#Energía

HidroAysén es una decisión, nunca una negociación

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El significado de decisión es una tarea para ser ejecutada con responsabilidad, acerca de algo dudoso e irrevocable que necesita ser resuelto lo más rápidamente posible. Mientras que el significado de negociación es algo completamente diferente: es un proceso donde dos partes interesadas resuelven conflictos, acuerdan líneas de conducta, buscan ventajas comparativas para lograr intereses mutuos y solucionar conflictos.

El tema HidroAysén y la resolución que debería salir en seis semanas por parte del Consejo de Ministros, sin duda tiene muchas implicancias, entendiéndose lo difícil que debe ser la decisión final, sea esta a favor o en contra. Posee innegables aristas políticas y posibles salidas de madre que se tendrán que enfrentar y que exigirán coraje político ante el vendaval que se iniciará por aquellos que  sientan afectados sus intereses económicos. Pero la realidad es esa y la ciudadanía espera que se actué de acuerdo a la forma y las necesidades reales. No de las especulativas, como ha sido la constante todos estos años.

Por eso mismo la evaluación del proyecto por parte del Consejo de Ministros y los recursos de protección presentados por las organizaciones ambientales y sociales, tienen una increíble cantidad de variables y hacen compleja la decisión. Debido a esto es fácil percibir que la forma ha cambiado radicalmente en su fundamento, pues de una decisión hemos pasado a una negociación, alterando enormemente el objetivo y lo que se le pide a un Consejo de Ministros: una decisión honesta y sin alteraciones.

El significado de decisión es una tarea para ser ejecutada con responsabilidad, acerca de algo dudoso e irrevocable que necesita ser resuelto lo más rápidamente posible. Mientras que el significado de negociación es algo completamente diferente: es un proceso donde dos partes interesadas resuelven conflictos, acuerdan líneas de conducta, buscan ventajas comparativas para lograr intereses mutuos y solucionar conflictos. El cambio en la forma altera profundamente el producto final y hace dudoso el término de esta historia, si es que se opta por una negociación o una decisión.

La transnacional actualmente trabaja bajo mucha presión. La negociación como concepto beneficia sus intereses y representa la última esperanza. Los accionistas que han sustentado el proyecto todos estos años no están conformes en Europa y exigen resultados, pues han financiado la operación con millonarios sueldos para la plana ejecutiva y el personal de terreno, además de los altos costos de las diversas prospecciones realizadas en los ríos Baker y Pascua, sumándose a los innumerables proyectos sociales gestionados para la comunidad, para tratar de “comprarla”. Todo ello hace que la cuenta sume varias decenas de millones de dólares, los que a la hora de la verdad poco aportan a la decisión final y carecen de relevancia. La transnacional está complicada y al borde del abismo, pero no muerta.

Recuerdo una conversación que tuve hace años en la cuenca del Baker, a orillas del lago General Carrera, con un funcionario de HidroAysén de un alto cargo en Cochrane. Hablamos con la altura de mira que corresponde, comentando que era factible, si las cosas no iban bien, utilizar como moneda de cambio la represa Baker II, que de las cinco represas proyectadas era la que menos aportaba al interconectado, la más cara de construir y la que más hectáreas inundaba. De acuerdo con el escenario actual, al recordar esa conversación no veo inconveniente en que la transnacional cambie su idea original y la transforme en un punto de “negociación”, que imagino se ha puesto sobre la mesa en el Comité de Ministros y posiblemente debe estar evaluándose como una posible salida.

Los lazos políticos de la Nueva Mayoría con HidroAysén siempre han estado por el lado del PPD. El vice presidente ejecutivo de HidroAysén, Daniel Fernández, es un PPD de alta alcurnia. Su militancia fue un aspecto relevante en su nominación al cargo. A su vez Golborne, el pre- candidato de la UDI y luego candidato a senador, postuló como contraparte. Al final no dio las confianzas necesarias y se optó por Fernández, que se podría decir es un factor “capicúa”, término utilizado en el juego del dominó para nombrar un doble propósito de cierre, pues  aunque milite en un partido de izquierda, tiene conceptos de vida de derecha.

Hace unos años en Aysén un grupo importante de PPD, liderados por Luperciano Muñoz, actual alcalde de la comuna de Chile-Chico y actual presidente regional del PPD, iniciaron una campaña para sacar a Daniel Fernández del partido, por entender que la relación de HidroAysén con el partido no era decorosa y se prestaba para malas interpretaciones. Pero el gran líder nacional del PPD, Guido Guirardi, le puso paños fríos a la intención y finalmente todo quedó en nada.

El partido socialista de Aysén hace algunas semanas, a través de su presidente regional Nelson Maldonado, en una entrevista concedida al Diario de Aysén, criticó al gobierno al sentirse pasado a llevar en las nominaciones, y aseveró que los cargos habían sido llenados con una clara preponderancia hacia el PPD y la DC. Según Maldonado, la actitud menoscababa al partido y al lógico balance político que se busca en las nominaciones.

Cuando se es conocedor de las intrincadas relaciones del PPD y la DC con el mundo de las transnacionales y muy especialmente con HidroAysén, se hace notorio que las nominaciones podrían haber sido, en parte, por la relación directa con los intereses de HidroAysén. Muchas de las autoridades nominadas son afines al proyecto y podrían ser útiles a futuro, para defender el proyecto en Aysén.

Lo que muchos no saben y que es parte importante de la ecuación, es la estrecha relación que todos los actuales proyectos hidroeléctricos en el sur austral tienen entre sí. Proyectos como el de Central Río Cuervo en la comuna de Puerto Aysén y la represa pretendida por Endesa en Puelo, en la región de Los Lagos, tienen denominadores comunes con HidroAysén, además de serias contradicciones y las mismas manipulaciones para lograr que sus evaluaciones lleguen a buen término. Tanto es así, que podría decirse que los tres proyectos hidroeléctricos son parte de un todo integrado, de una misma intención en paralelo, presentados de manera independiente por distintas transnacionales, pero con un mismo objetivo: generar energía hidroeléctrica a bajo costo y vendérsela a las grandes mineras del norte grande y Argentina.

HidroAysén no puede transformarse en moneda de cambio para bajar o subir otros proyectos energéticos o ser una simple negociación de intereses para justificar su modificación e iniciar su proceso de construcción. Lo que necesitamos es una decisión política que termine el ciclo de HidroAysén, dar vuelta la pagina y replantearnos definitivamente la matriz energética, con el solo interés del bien país y no de los intereses de las transnacionales.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

No sería posible pensar que el actual Gobierno Regional no tome como base de la estrategia de desarrollo regional todo lo que se ha avanzado desde hace ya 22 años atrás
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Plan Ñuble y la estrategia de desarrollo regional que queremos

Popular

Es importante mencionar que no existen farmacias, servicios básicos, no contamos con nuevos espacios verdes ni plazas para los que vecinos que hoy vivimos en San Joaquín
+VER MÁS
#Ciudadanía

En San Joaquín, los vecinos pedimos servicios comunitarios y no construcciones en altura

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI