#Género

La masculinidad en crisis

47 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La masculinidad está en crisis. Una crisis profunda y severa. El rol masculino se aprecia obliterado y sumamente devaluado. ¿Qué es ser hombre en la sociedad contemporánea? Ante el empoderamiento de las mujeres los hombres se muestran confundidos. Ya no saben cuál es el rol que les corresponde dentro del presente esquema cultural. De conquistadores, proveedores y protectores han pasado a estar asustados con el poder y la independencia de la mujer moderna. Pareciéramos no ser más necesarios. El hombre de nuestros días no cumple una función específica y bien diferenciada dentro del esquema familiar, laboral o de pareja. Compite de igual a igual con las mujeres y se refugia infantilmente en sus fantasías de adolescente para evitar asumir el coste de haber perdido su posición en la estructura social.

A lo masculino se le vapulea, se le critica, se le exige en demasía. Las consultas de salud mental van en aumento por trastornos emocionales y crisis de pareja que antes solo eran motivo de preocupación femenina. Lo masculino se ve eclipsado por una femineidad que se parece demasiado a lo masculino, por una mujer que cumple un doble rol en la sociedad y que ya no espera a que el galán se le acerque. Ella va y toma lo que quiere cuando lo desea. Y los hombres están aterrados, especialmente los de las generaciones más jóvenes. Los vemos en los pubs y discotecas, embriagándose para tener la valentía de acercarse a una mujer que ya no tendrá escrúpulos para tratarlo como a un objeto, tal como los hombres hicieron con las mujeres durante siglos. Los vemos humillarse y hacer el ridículo en medio de sus excesos, tratando de mantener el papel de galanes en una comedia del absurdo que ninguna espectadora femenina está ya dispuesta a tragarse. Es el fin de un ordenamiento de roles que supone la necesidad de reconfigurar la función de lo masculino.

Tal vez el sueño del feminismo más radical y virulento se ha hecho realidad. Los hombres ya no somos necesarios. Al menos no más que como meros sementales. Como a un tubo de pasta dental se lo puede exprimir para obtener de él la semilla de la vida. Luego se le puede botar y, si hay suficientes ganas, hasta se le puede cambiar por otro. Después de todo, siempre hay un ejército de sementales bien dispuestos a ser objetos del siguiente intercambio.

Desgraciadamente los hombres no comprenden lo que les está sucediendo. No alcanzan a darse cuenta de lo inseguros y atemorizados que están. Mientras más aterrados, más se comportan como niños. Y esta es una queja femenina recurrente. ¿Porqué los hombres son cada vez menos hombres? Pues la respuesta es simple: porque la mujer ha ocupado tanto los espacios de la masculinidad que ha dejado a los hombres sin una función que ejecutar. Al parecer lo hicieron tan mal durante tanto tiempo que ellas decidieron hacerlo todo por sí mismas. Crían, trabajan, consumen, tienen sexo casual.

Ante la presión constante, lo masculino se ha feminizado. Ahora los hombres deben ser sensibles y escuchar los deseos y necesidades de la mujer. Deben mostrar sus sentimientos. Deben ser más delicados. Por contraparte, lo femenino se ha masculinizado. Las mujeres deben ser fuertes e independientes. Deben valerse por sí mismas y tomar lo que necesitan. Decidir sin preguntar. En esta verdadera despolarización la pareja se ahoga en el conflicto ante la ausencia de roles diferenciados. Hay que negociarlo todo y llegar a un consenso intersubjetivo. Resulta difícil cuando el padre es una figura transitoria, fugaz, acaso irrelevante. La dinámica familiar ha cambiado profundamente y apenas logra sostenerse en pie de maneras viables desde la monoparentalidad. Los tribunales de familia son sistemáticos en satanizar lo masculino y la cultura popular abunda en descalificaciones degradantes que se propagan por los medios de comunicación como estereotipos para divertir a las audiencias.

Lo masculino se encuentra fracturado y necesita reelaborarse. Las ruinas en que se halla no permiten la articulación de modos de vida saludables para los hombres. Debido a que lo masculino se constituye en relación de oposición con lo femenino y viceversa, la modificación de un polo supone un desafío mayor a la identidad del otro. El problema es que el marco referencial no les está indicando a los hombres qué hacer frente a la reconfiguración de las mujeres, cada vez más implicadas en los roles y espacios tradicionalmente masculinos.

Como psicoterapeuta, me preocupa mucho el aumento de la devaluación masculina, la vulnerabilidad emocional no asumida y el desmedido refugio en los intoxicantes con el que se intenta compensar artificialmente la inseguridad y una autoestima debilitada por la narrativa social dominante. El momento histórico que vivimos es delicado. Todo lo que dábamos por sentado ha sido reducido a polvo. ¿Cuál es el rol de lo masculino en la era del relativismo y la masculina emancipación femenina? Es un misterio que solo se resolverá con el paso de las décadas. No obstante, como la historia de la humanidad es una crónica de los excesos, es probable que tarde o temprano el machismo patriarcal termine retornando en gloria y majestad cuando la desestructuración de parejas y familias haya dañado de modo aberrante la estructura de personalidad de varias generaciones. 

Necesitamos la ayuda de las mujeres en la tarea de evitar seguir profundizando un problema que adopta tintes de crisis global en la Civilización Occidental. Porque los hombres solos no podremos encontrar un lugar adecuado si nuestras propias madres, así como las madres del mañana, todas mujeres emancipadas, no logran transmitirnos un sentido de útil dignidad dentro de la cultura contemporánea. He aquí un desafío mayor para todos y cada uno de nosotros.

—–

Foto: Tony Madrid / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de junio

Pablo, qué buena columna. Se agradece esta mirada, cuando en verdad quienes nos ocupamos de los temas de género vivimos reflexionando acerca de los lugares más igualitarios que le competen a la mujer. El desamparo y la desestructuración son un hecho en la masculinidad de hoy, así como lo es el doble vínculo y la frustración en la feminidad actual. Creo que es tiempo de sentarnos a reflexionar sobre temas de género desde un sitio diferente del revanchismo o la descalificación, porque todos lo necesitamos.

Aun así, necesito hacer un alcance respecto de lo que dices. Afirmas que “es probable que tarde o temprano el machismo patriarcal termine retornando en gloria y majestad cuando la desestructuración de parejas y familias haya dañado de modo aberrante la estructura de personalidad de varias generaciones.”

Me preocupa la idea del “daño” y de “desestructuración de parejas” que se desprende de la idea de cambio o de falta de diferenciación tradicional entre masculino y femenino. Creo que el camino tiene que ver con encontrar otros sitios para las diferenciaciones y, sobre todo, las complementariedades. De lo contrario, y al igual que en toda la historia de la humanidad, seguiremos muy solos. Este es un momento delicado, cierto. Pero es mucho más auspicioso que otros momentos, justamente porque en la rigidez del rol se duele y se daña la humanidad, aun cuando ciertas representaciones de género sean necesarias para saber cómo relacionarnos.

Es cierto que las mujeres podemos y debemos iluminar este cambio, así como los hombres pueden y deben ir al encuentro de lo que permita un mejor encuentro con el otro (la otra), desde la humanidad misma, mucho antes que desde la repesentación social, que nunca es suficiente.

Como dijo Roque Dalton: que la diferencia de sexos -y de géneros, podríamos agregar acá – brilla mucho mejor en la profunda noche amorosa, cuando se conocen todos esos secretos
que nos mantenían enmascarados y ajenos.

Cariños.

V.

Jorge Silva

11 de junio

Aunque nunca me han atraído los lloriqueos postmodernistas, yo no puedo negar la crisis del concepto de masculinidad y la de muchos hombres que se ven despojados muchas veces, desplazados en su búsqueda de autoconcepto. Es una especie de cortocircuito, nuevas actitudes se manifiestan en la sociedad donde todos somos partícipes, padres separados viendo como no pueden ver a sus hijos más de lo que quisieran, pocos planes de salud pública enfocados a la masculinidad… en fin.

Todas esas disonancias, inclusive sobre aspectos que los hombres hemos aceptado como necesarios (la supuesta “feminización”) y que no se ha retribuido como debiese por parte de una frivolidad latente y palpable en la sociedad femenina, frivolidad que ojo, está presente más y más como fenómeno sociológico y no meramente de género. Pero te digo algo? cuando mamita y papito, Kramer vs Kramer viven su lucha dialéctica, los niños que están en ese exterior, viviendo también el problema y haciéndolo parte de su desarrollo algún día van a manifestar los frutos de toda esa estupidez y espero que sea rápido, o lo haremos nosotros.

Marcelo Salinas Duque

11 de junio

Es lo que esta de moda en los programas de tv, radio y otros donde el hombre es el centro de la burla , los hombres estamos siendo constantemente devaluados, pasados a llevar groseramente, por la sociedad que ve en la psicologia inversa una reivindicacion femenina que aumenta su ego a partir de destruir la imagen de los hombres. Hasta cuando el abuso, hasta cuando dejamos que las mujeres terminen sus complejos a travès del insulto gratuito y de la caricaturizaciòn de nuestro genero… ?, creo que no es la forma…

05 de septiembre

¡Diste en el clavo…! Abundan sobre todo en la TV los programas donde la figura masculina es convertida en caricatura y objeto de burla. Tambien en la radio, en los periódicos, la publicidad y en la literatura que posa de moderna o progre solo por capturar la atención de las que culpan de todas sus tragedias, fracasos y frustraciones a los hombres con cero crítica a la forma en que está estructurada esta sociedad de la que la mujer forma parte, y donde también han aportado a hacerla desigual y discriminatoria…. siempre es mas facil echarle la culpa al otro. Y todo esto ante la mirada complaciente de los mamones y machos castrados complacientes que sienten terror de reclamar ante la aplanadora que ya tienen sobre sus cabezas por temor a que les digan ¡machista, retrogrado, pasado de moda, fascista, reaccionario, etc…! Comparto la idea de la igualdad de género, pero que sea de verdad y sin ventajas oportunistas como se ha visto en paises europeos donde los hombres quedan legalmente en desventaja en el aspecto matrimonial, legal, hijos, etc…

Marcio Baeza

11 de junio

Te asusta tu madre y tu señora tengan un buen trabajo, que sean independientes, que no tengan la necesidad de depender de un macho-alfa. No es necesario nunca lo ha sido. Deberias ser feliz con que las mujeres tengan un rol tan espectacular como el que estan teniendo y si ellas lo hacen tan bien, nosotros deberiamos aplaudirlas y no sentirnos menoscabados y sin rol en la sociedad. Porque los roles no pueden cambiar, hombre y mujer siempre dependerán uno de otro, serán un complemento y si alguna vez creiste que “el hombre arriba y la mujer abajo” entonces tu pareja no será tu pareja solo será tu acompañante.

09 de julio

Este es el único comentario medianamente clever.

Estar preocupado de la “crisis de la masculinidad” y del rol del género masculino, cuando aún vivimos en una sociedad donde igualdad de género significa -para la mujer- perder su rol femenino y masculinizarse para poder salir adelante… ¡Qué típicamente machista!

11 de junio

Me surgen dos reflexiones en torno a esta columna:

1) Entiendo que cuando el autor habla de “crisis de la masculinidad”, se refiere a que han habido cambios en los roles de género, y que hoy las mujeres (creo que más las de clase media y alta) son más independientes que antes respecto de los hombres. Estoy de acuerdo con esto, pero denominar “crisis” a este fenómeno me genera bastantes dudas esto. Al menos en América Latina, en promedio los hombres seguimos ganando más plata que una mujer en el mismo cargo; seguimos ocupando mayoritariamente los puestos más importantes en las empresas (mucho más frecuentemente que las mujeres); seguimos ocupando más cargos políticos que las mujeres; seguimos teniendo mayor participación en el campo científico y en las políticas de producción del conocimiento que lo que tienen las mujeres; seguimos abocándonos prioritariamente a las tareas económicas y políticas, mientras las mujeres lo hacen al ámbito doméstico (la sola ley de post-natal que procura 6 meses para la mujer y sólo 4 o 5 días para el hombre es una referencia clara de esto), etc, etc, etc… Creo que la masculinidad que es típica del sistema patriarcal aun domina las sociedades contemporáneas.

Es cierto, muchas mujeres (afortunadamente) ya no cumplen los mismos roles que la sociedad les asignaba en la década del 50 o del 60, pero esto no implica que hayan logrado plena igualdad de derechos y reconocimiento frente a los hombres. Las desigualdades de género siguen muy vigentes en nuestra región, y se agudizan aun más cuando se intercalan con desigualdades de clase, raza, identidades sexo-genérica, u otras. Así que hablar de “crisis de la masculinidad” me parece francamente una burla hacia aquellas mujeres que viven aun violencia física, psíquica, económica y simbólica, producto de un modelo de masculinidad patriarcal que sigue muy vigente en varios espacios sociales.

2) Por otro lado, el autor asume que esta supuesta crisis de la masculinidad sería algo negativo para la cultura occidental. La verdad que si el modelo tradicional de masculinidad (ese macho proveedor, dominante, decisor, etc.) entrara realmente en crisis, me parecería una noticia fabulosa. Y es que ese modelo no sólo ha causado daño a millones de mujeres que han asumido que su destino es lo doméstico, lo reproductivo, la crianza, el abuso, etc., sino también a hombres que no comulgan con los patrones de heterosexualidad de la masculinidad tradicional, y a personas a quienes se les asignó un sexo distinto de que autoperciben.

Y si esta supuesta crisis socava a “la familia”, como dice el autor, ¡tanto mejor! La evidencia ha mostrado que las familias son múltiples y diversas, y no deben por qué pensarse sólo bajo el concepto de familia nuclear, regida por modelos heterosexuales y patriarcales.

La lucha por la conquista de autonomía por parte de las mujeres (dicho sea de paso, qué idea más estereotipada que tiene el autor acerca del feminismo), contrario a lo que deduzco que piensa el autor, no es una lucha de mujeres vs. hombres. Es una lucha social en la que todas y todos podemos (y creo firmemente que debemos) participar. Seguir avalando o mirando con nostalgia a los modelos de masculinidad patriarcales y heteronormativos, es seguir reproduciendo las desigualdades y prejuicios de género que tanto daño han hecho a generaciones.

Jorge Silva

11 de junio

así como existe un feminismo también debe existir un masculinismo. Incluir hombres en las luchas feministas no es suficiente señor

lolo

05 de diciembre

yo creo que tu comentario apunta a la homosexualidad y alas sociedades de convivencio fundamentadas en la false libertad sin compromiso sin seguridades sin certidumbres la libertad de un hombre con pene no puede ser igual que la livertad de una mujer con vajina so pena de tener abortista de cabezera, deapareser alos hombres de su alrededor o convertirl los en santos que practiquen la castidad hay buscar soluciones partieno de la relidad y la relidad es que las mujeres son mas vulnerablesw en el aspecto sexual deviso asu anatomia y n o por que quieran los hombres o los oatriarcas o los machistas sino por que la naturalesa asi lo quiso y contra ella no hay sviduria ni burla ni ironia y como son mas vunerablees tambien exiguen y meresen mas seguridad una seguriad que es mas accesible en el hogar no fuera de el la violensis fue es y sera u na cuestaion de moral humana que nase del comrazon humano caido y alejado de dios la violensia no viene del pne no de los testiculos nace del corazon egoista que desea dominar a sus semenjantes historicamente la mujer ha savido muy bien mancharse la smans de sangre ha savido servirse comodamente la la vlonesia del machismo ha savido muy bien sacar provecho de la violensia de los machos malos ha savido olvidarse de los derechos de sus congeneres cuando la violensi de sus machos le conviene de la pobressa de sus congeneres cuando su macho le save llenr el plato del sufrimiento y ls explotacion de sus congeneres

lolo

05 de diciembre

cuando su macho malo sve vestirla ala moda tambien supo muy bien desahogar sus golpes y maltrapos que le propinaba su macho mlo contra sus hijos hay silos hijos hablaran supo sngrarlos supo castigrlos y si tambien matarlos con su autorida y su rabia materna non engañemos no se trata de satanizar lo femenino pero hay qye ser justos con cada adan hay una eva y peca el que mata ala vaca como el que le agarra la pata debajo d unas faldas puede haber mucho amr y mucha ternura sin nesesidad de ser una santa pero tambien hay sangre delitos hipocresias y tal vez mas viles por que intentan ser encubiertos bajo l mascara de inocensia y pureza de lo que tant o le gust alas mujeres hacer alarde humanamente y bajo el egoismo cadaquien se agrra asu menso el patron al hombre el hombre asu mujer la mujer al hijo el hijo al perro o acaso las reinas pensaban en los derechos de sus esclavas , o las señoras en los derechos de sus sirvientas o actulmente culquier adinerada piensa en los derechos de la maria amenudo claro que no y peor aun tocando el tema del monstruo proxeneta que ultraja mujeres claro que no y jusgen hombres y tambien ustedes mujeres acaso la madrota pensara en los derechos de sus blancas acso esas mujeres lesvianas que prefieren andar por la vida siendo hombres por que abrrecen lo que conosiern cocmmfemenino y supieron valorar y elegior el espectrofemenino solo ellas podrian esir que monstruosidaes vieron en las mujeres de su entorno para hacer semejnte

lolo

05 de diciembre

PERDON QUISE DESIR VER Y VALORAR EL ESPECTRO MAS CULINO aparte es verdad cada quien habla como le va en la feria pero en mi opinion la mujer tiene mas fasilidad para la hipocresia y y para la tirania del devil osea del que save chingar quedito ademas es una infami grave una clumnia desir que el hombre fue un macho malo patriarca dominante violento sucio perverso duro insensible tatatata el hombre antiguo nos hered ala humnidad un patrimonip presioso en medio de luces y sombras de haciertos y errores gerras echas portodos donde todos fueron victimas de todos ( po sierto que ya s save que hay mujeres perversas que saven encender incendios y utilizar lafursa de los hombres pra dañas sus victimas sean bunos omalos como ellas sean hombres o mujeres y como o hacen explotando su fama de frajiles e indefensas un patrimonio que no es exclusivo de el lo es tambien de la mujuer ya que hambos procrearon ese legado donde mbos tienen de que sentirse orguyosos y ambostienen de que avergonzarse y ambien tienen de que ser decapitados mujeres peversas como una dalila como la acosadora de jose el soñador colo lka mujer que acusa a pedro y en la bibli describen muy bien ala mujer grande y gloriosa como la mujer miserable y pestilente lo mismo que al hombre por mi parte no veo nada indigno en cuidar unhogar unos hijos u servir aun marido siempre que el maro responda por suhogar y su familia l auq mujer que no quiere esclavisrse aun hogar termina p

lolo

05 de diciembre

termina por hacrese esclava de un trabajo de un patron la queno quire ser ultrajada por su marido termina siendlo de terceros en la calle en el trbajo ahora la mujer va a conoser lo que el hombre ha sufrido y que eya no savi con un patro con unos compañeros la competensia desleal el peregrinar para ganarse el pan el alimentar a bocas que no son la suya yo me inclino por el modelo tradicional bajjo condiciones de noblesa y buena voluntad no donde el hombre es golpeador y la mujer infiel buscapleitos y el hogar se comvierte en santuario de delincuentes la ternura de enfrentr el mundo violento para gana cocirse el pan y cocinarlo para disfrutarlo encasa es el mejor negosio y el mejor sistema le pese aquien le pese aconservadors y a liberalea a tradicionalistas y a innovadores a gente de AMPLIO CITERIO ono alos que aborresen lo pasado de moda alos ultra tolerantes que definenden incluso lalivertad de destruir y ser destruido solo quien tiene el valor de ver la vida eal deduce que la tregua antes de destruir lo masculino y lo femenino y solo quede la ruina de ambos en un ser deshumanizado y ni lo uno ni lo otro es regresar al idel donde ambos se sirven ambos se desean y ambos de admiran y nesesitan el uno del otro solo entonses nos sentireos completos y felizes de ser diferentes y en contrar al otro que es diferente de mi que es hermoso lo mejor echo para mi olvde mencioar mujeres admirables de la biblia judith noemi, raquel maria mad

lolo

05 de diciembre

la madre de jesus entre muchas otras la cual pr cierto no dijo hay estoy esclavisada a cuidar aun hijo encerrada en una casa la cual supo hayar libertad con seguridad bueno como ven mi pensamiento esta marcado por la fe cristiana preve que uno que otro hombre light me salga consus intoleransias religiosa ya que hay mucho odio ala religion pero escrio todo esto con la mejor intecion para las nobles conciensias los que se sientan indignos e inmeresedores de esto puedon ofenderla burlarde o ridiculizarla con palabras rebuscadas y choros mareadoes para salvar su yo con algun mecanismo de defensa neurotico para terminar dios creo al hombre y ala mujer a imajen y semejansa suya osea ambos somos un reflejo del poder y la ternura de dios pero por envidia del diablo( feminismo abortivo, machismo envidia mujeres, cultura progay transformahombres en homosexualescon mascara de comprension y justicieros eroes de los pobresitos homosesuales , etc etc etc ) el pecado entro el la humanidad desfigurand el equilibrio inicial el el que dios el hombre y la naturaleza estaban en perfecto eltado pero ahora por el pecado desconfianza en dios de adan y eva asociados ASOCIADOS ahra ese equilibrio desaprese y todo se torna hostil todos contra todos primer el hombre esta feliz por la creacion de eva despues la culpa de sus acto y ala vez eva cul pa aalgomas de su acto si satanas portal los males no nacen de su ser hombre o su ser mujer sino del pecado

lolo

05 de diciembre

bueno ya ahora si para terminar el que odia odia lo que se pueda el chiste es que sea diferente o incluso lo mismo el chiste el odiar embriagemonos de la fortuno de ser hombres y descubramos las riquezas que eso conlleva yo iro alos personajes biblicos d llenos de una espiritualidad masculinizada llen de aventura e mocion virtud honor magia tenura coraje fortaleza tambien naturalidad y autenticidad cosa que en el mercado clandestino de masculinidades donde cadaquien quiere sugerir o imponer que es la masculiniudad desde lomas absurdo lo mas estrafalario hasta lo mas monstruoso ahi nunca encontre suerte que el que murio en la cruz con el corazon desgarrado e tanto amor el combre con corazon y cuerpo de hombre que honor suerte que la que esta al pie de esa cruz atravedada del corazon con una ezpada como victima seundaria ueriendo y sirviendo como unico consuelo al acrivillado es una mujer suerte que la mujer mo al hombre hasta acompañarlo y moror con el en lacruz suerte que el hombre amo ala mujer hasta ver en ella su unica fuerza ala hora del infierno vya sociedad vaya manera de de enfrentar la el mal la nuerte y la VIOLENSia sa viendo encontrarse en el amor y la humildad vaya manera de enamorarse de lo contrario hasta dar la vida espero que les sirva de algo nota no soy escritor y las fltas de ortografia son gratis

12 de junio

Creo que nos estamos refiriendo a una redefinición, tal vez más o menos forzada, de la masculinidad más que a una crisis de la masculinidad. Pensar lo segundo es como decir que una mujer conduciendo una micro es menos femenina porque hace una “pega de hombre”, cómo pensar que la mujer no debe ponerse arriba o, como mi mamá, pensar que el olor a cloro es olor a limpio; es confundir el todo con las partes. Me cuesta mucho creer (la verdad es que me cuesta mucho ver) que los hombres estén asustados en una esquina mirando como las mujeres arrasan con el mundo que ellos habían construido, me cuesta mucho pensar que el tipo que, en la barra de un bar, pide una piscola, lo hace para vencer el miedo que le produce una mujer tan dueña de sí misma y que lo va a usar como a un objeto, pero cada uno con sus creencias.
Lo que sí veo es que hay un cambio en los roles, y que hace falta hacer una definición de lo masculino que no esté gobernada por nostalgias del machismo de los abuelos ni emane del dimorfismo sexual; una liberación masculina. ¿Las mujeres han sido capaces de ocupar (okupar) terrenos que pertenecieron al hombre por milenios? ¿Establecer que lo femenino es más que la lindura inocente, la solicitud, el silencio y la buena crianza? ¿La liberación femenina implicó una crisis de la feminidad? Ok, pero el apocalipsis que esto supone sólo puede afectar al hombre que no comprenda que lo masculino es más que la cerveza, las manos con grasa y la violencia ejercida por uno u otro medio como el de tener la última palabra en la casa. La “crisis de la masculinidad” sólo puede sufrirla el macho alfa, el hombre malboro, el que no quiera preguntarse, el que no quiera entender el mundo como el mundo es. Tal vez las nuevas generaciones no tengan miedo de encontrar una masculinidad genuina ocupando espacios que se asociaban a lo femenino y que tienen que ver con lo humano. Pretendemos ser dueños de una inteligencia superior a la de monos y delfines, pero seguimos definiendo roles en términos de macho-hembra y no hombre-mujer, vamos a ejercer esa inteligencia superior un poquito. La crisis que menciona es una crisis, tal vez, de lo que se creía era lo masculino, por otra parte, no se preocupe, que las mujeres siguen ganando menos, siguen viéndose lindas en los comerciales de champú y dudo que posar engrasada en el calendario de un taller mecánico califique como ocupar espacios de hombre. Cuando pase por una obra y las mujeres le piropeen desde un andamio, preocúpese, que ha llegado el fin.
Tal vez para abandonar una posición de poder y conquistar espacios de igualdad hay que ser bien hombrecito también.

07 de noviembre

te sere sincero estoy de acuerdo con el articulo del autor en lo de la crisis de la masculinidad pero yo no creo que eso este ocurriendo actualmente sinceramente creo que actualmente vivimos un empoderamiento femenino que coloca a la mujer como un igual del hombre y no un inferior, aunque cabe destacar que en muchos lados este empoderamiento trata de colocar a la mujer por encima del hombre, el problema con todo esto es que lograr la igualdad de la mujer es un tanto complicado que las caracteristicas sexuales no deberian interferir con nuestro pensamiento acerca de lo que es y quien es una mujer o un hombre? lo veo dificil nuestras caracteristicas fisicas nos definen como persona aunque uno aprenda a aceptarse tal como es de todas formas las caracteristicas fisicas te habran definido buena parte de la vida, el modelo patriarcal al parecer se desarrollo de esa manera por las caracteristicas sexuales que diferencian ambos generos, asi que, para que un niña vea igual a un hombre se necesitara una clara educacion, el problema viene con que he visto feministas y varias creen que el feminismo es el empoderamiento de la mujer por sobre el hombre y no una igualdad, por lo que me temo que la educacion que logre que un niño vea a una mujer como un igual pueda terminar convertida en lo que toca este articulo una crisis de la masculinidad.
en definitiva la masculinidad entrara en crisis si se tocan las ideas equivocadas.

12 de junio

Yo no sé en que minuto José Manuel quizo leer en mis palabras una referencia a la heteronormatividad. Tampoco entiendo en qué pudo inferir arbitrariamente una apología del machismo patriarcal. Por el contrario abogo por un diálogo franco intergénero. Invito a las mujeres a ayudarnos a reconfigurar nuestra identidad masculina, lejos de todo revanchismo o resentimiento. La crisis de la masculinidad a la que me refiero es más que solo una ausencia de rol. Es una pérdida de la antigua identidad y un período de inestabilidad en la búsqueda de una nueva.

Creo que no es sano en un debate homologarlo todo, pegotearlo todo, amalgamarlo todo. Hagamos distinciones para evitar confusión. La columna hace referencia a un desafío para nosotros los hombres: la de reconstruir nuestra identidad de género. No estoy por disculpar los abusos ni los excesos del machismo. Nada he dicho sobre la homofobia y otras formas de execrable intolerancia. Entiendo que para muchos estos temas activan fuertes emociones, pero por un momento intentemos ser racionales y rigurosos para opinar. Propongamos vías de entendimiento.

Temo que de no ser cuidadosos en este momento histórico caigamos en lo que la humanidad ha caído siempre: otro nuevo exceso para sobre-compensar un exceso anterior. La masculinidad está en crisis porque ya no haya un lugar claro en la cultura occidental. Aún está difuminada su nueva función. El aumento de la psicopatología ansiosa, depresiva y por dependencia de sustancias en la población masculina da cuenta del problema para encontrar un nicho social adecuado al rol de género y de un autoconcepto debilitado. Desde luego existen otros factores que inciden sobre ello como la locura en el ritmo de vida laboral de las grandes ciudades, la competitividad descarnada y el sinsentido de una Era carente de metarrelatos. No obstante para los que trabajamos en el área de salud mental se hace cada vez más evidente que los hombres están desorientados en su papel y que padecen de temores que apenas logran reconocer por su carácter mayoritariamente inconsciente.

Cada cual podrá elegir ver o no ver lo que nos está pasando. El mecanismo de negación es también una posibilidad, a veces incluso necesaria, para defender al Yo de la angustia. Bienvenido sea el debate.

12 de junio

Estimado Pablo

Agradezco tu respuesta y aclaraciones, y lamento si te malinterpreté. La verdad, no quise insinuar que tus palabras fuesen homofóbicas o una apología al machismo patriarcal, en lo absoluto. A lo que me refería, y sigo sosteniendo, es que discrepo con el concepto de “crisis de la masculinidad” que legítimamente defiendes, porque creo que esta supuesta crisis no es tal, considerando la hegemonía que aun existe de ese modelo de hombre que ocupa un lugar jerárquicamente ventajoso respecto de la mujer en nuestras sociedades. Precisamente, los antecedentes que te indicaba respecto del lugar aventajado que aun tenemos los hombres en términos ocupacionales, en términos de participación política, en términos de autonomía sobre nuestros propios cuerpos, etc… me hacen dudar seriamente de esto que indicas referido a que “la masculinidad está en crisis porque ya no haya un lugar claro en la cultura occidental”. Creo, por el contrario, que lo masculino (o lo que tradicionalmente se ha considerado como masculino al menos), sigue teniendo un lugar hegemónico en Occidente. Es precisamente la cultura occidental y todo lo que ella representa, la que nos posiciona a los hombres (centralmente a los blancos, de clase media y heterosexuales) en lugares simbólicos y materiales aventajados respecto de las mujeres aun hoy. Por todo lo anterior, pienso que antes de hablar de crisis, a lo sumo yo hablaría quizás de transformaciones o tímidos cambios que se estarían generando en la masculinidad, y aun de manera incipiente. E incluso lo matizaría en función de variables de clase, raza, etnia, etc.

Cuando hago énfasis a el “lugar” donde la cultura occidental nos posiciona a los hombres (y nosotros nos encargamos de posicionamos), no hablo sólo en términos de roles de género, sino también identitarios. Porque ¿hasta qué punto podemos separar la identidad respecto de nuestras acciones? Creo que la identidad de género se configura precisamente a partir de normas de género que reproducimos en nuestro actuar. Por lo tanto, cuando “actuamos” en los aventajados roles que siguen siendo hegemónicos para los hombres, es cuando nuestra identidad masculina se produce y reproduce.

Ahora bien, si bien no concuerdo con la idea de “crisis” de la masculinidad, no discuto que han habido transformaciones en las últimas décadas. Las mujeres han conquistado espacios que hace 50 años tenían vedados, y los hombres hemos comenzado a asumir tares y actitudes que hace 50 años nos prohibíamos. De algún modo, si tenemos que pensar en las transformaciones que ha sufrido la masculinidad, creo que necesariamente hay que pensar en cuál es el modelo que se ha ido transformando (o que habría entrado en crisis, como sostienes). Y pienso que ese modelo está fuertemente permeado por nociones patriarcales y heteronormativas de lo masculino que han sido reproducidas a lo largo de la historia. Con esto no insinúo en ningún caso que tú estés de acuerdo con el patriarcado o la homofobia, en lo absoluto. Sino que quiero decir que el modelo de masculinidad que indicas que habría entrado en crisis, infiero que es la del hombre heterosexual, proveedor, abocado a ciertas tareas típicamente masculinas vinculadas con el trabajo productivo (y no con el reproductivo, que se le ha imputado a las mujeres históricamente), etc… Ese modelo, a mí entender, ha causado serios daños en muchas personas. No sólo en mujeres, sino incluso en aquellos hombres que no comulgan con las normas de comportamiento del modelo de “hombre occidental” (heterosexual, proveedor, trabajador, etc.), y en hombres cuyos cuerpos tampoco se ajustan a las expectativas estéticas que dictan dichas normas, como pueden ser los cuerpos de personas trans. Es por eso que, en mi caso, resalto lo positivo que sería que “la masculinidad” entrara en crisis, o al menos esa masculinidad tradicional que ha ocupado históricamente un lugar hegemónico en Occidente (aunque, insisto, creo que estamos lejos de tal crisis).

Comprendo, sin embargo, tu preocupación desde el punto de vista de la salud psíquica. Comprendo que te preocupe el aumento de psicopatologías en algunos hombres producto de la crisis de la masculinidad que legítimamente sostienes que se ha producido. Creo, sin embargo, que es muy necesario revisar constante y críticamente nuestras hipótesis. Tal como señalas, es probable que el aumento de psicopatologías tengan múltiples factores, por lo que habría que revisar hasta qué punto son las reconfiguraciones de las identidades de género las que estarían causando tales problemas.

Saludos

PD: Gracias por la aclaración respecto de tu idea del feminismo (o de los feminismos, como bien señalas). La verdad creo que pocas feministas, incluso radicales, se considerarían representadas por Valerie Solanas, o por cualquier posición misándrica, pero entiendo que bajo ciertas interpretaciones que probablemente no vale la pena discutir ahora, podría situarse a Solanas como una feminista radical.

Carlos

17 de julio

Bia, legal, vocea me ajudou, tks.Ze9 Ricardo, sobre a biobclteia do futuro, ao inve9s de como e9 hoje, esse entulhae7e3o , problema de espae7o e alergia, imagino algo como uma caixinha bem pequena, com ve1rios SD-Cards, ou algo do geanero super poderosos, que vocea escolhe o que quer ler .Todos este3o com suas marcas daquilo que destacou no texto.Daed para frente, talvez minha cabee7a ne3o consiga pensar em algo mais fe1cil do que isso por enquanto, mas por aed.Menos espae7o, mais portabilidade, mais facilidade de busca .interae7e3o entre a minha biobclteia digital e o mundo.Tem gente querendo aumentar biobclteia e eu pensando cada vez mais reduzir a minha e andar com ela no bolso, tendo milhares de pensadores no bolso seja onde eu esteja.Seria te3o bom.Sim, acredito que pensadores ermitf5es se3o coisas invie1veis para frente, ate9 por que vamos ter que interagir muito, pois o volume da informae7e3o ne3o permite que algue9m saiba tudo, cada um sabe um pedae7o, que sf3 faz sentido na interae7e3o.A ideia dos especialistas que sabem muito de algo je1 se mostrou improdutiva, vai se inverter, muitos sabem pouco de tudo e tudo sf3 vale se houver interae7e3o, pois sozinho seremos fre1geis.Obviamente, que havere1 espae7o para grandes geanios, mas que sabere3o articular em grupo Viagens?Que achas?abrae7os,Valeu a visita,Nepf4.

12 de junio

Me olvidaba de mencionar algo sobre el feminismo de corte más radical y virulento al que hago referencia. Todos sabemos que existen “los feminismos” y que son tan diferentes unos de otros que no deberíamos usar el mismo vocablo para referirnos a todos ellos. Yo mencioné el sueño de una corriente feminista de los años ’70 que se identificó con el Manifiesto SCUM de Valerie Solanas, profundamente misándrico y violento.

12 de junio

Creo que se comete un grueso error al tratarnos como “entes” completamente separados o disociados los unos de los otros. Tanto mujeres como hombres debemos convivir y compenetrarnos totalmente en la amplia gama de tareas propias de la cotidianeidad moderna. Discrepo respecto de que esta “crisis” identitaria masculina repercute más en las generaciones jóvenes. Desde una mirada experiencial, puedo decir que son más los hombres sobre los 40 años a quienes les cuesta trabajo comprender la polifuncionalidad de la mujer actual. Al menos para mí, las mujeres tienen, y han tenido-aunque antaño fueran sometidas y anuladas-, las mismas capacidades masculinas. Hoy se les permite participar en esas esferas, pero sus habilidades siempre han estado ahí, incólumes. El desafío, a mi juicio, es que nosostros los varones debemos aprender a ver a la mujer ya no como la delicada figura pasiva y sumisa, sino como el agente activo, participativo y fundamental de nuestra sociedad. En simple, nos necesitamos, quierase o no, mutuamente. Somos dicotómicos. Gran columna, tocayo.

Dianne

18 de julio

E sobre as questf5es do nosso Ministe9rio do Conhecimento (parte do governo 2.0? rs), a bicteoliba ainda vai precisar de um aporte. Por mais que se difunda o contefado desses livros online, queste3o econf4mica ainda impede a maior vantagem do livro, que e9 a portabilidade. Eu posso ler um livro eletrf4nico debaixo de uma e1rvore, desde que eu tenha um hardware que custa bem mais caro que um computador popular, tenha uma conexe3o que custe absurdamente caro no Brasil um aparelho porte1til o suficiente para eu ler um livro no f4nibus ne3o sai por menos de 700 reais. O livro ainda ganha nisso. Logo, ne3o vejo investimento na difuse3o de conhecimento online e no papel como investimentos excludentes; ao menos ne3o no momento.

Ignacia Villagra

30 de junio

Es bueno que se escriba acerca del rol del hombre en la sociedad actual, es triste ver como los hombres ya no lo son y como las mujeres se han convertido en hombres. Es necesario reconocer que hombre y mujer tienen el mismo valor pero con roles distintos, es algo que las mujeres no quieren asumir, también en parte por culpa del trato que se les dio a las mujeres por siglos, que nació de una mala comprensión de lo que significa ser hombre: protector, proveedor, líder, y de una naturaleza más salvaje que la mujer. Pero la respuesta de la mujer ha sido peor,la medicina resultó peor que la enfermedad, la mujer ha usurpado el rol del hombre en la sociedad y en la familia, pero las consecuencias de esto han sido y seguirán siendo terribles, no sólo como consecuencia para la sociedad sino para la mujer misma. Las mujeres nos deleitamos con películas como Orgullo y Prejuicio, que nos habla de una feminidad tan particular y soñamos con el gran personaje de Mr. Darcy, que a pesar de su timidez y los prejuicios va tras la mujer que quiere y la defiende, protege y conquista, pero a pesar de que anhelamos un orden así en los roles, en la actualidad la mujer ya no respeta al hombre y no le espera, para que él inicie y así ella responda sino que arrasa con él, destruyendo su orgullo. También es importante mencionar ¿en dónde podremos encontrar la verdad acerca de ser masculino y femenina? En una sociedad postmoderna, nihilista ¿quién tiene la verdad? ¿por qué ha de importarnos recuperar la esencia de hombre y la mujer? Todo mi conocimiento respecto a la masculinidad y feminidad han surgido de la biblia, ésta tiene mucho que decir al respecto (ya que el Creador habla de Su creación) y lo ha dicho mucho antes que la psicología y cómo se deben respetar los roles, ya que Dios ha creado un orden perfecto sin tener uno más valor que el otro.

Vita

18 de julio

Oi Nepf4,Sim, penso que e9 preciso penasr novas formas de negf3cio para os novos tempos da comunicae7e3o em rede, onde as informae7f5es por natureza fluem sem cessar. Na e1rea da mfasica je1 existem ve1rias experieancias que este3o dando certo distribui-se a mfasica de grae7a e ganha-se dinheiro com os shows.O mundo do livro ou das letras tere1 que encontrar seus modelos adaptados aos tempos atuais. O que vocea propf4s se aplica muito bem aos livros sobre ideias. Mas e a literatura, sere1 igual? Escritores de fice7e3o dando palestras? Pode ser e ate9 je1 acontece, mas me parece que a demanda ne3o e9 te3o grande, nem a disposie7e3o de muitos autores. Enfim, sf3 especulando.E e9 bom lembrar que hoje estamos discutindo no Paeds a nova lei de direito autoral, que por sinal tem encontrado fortedssimas resisteancias bjsBia

Juan Avendaño

26 de julio

una mujer inteligente que sabe lo que dice. A mí la verdad todas estas feministas y sus habladas ni me van ni me vienen, son despreciables, una aberración natural que al final se mostrará como tal y desaparecerá. Conforme el estatus de vida ficticio del ser humano sucumba (producto de su degradación moral y espiritual, además del agotamiento del petroleo que ha propulsado esta burbuja de artificialidad que han creado) y esta sociedad decline, las mujeres entrarán nuevamente en la ley de la naturaleza, y cuando eso llegue van a tener que volver a su rol, por las buenas o por las malas. En la ley de la naturaleza o se adaptan o se mueren. No crean que las mujeres feministas van a seguir con toda esa basura por siempre..es más, en unos siglos esta demencia del feminismo como tal será recordado como otra época de idiotez de la humanidad, como tantas otras.

FDS

09 de julio

Pobre y triste ser humano. Te compadezco, si no fuera tu miedo a las mujeres empoderadas, seguramente sería otro el “mal” que te atormentaría”.
Una visión muy sesgada y de un machismo solapado e insoportable.

Osiris

05 de enero

No entendiste nada de lo que leiste, no se trata de la dominacion de generos , se trata de la perdida de identidad , no habla sobre el machismo , habla sobre un rol social masculino que no entiende de razones por que esta inmerso en nuestro instinto y al no tomarlo crea demasiada confusion, pero tendrias que quitarte tu venda feminista para ser objetivo.

Osiris

05 de enero

El comentario es para FDS

Alex

17 de julio

Este tema este1 virando uma pilemoca.Vou sf3 colocar as minhas respostas, e vou parar, para ne3o ser considerado mais chato que o meu habitualSe e9 algo bom para o autor e leitor e e9 um negf3cio, por que o autor ne3o pode contar com – tambe9m se quiser – com o apoio de editoras conhecidas e mais tradicionais nesse novo mercado? Por que temos que pensar ou e9 do jeito atual ou se virem? Acho que falta profissionalismo a esse mercado “On demand”. Fiquei curioso para entender seu ponto de vista, me diga.Ne3o acho que ne3o se possa colocar o contefado do livro na rede, pore9m vejo dois problemas:1.free – o que o autor ganha com isto? Sf3 ficar conhecido?2.Paga por download – aqui ganha o autor, a editora se houver, o site de pagamento seguro, mas o leitor tenho minhas dfavidas:a.ele vai ler no monitor do computador?b.Vai imprimir? [totalmente ilf3gico]c.Vai precisar de um e-book?____________________________________________________________________Um texto esteja ele no papel ou digital….e9 confie1vel, desde que ne3o possa ser alterado….ne3o compreendo como um livro em formato digital vai ser menos confie1vel do que um em texto.Por favor, detalhe. Ok. Vou partir do principio que o contefado do livro papel sere1 exatamente o mesmo do livro digital, e neste ponto ate9 concordo que seriam confie1veis. Pore9m o fato de precisarem ser acessados com certa freqfceancia nos remete ao ponto abaixo.___________________________________________________________________O que defendo e9 que essa confiane7a hoje precisa ser re1pida, com menor custo, precisamos formar mais leitores, aumentar a base, que este1 emperrada com o livro em papel. Longe de mim achar que vai se trabalhar de grae7a, sugiro apenas que se mude o que se vende. Deixe de ser papel e passe a ser ideias. Queira entender melhor seu ponto de vista para poder saber se concordo ou ne3o com ele, se puder detalhar, eu volto.Um livro eu carrego para qualquer local. Para o texto on line existe necessidade de algum artefato eletrf4nico para salvar para posterior leitura. Pode obrigar a que todos venham a ter um e-book, ou que os textos fossem passados para ler em casa, ou no celular, o que me parece ser desconforte1vel, e gastaria mais energia num mundo onde se deveria tentar economizar [aqui vocea pode ate9 dizer que para fazer o livro estaria destruindo as arvores – mas existe o reflorestamento para estes casos]

Osiris

05 de enero

Me encanto gracias

Masculinidad anacrónica | claraiturriza

31 de mayo

[…] posiciones un tanto extremistas como la que plantea en un artículo Pablo Ianiszewski plantean la llegada de una época en que los hombres se volvieron prescindibles. Ya no sé si es […]

Lau Franco

28 de abril

Un saludo antes que nada. He leído este articulo por la palabra “crisis”,en lo particular, en mi país aun no hay una igualdad, solo en las grandes ciudades se vive menos descriminación hacia la mujer, sigue el maltrato, la violencia (fisica, emocional). Por otra parte esa imagen descriptiva de una mujer en un bar traga-hombres, me parece bastante caricaturesca ya que si el hombre(s) le tienen miedo a una mujer segura de si misma, no considero que tenga que ver con la identidad de rol. En la sociedad si se reflejan cambios considerables a comparación de décadas pasadas, los hombres que han tratado de seguirles los pasos a las mujeres en estos cambios no se sienten menos, ni amenazados, ni buleados, se sienten mas liberados y mas cómodos con su nuevo papel, ya no tienen tanta carga y presión por que ya no tienen que mantener solos la familia, ser el duro, el que no llora, el que no puede ayudar en casa o apoyar a los hijos por que eso era mal visto. Los cambios te enseñan nuevas cosas, nuevas emociones. Considero que el autor proyecto hacia un concepto de sociedad sus inseguridades y miedos. Debería relajarse ahora la sociedad te permite no ser el hombre perfecto y poderse equivocar. Por cierto pertenezco a esa nueva generación joven de la que tanto hablan Saludos

Jaime Cortés

29 de octubre

Tu comentario me parece desatinado al decir que eres psicólogo pues no es muy neutral, más bien parece una proyección de tus propios miedos. Es cierto, la masculinidad está en crisis, pero tus palabras denotan a un macho con miedo y no a una persona que se quiere integrar pero que, obvio, tiene dudas.
Sin embargo, me sirve mucho tu punto de vista, pues te salío natural, del “alma” digamos. Lo que sientes tú, seguro lo sienten otros tantos muchos que no pueden ver el valor que tienen de si mismos y de los otros y otras en el mundo.

Saludos

26 de julio

Falacia Ad-Hominem. Su araque personal no merece análisis alguno.

El Guapo

26 de julio

los hombes son menos hombres porque están promocionando a lo afeminado. Pero también las mujeres son cada vez menos mujeres. Qué hombre sensato va a querer estar con uno de estos engenderos marchimachados que de mujer ya tienen poco?

opus68

03 de septiembre

Muys lo que nos iene así. complicado su análisis, sin embargo coincido con el planteamiento, es un buen diagnóstico de lo que sucede, aún cuando, el problema puede ser más profundo. Lo que veo en esta sociedad, al igual que en todas las que nos preceden, es un gran ataque de soberbia. Da lo mismo el género u opción sexual, la soberbia y el susurro de la serpiente “serán como dioses”, es lo que nos tiene así.

03 de septiembre

ESTOY DE ACUERDO CON PABLO OYARZÚN . NOS NECESITAMOS UNO A OTROS POR MÁS QUE SE HABLE DE DOMINADORES O ALGO PARECIDO, SALUDOS

03 de septiembre

Tiene Ud. estadísticas que develan esta “crisis de masculinidad sociológica”, hay alguna patología social envuelta? Lo que veo es una ansia de hegemonizacion/dominancia de orden domestico de la mujer hacia el hombre, y en general se trata de buscar en la vida en pareja un trato que permita enfrentar la vida esta difícil vida con una visión y actitud común en la pareja .- En mi experiencia puedo señalar que las organizaciones femeninas son poderosas por sobre la abulia del genero masculino a organizarse en pos de sus reivindicaciones de genero, sin embargo en Suecia se organiza desde hace un tiempo ” El derecho de los papas solteros” por la tuicion y visitas a los hijos. Esto surge como producto de la arbitrariedad y el abuso de las mamas separadas de creerse dueñas de los hijos

30 de agosto

Estimado, usted ve lo que puede y quiere ver. Jamás he planteado un “ansia de hegemonía / dominación doméstica” de un sexo sobre el otro. La idea me parece ridícula e irrisoria, pues creo firmemente en la complementariedad, no en la jerarquía de los roles. Muchas veces proyectamos nuestros deseos inconscientes y ansiedades personales en la gente que nos rodea, sin darnos cuenta.

Respecto a las estadísticas, le aseguro que no existen, pues este tema no es de interés ni para los gobiernos, ni para las empresas. No obstante, la realidad psicológica y social, reducida a la cuantificación estadística, también me parece un reduccionismo dañino. La observación directa del entorno psico-social y su descripción por un ojo entrenado, son una muy buena fuente de información clínica y social. La historia del psicoanálisis, de la gestalt, de la fenomenología, de la teoría cognitiva, del enfoque sistémico y de la terapia narrativa, por ejemplo, muestra que todas surgieron de la observación clínica, no de la estadística. Los métodos de investigación cualitativos en Ciencias Sociales son mucho más ricos que el reduccionismo numérico con el que trabajan las empresas y consultoras de opinión. Saludos cordiales.

Perry

30 de agosto

Mira los ratios de natalidad africanos, sobre todo de países musulmanes, y mira los ratios de natalidad de los países europeos. La sociedades con una feminización fuerte no llegan a tener 2,1 hijos por mujer que sería necesario para renovar esa sociedad. Por tanto el tema está zanjado, no es una crisis de la masculinidad, es una crisis de lo occidental. En 50 años habrán más musulmanes en Europa que de cualquier otra religión. El modelo actual no es que sea malo, es que se extingue, porque no es capaz de reproducirse, por lo que ya es de por sí un modelo fracasado.

30 de agosto

Estoy de acuerdo con Perry, pero con el matiz de que la crisis de la masculinidad es parte de la crisis de Occidente en cuanto que civilización. La posibilidad de un califato islámico a largo plazo en Europa es ciertamente una posibilidad real. Yo me pregunto, ¿no son éstos los frutos del secularismo y el relativismo posmoderno? Aunque no nos demos cuenta, también vivimos en un extremismo ideológico que ha terminado por erosionar los pilares de nuestra cultura y sociedad occidental.

Andrea

21 de octubre

Al autor: por favor asista a terapia

22 de octubre

Falacia Ad-Hominem. Usted piense un argumento primero, después mueva sus deditos sobre el teclado. Haga la prueba, funciona mejor que las descalificaciones baratas.

10155268678557847

14 de marzo

Gracias por su texto. Fue entretenido.

MANUEL DURÁN

26 de junio

Es el amor energía, energía de la que nos hemos alejado cada vez más, en pos del consumo, posición que hemos adoptado tanto hombres como mujeres, hemos entrado en un mundo de competencia en la que nos vemos como rivales. Cierto que la mujer ha sido sometida y que ahora viene su revancha: todo lo que sube baja, todo lo que baja sube. Este subir de la mujer, es un período necesario para que ella se dé cuenta de su posición, al igual que el hombre. Los extremos no son buenos. Este período no habrá de durar más de dos generaciones.
Es el amor la fuerza de cohesión de los seres humanos. Aunque supongo que esto siempre ha pasado, en especial, me preocupa que, actualmente la unión de las parejas es resultado de conceptos diferentes al amor: está guapo, tiene auto, tiene dinero, está bonita, tiene un cuerpazo, etc. Mucho de esto es la influencia que ganamos de la televisión. No responsabilizo a la televisión, ni a ningún medio de difusión, pues cada quien compra lo que quiere.
En experiencia como terapeuta, las parejas manifiestan conceptos de no amor. Esa falta de cohesión, destruye la unión que nunca existió. Los hijos nacidos de una unión de este tipo, tienden a ser enfermizos, tristes, opuesto a una unión de amor.
En esta situación, pueden nacer seres débiles que van a buscar el modo de compensar la carencia de energía; pueden tender a una competencia negativa, una falta de consciencia, pues eso también es energía.
Me encantan las reglas de esta página.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?