#Educación

¿Por qué debo lo que debo?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Alumnos de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile levantaron el sitio www.yodebo.cl, donde casi 6 mil jóvenes detallan la deuda que suscribieron para poder financiar sus estudios de educación superior. Aunque no se trata de una muestra representativa, la deuda promedio observada es superior a $11 millones, existiendo muchos casos con deudas por sobre los $20 millones.

Claramente los montos son excesivos. Especialmente para jóvenes provenientes de familias de escasos recursos (con baja capacidad de pago presente) y que cursan carreras de no muy alta rentabilidad privada (que determinarán una también baja capacidad de pago futura).

¿Por qué hay que endeudarse tanto para estudiar en Chile? Contrario a como muchos analizan el problema, no es sólo un tema de tasas de interés. Es también un tema de magnitud de los aranceles y de duración de las carreras. Es muy distinto endeudarse por un arancel acotado por 4 años, que por un arancel elevado por 6 o 7 años.

Gran parte de las deudas existentes en la actualidad han sido suscritas en el marco del Crédito con Aval del Estado (CAE). Este sistema permitió el acceso a crédito a estudiantes de universidades no tradicionales, de CFT y de IP, quienes antes debían endeudarse (ellos o sus padres) con créditos con avales privados, de consumo, o incluso con tarjetas de crédito, a tasas de interés superiores al 15% real anual. El CAE permitió bajar las tasas a un 5%. Sin embargo, ellas siguen siendo altas en comparación al 2% que cobra el Fondo Solidario de Crédito Universitario (disponible exclusivamente para alumnos de universidades del CRUCH). Ante esto, el Gobierno ha enviado al Congreso un proyecto que fija la tasa del CAE en un 2%.

Pero si el objetivo es rebajar drásticamente los niveles de endeudamiento de los estudiantes de educación superior, mucho más importante es la combinación del arancel cobrado por la institución de educación superior y la cantidad de años que dura la carrera.

Hoy en día, las instituciones fijan libremente sus aranceles. En paralelo, el Ministerio de Educación calcula los llamados aranceles de referencia, utilizados para determinar los montos de los beneficios estudiantiles. En promedio, los aranceles efectivos están en torno a un 25% por sobre los de referencia. Si los aranceles efectivos bajasen hasta igualar a los de referencia, el efecto para la deuda de los estudiantes sería equivalente a reducir la tasa de interés al 2%.

En el caso de la extensión de las carreras, duraciones teóricas de 5 años, y efectivas de 6 y más, están por sobre estándares más eficientes, como los del Acuerdo de Bolonia, que establece para las universidades europeas un primer ciclo de 3 a 4 años conducente al grado, y un segundo ciclo de 1 a 2 años conducente a la especialización. A esto se suman flexibilidades para facilitar la movilidad de estudiantes entre carreras e instituciones que no impliquen rezagos en la senda curricular, algo muy relevante para el caso chileno que presenta altas tasas de deserción. Acortar un año la duración de una carrera de 5, tendría un efecto en la deuda de los estudiantes también equivalente a reducir la tasa de interés al 2%.

Así, de acotarse los aranceles efectivos a aquellos de referencia calculados por el Ministerio de Educación, y de acortarse en un año la duración efectiva de las carreras, el efecto en la deuda de los estudiantes sería equivalente a tener una tasa de interés cercana a cero. Si a ello se le sumase la rebaja en la tasa de interés a 2%, entonces la deuda disminuiría a casi la mitad que en la actualidad.

Ejemplificando, un estudiante de Ingeniería Comercial de una universidad privada con un arancel de 125 UF, que termina su carrera en 5 años y tiene un crédito al 5%, tiene hoy una deuda 990 UF. Si el arancel fuese un 25% menos, su deuda caería a 790 UF. Si además su carrera durase 4 años, su deuda caería a 630 UF. Y si además la tasa de interés fuese un 2%, su deuda caería a 485 UF.

Por tanto, disminuir la tasa de interés ayuda. Pero sería deseable que el Gobierno se abriera también a temas de fondo, como son controlar efectivamente los precios (en este caso los aranceles), y acortar significativamente la duración de las carreras de pregrado. Ambas son medidas políticamente complejas. Para muchos puede resultar casi una herejía ideológica hablar de control de precios. Mientras que reformar la estructura de las carreras y promover la movilidad de estudiantes entre facultades significa una gran reforma al status quo al que están acostumbradas las universidades. Se requiere visión y liderazgo para emprender este tipo de reformas. Es de esperar que se incorporen al debate.

Jorge Rodríguez Cabello, investigador Cieplan.

——–

Foto: rodrigodizzlecciko Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de septiembre

FELICITACIONES POR TU COLUMNA.

06 de septiembre

Efectivamente
Cuando se habla del lucro, tasas, etc, finalmente lo que hablamos es del COSTO de una carrera universitaria y como se conecta eso con la realidad laboral para poder costearla. Esa ecuación se debe dejar claramente definida y sacramentada en la Constitución, para que, si no es gratis, al menos tenga una forma acotada y deterministica para los estudiantes. Cuando el joven elige una carrera NO sabe finalmente cuanto pagará, y menos aun COMO lo pagará. Esa es la realidad que hay que considerar para el diseño de soluciones, no ideas sueltas como bajar tasas, acabar con el lucro, etc…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)