#Educación

Plan de gobierno electrónico: ¿Una oportunidad para la democracia?

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Chile presenta altas tasas de penetración de internet en comparación con los países de la región; sin embargo, quienes hemos trabajado en el diseño e implementación de políticas públicas de apropiación de TIC lo hemos aprendido: una cosa es que el agua del río llegue al pueblo y otra cosa muy distinta es que todos sus habitantes beban su agua. Contar con acceso a internet no implica de modo unívoco saber hacer uso de las potencialidades que nos ofrece.

Como operamos en contexto de desigualdad, no solo la presencia de computadores y el acceso a internet en los hogares opera con altos niveles de desigualdad. Aun cuando la Estrategia Digital levantada en el gobierno de la Presidenta Bachelet tenía como foco la profundidad y sentido en el uso de las TIC y su diseño se realizó con participación activa del tercer sector y de varios organismos del Estado, los esfuerzos realizados fueron a todas luces insuficientes, pues los sectores más pobres de nuestro país continúan teniendo un acceso limitado a las TIC. La aseveración pretende que se entienda y dimensione el rol que le debiéramos atribuir a las TIC como herramientas cuya tarea principal es estar al servicio de la disminución de la desigualdad que nos permite tener acceso a los servicios y beneficios que entrega el Estado. En el 2006, el  Informe Nacional sobre Desarrollo Humano, “Las nuevas tecnologías: ¿un salto al futuro?” señalaba que el 49% de las personas sentía estar más bien dentro del mundo de las nuevas tecnologías y el 50% señalaba más bien sentirse fuera del mundo de las nuevas tecnologías.

La encuesta de SUBTEL señala que el 89, 9% del quintil I no cuenta con internet y en los hogares más ricos del quintil V solo el 27,4% carece de conexión.

En virtud de esta cifras que cuantifican la desigualdad de acceso, resulta interesante que el gobierno incorpore dentro de las estrategias para llegar a los sectores vulnerables, las redes de telecentros presentes en Chile, que incluye principalmente los que pertenecen a Biblioredes y a la Red de Telecentros del Programa Quiero mi Barrio.

Los telecentros son espacios comunitarios con computadores conectados a internet, atendidos por un operador de telecentros también denominado “trabajador del conocimiento”, quien actúa como puente entre las necesidades personales, familiares y comunitarias y las TIC , permitiéndoles a los ciudadanos usuarios de estos espacios públicos tener mayor acceso a los beneficios y servicios del Estado y también actuando como un puente que permite a los ciudadanos interactuar con el Estado reclamando o haciendo llegar soluciones y propuesta a los núcleos de poder.

Un telecentro es un artefacto del Estado al servicio de la democracia y es también la materialización de lo que denominamos gobierno cercano, y que permite al gobierno, llegar donde están los ciudadanos más excluidos.

En estos espacios comunitarios se realiza un número importante de capacitaciones que permiten a los ciudadanos apropiarse de las herramientas que las TIC les ofrecen, integrando competencias cada vez más profundas de uso que les permiten mejorar su vínculo con el Estado. De este modo, el plan de gobierno electrónico es concebido “como una plataforma integrada que permitirá mejorar la eficiencia y la calidad en la entrega de servicios con el fin de satisfacer las necesidades e intereses de los ciudadanos, al tiempo que permitirá consolidar políticas de gobierno abierto como la transparencia y la participación.”

La evaluación de una política pública se debe realizar tomando el cuenta las condiciones en que fue diseñada, su coherencia interna, su institucionalidad y en qué medida es capaz de responder a demandas coyunturales y también de largo plazo.

El Plan Estratégico de Gobierno Electrónico 2011-2014 sitúa en un eje primordial el tema de la participación ciudadana, siendo coherente con un país que ha despertado de su letargo y que ha puesto en tela de juicio no solo la democracia que hemos ido configurando, sino también las bases estructurales de una sociedad neoliberal.

Si bien las políticas digitales creadas por los gobiernos de la Concertación resultaban a todas luces insuficientes con respecto al alcance principalmente en la esfera ciudadana, no es menos cierto que éstas fueron diseñadas con la activa participación de diversos sectores que fueron convocados para dicho fin. La Estrategias Digital del Gobierno de la Presidenta Bachelet recogió información de más de 50 personas provenientes del gobierno, del tercer sector, del mundo académico, entre otros. Aun así su diseño dejó temas pendientes los que fueron integrados a través del Proyecto Acuerdo 550 aprobado por el Congreso. Para la redacción de este acuerdo participamos cerca de 120 personas.

Desde una mirada incrementalista uno tendería a creer que el actual gobierno debiera haber mejorado dicho proceso, habiendo integrado un trabajo mucho más acucioso de comisiones o mesas de trabajo que dieran carne a las declaraciones que dan especial protagonismo a la participación ciudadana. Sin embargo, solo participan en la redacción este plan ocho personeros de gobierno: una paradoja. Se borra con el codo lo que se escribe con la mano.

Otro tema que resulta de interés para ser analizado es la autonomía con que se crea este plan, como si fuera un apéndice especial que puede operar fuera del contexto de los que hasta ahora conocíamos como agenda digital o estrategia digital. La razón que podría explicar esto radica en que esta iniciativa emerge del organismo responsable de las políticas de modernización del Estado. Especial atención demandará saber cómo se relacionará el organismo a cargo de la Estrategia Digital, recientemente instalado en la Subsecretaría de Telecomunicaciones, luego de la desastrosa gestión de Alfredo Barriga, con la Unidad de Modernización y Gobierno Electrónico, de Minsegpres.

Las piezas políticas operan en un escenario en continuo cambio, pues la Subtel se está reestructurando, y hay grandes posibilidades de que los telecentros lleguen a Minsegpres, lo que podría ser una gran oportunidad de compensar el pobre uso real que ha hecho la Subtel de la Red de Telecentros del Programa Quiero mi Barrio. Esta instancia permitiría al Gobierno lograr lo que hasta ahora no ha podido: estar más cerca de los ciudadanos.

*El paper completo lo pueden encontrar aquí.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
peon

10 de enero

Parece que el nuevo Gobierno resultó vegetariano a la luz de el desarrollo de la estrategia digital que habría de integrar la participación ciudadana, ya que de “carne a”, nada… El Gobierno de Bachelet no fue en nada distinto a este, ya que el resultado lo dice todo… El planteamiento original de la Ley de Participación Ciudadana tenía bases muy restrictivas que impedían a los ciudadanos proponer cambios al Presupuesto Nacional y luego de su entrada al Congreso Nacional, se quedó dormida la buena intención…

Aparte de ello, ¿verdaderamente crees que los ciudadanos habrían de ser escuchados por los “núcleos de poder” cuando alguna propuesta les quiera barrer el piso en favor de las aspiraciones del pueblo?…

Diferiremos, lo sé, pero, para mí es mucha tele creerle a los gobernantes, más aún en materia digital, porque nadie de ellos le dará cabida a la opinión ciudadana en una plataforma institucional que tenga vitrina a nivel nacional… Al contrario de ello, seguirá habilitado el buzón presidencial más todos los ministeriales, tanto como lo han estado los buzones de los parlamentarios o senadores, pero, todos ellos son un agujero negro de la información, porque de las propuestas que se les hacen, la gente no se entera…

Osea, el tema no es más que otro fiasco y disculpa mi escepticismo, pero, nadie de los grupos o núcleos de poder, si así les deseas llamar (y si así lo hace la literatura…) oye al pueblo y si quieres una prueba de ello, comunícale a los grupos de poder que existe un persona anónima que solicita:

una Cámara Ciudadana Digital con representantes directos en el Congreso y en el Senado y la participación institucionalizada de los estamentos del Estado, del Gobierno, las universidades del Consejo de Rectores y de la ciudadanía para proponer y debatir cuáles debieran ser las prioridades a considerar cuando se habla de qué cosas se habrá de hacer en un gobierno o a considerar en un Programa de Gobierno…

Además de ello, quiero una AFP de los trabajadores y un banco de dinero de los mismos, para que comience el fin de la usura y el robo al pueblo…

Por último, deseo que en algunas comunas del país se cree cierta institucionalidad a discutir y complementar en la Cámara Ciudadana para terminar con la transantiaguinización de las inversiones del Estado en la Región Metropolitana y la repartija de los dineros públicos entre las empresas que construyen, año a año, las mil hectáreas de la ampliación del plano regulador del área metropolitana…

Y con ello, claro, no espero aguarle la fiesta a políticos, ni a usureros, ni a constructores, pero, si espero que haya una patria más justa y que tenga mecanismos más inteligentes y racionales para crear un desarrollo mayormente sustentable y menos contaminante y estresante…

Dime, con el zapato en la cabeza o la mano en el corazón:

¿Tú crees que haya un “núcleo de poder” o grupúsculos dedicados al negociado del poderío que atienda a mis solicitudes?…

Según mi experiencia, nadie atiende, incluida Bachelet, las gracias que me dio y las frases que me copió, pero, no por ello hizo lo que debía…

También le escribí al Senado y a la Honorable Cámara de Diputados y el resultado es el mismo… Esos núcleos de poder no quieren democracia y me cuesta creer que un gobierno de ultra derecha la pudiera proponer o servir la mesa para que el pueblo cene en ella…

Como dijérasele, su magna presencia, despierte, porque alguien la ha estado utilizando para propagar el virus de los cuentos que nunca tienen final y de los viajes de barcos que surcan las más indescriptibles travesías que jamás llegan a puerto…

Sé que las intenciones son las mejores, no me cabe duda de ello, ya que todas las mujeres tienen un lado emocional que es dado aún más a la misericordia que a la razón y a la justicia, sin embargo, nosép…. Para mí los resultados son inapelables…

Espero que puedas tener tiempo de solicitarle a los núcleos de poder lo que yo pido…
No dejes de informarme de las novedades…

Aquí, tecleando con fidelidad…

lkkflñds

10 de enero

¿Gracias por el post?……me imagino que para algún público especial usted debe tener talento. Le aliento a escribir sus propias columnas. Vi su sitio, anónimo, como es su tónica: Lo siento pero me cuesta hablar con personas sin nombre.

peon

10 de enero

Pamplinas… El problema es la falta de argumentos para hacerse cargo de lo que se ha escrito y lo que se ha respondido, pero, no me incomoda la falta de una respuesta que tenga sentido, porque ya estoy acostumbrado a que, “con o sin nombre”, la gente asociada a la política que desea engrandecer a un sector de ella y empequeñecer a otro, hablando o escribiendo acerca de temas de forma incoherente o con falta de integridad en lo que dice, guarde silencio cuando se le hace ver en qué cosa tropieza lo que comunican y ello desde aprendices a consumadas vacas sagradas…

Ahora, si me disculpas, hago abandono de esta conversación…

ggkfdjglkdf

10 de enero

Fui Jefe de TI del Servicio de Salud O’Higgins por un año y medio. Precisamente, en esa época, nos dimos cuenta que las ti no sólo llegaban al ciudadano por tener un pc y acceso a Internet. El mismo Servicio de Salud usaba precariamente los pocos pc’s disponibles y prácticamente no había sistemas de información. Nos planteamos un desafío ambicioso, más allá de sólo “plantar” tics, usar lo que había, reacondicionar viejos pc’s y desafiar con tecnologías libres, mientras el gobierno de la concertación estaba empeñado en regalar el negocio de las interconsultas (y las listas de espera, en consecuencia) a 3 empresas privadas por más de 30 millones de pesos mensuales. Nuestro primer triunfo fue sobrevivir al lobby.
Por unas de esas casualidades, me tocó asistir a la cena de la ACTI el 2010, donde exponían los grandes próceres candidatos. Sólo el actual presidente llegó a exponer. Su discurso en la cena de las empresas más grandes de TI del país, me pareció mucho más que ajeno. Nuestro actual presidente hizo un análisis de los costos de entregar internet y computadores a los primeros quintiles, gracias a un sabroso estipendio a las empresas de telecomunicaciones y grandes distribuidores de computadores, para proveer equipos y conexión a precios módicos, incluso gratis. Las preguntas que pasaron por mi cabeza, entre aplausos de los grandes dueños de la ACTI fueron:1. Dónde terminarían esos cuantiosos subsidios y 2. Dónde terminarían todos esos equipos. La primera respuesta, como sucede con los subsidios a la oferta en Chile, es evidente: En los bolsillos de los grandes. La segunda, también, un mercado negro no muy diferente de los regímenes comunistas que los neoliberales tanto critican. Y el resultado: “ven que los pobres no quieren que los ayuden”.
Como fuere, seguimos adelante en nuestro empeño, y sorprendentemente, fue un director de este gobierno quien más nos ayudó. Ya con un tiempo fuera, está claro que la gracia del cuento no son los sistemas, ni los tablets, ni las pantallas planas, ni los letreros de “estamos para servirlo” en los uniformes de las enfermeras. Todavía me cuesta explicar por qué logramos tanto, con tan poca gente, con tantos intereses mezquinos de por medio. Sólo puedo decir que pusimos tecnología al servicio de la gente, tecnología barata, con bajos sueldos y sólo empeño y muchas ganas.
Desconozco cuál será el destino de toda esa aventura, pero sí concuerdo con la columna en lo primero: No es suficiente sólo tener ti. Uno puede usar un smartphone para ver la cuarta o para pedir hora en el hospital de de Pichidegua. Dudo que los gurús de las tecnologías lo logren entender, si no han pisado un consultorio, si no usan el transantiago y no viven como el 90% de la población de la Región de O’Higgins, quienes sólo tienen acceso al hospital más cercano.

11 de enero

Gracias por su aporte Ismael. Un gusto leer post.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)