#Educación

Tan lejos, tan cerca: La educación en tiempos de sana distancia social

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Leo con interés que mientras estudiantes de la U. de Chile paralizan en señal de protesta por el carácter virtual de sus clases; otros/a, algunos/as profesores/as universitarios/as, de hecho, de esa misma y de otras universidades del país, celebran -aunque moderadamente- en las RRSS, la oportunidad que se ha abierto por estas nuevas circunstancias y exploran con fruición las tecnologías de la comunicación y sus posibilidades pedagógicas.


¿Es “mejor”, en un sentido relevante, la educación presencial que se realiza con mediación pedagógica, que la educación a distancia que se realiza con mediación tecnológica?

La situación es distinta, no obstante, entre profesores/as de educación básica y secundaria en Chile; con renuencia, ellos/as parecen resistirse a quedar limitados/as a/por la mera virtualidad del contacto, hecho posible a distancia por las tecnologías de la información y la comunicación. Eso, parecen decir, no es educación; es una suma de actividades y productos, distintos a los que se realizan en y por la mediación pedagógica. Los padres se suman al coro de los damnificados, al punto que reclaman ser merecedores de la remuneración de los docentes, por tener que hacer en casa el trabajo que hasta ayer no más los/as estudiantes hacían en la escuela con sus profesores/as.

Leo también que, en algunos estados del Brasil, a nivel universitario, el debate coincide parcialmente con el que tiene lugar en la educación escolar chilena y se resume en sostener que la falta de recursos -tecnológicos y de otros órdenes materiales-, necesarios para la implementación de la educación a distancia, profundiza la desigualdad existente antes de esta situación de pandemia y que, inclusive, genera nuevas desigualdades.

Tanto si la cuestión es de medios, cuanto si es de fines, sugiero considerar esta como una oportunidad para volver sobre la educación en el país y sobre la necesidad de pensar, decir y actuar de otro modo, en relación a como se diseña, ejecuta y evalúan los resultados educativos.

Ante todo, esta habría sido una oportunidad para dar un paso en la dirección apropiada respecto del tipo de instituciones educativas que queremos. Me informo que, en el Brasil, la decisión de los consejos universitarios ha sido no adherir a la modalidad de educación a distancia y, más bien, posponer el comienzo del año lectivo.

No quiero sugerir siquiera que esta deba ser la decisión a adoptar en Chile. Más importante que eso, pienso, habría sido no dejar pasar la oportunidad de que nuestras instituciones educativas hubieran dispuesto de autonomía para deliberar sobre la situación por la que atravesamos y de la libertad para expresar su parecer sobre ella, con participación de todos los actores. Eso que resulta tan básico, democrático, me temo que no está ocurriendo; que no está ocurriendo, una vez más.

En segundo lugar, considero que esta es una buena oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza de la educación, a partir de la pregunta acerca de por qué en Chile la educación a distancia, no-presencial, carece de desarrollo (y de prestigio). Hace años presentamos un proyecto de investigación ante la Comisión Nacional de Acreditación para avanzar en el análisis de las normas existentes y de algunas experiencias de educación a distancia realizadas en Chile. El proyecto no prosperó. No prosperó por las razones usuales: pocos recursos para muchos proyectos, no permitieron priorizar la iniciativa, por ser “de ficción”, dada la educación “real” en Chile. Pues bien, esa educación que era “ficción” hace unos años, es ahora la “realidad”. En fin.

¿Es “mejor”, en un sentido relevante, la educación presencial que se realiza con mediación pedagógica, que la educación a distancia que se realiza con mediación tecnológica?

En el Brasil, se dice que la educación a distancia implica un conjunto de acciones que requiere medios especialmente diseñados para ella, de lo que se infiere que es un tipo distinto, pero de la misma clase, que la educación presencial. ¿Se diferencian solo en los medios? A primera vista sí, pero la “mediación” de la educación a distancia requiere recursos tecnológicos; mientras que la “mediación” de la educación presencial requiere recursos que, de hecho, llamamos “pedagógicos”. En su denominación parece revelarse que la acción educativa es “pedagógica” si sus medios lo son. Que, por contraste, los medios tecnológicos no son adecuados para la labor de educar.

Pues si se tratara solo de los recursos, bastaría con disponer de los medios necesarios en uno y otro caso para la implementación de la educación presencial o a distancia. Ambas son “tipos” educación, después de todo.

De ser este el caso, entonces, el problema -de haber problema- en uno y otro caso sería el mismo. Si hay desigualdad y la educación presencial falla, entonces, su falla derivaría de la desigualdad pre-existente; si hay desigualdad y la educación a distancia falla, entonces, su falla derivaría de la desigualdad pre-existente. No hay novedad alguna, en apariencia. Sin embargo, se dice que la educación a distancia generaría nuevas desigualdades o que, cuando menos, podría generarlas.

El argumento en contra de la educación a distancia parece más fuerte, no obstante. No es solo una cuestión de recursos. El argumento sostiene que, en verdad, la educación a distancia no es educación. Eso es lo que suele sugerirse, cuando se esgrime que la educación a distancia no puede ni podrá sustituir nunca la experiencia educativa sin mediaciones, aquella que tiene lugar cuando un grupo de seres humanos interactúan en vivo. Esto sería así porque, entre otras cosas, la mediación tecnológica desnaturalizaría la relación humanidad de la relación interpersonal, característica de la educación presencial.

No tengo cómo resolver esta duda, pero estamos obligados a pensar en ella. Por ahora, lo que puedo decir es que, si la relación entre los/as educadores/as tuviera un carácter irreductiblemente humano, no nos quejaríamos tanto -como de hecho hacemos- de la calidad formativa de los resultados educativos. Dicho de otro modo, y extendiendo un punto que me parece razonable sostener a partir de otro contexto: así como se dice que no toda escolarización es buena por sí misma; podría decirse que no toda relación interpersonal es pedagógicamente superior. En ambos casos habría la posibilidad de objetar su valor, cuando su calidad no es la adecuada. Hay, en suma, escuelas que le hacen mal a nuestros/as niños/as y adolescentes, así como hay relaciones interpersonales que los afectan negativamente.

Si mal no recuerdo, Bauman dice en alguna parte que la educación tiene una relación problemática con el tiempo. Educarse sería, en el extremo, perder tiempo, en una situación histórica en que, a causa de la escasez de tiempo, nos vemos obligados a elegir entre numerosas, múltiples y, en apariencia al menos, igualmente valiosas ofertas de sentido. En esa pugna, y para el cálculo del interés propio, la inversión de tiempo que la educación exige, no guarda relación con los beneficios que genera. Mala inversión, en consecuencia, pues por mucha educación que se tenga, en demasiados casos la fortuna sigue siendo esquiva.

¿Qué efecto produce la distancia social -la mediación tecnológica- sobre el sentido de la educación? Es evidente que la virtualización genera una clase de interrelación entre personas, que no es la misma que tiene lugar cuando las personas concurren a un mismo tiempo, de cuerpo presente, digamos. Eso es obvio. Pero esto ya se pensó en circunstancias en que la tecnología de la imprenta, separó la relación inmediatamente presente que exigía el uso de sociedades orales. En efecto, las sociedades letradas transformaron la cultura del oído de las tradiciones orales, en una cultura del ojo. Agazapado tras la pandemia, ¿qué futuro espera a la educación?

TAGS: #Coronavirus #DistanciaSocial #EducaciónDigital

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Anysur

01 de Mayo

Me considero damnificada como madre, no lo dicen abiertamente en los medios de comunicación , yo no hago teletrabajo, debo salir diariamente a mi trabajo, dejar preparado desayuno /almuerzo…a personitas muy pequeñas, recién en casa después de bañarme , y de almorzar en la tarde , empieza colegio y todas mis múltiples deberes domésticos y de madre…es dificil, porque ahora no llegó a repasar materia, hacer tareas, o preparar pruebas, es explicar contenidos… Y todo lo que conlleva la docencia y x 2.

03 de Mayo

Mi problema con esta columna es que pretende extraer conclusiones de un proceso que aún no termina de desarrollarse. Es como querer sacar conclusiones arquitectonicas sobre la calidad de la construcción, a la mañana siguiente de un sismo de envergadura, cuando aún no se termina de asentar el polvo. No nos olvidemos que en Chile la interrupción de los procesos escolares (a todo nivel), no comenzó con la pandemia sino que en octubre del año pasado, por lo cual todos los que han pretendido continuar a distancia son ante que nada una forma de no decir bajemos la cortina y reencontremonos en 3 meses más, y aparentemos que hacemos algo. Me relaciono directamente con jóvenes que han vivido estos procesos a nivel universitario y escolar y la verdad lo único que tengo claro son mis dudas si en algún medida se ha cumplido algunos de los objetivos programaticos establecidos en cada caso.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Este nuevo pacto debe sustentarse en el diálogo respetuoso en el que los diferentes actores validos establecen compromisos de acatamiento de los acuerdos.
+VER MÁS
#Política

Medidas urgentes que el Gobierno debe adoptar en La Araucanía

Vivimos tiempos de rupturas. Todo lo que tenemos es cambiante y con fecha de caducidad no muy lejana, en comparación con las estructuras fijas del pasado. Quizás esa volatilidad nos mantiene ansiosos y es ...
+VER MÁS
#Sociedad

La filosofía necesita tiempo

Habían barrido con insultos, amenazas, golpizas y cualquier acción violenta casi con todas las áreas donde vivían inmigrantes, homosexuales, negros, judíos, árabes y opositores a sus ideales de pureza ...
+VER MÁS
#Cultura

Cabezas de maní

Los y las docentes de Chile merecemos un trato digno; tenemos el respaldo de nuestro trabajo y de nuestra profesión, una de las pocas que, en un mundo obsesionado por cuestiones materiales, sigue poniendo ...
+VER MÁS
#Sociedad

A dignificar la labor docente

Nuevos

Este nuevo pacto debe sustentarse en el diálogo respetuoso en el que los diferentes actores validos establecen compromisos de acatamiento de los acuerdos.
+VER MÁS
#Política

Medidas urgentes que el Gobierno debe adoptar en La Araucanía

Vivimos tiempos de rupturas. Todo lo que tenemos es cambiante y con fecha de caducidad no muy lejana, en comparación con las estructuras fijas del pasado. Quizás esa volatilidad nos mantiene ansiosos y es ...
+VER MÁS
#Sociedad

La filosofía necesita tiempo

Habían barrido con insultos, amenazas, golpizas y cualquier acción violenta casi con todas las áreas donde vivían inmigrantes, homosexuales, negros, judíos, árabes y opositores a sus ideales de pureza ...
+VER MÁS
#Cultura

Cabezas de maní

Los y las docentes de Chile merecemos un trato digno; tenemos el respaldo de nuestro trabajo y de nuestra profesión, una de las pocas que, en un mundo obsesionado por cuestiones materiales, sigue poniendo ...
+VER MÁS
#Sociedad

A dignificar la labor docente

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado

Nadie discute la importancia vital de la presencialidad y sus virtudes, todos sabemos que debemos volver a ella lo antes posible, pero no a cualquier costo y sin importar las condiciones para que ella sea s ...
+VER MÁS
#Educación

1 de Marzo: clases presenciales e industria educacional

La economía China está totalmente imbricada con las grandes economías occidentales (además del resto de las economías del mundo) y que no es posible intentar bloquearla, aislarla o castigarla, sin reci ...
+VER MÁS
#Internacional

Los dolores de cabeza que Trump le hereda a Biden: la total derrota