#Educación

Un pilar fundamental: La democracia universitaria

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La democracia universitaria es una de las consignas del movimiento estudiantil que se relegaron de manera un tanto involuntaria ante demandas más publicitadas y avisadas como la gratuidad y la calidad de la Educación. Dicha relegación responde a que no toda la comunidad tiene alguna opinión fundada sobre el asunto en particular y que paradójicamente, se planteó como unos de los pilares del nuevo Sistema Nacional de Educación Superior propuesto por el Gobierno. Mas la alarma no debe ser negativa sino que tiene que apuntar a fundamentar esta demanda histórica y dotarla de la importancia que le es propia.


La Universidad debe ser entendida como la institución que concentra, mas no monopoliza, la discusión sobre la sociedad y de los pilares morales y técnicos de la sociedad y el hombre futuro. Y ante esta concepción es difícil de aceptar el abandono a un grupo minoritario y designado la discusión que le es propia a la Universidad como un conjunto.

Las críticas ante la demanda por democratizar los espacios de decisión universitaria han sido variadas. Desde que los estudiantes no están capacitados técnicamente para tomar decisiones de largo plazo hasta que los mismos son aves migratorias que luego de ciertos años, la relación con la administración se torna a la nulidad debido al egreso de los estudiantes. Por lo que, las decisiones sobre el proyecto educativo de la Universidad y más aún, el mismo gobierno universitario, tiene que ser determinado por aquellos que sí ejercen dicha relación de largo plazo, es decir, académicos de alto rango.

Pero la Universidad no debe ser entendida como un cúmulo de recursos humanos, físicos y financieros que buscan otorgar un servicio a cambio de un arancel y otros pagos en donde la administración puede estar dada por las condiciones expuestas en el párrafo anterior. La Universidad debe ser entendida como la institución que concentra, mas no monopoliza, la discusión sobre la sociedad y de los pilares morales y técnicos de la sociedad y el hombre futuro. Y ante esta concepción es difícil de aceptar el abandono a un grupo minoritario y designado la discusión que le es propia a la Universidad como un conjunto. Por lo que, debemos empezar a abrir esos espacios a aquellas personas que la componen porque desde la misma ciudadanía podemos plasmar e imprimir en las instituciones lo que queremos ser en un futuro.

El gobierno universitario, por ende, debe ser compuesto por los integrantes de la Universidad sin dejar atrás a ningún estamento. El argumento de que el estudiante o el funcionario no están capacitados para tomar decisiones por el bien común es correspondiente a un mal entendimiento de lo que es una Universidad y subsume el rol social y público de la educación a los intereses particulares de las administraciones enclaustradas en una burbuja de superioridad y egocentrismo. Además, el estudiante y el funcionario son tan ciudadanos como el académico. Un grado académico de excelencia no asegura, bajo ningún precepto, que se posee la autoridad moral para decidir qué es lo que queremos construir como sociedad y más aún, prohibir que los demás se sumen para fijar los, tan difíciles de concretar, objetivos de largo plazo.

Las Universidades, en general, están optando a abrir esos espacios para organizar juntas consultivas y se venden como democráticas siendo que las instancias de consultas y participación de los estudiantes se reducen a opinar sobre proyectos que no son votados de manera colegiada. Por lo que el desplazamiento de los estudiantes y funcionarios es evidente, la democratización no es participar de manera consultiva e informativa sino que la democratización tiene un componente resolutivo y éste es el ingrediente clave para dar el primer paso para que la Universidad cumpla los fines públicos que se le encomienda.

Ahora bien, bajo la lógica que se plantea este discurso, no es irreal pensar que en muchas instancias los sesgos partidistas e ideológicos estarán presentes y que se podrá cerrar las instancias de participación a un puñado de ideas que pueden no representar a la ciudadanía en su conjunto, pero los vicios y las grandes trampas de la democracia se pueden únicamente superar mediante el mismo ejercicio democrático pero más amplio y participativo, abriendo las puertas a nuevas concepciones siendo el Sistema Nacional de Educación Superior el único garante de que esto suceda fiscalizando de manera activa.

El debate se torna más necesario que nunca, en primera instancia por el pronto inicio del trámite legislativo del nuevo Sistema Nacional de Educación Superior y en segunda instancia porque estamos en momentos decisivos en nuestro país para la cimentación del Chile que heredaremos a las próximas generaciones.

TAGS: Gobierno Universitario Movimiento Estudiantil

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

El nuevo Modelo Educativo que debemos de promover debe de tener una mirada prospectiva hacia la Cuarta Revolución Industrial, teniendo como base la neurociencia y la epigenética
+VER MÁS
#Educación

Nuevo modelo educativo