#Género

Mujeres, ciclo de desigualdad y elecciones

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Esperamos que en los días que quedan, previos a la elección, los candidatos y candidatas sean capaces de poner las propuestas de género en el lugar prioritario que merecen; porque es claro que Chile sólo alcanzará el desarrollo si se impone como meta la igualdad y promueve políticas de Estado que apunten al corazón de la igualdad de género y que trasciendan a los gobiernos.

Hace algunos días nos enteramos del negativo panorama que enfrenta Chile en materia de igualdad de género, según el informe 2013 del Foro Económico Mundial (WEF). En este ranking, que mide brechas entre hombres y mujeres, nuestro país bajó cuatro posiciones respecto del año pasado, ubicándose en el lugar 91 entre 136 economías -retroceso que se suma a la dramática baja exhibida en 2012, cuando pasó del puesto 46 al 87.

El informe nos dice que no hicimos nada nuevo. Tenemos prácticamente los mismos valores que en 2012, mientras los demás países medidos sí mejoraron su desempeño. Por lo tanto, el nuestro ha sido un retroceso relativo: las demás naciones avanzan y nosotros no.
Así, en los últimos 12 meses América Latina y el Caribe recortó en general un 70% su brecha entre hombres y mujeres gracias a avances hacia una mayor paridad en materia de igualdad económica y participación política. Chile, en contraste, ocupa las últimas ubicaciones en la región, superando sólo a El Salvador, Belice, Surinam y Guatemala.

Lo anterior revela, una vez más, que las mujeres en Chile enfrentan mayores barreras y peores resultados, tanto en materia de participación económica y previsional como política. Aparecen rezagadas frente a sus pares de la OCDE y también de la región y están sub-representadas en los altos cargos de toma de decisión: 22% en los sindicatos, 6% en los gremios, 3% en las grandes empresas, 13,9% en el Congreso (Icso UDP). Además, ellas viven más y presentan lagunas previsionales más largas.

Nada de esto es casualidad. La desigualdad parte en etapas tempranas y acompaña a la mujer a lo largo de su vida. Niñas y niños reciben distintos estímulos y están expuestos a diferentes estereotipos de género, como la predominancia de imágenes femeninas en tareas domésticas y masculinas en el trabajo remunerado.

En ese contexto, ya en el sistema escolar, el resultado académico de niños y niñas es diferente. La brecha entre los resultados de las pruebas PISA de matemática y ciencias de las y los jóvenes de 15 años (a favor de ellos) es más amplia que en el promedio de la OCDE. El desempeño por sexo en la PSU muestra una realidad similar, lo que determina que ellas elijan carreras consideradas “feminizadas”.

Así las chilenas acceden a oportunidades económicas limitadas respecto de los hombres. La tasa de actividad de ellas se sitúa en 47%, al tiempo que su informalidad es de un 36%. El mercado laboral está fuertemente segmentado tanto vertical (falta de acceso a cargos de mayor responsabilidad) como horizontalmente (empleo de las mujeres en áreas como el comercio, servicios, educación y empleo doméstico). Esto se constituye como uno de los grandes determinantes de que las mujeres ganen en promedio 35% menos que los hombres.

Las chilenas, por lo tanto, llegan con peores perspectivas que sus pares hombres a la vejez porque en su trayectoria laboral tienen mayores lagunas, se han mantenido más tiempo en la informalidad y con menores salarios.

El período electoral planteaba la oportunidad de analizar y hacerse cargo de esta realidad, lo que impulsó a ComunidadMujer a llevar adelante en los últimos dos meses la campaña Soy Ciudadana www.soyciudadana.cl. Ahí exponemos en detalle propuestas para avanzar hacia una mayor participación femenina, las que pueden ser votadas por la ciudadanía y donde las personas también pueden enviar sus propuestas para un futuro gobierno. Los resultados de esta experiencia serán entregados al Presidente o Presidenta electa.
La transversalidad y adhesión que ha concitado esta iniciativa nos revela que la subrepresentación de mujeres en los espacios de toma de decisión es una preocupación real de la ciudadanía.

Como organización seguiremos enfatizando que para romper la barrera histórica que enfrentan las mujeres, se hace urgente cambiar el sistema electoral con perspectiva de género e impulsar un mecanismo de acción positiva que obligue a los partidos a presentar listas equilibradas de candidatos, con incentivos y sanciones.

Por eso promovemos un reparto equitativo de la competencia a través de una ley de cuotas (60/40) para la nominación de candidaturas a las elecciones parlamentarias, municipales y regionales.

Pero también abogamos por la representación equilibrada en todos los cargos de designación presidencial en el Poder Ejecutivo, en los Poderes Autónomos donde abundan los directorios con 100% de hombres, en los directorios de las empresas públicas y en partidos políticos, gremios y sindicatos.

Junto con lo anterior, como sociedad debemos generar los cambios culturales que permitan avanzar hacia la corresponsabilidad familiar y social, es decir un reparto equitativo de las responsabilidades familiares y de cuidado. El paso evidente e inmediato debiera ser sustituir el actual artículo 203 del Código del Trabajo, que obliga a las empresas con más de 19 trabajadoras a proveer de sala cuna; por un sistema integral de cuidado y educación temprana, garantizado y de calidad para todos los hijos de trabajadores y trabajadoras.

Pero además, para que los miembros de las familias puedan incorporarse en plenitud al mercado de trabajo, es necesario avanzar en provisión de cuidado para todas las etapas: sala cuna, jardín infantil, período escolar, considerando, por ejemplo, jornadas extendidas.

Y en un contexto de envejecimiento progresivo de la población, también es de suma relevancia contar con más centros diurnos y de larga estadía para los adultos mayores dependientes.

Esperamos que en los días que quedan previos a la elección, los candidatos y candidatas sean capaces de poner las propuestas de género en el lugar prioritario que merecen; porque es claro que Chile sólo alcanzará el desarrollo si se impone como meta la igualdad y promueve políticas de Estado que apunten al corazón de la igualdad de género y que trasciendan a los gobiernos.

*Columna publicada en el último boletín del Observatorio de Género y Equidad

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Valeria Riquelme Ramos

13 de Noviembre

Creo que la unión hace la fuerza, por tanto debemos unirnos todas las organizaciones de mujeres para visibilizar esta problemática que para algunos es sin importancia, exigir a la próxima presidenta/e que se tome en serio la brecha de genero existente en nuestro país, hay mucho por hacer, lo importante es que ya estamos en el camino y NO HAY VUELTA ATRÁS!!

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

La celebración de la independencia patria se ha establecido como un recurso populista y debe ser objeto de una profunda revisión
+VER MÁS
#Sociedad

El cuento de la Independencia

"No consideraba al amor como un mal genético, sino como una estupidez de la edad fomentada por tanta televisión y novelas de auto-superación. Una reacción normal a las calenturas de la edad."
+VER MÁS
#Cultura

El peso del amor

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

¿Cree usted que ha sido acertado poner en tensión sus futuros ingresos, se siente que ha sido juicioso, que no se arrepentirá cuando tenga 70, 80 años o más?
+VER MÁS
#Chile 2030

Bien el presente ¿y en el futuro?

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021