#Educación

Movimiento estudiantil: ¿Calidad sin evaluación docente?

15 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ya llevamos más de cinco meses de movilizaciones estudiantiles y aún no se visualiza una pronta solución al conflicto. Quién tendrá la culpa de esto, se preguntarán algunos. La gran mayoría responsabiliza al gobierno  -que es como hacer leña del árbol caído- y no al movimiento estudiantil que cuenta con un respaldo ciudadano tremendamente amplio. Y con justa razón, si la educación en Chile hace mucho tiempo que no viene bien, ni en calidad ni en acceso a la educación superior. No obstante, yo los responsabilizo a ambos, porque no han dialogado absolutamente nada, sólo se han impuesto mutuamente sus condiciones, y eso no es dialogar. 

Pero hablemos con la verdad. Creo que todos o casi todos nos sentimos representados por el “alma” o el “espíritu” del movimiento estudiantil, todos queremos cambios importantes y no más  “aspirinas” y medidas parches, como nos tenían acostumbrados. Pero, ¿cómo se puede hacer en dos años, lo que otros no pudieron en veinte? ¿No será un exceso de ímpetu y pasión característica de los jóvenes?  Porque siendo racional, es muy difícil, por no decir imposible, que mejoremos el acceso (educación gratis para todos) y la calidad, por sobre todo en tan poco tiempo, siendo que eso se logra con un proceso de cambio, que tal vez durará décadas.  

Respecto de la gratuidad en la educación superior, creo que no va en la dirección correcta. Aranceles diferenciados – como el sistema colombiano- me parece realista para el momento que estamos viviendo y sería un “golpe” menor para las arcas fiscales. Además, los ejemplos de gratuidad que tenemos al otro lado de la cordillera no son precisamente los mejores. En Argentina de 100 alumnos que entran a la Educación Superior Pública, se titulan sólo 6, osea un 6% de titulación y un 96% de deserción. El nivel de despilfarro de recursos, de farras e irresponsabilidades es tremendo. No quiero que repitamos esa experiencia en Chile. Es más, creo que la gente valoriza lo que le cuesta. Por eso, si hay aranceles diferenciados, siempre quedará algo al esfuerzo de las familias, aunque que aranceles más realistas y no los desproporcionados que se pagan actualmente, que llegan a doblar el sueldo mínimo, en algunos casos. Y en esta postura no estoy solo, esto también lo ha propuesto el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami. 

El debate en torno a la calidad es el más complejo, considerando las posiciones que han tomado los actores de este conflicto. Es imposible tener educación de calidad si no tenemos ciudadanos de calidad, estudiantes de calidad, profesores de calidad y padres y apoderados en un rol más activo en la educación de sus hijos, especialmente en la educación básica. Y lamentablemente, no los tenemos. El movimiento estudiantil se ha empeñado en hacer ver que el único responsable de todos los problemas es el (papito) Estado y como la masa  -que por definición, no piensa-  sólo repite lo que ellos dicen, también “piensa” lo mismo. Calidad es sinónimo de exigencia y es en este tema donde se me generan las dudas más grandes: ¿Cómo la Confech quiere educación de calidad si ni siquiera habla de evaluación docente? ¿Raro, no? ¿Por qué no está la Asociación de Padres y Apoderados integrada a la mesa de trabajo, si ellos son fundamentales –al igual que los profesores- en la educación de sus hijos? ¿Y por qué no están los representantes de los alumnos de las instituciones de educación superior privada si ellos representan el 70% de los alumnos de Chile?

A veces creo que la Confech no los incluye porque saben que al haber más actores, ellos perderán poder, ya no se podrán “arreglar” sólo con el Colegio de Profesores y en el caso hipotético que se quiebre una mesa de diálogo –como ya ocurrió- y se quieran bajar, el gobierno quedará negociando con los representantes de las instituciones privadas, y podrán decir, objetivamente, que están negociando con la mayoría de los estudiantes de Chile. Esa excesiva omisión que ha hecho la Confech a la evaluación docente es la prueba máxima que esto, hace rato, ya no es solo por educación: es una defensa corporativa de Jaime Gajardo y la dirigencia universitaria hacía los profesores y por otro lado, de pasadita hacerle daño al gobierno.

Es imposible mejorar algo sin que todos hagan esfuerzos. Eso de culpar al Estado de todos los problemas que hay, es francamente estúpido, cuando son todos los actores –estudiantes, profesores, padres y apoderados y el Estado- los que tienen harto que  mejorar y aportar. Sólo así, algún día tendremos la anhelada educación de calidad, seremos un mejor país y tendremos una sociedad más responsable y comprometida.

—————-

Foto: Gonzalo Zapata / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de octubre

El gobierno del especulador financiero Sebastián Piñera ha sido incapaz de abordar este conflicto. No lo entiende. Todas las acciones llevadas a cabo por él han resultado un fracaso. Han estado atrapados en el eterno presente de la “encuestocracia”, lo que los ha llevado a tener una actitud vacilante frente a cada paso que ha dado el movimiento estudiantil. Sólo en el último tiempo hemos visto cómo finalmente predominaron las posturas propias de la derecha: la neoliberal ortodoxa, autoritaria portaliana y esquizofrénica.

Por otro lado, para nadie es un misterio que los profundos cambios que requiere la educación son de largo aliento y que sus resultados no serán inmediatos. Desde la propia CONFECH ha surgido esta reflexión, lo cual no deja de ser menor.

Con respecto al tema de la calidad en educación hay que hacer algunas precisiones. Primero que nada, cuando el gobierno de turno limita el asunto de la calidad única y exclusivamente a la evaluación docente de los profesores, ello no es más que una sucia estrategia para desviar la raíz de los problemas en educación: su mercantilización. De esa forma, logran soslayar sus responsabilidades como representantes de la ciudadanía y de pasadita mantienen, encubren y continúan parasitando del sistema educativo pinochetista que les ha dado jugosas ganancias. En segundo lugar, el hecho de que los estudiantes del sector privado no estén representados, se debe a que muchas universidades, institutos y centros de formación técnica sencillamente no permiten ni tampoco incentivan la conformación de federaciones estudiantiles.

Ojala se pudiera achacar al “papito Estado” todos los males de la educación chilena. Y digo ojalá, porque desde los años 70 el Estado ha venido disminuyendo cada vez más su papel en educación (así como en otras áreas fundamentales), pasando a ser nada más que un organismo subsidiario y fiscalizador. Y cómo no sería deseable también que todo el descalabro en el sistema educativo fuese culpa solamente de malos profesores saturados de trabajo y que ganan poco…

15 de octubre

Ni el Gobierno de turno ni nadie a limitado el asunto de la calidad única y exclusivamente a la Evaluación Docente. Este tema llama la atención por la extraña omisión que ha hecho el Movimiento Estudiantil al tema, siendo que la Evaluación es una de las tantas acciones que se necesitan para asegurar calidad. Los profesores son un pilar de la Educaciòn
Y lo de la integración de los representantes de los Instituciones Privadas, entiendo que se está negociando y que la USACH esta a favor de eso para tener una plataforma única. Porque no se ha hecho aún, quien se opone? No lo sé. Pero también es extraño, no crees?
Y cuando hablo del “papito” Estado lo digo porque creo que para que hayan mejoras importantes se necesitan esfuerzos mancomunados de TODOS los actores y no sólo del Estado.

Saludos Estimado!
Y Gracias por leer y comentar!

15 de octubre

Como te señalaba por twitter, creo que esta columna es criticable por sus afirmaciones como por el argumento confuso.
Preguntas, retóricamente “¿cómo se puede hacer en dos años, lo que otros no pudieron en veinte? ¿No será un exceso de ímpetu y pasión característica de los jóvenes?” Creo que es importante que el proceso 2011 se comprenda dentro de la evolución que se marcó desde el 2006. Nadie dentro de los jóvenes o el movimiento actual piensa “irracionalmente” que los cambios puedan hacerse en 2 años. Lo que se pide son condiciones políticas para que el cambio ocurra, y eso puede ocurrir inmediatamente si es que el gobierno tuviese voluntad.
Lo segundo, para justificar el arancel diferenciado, si bien es posible que sea un espacio medio de solución, mezclas datos de deserción universitaria en Argentina (que por lo demás tienen un error matemático) y con supuestos respecto al comportamiento de las familias y los estudiantes en términos de motivar el “esfuerzo” como si eso no existiera en un sistema gratuito. Ello obvia toda la discusión instalada por los estudiantes respecto a la educación como un derecho humano y bien social, no un bien individual transable en el mercado.
Dices luego, respecto a la calidad: “El movimiento estudiantil se ha empeñado en hacer ver que el único responsable de todos los problemas es el (papito) Estado y como la masa -que por definición, no piensa- sólo repite lo que ellos dicen.” Acá hay un tremendo error. En cualquier documento emanado del Confech a quien se culpa es al mercado y a los políticos. El Estado no es visto como un espacio con agencia propia, sino como una institución pública que ha sido secuestrada por una clase política y empresarial. Por lo tanto, creo que acá te hace falta mirar con más detención cuál es el discurso del Confech.
El segundo supuesto revela arrogancia y paternalismo. Dices que por definición (¿quién lo definió así?) “la masa no piensa y solo repite.” No sé de verdad quién puede arrogarse tal definición, y si hay alguien que lo haga, lo invito a demostrar que la gente en masa no piensa. Me parece un insulto.
Por último, ese supuesto de que calidad es sinónimo de exigencia es un invento con el que no puedo estar más en desacuerdo. El discurso de la calidad es el que ha defendido el gobierno basándose en el supuesto de que la calidad se mide con pruebas estandarizadas o evaluaciones docentes. La verdad es que no hay ningún acuerdo ni en qué es calidad ni en cómo se mide. Tu señalas “¿Cómo la Confech quiere educación de calidad si ni siquiera habla de evaluación docente? ¿Raro, no?” Te invito a ver el debate de Francisco Figueroa y Camila Vallejo en el CEP, a ver si puedes seguir sosteniendo tamaña afirmación, que es falsa.

Lo demás, son solo elucubraciones que no se sostienen con lo que ha ocurrido, sino que más bien arman un discurso bastante parecido al de la tele, tratando de poner a los estudiantes en contra del Estado, como si éste existiera en el vacío y sin personas que lo administraran o influyeran en su construcción. En fin. Bastante pobre esta columna como ataque al Confech y a los Profesores.

16 de octubre

Estimado Iván:

Lo adecuado para establecer críticas respecto de un planteamiento es pensar y saber que lo motiva. Básicamente a esta altura del movimiento y de la negociación con el gobierno la mención y tratamiento respecto de la carrera docente ha sido nula. No entiendo porque cuando se habla de docencia, automaticamente se asocia solo a evaluación docente, despido de profesores mediocres, etc. cuando el debate debe centrarse en como potenciar esta carrera, y esto es más que hacer una simple evaluación. Otro aspecto que debes considerar son los resultados; hasta hoy el tema a solucionar no es la educación de calidad y gratuita para todos, esta acotado en Educación Superior, y puedo asegurar que solo tradicional. Por último esto es debate, no de intenciones, sino de ideas. Es perfecto que se hagan cuestionamientos al movimiento y al gobierno, no podemos pretender ni menos aceptar que uno está haciendo las cosas perfecto y otro esta desatando el desastre.

Dentro de la alegría, los eslogan, las frases y discursos politicos, y el emborrachado entusiasmo con este movimiento, también debe haber tiempo de detenerse y evaluar los resultados OBJETIVOS que han tenido, y lo que pueden ser capaces de lograr.

Lo dicho por Camila Vallejo es preocupante, “estamos en la primavera del movimiento”, sin embargo los secundarios repitentes de la educación pública que tanto se defiende no están precisamente en la primavera.

Invito a leer: “La única prioridad: Educación Superior”

http://bit.ly/o4YPFH

Saludos

16 de octubre

“Masa” està definido por la Psicología grupal. No por mi. Y cuando hablo del “papito” Estado me refiero a que el Movimiento Estudiantil a manifestado que sólo el estado puede garantizar calidad. Cosa que el falso. La calidad se logra con esfuerzos mancomunados de TODOS los actores.(Alumnos,Padres y Apoderados, Profesores y El Estado) y no sólo del Estado.
Y de que calidad es sinónimo de exigencia, me parece extraño que no estés de acuerdo. Acaso estudiar en un IP es igual que estudiar en la UC… Cual es más EXIGENTE? Y nunca hable de pruebas estandarizadas. Y además mira Finlandia como son de exigentes con sus alumnos en las formas de selección. Y ni hablar de lo que le exigen a los profesores… Estamos a años luz.
A si que eso que calidad es sinónimo de exigencia no es un “invento” como dices tu, es una realidad. Y lo de la Evaluación Docente, igual. Es imposible tener educación de calidad si no se mejora la carrera docente y se aplica una evaluación Docente. A todos los profesionales los evalúan.Porque a los Profesores no? Ojala la prueba INICIA fuese obligatoria. Igual como la que le hacen a los Médicos.
Y esta columna no es en ataque a nadie. Sólo tengo las dudas que muchas personas tienen. La CONFECh se ha vuelto una verdadera Vaca Sagrada, es casi una inmoralidad criticarla.

Saludos!
Y gracias por leer y criticar.

17 de octubre

Me parecen más que razonable las dudas. En esta época polarizada si cuestionas cualquier cuestión que provenga del movimiento estudiantel te conviertes en fascista, de derecha, en “malo”, creo que eso no le hace bien a nadie… coincido con quien escribe en su apreciación porque en realidad las ideas de Vallejo -admirables por su solidez- cuesta “bajarlas”. Todos los chilenos queremos educación de calidad, pero ¿todos quieren que el sistema neoliberal sucumba? Yo no al menos… me encantaría, claro, que en pasos menos dolorosos que de golpe y porrazo los temas sociales se aborden. No me enorgullece ser un chileno que ve como la gente se endeuda y prioriza, por sobre la salud, el tiempo con la familia, la educación, un teléfono que vale 3 veces su sueldo, o ropa de marca para lograr cierto status… claro que se merece una revisión. Pero una revisión de todos los actores… el movimiento estudiantil no se hace cargo de la evaluación docente, porque saben que pierden con ello… los docentes siempre se han negado: “eso no mide bien” (cualquiera sea el intrumento), ni siquiera aceptan que se les mida lo básico… ¿por qué? porque siempre es fácil responsabilizar a otros y no partir de mis responsabilidades, estamos acostumbrados.

17 de octubre

Error: los profesores refrendaron aceptaron ser evaluados. No se han negado siempre.

17 de octubre

Estimado Marcelo:

Para incluir en este debate, dejo el link que contiene los resultados de la evaluación docente del 2010.

http://bit.ly/q5YMoZ

Saludos,

17 de octubre

Concuerdo en que la omisión de la evaluación docente denota una cierta inconsecuencia con respecto al tema educativo por parte del mismo Gajardo y los dirigentes estudiantiles.

No ven en ésta una oportunidad de mejorar sino una especie de persecución…y entonces uno se pregunta ¿Qué intereses defienden realmente, sobre todo Gajardo?

19 de octubre

Desde el título del comentario se presenta una provocación falaz. “Sin evaluación docente”. ¿A qué se refiere exactamente?. No me queda claro leyendo en su totalidad la opinión. Desde hace varios años los profesores son sometido a la más rigurosa evaluación de profesionales del sector público, dividido en tres etapas, con distintos instrumentos. Otros trabajadores (profesionales del sector público) de tanto en tanto, son evaluados por “jefes directos” con una carga subjetiva a favor o en contra que deslegitima el valor técnico de una evaluación de desempeño.
Ahora, se suma la prueba INICIA que evaluará a los docentes al momento de egresar, requisito sólo solicitado por la carrera de medicina en Chile.

Nuevamente pregunto, ¿a qué se refiere el autor con “sin evaluación docente”?

Otra cosa y muy distinta, son los resultados de las evaluaciones. Eso es otro tema, técnico, arista del problema estructural de la desigualdad educativa que se resuelve puntos como la evaluación, carrera, marco docente, etc. Ordenemos el debate, o sino, terminaremos discutiendo la importancia de los vidrios en las salas (que sí importan) como problemas estructurales. En otras palabras poniendo la carreta antes de los bueyes.

19 de octubre

Estimado Freddy:

Creo a mi juicio, lo que está en cuestión no es la evaluación docente, sino la carrera docente y la nula mención en los discursos y mesas de diálogo. Esto es preocupante debido a que no todo el problema se reduce a gratuidad, y en la calidad, el docente juega un papel fundamental, por esto es extraño que este tema no esté tratado.

saludos,

19 de octubre

Estimado Pablo:

Me queda claro que tenemos énfasis distintos y es bueno explicitarlos. Sigo discrepando eso sí. Creo que el rol docente y lo que conlleva bajo la actual estructura no es central. Especialmente en los colegios más desfavorecidos socioeconómicamente y sus antípodas particulares pagados el papel docente no influye mayormente, ¡es la estructura educativa!. Si puedes revisa BRUNNER, J. y ELACQUA, G. (2003). Informe de Capital Humano. Escuela de Gobierno: Universidad Adolfo Ibáñez Chile.

De todas maneras, como dije, los énfasis son debatibles.

Finalmente reafirmo lo que señalé en el comentario anterior. La entrada desconoce la realidad de la evaluación docente al señalarla casi como inexistente. Eso me parece erróneo, independiente del nuevo enfoque que podamos darle en estos intercambios.

Saludos.

19 de octubre

Estimado Freddy:

Puedes entregar el link del informe para leerlo. Solo para su conocimiento, existen informes detallados realizados por la OECD en el ámbito de la educación superior que reflejan lo que debería estar en discusión y da algunas recomendaciones.

http://bit.ly/oTlaZL

http://bit.ly/nRTjEc

Lo dejo para su lectura, ya que respecto a la docencia, tienen un punto de vista que es central.

Saludos,

26 de octubre

Nos pos Juan Soto. Ya pocos caen en esa forma de disfrazar la cosas. Esto es dar por ciertas ciertas falsedades. TODOS ESTAMOS DE ACUERDO en QUE HAY QUE EVALUAR A LOS PROFES, pero tambien hay que evaluar a todos los profesionales. No te parece evaluar a los medicos?, abogados? Eso se hace en otros paises.
Ahora. el tema es cuando. Por cierto que un sistema educativo tan precario como el chileno( lo cual incluye la precariedad de los profes), hecho precario a proposito por el sistema politico imperante, lo vamos a evaluar de inmediato. Primero habra que mejorar la capacitacion, las condiciones de trabajo, los sueldos miserable, etc. Despues avaluamos de todas formas. Ya?

07 de noviembre

primero, los profesores si son evaluados y masivamente y hace varios años.
segundo, el colegio de profesores sí desea que se evalúe, pero no le que se hace hoy por hoy, que, como no se sabe para qué se evalúa, se rechaza absolutamente, y, a mi juicio, con razón, porque, a pesar del esfuerzo que eso significa para nosotros los profesores, mal pagados e infinitamente estresados, ésta no es una evaluación formativa; prueba de ello,es que a pesar de su aplicación y el despilfarro de tiempo y recursos que conlleva, la calidad de los profesores continúa a la baja.
Y por lo demás al momento de ser evaluados muchos profesores, como la cuestión es finalmente punitiva, creamos situaciones absolutamente artficiales al momemto de ser evaluados, para salir medianamente con la cabeza en alto. La evaluación docente es una soberano mentira. Y por lo demás, ¿cómo es la calidad y entereza humana de los y las evaluadoras? Y por lo demás, esta mentira se reduce a la medición estandarizada; más mentirosa aún, etc. etc. etc.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?