#Educación

Una historia que se repite y lo seguimos permitiendo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Siempre fui callada en el colegio, era la menor de mi curso. Me sentaba a observar cómo se comportaba el resto. Recuerdo que descubría que profesora estaba triste o que compañera tenía problemas con solo observarla. Desde niña aprendí a leer los gritos silenciosos que das cuando te hacen daño y no sabes cómo decirlo.


"Se deben intencionar programas de Estado preventivos dentro de las escuelas que les enseñe a los estudiantes cómo se debe respetar su cuerpo desde muy pequeños. El no hacerlo nos vuelve responsables."

Mi madre nunca me creyó. Debe haber sido doloroso pensar que quien te ama le hace daño a tu hija. Mi abuela siempre supo, yo nunca le dije. Me tenía con ella los fines de semana y con mucho amor me decía lo que yo no podía permitir que me hicieran. Sus palabras me mostraron lo que me estaba pasando.

En mi infancia fui abusada por el que era el pololo de mi mamá, yo le llamaba papá. Los momentos que recuerdo eran sutiles, sin violencia, a escondidas, cuando ella no estaba o cerca de ella sin que lo notara. Recuerdo que cuando me negaba él me recordaba lo importante que mi mamá era para mí, que si yo le contaba, algo le podía pasar o simplemente se podía quedar sin trabajo. Él además era su jefe.

Teníamos una cajita de los secretos, allí guardábamos todos nuestros momentos. Las cajitas son bellas para las niñas de 7 años. A medida que crecía me fui dando cuenta que los momentos que guardábamos en nuestra cajita no era lo normal entre un padre y su hija. Fue duro darme cuenta, él para mí era mi papá. Creo que eso fue cerca de los 10 años.

En el colegio nunca se dieron cuenta, o al menos no hicieron nada, imagino que era terrible pensar que estaba ocurriendo un caso de abuso sexual en el colegio de monjas más reconocido de Santiago centro. Es de rotos andar tocando a una niña y eso no pasaba en ese colegio.

A pesar de los 30 años que han pasado, esta historia se repite con recurrencia en al menos el 25% de los hogares chilenos. Niños y niñas aprender a ocultar lo que les pasa por miedo, miedo a las consecuencias, miedo a lo que les pase a ellos o lo que les pueda pasar a quienes aman.

Es la escuela la que debe protegerlos cuando en la familia no son capaces.

Es necesario que en los establecimientos educativos aprendan a distinguir los gritos silenciosos que dan esos estudiantes. Dejemos de naturalizar los actos de violencia y abuso que ellos están sufriendo. Los niños por naturaleza son alegres, inquietos y sin miedos. Si un niño o niña es callado, agresivo o buscar estar solo, algo le está pasando y son los adultos que tiene a su alrededor los que deben ser capaces de averiguarlo.

Existen protocolos que orientan a los docentes y profesionales de la educación a cómo actuar cuando un estudiante es víctima de abuso o violación, pero ¿hay que esperar a que los niños y niñas sean abusados para desplegar los dispositivos necesarios? Sabemos que hacer como medidas reparatorias, pero es ambigua la educación sexual preventiva en los niños más pequeños.

Se deben intencionar programas de Estado preventivos dentro de las escuelas que les enseñe a los estudiantes cómo se debe respetar su cuerpo desde muy pequeños. El no hacerlo nos vuelve responsables.

Tenemos que dejar de ser cómplices de los miles de delitos que ocurren en este país a diario, esto no da para más.

TAGS: #AbusoDeMenores #AbusoSexual #PrevenciónSexual

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Nuevos

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social