#Educación

Reforma a la educación: ¿Qué falta?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hay una cosa que no debe ocurrir: continuar con el modelo de subsidio a la demanda que crea el cuasimercado educativo que hoy existe y que no cambiará porque no haya lucro ni copago o porque se prohíba por ley la selección adversa, o porque se pague por matrícula y no por asistencia.

El gobierno ha dado a conocer la intención de enviar al parlamento una iniciativa que entre otras cosas modifique la modalidad de entrega de la subvención educativa, dejando atrás el pago por asistencia y asumiéndolo de acuerdo a la matrícula de cada establecimiento.

Desde el punto de vista de la gestión del financiamiento, es una buena medida, que rebajará sustantivamente las dificultades y costos de fiscalización y control del cobro y pago de la subvención educativa. Pero en sí misma, no constituye ningún cambio sistémico.

En efecto, el programa de gobierno en educación de la presidenta Bachelet tiene como objetivo central mejorar sustancialmente la calidad, inclusión e integración social del sistema educativo chileno. Para ello se han definido un conjunto de medidas que se supone terminarán con el modelo de mercado que rige hoy y construirán en su reemplazo un régimen de derechos sociales garantizados.

El programa aborda, como principales medidas, el fin del lucro, la gratuidad universal y el fin del copago, terminar con la selección adversa y desmunicipalización de la educación pública. Aunque hay otros compromisos, para este análisis basta con quedarse en estos, porque permiten para responder a la pregunta de si terminará este diseño programático con el régimen de mercado educativo.

La respuesta es que probablemente no. En efecto, el mercado educativo está asociado al modelo de subsidio a la demanda, que hace depender los ingresos del establecimiento de las decisiones de compra de la familia.

De modo que las medidas mencionadas dejan intocado el subsidio a la demanda, tan fuertemente asociado a la característica del actual modelo que se quiere terminar. Es decir, la lógica de mercado continuará y se mantendrán las externalidades negativas que genera – aun entre entidades sin fines de lucro.

En cambio, trasladar el subsidio al lado de la provisión, permitirá que los incentivos se enfoquen eficientemente a la mejora de la calidad, la inclusión e integración social de los establecimientos educativos financiados con recursos públicos.

Es probable que el modelo masa eficiente no sea uno puro, sino uno que cubra los costos fijos de la provisión y un volumen de matrícula y se incremente por aspectos de la matrícula y la gestión: vulnerabilidad de la matrícula, inclusividad, cumplimiento de estándares acreditables y factores que permitan incentivar a los gestores locales a mejorar la calidad e inclusividad de la provisión. Y esto, además, se puede lograr sin afectar el derecho de los padres a escoger el establecimiento para sus hijos.

Entonces hay una cosa que no debe ocurrir: continuar con el modelo de subsidio a la demanda que crea el cuasimercado educativo que hoy existe y que no cambia porque no haya lucro ni copago o porque se prohíba por ley la selección adversa, o porque se pague matrícula y no por asistencia.

—–

Foto: José Tomás Albornoz / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo