#Género

La homofobia también es machismo

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El ser humano es más racional de lo que parece. Somos seres racionales, conscientes, que entendemos lo que hacemos y por qué lo hacemos. Aunque claramente, hay ocasiones en las que nuestro razonamiento es erróneo.


La gente es como es. Nadie es "quien" para establecer estereotipos infundados que debamos obedecer.

Pongamos un caso: Un presidente de algún estado concluye, después de una reflexión profunda, que la mejor forma de expandir su economía es invadir otro estado y controlarlo económicamente, por ejemplo, mediante el robo de su petróleo. En ese caso, el hombre está llegando a un razonamiento erróneo, moralmente incorrecto, pero es un razonamiento al fin, y se da en la realidad en la que vivimos.

Ahora, ¿qué tiene que ver esto con el título del artículo? Simple. Conocer cuál es el razonamiento de alguien que llega a ser homofóbico. Uno no es homofóbico “porque sí”. Quizás no lo sepa, pero tiene razones, ya sean razones personales profundamente reflexionadas (mínimos casos) o razones impuestas implícitamente por la sociedad.

El estereotipo del homosexual promedio es de un hombre con rasgos más femeninos, ya sea con menor fuerza, tono de voz distinto, etcétera. Y es este estereotipo -infundado, por lo demás- el cual sirve de base para que gente con un razonamiento erróneo llegue a la conclusión de que la homosexualidad es algo malo o enfermizo. El homofóbico no odia al homosexual por ser distinto a él. Todos somos distintos entre todos.

El homofóbico odia al homosexual por considerar que no está cumpliendo el rol que los hombres comúnmente ocupan en la sociedad; es decir, el estereotipo del “macho alfa”, rudo, fuerte, que es de alguna forma el llamado a proteger a la mujer. El homofóbico odia al homosexual porque, según él, está cumpliendo el rol que “debería” cumplir la mujer, un rol inferior, subordinado al mandato del hombre. Es por esto, que la gente homofóbica es en consecuencia conservadora; por lo mismo también, una considerable población cristiana lo es -con el debido respeto que los cristianos merecen-.

Con esto, el homofóbico promueve principios básicos del machismo: la heteronorma, el patriarcado; en general, la concepción de que el masculino es un género superior que debe mantener los estereotipos. Es por lo anterior que, sin ser homosexual, rechazo totalmente la homofobia por considerarla errónea, machista y patriarcal. Los hombres somos como somos, las mujeres son como son, los transexuales son como son, los intergénero son como son.

La gente es como es. No todos los homosexuales cumplen y no tienen por qué cumplir con estereotipos ni rasgos de feminidad; no todos los hombres cumplen y no tienen por qué cumplir estereotipos patriarcales. Nadie es “quien” para establecer estereotipos infundados que debamos obedecer.

TAGS: Discriminación Homofobia Igualdad de Derechos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Nikkylol13

26 de abril

Me encanto este tema, es super interesante y tiene toda la razón, los estereotipos no definen quien somos, nosotros lo hacemos.
Yo no soy homosexual, pero me gusta apoyarlos/as porque son personas y merecen respetos como todos.
Ame este texto no tengo comentarios para describir cuanta admiración me causo por el que lo escribio…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?