#Género

¿Hay equidad de género al aumentar cotización de hombres en Isapres?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En el último tiempo hemos observado una “ola feminista” en nuestro país que ha movilizado a muchas mujeres es pos de la tan anhelada igualdad de género. Es en este contexto que el actual gobierno anunció una serie de medidas en relación con “equidad de género”, entre los cuales se menciona aumentar los valores de los planes de Instituciones de Salud Previsional de Salud (Isapres) para los hombres, siendo un punto controversial, y donde el debate se ha centrado en lo económico, pero cabe preguntarse si esto contribuye a cambiar los actuales roles de género.

Es importante mencionar que el alcance de dicha propuesta para la población chilena sería menor, pues sólo el 15% cotiza en las Isapres y las mujeres participantes de estas son en su mayoría cargas familiares (58,3%). Según datos de la Superintendencia de Salud del año 2016. Dicha distribución de la población no es azarosa, y responde a un modelo de cotización con lógica individual, es decir, como seguros privados, donde el monto que cancelan sus afiliados depende de una prima, la cual es calculada con una “tabla de factores” que considera el sexo, la edad y condición de cotizante o carga para la determinación del precio, y donde la cobertura obtenida depende de la capacidad de pago.


Es así como las mujeres no sólo somos discriminadas por nuestra biología, sino que también por los roles que se nos han impuesto, en especial los roles de trabajo doméstico y del cuidado,

La evidencia muestra que el funcionamiento con lógica individual de las Isapres es poco eficiente, por segmentar a la población acorde a su riesgo (“costo”) de salud y nivel de ingresos, como lo señala el Informe Final de la “Comisión asesora presidencial para el estudio y propuesta de un nuevo régimen jurídico para el sistema de salud privado” del año 2014. El Observatorio de Equidad de género en Salud, menciona que las inequidades en este ámbito se ven profundizadas por los sistemas privados, tanto en el aseguramiento como en la prestación de servicios.

Las Isapres se amparan en concepciones machistas de nuestra sociedad para argumentar los mayores cobros hacia las mujeres, argumentan que son ellas las que asumen la maternidad, utilizan mayor cantidad de licencias médicas y viven más. Esto se suma a las palabras del ministro de salud, Emilio Santelices: “tenemos que entender como sociedad que las mujeres son castigadas por vientre, por cuidar a los niños, y tenemos que terminar con esos castigos donde todos tenemos que acudir solidariamente a esos gastos, que son gastos de la sociedad en su conjunto”.

Es así como las mujeres no sólo somos discriminadas por nuestra biología, sino que también por los roles que se nos han impuesto, en especial los roles de trabajo doméstico y del cuidado, pues las cifras de nuestro país reflejan que somos nosotras las que asumimos los costos del cuidado tanto de hijas/os, adultas/os mayores u otro/a familiar enfermo.

En este punto se puede observar que el tema no es meramente económico, también social y cultural, donde los roles asumidos por hombres y mujeres son perpetuados por un sistema de cotización individual, y por tanto cabe cuestionarse, cómo el alza de los valores de planes a los hombres va a hacer frente a estas desigualdades, que van más allá de lo económico como que se quiere plantear, sino que además contribuye a mantener las inequidades ya existentes, pues sigue atribuyéndole al hombre el rol de  “proveedor” y “salvador” pues nuevamente será él quien a través de su poder adquisitivo se hará cargo de los costos que implica ser mujer para las Isapres, y no se cuestiona en ninguna parte el rol que se espera sigamos cumpliendo las mujeres en cuanto al trabajo del hogar y los cuidados.

Es, por tanto, necesario cuestionarse la estructura del sistema de salud, y su contribución a las inequidades de género, para desde allí generar medidas acordes a la igualdad de género. Si nuestro sistema de seguridad social de la salud cumpliera con los principios universalidad y solidaridad, permitiendo que toda la población pueda beneficiarse del sistema y contribuya económicamente en la medida de sus posibilidades, el riesgo y las inequidades en salud podrían ser asumidas por todas y todos.

TAGS: #GobiernoPiñera Equidad Isapres

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President