del primer debate presidencial

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática