#Educación

¿Qué Universidad o la defensa de un proyecto académico?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Las formas (y re-formas) en que se ha regulado el sistema de educación superior en Chile, responden a una realidad distinta a las que han transitado el resto de los países de la región. La Universidad es, entonces, la manifestación de una sociedad compleja y dinámica, no sólo respecto a su composición sino también a la diversidad social que representa, cuyo interés es –o debiese ser– la creación de conocimientos, intervenir la realidad social, su vocación pública, más allá del sentido tecnocrático.


Esta tensión existió de forma permanente en ARCIS, entre asumirse como empresa privada o desarrollar su vocación pública, claramente irreconciliables en un modelo que deja a los “usuarios” en total desamparo producto de su crisis.

Este concepto de Universidad no elude a las nociones de docencia, investigación y extensión como partes constitutivas de su esencia, más bien se propone como el ideal frente a la instrumentalización mercantil, basada en la producción y gestión del conocimiento o la mera entrega de títulos y grados. Establecer una clasificación y sistematización, basada en indicadores y estándares económicos, pareciera ser poco pertinente –y en algunos casos sesgados–, aun cuando la tendencia avanza en esa línea, no logra dar cuenta de la transformación de los proyectos académicos.

En la actualidad, se evidencia el “desgaste” de un modelo de tipo profesional requiere de nuevas articulaciones e institucionalidad de la Educación Superior. De ninguna forma se desconoce el avance alcanzado por el Gobierno en materia educacional, pero continúa siendo insuficiente.

Sobre Universidad ARCIS

Se han realizado extensos análisis sobre las causas que llevaron al descalabro financiero de ARCIS, investigaciones y una completa cobertura parcial e intencionada de los medios de comunicación. Lo cierto es que –al día de hoy– no existe claridad respecto a lo que pasará con estudiantes y funcionarios, sigue sin encontrarse responsables, ni una autocrítica de los grupos de control que operaron en la Universidad –ni de su salida–, la ausencia de disculpas de agentes y organismos del Estado y como era esperable el silencio de las otras Universidades.

El caso de ARCIS es paradigmático y lo es en varios sentidos. Por una parte, es el fiel reflejo de la sociedad actual, de la efervescencia programada y esa modernidad líquida –que señala Bauman–, pero también de sus silencios y omisiones; de lo individual sobre lo colectivo.

Es una siniestra expresión del mercado y del (no) derecho a la educación, donde existen empresas (Universidades) regidas por la rentabilidad. Esta tensión existió de forma permanente en ARCIS, entre asumirse como empresa privada o desarrollar su vocación pública, claramente irreconciliables en un modelo que deja a los “usuarios” en total desamparo producto de su crisis.

Para evitar justamente lo anterior y tomando como experiencia el cierre de la UdelMar, la Presidenta Bachelet impulsó la ley sobre Administración Provisional y de Cierre, además de una ambiciosa reforma a la educación superior. ARCIS es la primera Universidad a la que se aplica dicha ley, mediante la designación de un Administrador: “para la única finalidad de SOLUCIONAR los problemas detectados en la investigación, el gobierno y la administración de la institución de educación superior” (Art. Nº 13, el énfasis es mío).

El problema surge cuando la ley 20.800, presenta deficiencias respecto a su aplicación en la realidad, de modo que no se realizaron acciones tendientes al salvataje la Universidad ni a su viabilidad. En palabras simples, no contempla ningún tipo de financiamiento, lo que hace difícil la subsistencia de las instituciones con problemas de flujo, sumado a una deficiente gestión del Administrador Provisional que asume poderes “plenipotenciarios”. A ello se suman los dichos de la Ministra: “ARCIS no es sustentable en el tiempo, por lo tanto, hay que poner un administrador no temporal, sino de cierre” (5 de diciembre de 2016), junto a otras irregularidades denunciadas en la “Cartografía de la gestión del Administrador Provisional y del Ministerio de Educación” elaborado por la misma comunidad de ARCIS y que alguien podría interpretar como un cierre encubierto.

Para cerrar

De alguna forma, esto no se trata de ARCIS, ni mucho menos de sus “verdugos” actuales o del pasado, sino de todo un sistema universitario que se encuentra en crisis y en medio de una tensión entre la academia, la política y el mercado. El problema de la desigualdad es una barrera, las leyes promulgadas se convierten en una camisa de fuerza y la voluntad política es un muro con el que colisionan los propósitos de construir un proyecto de futuro. Frente a hechos de fraude y corrupción de las FF.AA. y de Orden, resulta absurdo que el Estado no pueda cooperar en la defensa de un proyecto educativo alterno.

En este proceso de búsqueda de equilibrios, entre los modos de regulación preexistentes y la nueva realidad, el Estado asume un rol subsidiario y los discursos en torno a la eficiencia de los procesos educativos se multiplican para coaccionar los espacios académicos. La Universidad, concebida como espacio académico, está siendo desmantelada, para dar paso a una preocupante neutralidad post-burocrática.

TAGS: #ARCIS Academia Universidades

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras