#Educación

Una historia que se repite y lo seguimos permitiendo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Siempre fui callada en el colegio, era la menor de mi curso. Me sentaba a observar cómo se comportaba el resto. Recuerdo que descubría que profesora estaba triste o que compañera tenía problemas con solo observarla. Desde niña aprendí a leer los gritos silenciosos que das cuando te hacen daño y no sabes cómo decirlo.


"Se deben intencionar programas de Estado preventivos dentro de las escuelas que les enseñe a los estudiantes cómo se debe respetar su cuerpo desde muy pequeños. El no hacerlo nos vuelve responsables."

Mi madre nunca me creyó. Debe haber sido doloroso pensar que quien te ama le hace daño a tu hija. Mi abuela siempre supo, yo nunca le dije. Me tenía con ella los fines de semana y con mucho amor me decía lo que yo no podía permitir que me hicieran. Sus palabras me mostraron lo que me estaba pasando.

En mi infancia fui abusada por el que era el pololo de mi mamá, yo le llamaba papá. Los momentos que recuerdo eran sutiles, sin violencia, a escondidas, cuando ella no estaba o cerca de ella sin que lo notara. Recuerdo que cuando me negaba él me recordaba lo importante que mi mamá era para mí, que si yo le contaba, algo le podía pasar o simplemente se podía quedar sin trabajo. Él además era su jefe.

Teníamos una cajita de los secretos, allí guardábamos todos nuestros momentos. Las cajitas son bellas para las niñas de 7 años. A medida que crecía me fui dando cuenta que los momentos que guardábamos en nuestra cajita no era lo normal entre un padre y su hija. Fue duro darme cuenta, él para mí era mi papá. Creo que eso fue cerca de los 10 años.

En el colegio nunca se dieron cuenta, o al menos no hicieron nada, imagino que era terrible pensar que estaba ocurriendo un caso de abuso sexual en el colegio de monjas más reconocido de Santiago centro. Es de rotos andar tocando a una niña y eso no pasaba en ese colegio.

A pesar de los 30 años que han pasado, esta historia se repite con recurrencia en al menos el 25% de los hogares chilenos. Niños y niñas aprender a ocultar lo que les pasa por miedo, miedo a las consecuencias, miedo a lo que les pase a ellos o lo que les pueda pasar a quienes aman.

Es la escuela la que debe protegerlos cuando en la familia no son capaces.

Es necesario que en los establecimientos educativos aprendan a distinguir los gritos silenciosos que dan esos estudiantes. Dejemos de naturalizar los actos de violencia y abuso que ellos están sufriendo. Los niños por naturaleza son alegres, inquietos y sin miedos. Si un niño o niña es callado, agresivo o buscar estar solo, algo le está pasando y son los adultos que tiene a su alrededor los que deben ser capaces de averiguarlo.

Existen protocolos que orientan a los docentes y profesionales de la educación a cómo actuar cuando un estudiante es víctima de abuso o violación, pero ¿hay que esperar a que los niños y niñas sean abusados para desplegar los dispositivos necesarios? Sabemos que hacer como medidas reparatorias, pero es ambigua la educación sexual preventiva en los niños más pequeños.

Se deben intencionar programas de Estado preventivos dentro de las escuelas que les enseñe a los estudiantes cómo se debe respetar su cuerpo desde muy pequeños. El no hacerlo nos vuelve responsables.

Tenemos que dejar de ser cómplices de los miles de delitos que ocurren en este país a diario, esto no da para más.

TAGS: #AbusoDeMenores #AbusoSexual #PrevenciónSexual

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación