#Educación

Me aburrí de estudiar pedagogía

149 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
- 2011 - - 2011 -

Me aburrí: me retiro de pedagogía.

Me aburrí porque la gente se llena la boca con nuestra profesión y muy poca gente que la está estudiando y que la ama hace algo por poner el tema más allá de cómo acceder al colegio.


Me aburrí porque tengo una mujer con la que pretendo formar una familia y tener hijos, y me preocupa el futuro. Porque vamos a gastar tanto tiempo en la pega que no nos va a quedar tiempo para la convivencia como el que desearíamos por culpa de un trabajo que por Dios que es absorbente.

Me aburrí porque el gobierno cree que con tener más de 600 puntos y amarrarse a trabajar se hace un buen profesor.

Me aburrí porque el Presidente se empecinó en decir que los profesores no se evalúan, siendo que el 98% sí lo hace. No se critica la forma, sino que el método: el que tiene plata compra el portafolio y grava al famoso video que es más falso que mayonesa sin huevos. Literalmente “para la foto”.

Me aburrí porque el sueldo es mísero, la pega es inestable y escasa. Nadie piensa que el profesor come, duerme, tiene familia e hijos. ¿Alguien sabe lo que es realmente planificar? Es poner harto tiempo y esfuerzo mental para ordenar mil argumentos en un papel y que calce. Si no, eres incompetente.

Me aburrí porque se nos mintió diciendo que la prueba Inicia será de referencia y ahora será obligatoria.

Me aburrí porque hay un montón de gente que ingresa a la carrera porque le alcanzó el puntaje o por la especialidad y no le tiene amor alguno a la pedagogía.

Me aburrí porque el presidente del Colegio de Profesores no representa a nadie: dejó de hacer clases hace varios años y hoy habla como si las hiciera todos los días. Se agradece el sacrificio, pero si lees su biografía, dos tercios es sobre cómo se conocieron sus papás y lo pobre que era, y un solo párrafo para decir “hice clases en varios colegios”. Nada más.

Me aburrí porque en todas las universidades se enseñan teorías del año de la pera que pueden explicar muchas cosas pero ninguna se adapta a la realidad. Vamos a enseñar a 50 personas por sala tratando de que se concentren con la garganta que ya no da más.

Me aburrí porque tengo una mujer con la que pretendo formar una familia y tener hijos, y me preocupa el futuro. Porque vamos a gastar tanto tiempo en la pega que no nos va a quedar tiempo para la convivencia como el que desearíamos por culpa de un trabajo que por Dios que es absorbente. Tengo miedo de que el cansancio emocional y lo pesado de este trabajo le ganen al profundo amor que nos tenemos. No quiero terminar divorciado como muchos profesores.

Me aburrí porque todos dicen que somos importantes y nadie nos reconoce por uno de los trabajos más nobles del mundo: enseñar. Si se equivoca el médico, no importa, él estudió siete años y sabe mucho; si el ingeniero no hace lo correcto con el peso que tiene estudiar matemáticas puede comenzar de nuevo. Si el profesor se equivoca todos se van contra él.

Me aburrí porque, si bien estudio una carrera “barata” en comparación con las “importantes”, y a pesar de que el Estado invierte en mí alrededor de 6 millones de pesos entre crédito y beca, está malgastando su dinero. Porque finalmente me convertirá en un cesante ilustrado el día que me expulse de la universidad, sin trabajo y contribuyendo a que mi familia diga: ¿Y por qué estudiaste pedagogía, pudiendo estudiar derecho?

Espero me disculpen la rabia con que está escrito esto, pero es necesario poner sobre la mesa otro argumento: felicito a todos los estudiantes que estudian pedagogía y se enamoraron de ella en el camino. Porque saben que es un trabajo precioso que considera lo valioso del aprender. Porque saben que no son muchos los que se terminan enamorando de ella.

Porque para estudiar pedagogía hay que ser bien valiente: cuando salgas de la universidad estarás posiblemente cesante o, si encuentras trabajo, con un montón de estudiantes por sala que no te pescan ni el saludo, cansado, sin tiempo y queriendo llegar luego a la casa.

Y por si esto no fuera poco ahora con la amenaza de un año académico desde marzo hasta enero. 

———–

Foto: Leo PrietoLicencia CC

TAGS: Carrera docente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de septiembre

Decisión valiente. Podría decir que haces lo justo para no vivir “una tragedia evitable”. No llega al mismo punto de comparación, pero hay que vivir las consecuencias de haber estudiado pedagogía para comprender y empatizar. Mientras no salgamos de la categoría de un servidor cuya labor es ser tía/o, enfermero, asistente social, nutricionista, obstetra, auxiliar (te ha tocado barrer una sala?) pero de tono menor, acá, en Chile, tal vez vale la pena que te canses, que te aburras.

dvrsalov

08 de septiembre

Hola, Raquel. Se que aun no he vivido experiencias como las que describes pero se que existen. Se de la realidad de muchos y eso es lo que me da rabia: cómo la sociedad trapea el piso con una profesión tan noble. Mientras no salgamos de ser los guardadores de los niños de este país y el rol bajo en que nos tienen seguiremos tal cual. Aclarar también que soy un enamorado de la profesión y que esta crítica ha recogido muchas opiniones que cualquiera, legítimamente, puede tener.
Por ello le invito a leer en mi blog, “Maleta de Opiniones”, la respuesta a esta columna, que pretende responder a estas inquietudes. “Hacia una reforma centrada en el profesor”, en http://maletadeopiniones.blogspot.com/2011/09/me-aburri-de-estudiar-pedagogia-hacia.html

Mis saludos y un abrazo fraterno, desde Temuco.

Diego.

jose-luis-silva

11 de julio

Disculpeme pero un enfermero, auxiliar, médico, ingeniero, asistente social, basurero o astronauta tambien sufre de penurias parecidas o peóres a la de este señor, pero a diferencia de él además recibe menos retribución y hasta puede perder la pega si lo hace mal.

No compro este cuento. Yo mismo y muchos mas tenemos emociones muy parecidas, acaso cree que es el único que se aburre, que llega cansado a casa o que estudia en lo que no le llena o trabaja en lo que no le gusta? ¿Alguna vez han tenido un jefe? ¿ o se han urgido por perder la pega? ¿que se creen estos gallos?.

08 de septiembre

Gracias por retirarte. Un profesor mediocre menos en el sistema. Se agradece.

dvrsalov

08 de septiembre

Hola, Claudia. En síntesis, quiero reiterar el comentario anterior. Esta es una ironía y una crítica radical con respecto a la profesión docente y sus principales falencias. Junto con invitarte a leer el artículo que he recomendado arriba también te emplazo a leer el comentario que he realizado allí que servirá de orientación para que no se me malinterprete del todo.

Mis saludos.

andrea avila

08 de julio

Mediocre? ufff … que feo comentario… creo que somos muchos los que amamos hacer clases pero, pasamos por momentos como estos donde la presión y el tener que “hacer las cosas bien” colapsa a cualquiera…. que fea que una docente piense así… imagino como debes ser con tus estudiantes…. ponerse en el lugar del otro no cuesta nada… que feo que siendo profesora no entiendas a otro colega suponiendo que tú estés pasando por lo mismo… todos sabemos que este “sistema” al que tú llamas es una mierda… y lamentablemente es así pero claro con comentarios como el tuyo jamás se cambiará la cosa… mediocre es el que sigue dentro del puto sistema y no hace nada para cambiarlo…. valiente es el que se da cuenta y dice que quiere tener una vida…. donde trabajo veo profesores que llevan 40 años dentro del sistema y aún deben trabajar porque con la pensión no les alcanza …. algunos ya jubilados siguen en la misma y siguen trabajando …. tener cincuenta horas en aula es desgastante para cualquiera y por eso no eres más o menos persona más o menos mediocre…

Francisco Madrid

08 de julio

Claudia, una profesora simplista y ciega como tu se sufre… En el gremio. Saludos

Mané

08 de julio

Que estupidez, mediocre, Tu me imagino serás una lumbrera y si haces otra cosa Recuerda que gracias a los Profesores estás donde estás…
Ahora si no estudiaste obvio eres resentida y además mediocre…
Cero sentido común y lo que leíste, parece fue mucho, para tus neuronas…

Maria Eugenia Allendes

08 de julio

Mi hija ponderó casi 800 puntos en la psu, aún así su sueño desde que era una niña era ser profesora, contra el mundo siguió su sueño, y hoy la veo matarse trabajando, panificando en sus horas libres y con dos hijitas que mantener, muchas veces la he visto como baja los brazos, y renegar contra su elección,pero nuevamente por sus alumnos vuelve al ataque, por eso que rabia me da su comentario, si me hija tomase la decisión de a sus 28 años dejar de ejercer la profesión yo la apoyaría por la valentía de pensar un poco en ella y su familia. disculpen todos mis faltas ortográficas pues no tengo estudios y CLAUDIA dudo que seas una profesora, y si estas estudiado déjalo el ¡¡¡¡sistema te lo agradecerá!!!!

Carmen Gloria Calfiqueo Curilaf

09 de julio

Claudia:
Dejas en evidencia la falta de respeto y liviandad con la que emites un juicio de valor sin conocer a quién van dirigidas tus palabras, … ¿Eres docente? .. si no ejerces la profesión docente debieras reflexionar, guardar silencio y luego opinar de una realidad que no podrías entender cuando no lo vives… si tu experiencia siendo estudiante no fue positiva, lo lamento; pero ser docente es difícil porque las condiciones laborales, económicas, sociales, nos ubica en una realidad sin derechos, y donde muchos juzgan sin evaluar en profundidad la crisis social y las diferentes aristas de lo que hoy ocurre en la realidad educativa… como alguien dijo: has el mismo camino de nosotros los docentes… y luego nos sentamos a conversar porque con “guitarra” la cosa es distinta… a pesar de las condiciones adversas seguimos formando a los jóvenes y niños de este país, en mi caso, los más pobres y excluidos del sistema que muchos consideran “exitoso”. Una mayoría juzga desde arriba la realidad, pero quienes hacemos la “pega” para hacer de este mundo algo mejor que lo que hay, paradojalmente, somos nosotros, los docentes, ¡mira que curioso! porque hoy hay que ser valientes para ello, y valoro a quien con honestidad dice “hasta aquí” porque razones hay de sobra para cambiar el rumbo.
Aportemos con generosidad y respeto a la discusión sobre el tema, y eso es con ideas, no con imperativos verbales…
Carmen Gloria del país mapuche, Temuco, waria mew.

Pame

10 de julio

Mmm que decir, seguro tuviste malas experiencias, pobrecita.

Bueno Claudia, solo para que comprendas un poquito esto, te cuento que no todos los profesores son malos y además, que profesores que son capaces de escribir o decir cosas como estas, son generalmente los mejores, los que se la juegan por lo que hacen, los que resisten los malos tratos y la mala vida que les entrega ese sistema… porque son los mejores profesionales. El modo de sistema de trabajo de un profesor es muy maltratador y cuesta salir adelante día a día, pero generalmente lo logran porque les encanta lo que hacen, solo es el sistema de gestión, que no apoya y maltrata, el que hace que los buenos profesores finalmente se vayan y queden los mediocres.

Espero haber podido ayudarte.

Monica Vergara Figueroa

09 de julio

Claudia, realmente tu comentario deja harto que desear. Es probable que tú seas de esas pocas profesoras que tiene la suerte de tener pega en esos colegios ( que quedan muy pocos) en donde existe respeto hacia el profesor y hacia los compañeros y realmente los alumnos quieren aprender.

Te lo digo porque tuve la suerte de hacer un reemplazo de 9 días en un colegio así, pero……..la realidad es que el 90% de los colegios está compuesto por apoderados conflictivos que te critican por todo y por alumnos que francamente no se a que asisten al colegio, pues no estudian ni dejan estudiar a los demás.

Lejos de las disquisiciones sobre que a lo mejor tiene problemas en su casa, pobre niño, etc, etc, lo cierto es que nuestra educación va de mal en peor y el profesor ya no tiene autoridad en la sala ni siquiera en los contenidos que debe pasar, pues es altamente cuestionado si hay algún alumno con nota bajo 4.

Arreglarles las notas ya es pan de todos los días, aguantar sus groserías es la tónica y la clave para aguantar y lograr terminar el año allí trabajando sin problemas.

Es una pena que los docentes se frustren ante tantas adversidades, pero les encuentro razón, pues esta es una carrera altamente demandante y si a eso le agregamos el poco sueldo….peor.

Lo que acotaba otro señor sobre que las otras profesiones también ” sufren”, yo no diría que es tan así, pues el gremio de lo médicos se ” defiende a muerte” si alguien toca a un médico. Nosotros no. No somos unidos

09 de septiembre

La Profesión universitaria peor pagada y con el menor prestigio social. pero a su vez la más apasionada porque se requiere tener pasión por ella. Claro que es absorvente y gravada por un sistema que permite, entre otras cosas, 45 o más estudiantes por aula. Pero un Profesor nunca envejece, porque viven con la juventud diariamente. Para ser profesor hay que ser valiente para uno mismo. Noble profesión: enseñar es un milagro cotidiano.

Phill Artur

03 de enero

Claudia Bravo.: De seguro eres una de aquellas que escapando de la sala de clases ahora están de evaluadoras de la función docente.Función que jamás has sido capaz de realizar con mediano éxito, te lo doy firmado,. Tu prepotencia te delata , porque tú si que eres una mediocre dado que ni siquiera logras entender el sentido de crítica al sistema que se puede extrapolar del artículo en cuestión.

Luis Sanhueza

02 de septiembre

Lamentablemente estudié pedagogía, soy un buen profesor según las evaluaciones que me han hecho. Pero me cansé de un sueldo miserable, de un trato social indigno, de hacer tareas que un profesional jamás debería hacer, de que te vean con cara de lástima cuando dices que eres profesor, porque es bien sabido que eres el profesional más bajo de la escala. En fin, a cualquiera que les esto.. JAMÁS COMETAN EL ERROR DE ESTUDIAR ESTA CASI-PROFESIÓN. Porque como la mayoría de mis muchos colegas, igual que yo, solo verán años y años de arrepentimiento.

Fernando Ramos

09 de julio

Compadre, aquí te comenta un Futuro profesor de antofagasta, pero perdón ¿Pedagogía un error?, yo tal vez estoy en primer año pero la mediocridad de bajar los brazos ante las injusticias de esta noble profesión, es una contradicción, ya que nosotros estamos formando mas profesionales y mas personas y si llegamos con ese pensamiento a una aula de clases y si tu poca resiliencia es mayor que el amor a la pedagogía, tal vez pase estresado, cansado y menospreciado por la sociedad, tengo claro que yo estoy formando futuros adultos y futuros profesionales, y con ese pensamiento de que NO ESTUDIEN PEDAGOGÍA, es imposible que se pueda cambiar el pensamiento y hacer resurgir esta profesión ingrata pero hermosa, y lo que mas me molesta es que no se haga nada para que la profesión salga a flote todos reclaman, pero ¿quien hace algo al respecto?, por tu lado veo un profesor ofuscado, abrumado, resentido y MEDIOCRE, ¿por que no implantamos en nuestros futuros niños el amor por enseñar?, no lo comprendo, simplemente no lo comprendo

Atte. Un estudiante de primer año en Pedagogía en Biología y Ciencias Naturales de la Universidad de Antofagasta.

francisca perez valdes

10 de julio

Fernando Ramos:

Mientras fui estudiante de Educación de la PUC …también soñé con esta hermosa pero ingrata profesión…..Pero luego de casi 4 años de estar en el sistema, y de impregnarme de lo bueno y lo malo de sus 3 dependencias (municipal, subvencionado y particular) puedo decir que también estoy arrepentida….Quiero una vida…un fin de semana sin preparar material, sin planificar, sin corregir pruebas junto a mi marido que también es profesor…..Quiero acostarme antes de las 12:00 hrs como todo ser humano….por que además de educadores, somos jefes de hogar, que con el bajo sueldo debemos limpiar y mantener nosotros, somos padres, amantes…somos familia…..Esta profesión no me permite eso……Quiero llegar a fin de mes y no deprimirme cuando veo mi liquidación, contrapuestas con las ojeras que rodean mis ojos……Es mucho esfuerzo, mucho sacrificio, mucho desgaste y mucho maltrato de parte de este sistema, y por que no, de tantos y tantos apoderados que se sienten con el derecho de cuestionar nuestro haber,,,exigiendo “pruebas concretas” cuando sus hijos no cumplen las expectativas….por que para ellos…siempre sera culpa del profesor…

Fernando, espero que por ahí por el 2022, con un poquito de carrera hecha….nos digas mediocres otra vez…..y por tí y tu maravillosa y optimista manera de ver las cosas….te deseo la mejor de las suertes….

Daniela

11 de julio

Fernando Ramos:
Llevo 3 años en el sistema y al igual que Francisca estoy cansada de tener que trabajar 40 a 45 horas semanales para tener un sueldo de 600.000 pesos. Cansada de tener que faltar a un almuerzo familiar los domingo por tener que revisar pruebas, preparar material didáctico, hacer informes, planificar todo fuera del horario de trabajo, porque las 40 horas son en aula y el tiempo extra que te quedas en el colegio debes preparar material SIMCE, PSU, reuniones extra, atender a alumnos y apoderados, etc. El problema no es el trabajo, sino el excesivo tiempo de horas en aula y la ausencia de tiempo para preparar lo anterior. Al igual que Francisca tengo familia, y junto a mi esposo queremos tener hijos, pero este trabajo no nos permite eso. Yo amo la pedagogía, pero hoy pienso en comenzar de cero con otros proyectos. Quiero poder dormir un mínimo de 7 horas diarias y descansar aunque sea el domingo.
Fernando, con respeto te digo, tú hablas desde el flexible horario de la Universidad, de lo hermoso de las clases, de lo bello de crear con mucho tiempo una secuencia didáctica, estás en la etapa bella de la vida de un docente.
Con respeto te digo, Fernando, cuando lleves un par de años en el sistema cuéntanos tu experiencia y cómo lo hiciste para cambiar la realidad, a ver si nos sumamos.
Saludos.

Ale

27 de agosto

No te creas. Esperate a decir que estudiaste arte o diseño :(. Realmente es horrible. Es aun peor de valorado y no hay trabajo estable en el que paguen decentemente

Jorge Nitales

06 de julio

GraVa!? grava wn. Ahí mató su discurso, lo demás es challa. Si no escribe bien, no vale. GraBa!

06 de julio

No sé si una falta ortográfica puede primar por sobre una realidad evidente. Quizás hay que ser menos antojadizo y discutir en base a las ideas, no en torno a tecnicismos.

Pedro Jaque

08 de julio

Yo también me fije, pero no es para desmerecer el escrito. Además considera que la B-V en el teclado están al lado.

David Gómez V.

10 de julio

En vez de analizar argumentos te quedas pegado en una falta de ortografía que, lo más probable, fue error de tipeo. Con eso invalidas tu argumento porque es una falacia. Pura challa tu comentario, no sirve, tomando tus palabras.

cristian

30 de mayo

Mijo, le recomiendo aprender a leer y un diccionario, porque para eso son los diccionarios.
Está más preocupado de buscar un error y en realidad fue por lana y salió trasquilado.
¿Buscó lo que significa GRAVAR?

CAROLINA ESPEJO C.

06 de julio

Te entiendo completamente y comparto tu desilusión. También comencé a estudiar pedagogía porque era lo que más quería en mi vida, de niña jugaba que tenía un curso y les hacía clases rayando una puerta de madera con tizas de colores, realmente era mi sueño. Pero hoy después de 10 años de trabajo también me retiro adorando mi trabajo. Ha sido bastante el sacrificio, horas de desvelo trabajando, preparando material, revisando pruebas y trabajos. Dejo mi trabajo y me dedico a cuidar a mi hijita, a quien dejé a cargo de mi maravillosa madre en mis horas de trabajo desde que cumplió los tres meses de vida, ya que no alcancé el posnatal de 5 meses y medio. Dejé muchas cosas y me perdí de otras tantas como horas y horas disfrutando y aprendiendo de mi hija, por un trabajo cruel en el que tu único pago es el reconocimiento de tus alumnos. Porque la verdad es que tienes que adorar la pedagogía para de alguna forma aguantar el sistema, porque esto es puuura vocación!!! espero que encuentres algo que te llene el alma. Cariños!!

Carolina rivera

06 de julio

Yo me aburri de ejercer la pedagogía, sabes de que en realidad me aburrido yo? De los apoderados… Y de la inexistente vida personal para lograr ser una buena profesional…

carolina cubate

09 de julio

Ofenzas Es una lamentable realidad la de los apoderados, ya que hoy en dia las leyes de proteccion al menor han sido mal utilizadas, y los padres,madres y apoderados han puesto la educacion completa en manos de la educación y los docentes, sin formar ellos parte de la verdadera educacion de sus hijos en especial creer que los docentes tienen que atender individualmente a cada uno de los casi 40 o mas alumnos que se encuentran en el aula comun

Gissel

06 de julio

Que verdades más absolutas, amo mi labor, pero a los 6 años que llevo de ejercicio con el sueldo mediocre con suerte sobrevivo… a diario me lamento el error de haber estudiado esto,pero cuando llego al aula con mis alumnos olvido lo malo. .. es lamentable ser el tapete de la sociedad y estar en constante cuestionamiento… pero nunca es tarde. ..

rodrigo

07 de julio

Diego para mi queda al descubierto una pregunta..¿existe realmente la vocacion? Y si existe ¿que es? Gran parte de los profesores adorna su titulo con esa palabra…pero con una mejora del sueldo y en otro rubro…desaparece automaticamente..y ya esta. Cuando escucho vocacion me recuerdo de los viejos normalistas, ellos si eran pura vocacion…hoy don dinero destruye con dos monedas de oro cualquier indicio…en fin habra que replantearla …sugiero decir ” Soy profesor por condicion”.

Fernando

08 de julio

El dinero no destruye la verdadera vocación, pero los problemas familiares, la mala paga, los malos tratos, la falta de tiempo para uno mismo y el nulo reconocimiento a tu labor cabrean a cualquiera ¿Por qué los profesores deben ser unos ascetas? ¿Por qué la pedagogía tiene que ser un apostolado lleno de autoflagelamiento y autosacrificio? ¿Acaso no fuimos a la universidad nosotros también, no estudiamos duro, no nos levantamos temprano como cualquier otro profesional?
Además estoy sospechando que o no eres profesor o no sabes mucho de la historia de la educación en Chile, porque no puedes comparar a los profesores normalistas, cuya labor se llevaba a cabo en condiciones bastantes diferentes y con una formación distinta.

ximena

08 de julio

nadie paga cuentas con vocación, el que se mantiene en el aula con un sistema ingrato y que sabe ganaría más vendiendo seguros, ropa, siendo chofer o cualquier otro oficio, no tiene otro nombre que vocación. Soy profesora por vocación, quiero un mejor sueldo y mejores condiciones laborales, ¿lo segundo excluye lo primero?

rodrigo

09 de julio

Fernando, propongo agregar a “Me aburrí de leer comentarios de otros que juzgan por sospechar, sin conocer mas allá de una simple pregunta, sin evidencias, igual como se propone en la tv “. Por pedantes como tu, es que el sistema tb se ha vuelto menos amistoso.

David Gómez V.

10 de julio

Lo que pasa es que en la balanza pierde la vocación contra las necesidades económicas, tensión, frustración, sobrecarga laboral, sueldos mediocres y necesidad de tiempo para intereses personales y familia. Tener vocación no significa dejar de ser humano. Me carga cuando usan la vocación casi como un chantaje emocional para que uno no pueda criticar ni priorizar su vida.

Cristian Waman

07 de julio

La hicistes,pero aun te puedes unir a la educacion popular y seguir soñando! abrazo.

melisa

07 de julio

docentes sin comprensión lectora y tan buenos para críticar….. me alegro que aún estes a tiempo, PORQUE CON VOCACIÓN NO LLENAMOS UN PLATO DE COMIDA….LA VOCACIÓN ES AMAR LO QUE HACES, PERO…Y EL AMOR PROPIO, EL FUTURO, LA FAMILIA? FAVOR DOCENTES PAREN DE JUZGAR, DE CRITICAR. Y APLAUDAN A UN VALIENTE, QUE ANTES DE SER UN PROFE RECLAMÓN DA UN PASO AL LADO PARA
NO SER UN GANA PAN, COMO LA GRAN MAYORÍA

carla jauregui

07 de julio

lo más triste es la falta de voluntad de las mayorías para cambiar un sistema tan mal hecho, las subvenciones por asistencia, la cantidad de alumnos por sala, la entrada de tecnócratas a la educación, las pruebas estandarizadas, y el peor de los males: la segregación. AsÍ como sigue esto, va a haber un déficit importante de profes, seguro eso va a contribuir con la educación de mercado que realmente no necesita vocación.

Pamela Victoria

08 de julio

Me siento completamente representada por la crítica realizada, cualquier persona que se halla enamorado de la pedagogía y tenga la mejor vocación del mundo, sabe que hay un sistema carente de respeto hacia los docentes, se nos denigra frente a otros profesionales con continuas ofensas, críticas y con un sueldo que a todas luces no compensa el tiempo que dedicamos a esta noble labor, dejando muchas veces de lado a nuestras propias familias. Me declaro una docente que después de haber trabajado un año, no me desilusione de mi carrera, ni de mi labor, me desilusione de un sistema. Hoy estudio otra carrera la cual presenta la gratificación del resto de la gente y un sueldo acorde, pero saben que aún no puedo dejar de hacer clases, ¿por qué? Porque con ninguna otra carrera sientes lo mismo que se siente estar parado ahí en el aula encantando a la gente con lo que haces. Espero por el bien del país y de nuestras nuevas generaciones que el sistema cambie.

Ale

27 de agosto

Disculpa… Que estas estudiando?

paula

08 de julio

Soy profesora y amo mi profesion, tengo un primero basico de un sector bastante vulnerable, me rio de algunos comentarios, otros me dan tristeza. Es tan facil hablar mal de los profesores para aquellos que no tienen idea de lo que es enseñar. Ser profesor no es solamente pararse frente a un curso, es planificar cada clase, preparar guias y pruebas, revisar, completar libros, leer libros para poder hacer las pruebas de lectura, luego revisarlas en casa. Tengo especialidad en matematica y jamas puedo ayudar a mi hija en sus tareas, porque mi trabajo termina cuando ella lleva varias horas dormida. Tampoco hay espacio para darse lujos y ni gustos, con la hija mayor estudiando en la universidad, muchas veces no hay ni para llegar a fin de mes con el dinero.¿saben que es vocacion? Definitivamente no es aguantar esto. Es simplemente amar lo que hago, es no bajar los brazos cuando un niño de 7 años me escupe en la cara, o buscar una y otra vez sin rendirme diferentes formas de enseñar una misma materia, porque no todos aprenden igual, o no olvidar llevar algo extra para comer porque se que habra un niño que no pudo comer en casa, porque no habia. Que triste escuchar hablar de vocacion, cuando muy pocos saben lo que es realmente la vocacion de un profesor. (disculpen que no hay tildes en el texto, estoy escribiendo de mi telefono )

Tamara Otárola

09 de julio

Como estudiante le respondo, orgullosa y dichosa hubiese sido por ser alumna suya, profesores así valen la pena!

Constanza Arriagada

08 de julio

Al ingresar a pedagogía era pura vocación… sabía de los sueldos miserables, sabía del trabajo extra; lo que no imaginaba era que además se acabaría una de las cosas más importantes, el RESPETO por los profes. Alguien nombraba a los normalistas… a ellos sí se les respetaba socialmente, quizás no con plata ni con menos pega, pero jamás iban a ser cuestionados por apoderados y estudiantes como lo somos ahora. De verdad es encantador trabajar con jóvenes (en mi caso), y sentir el agradecimiento de los que realmente valoran lo que hacemos, pero lamentablemente es la minoría, porque nuestra educación ahora está hecha para pasar las MEDICIONES.
Yo ya dejé los colegios, con 30 años de edad, y como dice otra colega, ni ahí con perderme momentos únicos con mi hijo por estar luchando contra gente que inventa cada día más tonteras basadas en la inexperiencia y la competitividad relativa…. Vivo mi profesión de otra manera, tengo mi lugar y funciona bastante mejor, al menos para mí 🙂

doctorinvencible

08 de julio

Compadre, soy colega tuyo de área, trabajé 5 años en el sistema. lo conozco a fondo y aplaudo tu decisión. Sin duda, la forma como se está llevando hoy la carrera impide el crecimiento personal. Cualquier profesor – que haya trabajado en el sistema público, o no sea un capataz de la educación (que es como yo llamo a esos individuos denominados “jefes técnicos” -) con una pequeña cuota de crítica concordará con casi todo lo que escribiste…Saludos!

08 de julio

Concuerdo y comparto colega!!
Amor por lo que hacemos también implica reconocer la mierda que significamos para el resto, y defendernos, luchar y alzar la voz frente a los abusos legalizados del sistema docente 😉
Saludos!!

Rodrigo Torres

08 de julio

Colega, todo bien, pero cambie “el que tiene plata compra el portafolio y grava al famoso video”. Corrija el error de tipeo para compartir su texto, porque hay gente capaz de ignorar el fondo de su escrito por este detallito. También le pido revisar el último párrafo, porque no se entiende la redacción.
Me parece la suya una opinión valiente y bien intencionada. Saludos.

consuelo

08 de julio

Concuerdo y comparto contigo, bellas palabras, y no te sientas criticado mi mam es profesora y vivio sin poder ver a su familia mas de 15 minutos ahora mi hermana y yo seguimos su ejemplo, creo que solo yo he pensado no estar de profe por mucho tiempo y es lo que escucho de otros colegas. Eso saludos ojala y algun dia se mejore la educacion aun que lo dudo desde que tenia tiempo es años vengo escuchando lo mismo ya han pasado 30 y….

Melissa Olavarría Farías

08 de julio

Me sentí identificada en varias cosas…..
Faltó:
“Me aburrí que las generaciones antiguas Crean que es lo mismo educar hoy, que hace 10 años atrás….

Me aburrí que no entiendan que las exigencias y contenidos no son los mismos, que las motivaciones no son las mismas, que los jóvenes no son los mismos….

Además, me permito mencionar que hace un tiempo atrás cuando yo estudiaba miles de docentes abusaban de poder, gritos, golpes, tirones de patillas, etc…. Y ahora uno debe tratarlos con una pluma y obtener resultados
Maravillosos? para ser ” el profesor luchador y del pueblo”?….
Va más allá de eso.
Va : “En serlo y no aparentarlo…

Dicen que los jóvenes nos quejamos!!! Y que no salimos a ” luchar” …(no todos tenemos el privilegio de asistir a las marchas, ya que no hay permiso…
Además no tenemos “la ventaja de ser profe antiguo” con esas “regalías”

Son Generaciones diferentes con otros ideales, pero no por eso menos comprometidos y entregados por nuestra labor docente…
Y si quiero dignificar mi carrera Docente … Y ganar un sueldo como corresponde…. Eso está mal???

Daniela Soth

08 de julio

Solo responderle a Claudia Bravo, mediocre es quedarse en el sistema marcando el paso y haciendo pegas mal hechas solo para recibir el miserable sueldo a fin de mes que ves escurrirse entre tus dedos, sin buscar una mejor opción de vida.

No quiero decir que eres de esas, pero tienes toda la pinta.

Evelyn Zagal

08 de julio

Que más de acuerdo puedo estar con el autor de la columna, como él, somos varios y varias los que pensamos igual, que esta profesión que sin duda amamos, finalmente nos roba la vida y por todas las razones que se comentaron y lo peor nos quita el sueño de ser un protagonista activo de construir una sociedad mejor, o no es por eso que entramos al aula día a día, para formar personas felices. Es por esto que yo tome la decisión de irme del sistema, renunciar y aunque muchos me han criticado es porque el sistema no esta preparado para profesores que piensen y se cuestionen día a día y no me fui por ser mediocre, para el estado soy un profesor completamente capacitado, evaluación docente, destacado, premios por excelencia pedagógica, evaluaciones internas y externas con los mayores logros, para que, para nada, porque a nadie le importa, lo único que importa es que los profesores sepan mecanizar, para que las instituciones de educación se jacten de los resultados que obtienen y si estos resultados son malos, adivinen de quién es la culpa.

Marta Sepúlveda Rebolledo

08 de julio

Diego, tienes mucha razón en todo lo que dices, lo que mas duele es que somos nosotros los profesores los que formamos el futuro de Chile y después, esos mismos que hemos educado nos dan la espalda y ni se acuerdan que están donde están gracias aun PROFESOR O PROFESORA que se esforzó por dar lo mejor de si para educarlos.
“Educa cuervos y criticarán tu profesión”

Claudia Faundez

08 de julio

Que cierto lo que escribes, estudie ped e historia, hice clases desde colegio municipal pobre hasta la universiddd. Me aburri del sistema, de los objetivos de la educacion actual, de los sostenedores que te explotan y de no no tener tiempo de educar ya que solo hay espa
cio para pasar materia y obtener un par de puntos mas. Debi haber hecho caso antes. Solo extraño a los alumnos que eran mi energia diaria. Cua do la educacion se centre en los niños y su felicidad sea el medio para lograr el aprendizaje y se valore la nececidad de educar respetando las diferencias y emociones pienso volver por ahora educo a mis hijos.

Johan Baier Nualart

08 de julio

Estimado Diego, tus palabras de alguna manera me hacen sentido y se agregan a mi lista de malestares que tuve en mi paso por la pedagogía. Soy profesor de educación física, finalicé con distinción máxima de la universidad, me puse a dispocisión de mis educandos y comunidad escolar en general, y mi experiencia fue igual. En algún momento pensé firmemente y mas de una vez en renunciar, le di una y otra vuelta, hice mis cálculos de como primeramente saldar mi deuda en la universidad y eso significaba trabajar a lo menos cinco años. Mientras tanto me matriculé en un Magíster, pensando también en expandir aun mas mis conocimientos y ponerlos en practica en mi lugar de trabajo, pero me encontré con otra barrera, (UTP), ellos no estaban dispuestos a perder sus cargos y menos a tener colaboración.
Finalmente, y habiendo analizado muchos puntos, como por ejemplo, buscar otro lugar de trabajo, que lo hice y sin éxito, incrementar mis ingresos para mis gastos personales, buscar la opción de tener un lugar propio donde vivir y no arrendar, pensar en un descanso durante vacaciones y no tener que pitutear de salvavidas u otras actividades, etc…
Bueno, entre tantas otras cosas, finalmente me decidí y lo hice, actualmente trabajo como representante en un importante laboratTeorio, y si, me va muy bien, tengo mas de el doble de ingresos que como profesor, pero mas allá de todo eso es que te das cuenta que para este país siempre, pero siempre existirán las carreras ABC1 (medicina, ing civil) y que ellos serán quienes disfrutaran de su vocación y profesión.
En fin, solo quería compartir un par de frases y una posición no muy alejada a lo que te ocurre, yo no estuve dispuesto a querer cambiar el mundo, en realidad no estaba en mis manos hacerlo y no encontré otra alternativa.
Espero que a los colegas que lean esto no les moleste mi postura, es una experiencia particular.
Saludos.

Gustavo

08 de julio

Yo tb me retire y no me arrepiento ya que lo que me ofrecieron en la carrera no era lo que viví, te exigen tanto papel inutil que te quita tmpo para dedicarlo a crear actividades y desarrollar en tus alumnos aprendizajes significativos, me sali por que no tuve pega estable solo reemplazos, y con mención en ingles me daban solo 4 horas por colegio, ahora trabajo en retail y estudio tecnico en adm de emresas

Gustavo

08 de julio

Yo tb me retire y no me arrepiento ya que lo que me ofrecieron en la carrera no era lo que viví, te exigen tanto papel inutil que te quita tmpo para dedicarlo a crear actividades y desarrollar en tus alumnos aprendizajes significativos, me sali por que no tuve pega estable solo reemplazos, y con mención en ingles me daban solo 4 horas por colegio, ahora trabajo en retail y estudio tecnico en adm de empresas

Jacqueline Núñez

08 de julio

Me siento totalmente identificada…me pasó lo mismo, luego de tener a mi hija, imagine llevándola a los 6 meses a las 7 de la mañana al jardín para retirarla a las 17:00 horas para llegar a casa atenderla esperar a que se durmiera y seguir trabajando…sin considerar que mis horas en aula eran 43 de 44… Solo pensé que eso no es vida, no podría disfrutar de sus avances, logros, etc… Mi vida familiar, de pareja, amistades estaban completamente amenazadas por tener que dedicarme a mi trabajo…Si bien amo mi profesión, amo más mi vida, mi familia y mi tiempo para disfrutarlos, ya que lamentablemente el tiempo perdido con ellos no se recupera…
Saludos

Alonso Enrique Caniguante Canelo

08 de julio

Felicitaciones Estimado:

Me siento 100% identificado con lo que dices y si soy uno de los pocos que esta enamorado de su carrera …un abrazo,..

Saludos desde Illapel
Alonso Caniguante
Profesor de Educación Fisica

08 de julio

Estimadas, estimados:

Quiero, antes que todo, enviarle un abrazo a cada una y cada uno que comentó esta columna. Y manifestarles mi emoción porque, si uno revisa la fecha, esta columna fue escrita hace casi tres años atrás. Mi condición era completamente diferente, la de estudiante, sin siquiera haber entrado a una sala de clases.

Dos años después de este escrito, realicé mi práctica profesional en un liceo vulnerable de la Región de La Araucanía. Hacer clases en una zona como esta es complejo, no sólo por las condiciones de pobreza y desigualdad, sino también por el componente mapuche. Es complejo y hermoso, porque también provengo de un contexto similar. Además, enseñar Historia en un establecimiento técnico y municipal es un doble desafío.

Quiero que sepan que, antes que nada, esta columna tenía una doble intención: Ironía y crítica, porque si bien en algún minuto, por las condiciones de vida personales, quise perder la fe, no lo hice, asimismo, porque aun encuentro que el sistema es injusto, demoledor para la profesión más linda del mundo. No obstante, también es un desafío, porque insta a quienes toman decisiones a trabajar por superar esta realidad.

Hoy, soy Profesor. Por azares de la vida no estoy en la sala de clases, aunque se extraña hacerlo. Me enamoré de mi profesión y la ejecutaré, como sea, el año entrante, porque es la vocación lo que llena el alma. La existencia hoy me tiene coordinando un sistema alternativo de ingreso a la Educación Superior, o de nivelación y orientación para estudiantes como los que le hacía clases. Quiero que no les quepa duda que aun comparto estas mismas falencias, y que seré la mejor versión de mi tanto por luchar por corregirlas como para entregar habilidades y herramientas a mis estudiantes futuros.

Esta realidad es penosa y hoy se mantiene. Sin embargo, quiero instarlos a no dejar de soñar, a articularse, a unirnos todos desde donde estemos para construir una realidad mejor del profesorado. Porque necesitamos de una buena vez volver a estar en el primer puesto de la fila, porque debemos recuperar el sitial de prestigio de la era Normalista, claro está, con la sintonía de los nuevos tiempos. Están las condiciones, hoy podemos comunicarnos rápido.

Es menester realizar un diagnóstico de nuestras condiciones de trabajo, por ejemplo, trabajando juntas y juntos en documentos virtuales. ¿Por qué no armar una red que elabore propuestas de presente y de futuro? ¿Por qué no aprovechar que cada persona aquí involucrada tiene una visión que puede ser puesta en servicio de la propuesta? Hoy es el momento.

Sin dudas, esta columna es provocadora, y esta respuesta, también. Creo que, ya sea desde el haber hecho clases en alguna época, desde el trabajo en que nos desempeñemos hoy y, en mi caso, desde el Ministerio, podemos poner nuestras ideas al servicio de esta causa tan noble y tan hermosa como es la Pedagogía.

Porque el noble sitial del Profesor es uno de los grandes componentes de las muchas y variopintas características de una suerte de alma colectiva de la Nación: Esforzados, luchadores, soñadores, propositivos y críticos, poniendo la satisfacción de haber consolidado un aprendizaje por sobre las necesidades personales.

A eso las y los invito, me pongo a su disposición tal como hace tres años lo hiciera con este escrito.

Un abrazo a todas y todos, desde Temuco.
Fentxen newen pu kimche, kom pu peñi, kom pu lamngen.

Fernando Peralta Aguirre

08 de julio

Eres de todo mi entendimiento, te felicito por tu honestidad y agradezco tus palabras, ya que cuando se defiende nuestra profesión, nunca somo entendidos.
Vivan los Profesores y Viva la educación, solo nosotros sabemos cuan importantes somos, el gozo se lleva por dentro.

maria pia herrera antivil

08 de julio

OHHH ME REPRESENTAS PLENAMENTE, SI YO ENCUENTRO OTRO TRABAJO DEJO ESTO, PORQUE NINGUN PROFESIONAL UNIVERSITARIO DEBERIA GANAR LA MISERIA QUE GANA UN DOCENTE, ADEMAS UNO NO TIENE TIEMPO PARA SU PROPIA FAMILIA ES HORRIBLE, YO CADA DIA DETESTO MAS LEVANTARME PARA VENIR A TRABAJAR

MARIA TERESA

08 de julio

Total y absolutamente de acuerdo.

Pia Pia Pia

08 de julio

Soy estudiante de pedagogia, estoy en primer año, me enamora la carrera, pero ya sin llevar mucho estudiandola me doy cuenta de lo dificil que es aprender a enseñar, a enseñar de verdad, no ese monton de contenidos ultra planificados que se exigen, que finalmente dejan vacias las mentes de los niños. La experiencia es la mejor manera de aprender, sin embargo las clases universitarias estan vacias de toda experiencia enriquesedora, los profesores solo hablan, no vivimos nada, solo nos queda esperar que en un futuro nuestro talento y carisma pueda llegar a los corazones de los niños, estando aun vacios de toda experiencia que nos alla enriquesido durante nuestra vida universitaria, lo describiria como aprender algo y llevarlo en la piel. Yo tambien me aburro de estudiar de pedagogia. Me aburren mis ansias y me desanima lo poco que veo en mis profesores. Espero algun dia poder decir orgullosa lo que soy, sin que la otra persona crea que es poco interesante.

judith

08 de julio

Me dió risa amarga esa parte de la familia que te dice -por qué estudiaste pedagogía pudiendo estudiar derecho-
Derecho sí que es un error: es caro, largo, fome y también puedes quedar como cesante ilustrado. Teniendo que buscar tus propios clientes y armar tu propia pega.
Y encima tienes que vértelas con la expectativa de quienes te rodean, porque aún se cree que todos los abogados estamos forrados en plata. Y pucha que expresan la decepción cuando no es así.
Si se quiere dar un consejo, mejor estudie geología. O aprenda a manejar maquinaria minera. Eso da.

emunozin

08 de julio

Tienes dos opciones: o te amargas o te arriesgas. Te entiendo plenamente porque siento lo mismo que tú, pero si no somos nosotros quienes cambiamos en algo las cosas, no sé que otro fenómeno social (como lo es la educación), podría hacerlo.

Acá está claro que hay un problema de sistema por sobre un problema de calidad educativa: somos una profesión humanista que evalúa de manera cuantitativa, donde si eres bueno tienes un 70 y si no, obtienes un 20… donde para ser un excelente profesor dedicado al 100% debes ser soltero/a y entregar tiempo completo extra incluso, al trabajo… donde la competitividad es tan grande y la envidia tan corrosiva que no puedes siquiera “articular” con un colega porque te roban el trabajo o se adueñan de ideas… en fin, hay una cosa por la que si vale la pena estudiar, al igual que yo y muchos que hoy somos profes, estamos acá para cambiar algo o quizá en honor al recuerdo que nos dejó algún profesor de antaño y que seguro quiero, algún día, lograrlo con algún niño.

Entiendo y comparto tu posición… pero hay mucho más porqué luchar 😉 SALUDOS Y ÉXITO!

Julio Piñones Lizama

08 de julio

Mucho de lo dicho allí es plenamente cierto. Las medidas conocidas hasta ahora, se ven muy limitadas e ilusorias. Quizás cómo será la próxima reforma.

Tito Guzmán

08 de julio

La descarga de Diego no describe un panorama nuevo en cuanto a la pedagogía. Hace ya mucho que la situación es así. Pero más allá de todas las quejas que de seguro muchos tenemos y que Diego no ha nombrado. ¿Qué es lo que estamos haciendo, como profesores, como estudiantes, como clase docente por revertir esta problemática? Realmente estamos proponiendo soluciones de fondo, cambios de paradigma, etc. Si bien, la clase docente está pésimamente valorada, muchos profesores dejan mucho que desear. No hablo de los que hablan en este foro, ya que por pequeña que sea, esta es una instancia de reflexión. Pero están realmente reflexionando temas como este los profesores de chile???Lamentablemente, yo diría que no. A seguir luchando por la educación y clase docente, no sólo con marchas sino que también con la lectura y el conocimiento, que debería ser una mejor arma!!

Tito Guzmán

08 de julio

° A seguir luchando por la educación y clase docente, no sólo con marchas sino que también con la lectura y el conocimiento, que debería ser NUESTRA mejor arma!!

Dora Urrutia

13 de julio

Muy bien,eso es lo que deben hacer ya que hay profesores que realmente necesitan leer y prepararse más ,ya que por esos pocos pagan todos.

SOLANGE MUÑOZ

08 de julio

QUE SABIAS PALABRAS, YO ESTUDIE PEDAGOGÍA, ME GRADUÉ CON EXCELENCIA MÁXIMA, HICE CLASES VARIOS AÑOS, HASTA QUE CON DOS NIÑOS YA NO TENIA TIEMPO NI SIQUIERA PARA VERLOS, ME ACOSTABA A LAS 2 O 3 DE LA MADRUGADA Y ME LEVANTABA A LAS 5 Y MEDIA, PERO ERA MUY COMPETENTE, LOS DIRECTORES TE ESTRUJAN MÁS SI ERES MUJER, DEBES SIEMPRE DEMOSTRAR QUE EL COLEGIO ESTA POR SOBRE TODO, INCLUSO DE TU VIDA PERSONAL, HASTA QUE UN DÍA NO PUDE MÁS, MI HIJA PEQUEÑA ENFERMO, Y EN EL COLEGIO SE ME CUESTIONABA POR QUERER ESTAR A SU LADO A PESAR DE QUE ERA UNA NIÑA DE 5 MESES, EN ESA ÉPOCA EL POS NATAL ERA HASTA LOS 3 MESES, ASÍ QUE TUVE QUE OPTAR A PESAR DE TODO AMABA ENSEÑAR, QUERÍA HACER LA DIFERENCIA, PERO EL SISTEMA TE LO IMPIDE.

oria Vidal Almuna

08 de julio

ojo !!!! grabar un vídeo es con “b” no con “v ……yo también soy Profesor, pero no puedes tener esa falta ortográfica. En Buena

GERMAN PATRICIO BAEZA PAVEZ

08 de julio

mi experiencia para adornar la guinda de la torta, entrega de informes de notas semestral, de 16 apoderados 7 los fueron a buscar y los restantes nunca los retiraron…Entrega de carpetas y certificados al terminar el 8º año básico, tuve que enviárselos con los apoderados que retiraron, ya que nunca aparecieron.

mauricio

09 de julio

Estimado german, si tienes 16 apoderados entonces no tienes idea de la realidad del profesor chileno, prueba a tener 45, que te digan ayudeme a controlar a mi hijo, o como es posible que le ponga esa nota, el problema base aqui es que los padres creen que los profesores son guarderia para sus hijos y que el colegio debe enseñar ademas de contenidos, los valores que ellos no le enseñan a sus hijos.

Basta de sueldos indignos, de pasar todo el dia en el colegio, y llegar a trabajar a la casa, corregir cerros de pruebas, armar otro cerro mas, hacer mil planificaciones que casi no sirven de nada, de dormir poco y nada, de aguantar insultos de los niños, de aguantar padres que no creen que sus hijos son como son, de las puñaladas en la espalda de colegas, de cuestionamientos sin razon del equipo directivo, de tener que ponerse la camiseta del colegio, que significa sacarse la de la familia, amigos y vida personal, basta de ninguneos, basta de llantos, basta de todo, por favor de una vez amemos a nuestros profesores, porque dejan el alma en la sala y solo se contentan con la sonrisa de un solo niño, con que un niño les diga que aprendió, eso es ser profesor.

Ingeniero en informática, pero……

Hijo de profesores, sobrino de profesores, primo de profesores, hermano de profesores, esposo de profesora y dirigente scout por vocacion.

Y a mucha honra!

Eliana Salazar

08 de julio

Valiente decisión, la vida hay que disfrutarla, no querrás estar planificando cuando quizás algún familiar tuyo muera, quedando con la pena de que nunca hayas dedicado el tiempo necesario para dedicarle amor a esta persona, yo educo, amo mi profesión, amo mis alumnos, amo ver sus avances, amo jugar con ellos., pero no imagino entregar mi vida a un sistema de porquería, prefiero tener una vida acompañada y feliz , sin tanta presión. Y de mediocridad no tengo nada, siempre lo mejor en mi sala, innovación constante, entretención, cariño, apoyo,todo. Los mejores educadores NO están en aula, tienen una visión más grande de la vida, NO son mediocres!!!! no se conforman con vivir de esa manera, por lo que buscan otros horizontes, y aún así extrañan las aulas y el cariño de los alumnos.

Red Queen

09 de julio

Excelente! Es mi visión también. Pero no los extraño 🙂

Nany Prea

08 de julio

Este artículo refleja nuestra realidad, el 40% de los docentes abandonan sus cargos a los 5 años de haber empezado a ejercer, por eso bienvenida reforma, no mejorará todo pero es un paso. a exigir mayor tiempo no lectivo para los docentes.

Maribel alejandra

08 de julio

Loable decisión y acto de valentía , después de 17años de docencia y de igual de muchos que uds. considerarme un profesora por vocación debo solidarizar con mi colega o ex colega en cuanto que hay mas cosas que te van desencantando hoy en día que las que te reencantan…..Suerte y espero poder tomar prontamente la misma decisión

javier Hidalgo

09 de julio

Agregar los casos de agresiones, de alumnos a profesores, muchas veces no distinguen en agredir a una profesora.
Aguante profes!

Nidy Liz Marchant

09 de julio

No podemos desmentir todos “tus aburrimiento” compartidos por muchos docentes, pero ¿qué hacemos por marcar la diferencia?.

Siempre habrá personas que nos desprestigien, que nos refrieguen su ignorancia y olvido. Ignorancia porque no conocen todo lo que debemos trabajar (planificar clases, corregir y realizar pruebas, etc.) para obtener: “aprendizaje” brindado a un legítimo otro. Olvido porque, justamente quienes nos señalan, desconocen el hecho que todo lo que conocen, aplican y valoran es gracias a lo brindado por un maestro.

Quienes tuvimos la dicha de poseer experiencias enriquecedoras con docente y como docente, comprendemos lo impagable de un “gracias tía”, “gracias profe”, un dibujo, un abrazo, una confidencia.

La culpa la tiene el empedrado. Poner más temas de lo esperado por un docente, ahora es más posible que en otras épocas. Te invito a buscar más espacios virtuales y físicos… créeme existen.

¿cómo puedes apuntar con el dedo a quienes estudian pedagogía sin amor a la profesión si tú, asumiendo que eres un estudiante de pedagogía, renunciaste a ella?

Asumo – y espero – que el tema que escribes es para denunciar los sesgos sociales en contra del docente y mostrar sus condiciones profesionales y que realmente, no seas estudiante de pedagogía. (en este aspecto poseo inquietud, pues tu presentación indicas que eres profesor estado en historia Historia, Geografía y Educación Cívica, de la Universidad de la Frontera…)

Los cesantes profesionales no solo se enmarcan a los profesores, existen muchos ingenieros comerciales, periodistas, etc. que no están trabajando en el área que estudiaron.

No niego tus palabras de aburrimiento, pero asumo que solo denunciar sin marcar diferencia es fácil. Estudiar una carrera no es valentía, es el interés por contribuir con mejores herramientas a nuestra sociedad, sin embargo, hacer la diferencia con nuestros estudiantes, eso si es valentía.

Recordando el resultado de nuestra selección chilena, el reconocimiento no fue por ganar el campeonato, fue por su entrega. La entrega docente se nota en la dinámica desarrollada con tus estudiantes, se evidencia en las sonrisas brindadas, se siente en la confianza que toda la comunidad deposita en tu actuar profesional.

Quienes estudiamos pedagogía no es porque no nos alcanzó para más, sino todo lo contrario, esto es “que nos alcanzaba para todo” y por ello, deseamos que otros logren alcanzar algo de lo que hemos logrado obtener. Así, un verdadero docente posee una visión amplia, pero sobre todo, un gran corazón.

No somos docentes para ser reconocidos, sino para reconocer a un otro y, justamente este aspecto, es lo que transparenta un docente que ama su profesión y que marca la diferencia, constantemente, en la sociedad.

11 de julio

Estimada Nidy:

Agradezco tus palabras, porque fue uno de los comentarios que más me llamó la atención dentro de toda la repercusión que tuvo la columna.

Mientras hice clases, debo decir que sí hice bastante por marcar la diferencia. No es fácil hacerlo en un colegio técnico, municipal y vulnerable enseñando Historia, pero se puede. Es más, se echa de menos hacer clases.

Es cierto: Hoy no estoy en la sala, pero debo decir que de manera momentánea. Mi objetivo central no era trabajar donde me encuentro actualmente, pero el objetivo en el que me encuentro no deja de ser el mismo: Dar una pelea subrepticia por poner estos mismos temas sobre la mesa, pero en otro ámbito. No he renunciado a esta lucha, pero no es menos cierto que hay que ampliar el ámbito de acción.

Precisamente el tono de la columna es de rabia, es de denuncia, es de protesta. Lo escribí cuando era estudiante y lo sigo sosteniendo, en particular por las condiciones en que una profesión tan hermosa se desempeña.

Me quedo, con todo, con un concepto que acuñaste y que me voy a permitir sustraer cada vez que tenga la oportunidad de hablar en público: La “entrega docente”, pues un profesor o una profesora “posee una visión amplia, pero sobre todo, un gran corazón”.

Mis saludos,

Diego.

Jose Stein Guerrero

09 de julio

Que bien que te hayas aburrido, de esa forma dejas el puesto a alguien que si le guste educar, a mi me encanta ser profesor.

J Stein

Germaine Cancino Dalidet

09 de julio

entonces querida, no era tu profesión… si así lo fuera hubieras seguido con alma y corazón educando para lograr cambiar desde la base, estos conceptos.

Red Queen

09 de julio

Con lo único que difiero es con estudiar pedagogía por la especialidad. Eso es lo que amo de mi carrera, y ese amor me permitió dejar un sistema tóxico que me estaba matando, siendo basureada todos los días por estudiantes y superiores que porque tienen un cargo directivo se creen más, por clases personalizadas de 1 a 10 personas que exigen que les dé lo mejor de mi conocimiento para ayudarlos a desarrollar sus habilidades. Mi labor es respetada y bien pagada y el horario me permite estudiar posgrado. Tengo trabajo gracias a la brecha en los recintos educacionales formales con estudiantes que después se dan cuenta que pondrían haber aprendido mejor si se hubiesen dedicado.Cada día aprendo más y me enorgullece mi trabajo. Amo el conocimiento relacionado con mi especialidad y no quiero dejar de estudiar jamás. Eso no me hace peor pedagoga. Me hace excelente. Porque no soy solo instructora. Claro que no duro mucho con grupos de 40. Mi cuerpo no puede. Traté 10 años y no era mala. Pero sacrifiqué a mi familia y mi estabilidad emocional. No era feliz. Ahora sí lo soy.

MISAEL DAVID VÁSQUEZ PLAZA

09 de julio

Falta: De padres irreponsables que mandan a sus hijos a la escuela para que se los cuiden, no les interesa la educacion, las reglamentaciones ni en broma en la casa, y luego se atreven a acusar a los profesores de tratar mal a sus hijo. ¿quien es quién el que trata mal?
¿ No es el hogar el centro y principio de la educacion y las buenas costumbres??

09 de julio

al decir ‘grava’ se refiere a grabar un vídeo?, aunque estoy muy de acuerdo con el texto y creo que de verdad hay que cambiar el sistema pedagógico y educacional chileno creo que no se admite que un profesor tenga fallas ortográficas como esa.
saludos!

Paola Molina

09 de julio

Que identificada me siento con cada una de las letras que escribiste, amo con toda el alma ser profesora, juro con mi vida que si tuviera que elegir otra vez que estudiar elegiria ser profesor otra vez.
Pero que hacer cuando en el camino de mi carrera universitaria, me tope con una realidad tan cruda que nos hace pensar y tomar estas opciones y aun duele mas referirnos a esta carrera con las palabras que aluden al aburrimiento de un sistemaeonomico, politico y social.
Se me hace un nudo en la garganta porque yo amaba mi carrera y el hacer clases todo indicaba que era lo que queria para el resto de mi vida…pero esto, la realidad de una sala de clases, los sueldos, el tiempo y lo desvalorada que esta por no ser un carrera de las “importante” me mato.
No es ser mediocre, para nada porque ya comprobe que si me la podia, en todos los sentidos, pero esto es mas fuerte, mas imponente que seguir ejerciendo una carrera que ya no te llena, que ya no te sientes valorado, y peor aun…por el mismo amor y ganas de hacer bien mi pega, teniendo a cargo la educacion de los niños de mi pais, no puedo ser tan egoista y hacerles clases no con las mismas ganas e intenciones a los niños que si necesitan a profes activos y dinamicos.
Yo de verdad sufro con esto, y me alegro tambien por los que siguen y se enamoran aun mas de la pedagogia.
Saludos

Karina

09 de julio

¡Excelente! Simplemente es excelente que plantees todo lo que vivió mi madre, razón por la cual desistí de estudiar pedagogía. Esto debería saberlo todo el mundo! Es injusto como se le trata al profesor!!
Por otro lado, gracias por expresar de tal manera lo anteriormente expuesto. Saludos!

Juan Subiabre Urrutia

09 de julio

Totalmente de acuerdo. No hay nada nuevo bajo el sol. Los gobiernos pasan y todo permanece igual. Hay que dedicarse a otra cosa.

Felipe Garrido

09 de julio

Está bien que te hayas retirado, con esas faltas ortográficas… no querría que alguien así le enseñara a mi hijo

Angélica Lozano

09 de julio

Diego, en el tercer párrafo escribes y grava al famoso video, si te refieres a filmar un video entonces se escribe grabar, si es algo sobre algún impuesto al video entonces está bien escrito. Por contexto me pareció que te referías a grabar.
Saludos

Francisco

10 de julio

Si vas a citar un texto para dar tu comentario o una opinión, por favor usa “…”, se llaman comillas. Por contexto, me pareció que te querías referir a una cita, ¿No? Saludos.

karen lemus

09 de julio

He leido todos sus comentarios, yo queria ser profesor era lo que mas queria, logre estudiar 3 años;y me embaraze. Mi hija sufrio un accidente y decidi cambiarme de carrera (ing. prevencion de riesgos), la cual tiene mucho que ver con la pedagogia. Y creo en verdad que todos los profesionales tenemos un poco de pedagogia. Como lei en un comentario” no todos los profesionale strabajan en sus ares”, es muy cierto, y no todos ganan dinero por ser ing. Debo decir que cada persona tiene su vocacion, pero sin duda es evaluada a diario por muchos vectores, como salario, tiempo en familia, etc. Yo amo la pedagogia amo mi profesion. Creo que todos somos importantes. Sin embargo los profesores son los que nos forman. yo he hice clases y he dado charlas de capacitacion , puedo decir que es lo mismo. Un fuerte abrazo a todos mis profesores. los quiero un monton!!! y un abrazo a todos ustedes que entregan mas que contenidos en sala de clases.!! 🙂

Viviana Ogalde

09 de julio

Hola, yo llevo 8 años ejerciendo mi profesión (educación diferencial) y es cierto, todo está cuesta arriba para los profesores, mi pareja es profesor de educación básica y yo lo vivo y lo veo todos los días, ambos trabajamos en colegios del mismo sector, ambos colegios con más del 90% de vulnerabilidad, es difícil, es triste, es esforzado, es sacrificado, pero también es esperanzador… trabajamos con niños que lo único que tienen en la vida es a nosotros, somos nosotros los que más creemos en ellos, los que más nos preocupamos, los que más los apoyamos, aveces es cierto, no podemos entregarles todos los aprendizajes que debemos (según la normativa), pero no importa, porque estamos entregándoles otras cosas más valiosas… como el valor de la vida, el valor de las personas, la resiliencia, les marcamos el camino para que ellos no sean igual q sus padres, para que no cometan los mismos errores, para que en caso de que los cometan, también los enfrenten, de frente, con la cara en alto, xq todos nos equivocamos, la diferencia la hacen los que lo reconocen y los corrigen, les enseñamos valores como la amistad, el respeto, les enseñamos principalmente a creer en ellos mismos. Actualmente es difícil saber cómo será el sistema de aquí a 10 ó 15 años, pero espero que los mismos motivos motiven a otros colegas a realizar la labor docente, no asustarse con cómo son o cómo vienen las cosas, xq no sabemos como serán, sólo mirar lo lindo de esta profesión, porque son más las cosas positivas que las negativas… es sólo cuestión de perspectiva 🙂 por último… nosotros mismos hemos desvalorizado nuestra profesión con todos los comentarios negativos q hacemos, si todos comenzáramos a decir, con voz fuerte, que nuestra profesión es una de las más importantes que existen, entonces todos escucharían y más de alguno inconscientemente nos daría la razón… besos a todos mis colegas principalmente a los q estan a punto de decaer… ÁNIMO!!!

Francisco Campos

09 de julio

oye, este compadre vivía en una isla en la mitad de la nada que no sabía que le esperaba cuando se metió a pedagogía? No hay que ser muy vivo para saber que Chile no es Corea ni Finlandia como para después andarte ufanando que te saliste de pedagogía por que la carrera no cumplió tus expectativas. Claramente no es para nada agradable, pero es un hecho de la causa de conocimiento público. Yo estudié en una U callampa, con compañeros como la callampa y profesores como la callampa, hasta el punto de anotar la nota de mi examen de grado en una hoja que estuvo perdida por casi seis meses. Me costó mas que la chucha encontrar pega, me fui a de Viña a Santiago sin niun puto peso y pase medio semestre durmiendo en el piso por que con el sueldo de mierda que me pagaban, no podía comprar una cama, ni de segunda mano. Además, trabajaba en Lo Barnechea y me mamaba casi tres horas diarias en micro. Trabajaba en un colegio medio opus de donde me echaron al año y me quedé cesante. Me las tuve que arreglar como diseñador, community manager, mesero, vendedor en una tienda de cómics y funcionario del SERVEL. Me quedé cesante otra vez y me tuve que volver a Coyhaique, a empezar de nuevo, a los 32 años y más endeudado chucha. Conseguí pega en un 2*1, un tipo de colegio para el que ninguna universidad te prepara, pero tengo unos colegas y alumnos la zorra. Me he cagado de frío, he echado mucho de menos y he sacrificado un montón de cosas, pero estoy más feliz y satisfecho que la cresta. No me interesa que me hagan una estatua ni que me palmeteen el hombro en señal de compasión, por que yo simpre supe que no iba a ser fácil y que las condiciones estaban lejos de ser óptimas, pero me la banque por que creo en lo que hago y, mientras hay cobardes que arrancan, hay otros que se la juegan por lo que creen. Las cosas no van a cambiar mágicamente de un día para otro y yo, más que vender la pomada de la insatisfacción, prefiero jugarmela por lo que creo correcto.

Tamara Dayan Neira Gajardo

09 de julio

Que verdades ha escrito colega lo terrible es que las autoridades hacen oídos sordos ante tantos problemas que aquejan esta profesión pero aun así me enamore de ella y de las dulces sonrisas de mi niños, por que para mi son mis niños y cada día doy lo mejor de mi,para ellos.Por eso la reforma tiene que ser centrada en el profesor como por ejemplo necesitamos urgente asistentes de aula en todos los cursos de Kinder a cuarto medio, un profesor no da abasto a tanta diversidad de alumnos con distintos niveles de aprendizajes particularmente yo tengo tres niveles y tengo que trabajar con material para cada nivel y así una innumerable cantidad de cosas que tienen que mejorar.

Leciram Salomon

09 de julio

totalmente identificada , sin palabras, solo si amas enseñar y ver los logros de los pequeños en mi caso , podrás tomar esos argumentos y convivir con ellos.

yesenia segura

09 de julio

Bueno …yo no soy docente…pero si soy madre y lamento mucho que personas como claudia realicen criticas tan destructivas hacia otras personas que piensan o ven las cosas de forma diferente…ahora bien lamento mucho que este joven Diego se retire de la carrera de pedagogía..ya que se necesitan maestros valientes que tengan la capacidad de reconcer que se equivocan y que prefieren darle prioridad a la familia….eso me alegra…y si bien es cierto muchos miran con un dejo de desden a los profesores…tambien hay personas como apoderados y alumnos que agradecemos su dedicacion y entrega a la educacion escolar…tal vez no le entregamos galardones o no le podemos subir el sueldo…pero si quedan en nuestros mas sinceros recuerdos y siempre hay una frase en la boca de aquellos que estan agradecidos de su labor “yo tenia un profesor…o esto me enseño mi profesor” …y eso hace reconocible y valioso su trabajo…solo espero con el mas amistoso de mis saludos haber aportado en algo con este comentario..!!!

Cristobal

09 de julio

Creo que tienes razón en muchos puntos, no tanto en otros, soy diseñador gráfico de profesión, y por cosas de la vida termine haciendo clases en liceos vulnerables, y sabes lo que vi en ese momento, mas que docentes que pensaban en moldear mentes, un montón de burócratas que buscaban el máximo beneficio vs el mínimo esfuerzo, no creo que los niños no tomen atención por que no quieran (créeme nadie quiere saber sobre la historia del arte), pero era mi labor buscar el potencial de cada uno de mis alumnos, y logre rescatar fotógrafos, dibujantes de comics y hasta uno que otro retocador fotográfico. Pienso que si te gusta tu carrera y es de vocación como dices, no hay forma de que quieras dejarla (no niego las dificultades del proceso), pero por lo menos para mi yo no le he trabajado un día a nadie, por que siempre hice lo que me gusta. saludos

MARÍA LUISA VILLENA DONOSO

09 de julio

Yo también me aburrí de ser profesora y este año me retiro con 33 años de vida y 7 ejerciendo sin ver ningún futuro esplendor 🙁

erga gaby gonzalez Boussellet

09 de julio

todaaaa la razon!!!!

claudio contreras

09 de julio

todo profesor que se “retire” antes es una persona que nunca demostró que servia para esta bella labor. Ver crecer a tus alumnos, formar los mismos valores en mi hogar, trabajar junto con mi hijo, que vea que las cosas no me las regala nadie, estudiar, perfeccionarme, no perder el tiempo con mis “colegas”, si no optimizar los tiempos en el colegio. Tiempo hay, pero hay que ordenarse, el que me diga que los profes no perdemos tiempo en tonteras en los colegios, no es profesor.
Si ud no es empatico, no tiene paciencia, no tiene esperanza ni visión de futuro, si no le gusta estudiar siempre que pueda, leer, informarse , tomar RESPONSABILIDADES, es OBVIO que no sirva para la labor docente, si toma la evaluación docente, la avdi, o la prueba inicia como “CACHO”, y no como una oportunidad, QUE BUENO QUE SE RETIRE.
Creo que soy uno de los pocos conformes con mi labor, salario, horario y vida. FELIZ POR MI LABOR. Trabaje 10 años en las poblaciones mas “POPULARES” de la VI región y hoy estoy a cargo de un colegio rural. CADA UNO HACE SU CAMINO, pero si me quejo siempre, ando amargado, si no tengo entereza emocional. difícil. y eso no se estudia.

Aqui una muestra que no todo es malo .. solo falta amor a lo que uno hace, y no buscar en otros el ser reconocido…

https://www.facebook.com/profile.php?id=100004481266424

ahí el facebook de mi escuela..

saludos y animo a los colegas y a los que se salen por distintas razones, espero que tengan un mejor futuro en lo económico, pero en la riqueza de la pedagogía, difícil encuentren otra carrera tan gratificante.

Francisco

09 de julio

Yo estudio pedagogia.. pero cuando iba en cuarto año me di cuenta que no tengo dedos para el piano. (ahora estoy en la practica)

Nemesio Rodrigo Rodríguez Celis

09 de julio

Comprendo y hasta comparto tu comentario. Soy profesor de hace sólo 5 años y es verdad todo lo que dices. Pero amo esta profesión, pero no sólo se vive de amor. Hay cosas que uno hace en la vida personal y profesional que son irracional y de convicción. Sólo comentar que yo decidí luchar y transformar esta situación que es agobiante.

09 de julio

gratamente sorprendida, que mi hermosa profesión y vocación, desate tantas pasiones

Andrea Rocuant

09 de julio

Yo soy profe de lenguaje y comunicación, salí de la usach, tengo 25 años, alrededor de 4 años trabajando de profe y créeme que me siento totalmente identificada. No eres el único que piensa igual, somos miles los que sentimos el mismo descontento. Ánimo y de seguro encontrarás algo mejor.

Excelente “descargo”.

09 de julio

Estudié pedagogía en inglés, llegué a egresar pero jamás me titulé por lo mismo, porque a decir verdad las condiciones son mierd* en los colegios, los cabros no pescan y muchos ni siquiera respetan y como si fuese poco te tienes que llevar pega a la casa. Nadie entiende lo difícil que es hasta que lo vives, pero es tremendo todo lo que pasa. Y peor que algunos profes tienen que acabar siendo hasta padres o asistentes sociales para los alumnos, porque se involucran emocionalmente y todo eso.
Admiro a los que tienen la vocación, paciencia y cariño para dedicarse a la pedagogía, porque en la práctica es tremendo todo. Mucho ánimo y en serio, tomaste la mejor decisión porque si uno no tiene la vocación, es mejor hacerse a un lado en lugar de quedarse y hacer las cosas mal porque simplemente no estarás bien.

KARLOS

09 de julio

Soy profesor, y esta carta me representa 100%
Podría agregar que me aburrí de que una prueba “standar” como el simce, tenga taaaanta importancia, en un sistema que esta casi “podrido”. ¿NAdie se detiene en pensar que esta prueba no evalúa las necesidades educativas de un estudiante? Y para más remate sino obtienes un buen puntaje, estas en la mira, y posiblemente serás el próximo “cortado” del colegio.
Me aburrí de tener que llegar a mi casa y revisar pruebas, trabajos, cuadernos, y no tener tiempo para mi familia.

Saludos

Francisco

09 de julio

hola, he leido el articulo entero y muchos comentarios… la verdad no esperaba que fuera tan asi ejercer la pedagogia….
Yo estaba estudiando otra carrera, la cual deje por lo poco que se puede llegar a hacer en ella.. este año planeaba dar la psu y estudiar pedagogia en ingles, me gusta enseñar y me siento bien tratando de enseñarle a los demas, me llena un monton cuando le enseño algo sobre ingles a alguien que no lo sabe, pero con este articulo y algunos comentarios creo que me desanima un poco estudiar esto.

Marcela

09 de julio

Leí el comentario con mucha seriedad y respeto hasta que llegue a la palabra GRAVA! Y perdió toda validez para mi… Agradezco que te hayas retirado del sistema

Javier Santis

10 de julio

El dolor de amar lo que haces y saber que aquello, que es tan loable, muy probablemente, te llevará a una vida vacía, sin reconocimiento y sobre todo solitaria.
Empatizo contigo desde la médula y tras leer esto, quedo con una profunda sensación de desesperanza.
Saludos y fuerza.

Renato Johan Narváez Guinossi

10 de julio

Ánimo profesores, no se dejen vencer; si no les gusta, retírense. Tienen toda la libertad del mundo, no se dejen influir por aquellos que se conforman, ni menos por los que no tienen ni idea de lo que es esta profesión. Hacen muy bien en criticar todo el sistema, no se callen; mucho menos por el estúpido argumento de la “vocación”, como si con eso pudieran alimentar a sus hijos. Se los dice un profesor que está dando un vuelco a lo que amaba (la pedagogía), pero que ahora es más feliz.

Carlos Rosales Taibo

10 de julio

Es una lástima ver cómo esta profesión ha ido en descenso de una forma aberrante. Quisiera decir que por más que inyecten dinero para entregar lo mejor, no se conseguirá mucho si la materia prima no está bien formada y créanme que esa no es la labor de los profesores, esa es labor de los padres inculcar el respeto, cordialidad y muchos otros valores más que se han perdido con el paso de los años. Los profesores son tan importantes como los médicos y deberían ser pagados como tales, ya que ellos son quienes forman y educan a las futuras generaciones. No soy profesor, soy ingeniero y cuando estudié en el colegio, los profesores tenían el mismo respeto que los padres… no sé cuando comenzó a bajar esto pero es una lástima, ya que ellos también son profesionales y deberían; recalco, ser tratados con la misma importancia de los médicos, sin exagerar

Daniel Colina Correa

10 de julio

Te entiendo y te felicito por hacer esta reflexion, es politicamente lo que esta pasando……….

Francisco

10 de julio

TE FELICITOOOOOO!!!!!! YO AMO SER PROFESOR SIN EMBARGO EN ESTE MUNDO NO SE VIVE DEL AMOR… He leído que te tratan de mediocre y de muchas otras cosas… Yo te doy mi APOYO…. Cada persona es libre de hacer y opinar lo que quiera. Hacen cambios y nunca nos preguntan, nos llenan de trabajo administrativo sin siquiera considerar que las horas para hacerlo JAMAS representan la cantidad horas de trabajo que requiere planificar y revisar pruebas y metodologías. Yo me siento un profesor exitoso, sin embargo no me siento contento con los cambios en la educación…. No nos facilitan el trabajo. Cada vez hay menos trabajo, el costo de vida sube en el país y muchos siguen ganando muy poco. Yo gano bien pero empatizo con mis colegas que ganan una miseria. Tengo amigos que aman llegar a casa y revisar y planificar…. y otros que tienen familia y necesitan darle tiempo en educar a sus hijos y pasar tiempo con sus esposas… Es un trabajo arduo y bastante agotador… Yo sigo trabajando por ser mejor profesor y no tengo hijos o familia pero entiendo a aquellos que si lo tienen y deben responder a las exigencias laborales que no contemplan el trabajo del docente en la institucion sino que exigen de trabajo extra en sus hogares.
Hay beneficios como las vacaciones pero es lo que corresponde, al fin y al cabo uno no solo cumple el rol de profesor, sino que muchas veces de padre o consejero. Hasta cuando nos duchamos planificamos y pensamos en aquellas cosas que nos acongojan. Ayudar a otros y pensar en el bienestar de cientos de alumnos, en fin!! ANIMO y por faaaaaa… si somos educadores RESPONDAMOS CON EDUCACION Y RESPETO, NO ES ESO LO QUE INCULCAMOS?

Varinia Rosales

10 de julio

¡El que se arrepiente, se salva!
Siempre todos nos arrepentimos, es una de las clásicas conversaciones en la sala de profes: por la falta de tiempo, las exigencias ridículas, la falta de valoración, el chaqueteo barato, los bajos sueldos, los chantajes de los sostenedores, las reformas y ajustes que se les ocurren a cada gobierno que pasa…
Además, somos uno de los puntos de choque del ciudadano, apoderado, con la “Educación´´…también de la familia, del estudiante como ser social… etc…tenemos el peso de la culpa, porque de todo se nos culpabiliza. En fin….

sergio otarola

10 de julio

sintetisas a cabalidad el sentir de muchos me incluyo es terrible seguir viviendo esta realidad sin ver un cambio claro para ser una sociedad del todo consciente e igualitaria.

Mary

10 de julio

Que buena reflexión, Diego, me siento totalmente representada con tus palabras, las personas que no entienden las ideas que tu planteas, es simplemente porque no hay peor siego que no quiere ver.

angelica beatriz martinez mendez

11 de julio

me identifico con muchas cosas lamentablemente. Me pesa demasiado no encontrar un buen trabajo pues mas encima elegí educación física y en la mayoría de los colegios es EL profesor de Ed. Física y para solo dos hrs en la semana. Tengo que peliar las horas extraescolares o las que pueda conseguir en los CESFAM con los preparadores físicos, el pago es aproximado a 4 mil pesos la hora y me contratan a honorarios… Tengo miedo de no encontrar trabajo en un colegio con mas horas pues así como estoy jamas podre independizarme y me estoy empezando a sentir poca cosa al compararme con mis amigas, pues con sus carreras han conseguido trabajo y tranquilidad 🙁 en cambio yo solo he consegudo ser una mujer insegura a raiz de mi fracaso profesional.
… Cuando decidí estudiar la carrera sabia q no era para hacerme rica, pretendía que me alcanzara para vivir bien, sin aspirar a lujos, pues no me importaba, seria la mujer mas feliz del mundo porque trabajo haciendo algo que amo, pero hoy por hoy ni si quiera eso tengo.
Me sirvio para descargar mis pensamientos escondidos, pues si mis papas los escucharan tambien estarian apenados de haber invertido tanta plata en una carrera que no me esta dando frutos

Viviana

11 de julio

No logro entender por qué los profesores viven quejándose de su profesión, si no está conforme, dedíquese a otra cosa y punto. Conozco profesores felices con su quehacer diario, realizados; pero en términos generales la mayoría solo se queja, como si las demás profesiones fueran “facilitas” todos tenemos que ocupar gran parte de nuestra vida pa’ la pega, todos podemos caer en el divorcio por la falta de tiempo, todos debemos sentarnos y pasar mucho tiempo pensando en como hacer las cosas mejor para no parecer un incompetente, NO todos tenemos tantas vacaciones como los profesores, todos ganamos menos de lo que quisiéramos. Que hay miles de cosas por mejorar en este país, obvió que sí, sino fíjate en el sueldo mínimo de este periodo; Así es la cosa compadre.

11 de julio

A todas, a todos:

Vuelvo a agradecer los comentarios, cada uno, que han puesto a esta columna. Porque aquí no se ve otra cosa que el corazón, la valentía y las esperanzas que ponemos en nuestros estudiantes; pero también una sensación que siempre ha estado en el ambiente pero que nunca se destraba. Para nosotras, para nosotros, son los años de la desazón.

Tengo sí, que aclarar tres cosas:

Primero, que la falta de ortografía es involuntaria, así que pediré que puedan editarla. Si mal no recuerdo, porque subí la columna casi sin revisarla por las sensaciones del minuto en que la escribí.

Segundo, que no me retiré de Pedagogía. Terminé mi carrera, hoy soy orgulloso Profesor, de momento aportando en lo ministerial. Sin embargo, como sea, a partir de marzo volveré a hacer clases. Es increíble todo lo que se extraña enseñar en la sala cuando se tiene vocación, es increíble la sensación de querer volver a casa.

Tercero, que la columna tenía un sentido irónico y de provocación, puesto que la caracterización de las condiciones de desempeño profesional fueron puestos en un plano de renuncia. Sin embargo, a pesar de todo, siento que no se debe renunciar. Porque al fin del día, es el corazón lo que nos sigue motivando a enseñar.

Un abrazo desde el sur.

Ana María González Olivares

11 de julio

Realmente eres muy valiente,te felicito.Las personas que hacen comentarios negativos no saben lo que es ser profesor sobre todo en este momento donde muchos padres no saben educar a sus hijos en el hogar y hacen la tarea del profesor más difícil en el aula.

12 de julio

Wau!!! Es tan cierto. Pero a pesar de todo, soy muy feliz con mi labor y confío en que algún día las cosas serán diferentes para nosotros.

Claudio Contreras E

13 de julio

Aplaudo a los que son capaces de seguir en este sistema amando lo que hacen! me parece genial que exista esa energía y esperanza en muchos profesores.

No tuve buena experiencia con mis profesores en colegios y Universidad, ahora soy músico y estoy en último año de pedagogía, pero en el camino me doy cuenta que no basta solo con el interés en enseñar, en querer transmitir conocimientos y experiencias a los alumnos, he trabajado en colegios haciendo talleres de música (y también por medio de mis prácticas), he ido dándome cuenta que la pedagogía no es para mi, soy de aquellos que realmente aman lo que hacen! pero a diferencia de otras carreras, hay que ir más allá del interés profesional, el profesor involucra otras áreas en su qué hacer profesional…es consejero, padre, amigo, e incluso paño de lágrimas…Me he encontrado con muchos profesores cansados y frustrados de su carrera, es necesario tener la capacidad emocional que conlleva todo esto, no se trata de solamente enseñar! es por eso que se produce el desgaste de muchos de nosotros, además de lo que ya es sabido por todos “lo que nos ofrece este mal sistema educacional”.
Bien por los amantes en este camino de experiencias, y bien por aquellos que no siguen. Es necesario ser generoso y poder estar bien emocionalmente, si hacer clases (me refiero exclusivamente en colegios) se convierte en una tremenda carga emocional…es mejor no malgastarse. Existen otras alternativas, tal vez menos invasivas… en el área de la educación hay mas elementos que tomar, no nos quedemos solo con las experiencias escolares, que hasta el momento han sido la problemática. Soy licenciado en música y educación e intérprete, pero decidí no sacar mi título de profesor por mucho que me guste ser un buen profesional y ayudar a los demás con mi experiencia. Amo la música y vivir del arte, pero en las escuelas lo que menos te permiten es experimentar, aprender y beneficiarse del arte, siendo menos valorado desde la cabeza mas pequeña a la más grande.

Les comparto mi experiencia porque esta tema me ha parecido demasiado importante, y últimamente ha estado bien presente en mi cabeza. Un saludos afectuoso a todos quienes han convertido esta carrera en un verdadero oficio involucrándose completamente.

Ana Karina

13 de julio

Soy Profesora de Educación General Básica…
Concuerdo plenamente con lo expuesto por Diego…
Sin embargo, la vida no es blanca o negra… tiene miles de matices…
Soy mamá de 2 hermosas personitas que han aprendido a compartir mi profesión… La más grande me ayuda a revisar pruebas mientras el más pequeño realiza sus tareas o trata de ayudar ordenando lápices y papeles… Saben que mis alumnos son importantes y ellos respetan y comparten mi preocupación…
En muchas ocasiones he tenido que pensar en mis alumnos antes que pensar en mi…
Llevo 10 años de docencia… con altos y bajos… Pero cuando subo las escaleras y veo que me esperan unas caritas sonrientes que estiran sus manitos para llevarme todo lo que llevo a cuestas… Niños que me besuquean con sus caras sucias, que me regalonean cuando me ven cansada o preguntan por mis hijos cuando están enfermos…. Todo lo ingrato, se olvida…
Pese a lo anterior, reconozco que he querido salir del sistema miles de veces, pero siempre hay mil y una razón para arrepentirme….
Mi sueldo es bajo, eso no es sorpresa para nadie… Pero no sólo trabajo en el colegio, también trabajo realizando talleres para una ATE…. Mi colegio es el lugar en el cual lleno mi corazón de amor y en la ATE lleno los bolsillos de dinero…
Es sacrificado… no lo niego… Actualmente estoy estudiando un Diplomado… Pero es esta profesión la que me moviliza… Sueño con el día en que se nos respete, que el resto de las personas nos miren con otro ojos… Con el día en que los apoderados se hagan responsables de sus hijos, que entiendan que la educación más importante es la de la casa… que no somos guardería…
Tal vez ese día nunca llegue…
Mientras tanto seguiré luchando… Corriendo de un o a otro… Hijos, Casa, Colegio, ATE, Universidad… Pero mientras el cuero, la juventud y la salud me lo permita… Seguiré siendo una amante de mi profesión-vocación…
Abrazos y una mano amiga para todos quienes creen flaquear y bajan sus brazos… Luz para tooooood@s mis colegas…

german sanchez

15 de julio

Hola, la verdad de las cosas es que hay razones de sobra para no estudiar pedagogía… pero ami me encanta, y dejé una carrera para meterme a pedagogía en biología el próximo año. Si bien el sistema los consume y todo su quehacer los corroe… aun leyendo todo esto tengo ganas de estudiar pedagogía, me encanta enseñar, ayudar a alguien a conseguir sus sueños, metas… Sin duda lo hermoso de la carrera aun los mantiene en pié y me emociona leer a gente que aun con todo eso acuestas sigue adelante a pesar de todo. Admiro también a los que decidieron salir, todo es respetable desde mi punto de vista tan ignorante. Realmente tengo el carácter, y las aptitudes (lo se y lo corroboré en la universidad cuando mis profesoras mee decían que cuando me titulara fuera profesor de fonoaudiología, lo que estudiaba). Recuerdo a mis profesores con cariños y su labor ardua. Espero que algún docente pueda motivarme con alguna experiencia que, sin duda, será enriquecedora.
Saludos

Álvaro A.

25 de julio

Palabras llenas de sentimiento, pero ¿quién no ha pensado en retirarse alguna vez de la profesión? (El que esté libre de ese pensamiento, que lance el primer plumón -tiza-). Creo que terminan juntándose todas aquellas malas y cotidianas experiencias en educación en esta columna y sus comentarios. Llevo nueve años ejerciendo y no estoy conforme con el concepto “Educación”, y como dice alguien más arriba, mientras la salud me acompañe, seguiré buscando y luchando desde dentro para lograr pequeños cambios, pequeñas victorias, que aportan (localmente) a la educación. “Deja la pedagogía antes que ella te deje…”, me parece un mal final para una carrera, me gustaría que gente como tú Diego permanezca y cambie la realidad de ésta educación, cambie la realidad de todos los “me aburrí…”.
Un Abrazo.

paolo

25 de julio

El problema, tal vez, que es que quienes practicamos profesiones humanistas o artísticas nos hemos marginalizado y tratamos de cambiar la sociedad “desde fuera” en vez de tomar un lugar central, el que nos corresponde, así como a cualquier persona. Si bien esta sociedad tiene muchas cosas que están definitivamente mal, no haremos ningún cambio desde una posición de precariedad, por lo mismo es bueno reclamar lo que corresponde, el trato y las condiciones que se necesitan, porque trabajar cuesta arriba con todo en contra, y soportando pacientemente la descalificación y hasta el insulto no va a llevar a ninguna mejora. Tampoco se trata de estar por fuera del sistema, porque el sistema nos pertenece, tenemos que vivir en él y por tanto hacerlo propio, darle nuestro propio sello, pero no renunciar a las comodidades u oportunidades que este brinda. No porque seamos humanistas o artistas tenemos que tolerar lo que otros, a la primera semana, abandonan.

01 de agosto

Internet no olvida….
y este artículo es viejito pero no puedo dejar de comentar, porque si hubiera tenido la oportunidad de estudiar joven en la universidad sin duda hubiera sido profesora. Creo que el problema no está en los docentes (no en todos por lo menos) es el sistema laboral que absorbe la vida en la profesión que sea, es la micro que se demora dos horas en llevarte a tu casa… es la imposición de viejos paradigmas educativos que ya no sirven, son obsoletos dentro de la sala y fuera de ella, es el miedo paralizante al cambio, a lo desconocido, es el pavor que tienen las autoridades por tener un pueblo bien educado académica y civilmente. Hay que transformar la educación desde el fondo, no sólo en la forma y los profesores son los protagonistas de estos cambios!! así como una sabia profesora cambió mi vida, espero que muchos docentes cambien la de sus alumnos. Saludos!

07 de agosto

Reforma Educacional: ¿Burocrática o del nuevo milenio? Parte III http://elquintopoder.cl/?p=47848 #5poder vía @elquintopoder

Omar Villanueva Olmedo
Director OLIBAR ASConsulting

Tania

25 de septiembre

Decisión de valientes la llaman, y yo la tomé. Estudiar pedagogía ha sido el sueño de mi vida y hoy lo estoy cumpliendo, es hermoso amar lo que estudio pero es desalentadora la realidad, como dice Diego nos enseñan métodos del año 1, y al final somos nosotros los culpables. Es difícil luchar contra el sistema, es difícil querer ser diferente y pensar diferente, nos ponen estructuras y las debemos seguir o sino chao no mas con la pega!

Yo por mi parte espero no aburrirme, quiero seguir, vivir el cambio (en algún momento tiene que pasar). La pedagogía es hermosa pero no tiene valor alguno en esta sociedad, si con 680 puntos hasta plata te dan por estudiar y no es por el esfuerzo, es por llamar la atención y conformar una nueva camada de profes.

claudio

30 de octubre

en chile existen dos clases de profesor , el profesor parásito que con suerte planifica , con suerte revisa una prueba, tiene muchas horas libres pagadas, o trabaja en proyectos “integración” que entra a la sala y se da unas vueltas y listo , otros profesores con muchos contactos trabajando en universidades , o institutos en las cuales trabajan módulos sin ninguna clase de supervisión y con personas adultas ,, para muchos de ellos es fácil llenarse la boca hablando de vocación , de hablar de “malos profesores” y “profesores mediocres” , para esos parásitos ligados a ongs, a gobiernos, ser amigo y compadre de los directores, para esa basura es fácil de amar la profesión,,, pero los profesores que trabajan en aulas de 45 alumnos, muchos de ellos verdaderos delincuentes hasta con prontuarios, que tiene que trabajar todos los días hasta las 02 de la mañana, eso no es vocación, es tener espíritu de esclavitud, y la sociedad y algunos “colegas” piensan que si no aceptan la esclavitud, es no tener vocación o ser mal profesor, ,, por otro lado seguir promoviendo pedagogía en chile, es lisillanamente una falta de empatía sin precedente, pero la principal razón es que no hay trabajo, el campo laboral está saturado,,,

Mario Yañez Ruiz

13 de febrero

Buen artículo. Ajustado a la realidad.

Claud

07 de marzo

Hola, bueno les cuento:

A mis 27 años de edad, y luego de haber ejercido como profesor 1 año aproximadamente (con trabajo en la actualidad) me siento con una tremenda depresión ya que mi trabajo no me gusta. Así como muchas personas entran estudiando pedagogía con mucha ilusión y ganas de ser “profesional” y de ganarse la vida haciendo algo que “debiese gustarles”, creo que caí en un terrible error.

La verdad, y no busco apoyo moral ni que me digan mediocre, como algunas personas les gusta decir… sino que para contar la experiencia de alguien que con su puntaje pudo estudiar lo que hubiera querido, pero que se equivoco en su elección… las personas nos equivocamos, y es bueno siempre reconocer que aunque la soberbia a ratos nos frecuenta el día a día, siempre es bueno reconocer que ante todo somos personas y que nos equivocamos. Espero que no les moleste este testimonio.

Jennifer Espinoza

27 de marzo

Uf:c
¡Yo amo esta profesión desde muy pequeña! Mi pasión siempre ha sido educar, pero me asusta tanto leer cosas así.
Yo deseo enseñar, educar, intentar mejorar las mentes de los joveneasde hoy… Lograr un pequeño cambio:)
Pero los comentarios suelen ser muy desalentadores…
¿No era que el amor es más fuerte?
Espero que lo sea. No deseo renunciar a tan noble profesión antes de, siquiera, comenzarla…
Saludos:)

Lore

06 de agosto

Mi hija sale de cuarto medio este año y su carita y voz se iluminan cuando me dice que quiere estudiar pedagogía. Su sueño es trabajar con niños, educarles la mente, el corazón y el alma. La veo tan entusiasmada, con tanta convicción, me pide apoyo y obvio se lo daré incondicionalmente y tambien estaba convencida de que la carrera que quiere seguir es la más noble y gratificante de todas…o lo creía hasta leer sus comentarios. Tengo mucho miedo por ella, no quiero verla sufrir ni que sea una martir del sistema. No quiero verla arrepentida el dia de mañana.
Si me preguntan si recuerdo a alguien (fuera de mi familia) que me haya marcado como persona, nombraría a mi profesora de eduación básica, ella era hermosa, grande, dulce, tierna, firme, estricta, era mi segunda madre. La admiraba y adoraba. Ya tengo 46 años y hace poco me la encontré en un supermercado…la miré y reconoci de inmedito. No esperaba que ella lo hiciera tambien, pero no pude evitar las lagrimas cuando se acercó a mi, con la misma mirada dulce que hace mas de 35 años atras y con asombro dijo mi nombre…y apellido!! Entiendo que ustedes ven la profesión desde su perspectiva, pero yo, desde la mia, como alumna, debo dar las eternas gracias a esas personas que sin ser mi madre o mi padre, me entregaron el amor y preocupación que hoy hacen de mi la persona que soy. Creo que son seres maravillosos con una capacidad infinita de entregar amor y paciencia…por favor no decaigan, habemos quienes los admiramos y amamos aunque haya pasado todo el tiempo del mundo.

claudio gonzalez perez

12 de mayo

Con 2 meses de vacaciones en verano ,2 semanas de vaca en invierno ,2 semanas de vacaciones para en 18 de septiembre ,que ningún chileno tiene y que les gustaría tener ,trabajo de lunes a viernes en horario de oficina mas los $ 12.500 x hora que ganan x ley el sueldo que ganan es mucho mas alto que cualquier chileno , el descuento que tienen en todos los establecimientos educacionales desde colegios hasta universidades x ley x ser hijos de profesores tienen en suma los sueldos que ganan son demasiado altos para la mala educación que le dan a sus clientes (alumnos) los profesores fabricaron el lucro con su actitud no el estado ,EL GREMIO DE LOS PROFESORES ES EL QUE MAS TIRA LICENCIAS FRAUDULENTAS saben lo que significa para los alumnos estar sin profesor x semanas después que llegue otro profesor con otra metodología una inconsecuencia a la profesión de profesor x que los profesores son CHANTAS Y NO MERECEN QUE LES SUBAN EL SUELDO HASTA QUE DEJEN DE SER CHANTAS Y RESPETEN AL PUEBLO.

Lore

18 de agosto

Mi hija sale de cuarto medio este año y su carita y voz se iluminan cuando me dice que quiere estudiar pedagogía. Su sueño es trabajar con niños, educarles la mente, el corazón y el alma. La veo tan entusiasmada, con tanta convicción, me pide apoyo y obvio se lo daré incondicionalmente y tambien estaba convencida de que la carrera que quiere seguir es la más noble y gratificante de todas…o lo creía hasta leer sus comentarios. Tengo mucho miedo por ella, no quiero verla sufrir ni que sea una martir del sistema. No quiero verla arrepentida el dia de mañana.
Si me preguntan si recuerdo a alguien (fuera de mi familia) que me haya marcado como persona, nombraría a mi profesora de eduación básica, ella era hermosa, grande, dulce, tierna, firme, estricta, era mi segunda madre. La admiraba y adoraba. Ya tengo 46 años y hace poco me la encontré en un supermercado…la miré y reconoci de inmedito. No esperaba que ella lo hiciera tambien, pero no pude evitar las lagrimas cuando se acercó a mi, con la misma mirada dulce que hace mas de 35 años atras y con asombro dijo mi nombre…y apellido!! Entiendo que ustedes ven la profesión desde su perspectiva, pero yo, desde la mia, como alumna, debo dar las eternas gracias a esas personas que sin ser mi madre o mi padre, me entregaron el amor y preocupación que hoy hacen de mi la persona que soy. Creo que son seres maravillosos con una capacidad infinita de entregar amor y paciencia…por favor no decaigan, habemos quienes los admiramos y amamos aunque haya pasado todo el tiempo del mundo.

Cristian

24 de agosto

Tienes toda la razón en salirte de pedagogía uno cuando entra a estudiar se va con la imagen de un profesor querido que recordamos con cariño, con la imagen “amable” de la idealización de “enseñar”, “educar” etc, ya cuando comienzas en prácticas te das cuenta de las realidades, y lo callamperas que son las escuelas y colegios diversos. Muchas veces tuve que sacar de mi propio bolsillo para comprar cuadernos y lápices grafitos a niños piojentos y pobres (aún más que yo) porque en la escuela no habían materiales para nada. Así no se puede. Las evaluaciones y planificaciones no tienen nada del otro mundo, pero es una complicación inútil a la tarea docente porque quita tiempo, si lo que hay que tener claro para hacer clases es los contenidos que debes pasar en un tiempo “X” (obviamente dominarlos y si no los dominas por un asunto de olvido o lo que sea, estudiarlos previamente antes de explicarlos) y las didácticas que debes de usar, si tienes que planificar, ir a reuniones, hacer tus matrices, corregir pruebas, elaborar guías, ir a perfeccionamientos, etc el día tiene 24 hrs nada mas. Si estuviéramos en Júpiter con este mismo horario se podría….. y al final ir a buscar el sueldo en un pañuelo porque es un moco. Gana mil veces más un maestro que hace una puerta en madera nativa menos estresado, tranquilo, y sin los problemas de lidiar con viejas huevonas de apoderados, jefas de UTP neuróticas, y con alumnos que parecen monos chimpancés. Yo me siento totalmente arrepentido de haber estudiado pedagogía y ahora me dedico a otra cosa, espero que con tooooodas estas medidas del estado no se matriculen más estudiantes en las escuelas de pedagogía cosa tal que el estado entre en una crisis en los próximos años, ahí sabrán lo que es bueno.

Cynthia

25 de noviembre

Casi todos los comentarios dicen que se enamoraron de la carrera,pero ejercerla es una porqueria, y no se si sera cierto, vine aquí porque mi sueño es estudiar pedagogía en inglés, pero creo que cometí un error, esto está lleno de comentarios terribles, siendo que mis profesores, son competentes y en mayoría excelentes personas, y tienen tiempo,quizá ellos son excepciones,de todos modos, ánimo! ❤, lo que ustedes hacen es increíble, sin personas como ustedes yo no sería la persona que soy,y muchos de mis compañeros menos.

CamilaR

15 de enero

NOSOTROS NO ESTAMOS MAL, LOS NIÑOS NO ESTAN MAL, INCLUSO LOS APODERADOS NO ESTAN MAL. EL QUE ESTA MAL ES EL SISTEMA EDUCATIVO. son demasiadas horas, y no solo para un profesor, para un niño tambien. ¿Ustedes creen que es normal que saliendo del liceo a los 17 años haya muchas personas que salgan desorientadas sin conocerse a si mismo y sin gustos concretos por nada mas que vivir en un horario y recibir dinero para seguir el mismo ciclo absurdo una y otra vez? LA EDUCACION ESTA MAL, DEBE SER CAMBIADA. Los niños no aprenden de la forma en que se les esta enseñando, solo los entrenan en los colegios a acostumbrarse a la realidad laboral. No hay una exploracion en ciencias, no hay un razonamiento logico en matematicas, no hay comprension en lenguaje y tampoco hay una busqueda de identidad ni analisis en historia. Los niños son el futuro y estan siendo tratados como seres vivos sin consciencia. No se les da oportunidad de crear sin patrones ya establecidos. Soy una futura estudiante de pedagogia, quizas no planeo ejercerla toda la vida ya que pienso que siempre va a ser preciso que uno se desarrolle personalmente para luego ser un guia para los demas, pero espero que ustedes cambien la manera en que ven su carrera, y los que vengan en las futuras generaciones tambien. Es posible un cambio, solo hay que ver mas alla, solo un poco mas de lo que ya estaba cuando llegamos.

Fernanda

24 de octubre

Te leo y la verdad es preocupante, mi mama lleva mas de 30 años siendo profesora y jamas la he visto complicada o temerosa por perder su relacion por este trabajo, sabiendo todo lo que significa, todo lo contrario siempre nos ha dicho que gracias a ser profe pudo formar familia y tener tiempo para criarnos a sus 4 hijos, creo que es una profesion muy sacrificada, pero como muchas, para ser profe hay que tener vocacion, y claramente lo tuyo no es la enseñanza ojala encuentres tu camino en otra profesion, y muchas gracias por no ser profe, porque un profe que no es feliz en su trabajo, no es buen profe.

Saludos

09 de julio

Te aburriste porque no tenias vocacion..simple.

Marcela

09 de julio

No sabes cuánto me representa lo que mencionas. Llevo años de docencia. Amo mi profesión, pero lo único que quiero es retirarme. No tengo vida. Mi matrimonio probablemente murió por el tiempo que le dediqué a mi trabajo.
Nadie sabe que trabajas incansablemente tratando de innovar y enseñar cosas que algunos señores planificaron en oficina. Falta tiempo para un juego, para una canción o simplemente para formar en valores. Todo está tan pauteado que no hay tiempo. Trabajas, trabajas y trabajas en tu hogar, robándole tiempo a tu vida, a tu familia, a tu descanso. Un abrazo para ti.

Ingrid

09 de julio

Te aburriste porque no tienes vocación o porque te pusiste a estudiar pedagogía como última opción. No culpes a otros por lo que a ti no te gusta hacer. Cuando se ama lo que se hace o se estudia, nada, ni nadie impide que lo hagas con amor. Ser profesor no es para cualquiera, hace años escuche lo siguiente: que en el rubro de la Educación existían 3 tipos de educadores y estos eran: los maestros, los profesores y los ganapanes. Ser Maestro es la clave y con eso se nace, los profesores se hacen y los ganapanes son esos que se aburren como tú y buscan excusas tontas para justificar su falta de vocación.

TE LO DICE UNA EX MAESTRA JUBILADA.

10 de julio

Desafortunados comentarios Fernando.

11 de julio

Diego he leido tu articulo y no hay referencias a tu vocación , sino solo la relación esfuerzo-dinero y ocio.
Cuentas con un estatuto que que te protege de las horas lectivas y las destinadas a curriculum y evaluación, que te respalda las horas de perfeccionamiento y que te permite obtener incrementos reales de remuneración en forma bianual.
Alegas contra la acreditación y evaluación de tu trabajo , cuando es lo natural para todos los empleos.
Y reclamas por que los alumnos no te toman en cuenta , cuando tu eres el lider de la sala de clases y cuentas con herramientas para hacer una docencia entretenida y establecer metodos de construcción de aprendizaje para alumnnos.
Tienes razon con renunciar porque no veo motivación.

11 de julio

A los 31 entré a pedagogía cansada de tantos trabajos aburridos, mecánicos en donde yo era un tornillo más sin opinar, sin usar mi talento y creatividad.
Este es mi segundo año de trabajo en un colegio, y puedo decir que a veces me voy bien estresada a casa, pero nunca me he arrepentido de haber estudiado esta carrera. Todos los días son diferentes, no hay monotonía, aprendo a diario de mi, de mi forma de pensar y sentir. Sí, a veces hay bastante trabajo pero eso uno podría aprender a manejarlo, conociéndose, siendo un buen estratega.
Es algo hermoso trabajar con personas que se están formando. Adoro la pedagogía. Creo que uno podría vivir sin carrera hasta los 30, luego elegir de acuerdo a su vocación.

Sol

26 de agosto

Vieran como es la realidad de carreras como diseño! Estudie 5 años y nunca pude encontrar trabajo estable… Para qué decir los sueldos, ni si quiera me importaría si me pagaran poco, simplemente no hay campo laboral. Finalmente estudié otra carrera y sigo buscando trabajo, ya que hace poco terminé, al menos tiene mucho campo…

Transmitir Conocimiento

05 de octubre

He tenido una vida bastante curiosa, ví de todo durante la misma, y todo lo que me pasó me ha traido a mis estar a punto de terminar mi cuarto medio a mis 24 años en la educación vespertina, toda mi vida me ha gustado aprender cosas, soy muy curioso, he leído de todo pero carecía de motivación necesaria para avanzar en la vida, hasta que me dí cuenta que lo que en verdad me apasiona es transmitir conocimiento o enseñar, pero ahora temo no poder lograrlo debido a que mi rendimiento en la media (2 en 1) fué bastante mediocre en cuanto a notas se refiere, y no es por un tema de que me cueste, fué solo falta de motivación. Actualmente me preparo arduamente en estos meses que faltan para la PSU en la cual daré mi mayor esfuerzo en Lenguaje, e Historia (cosas que amo), no sé como acceder al tema ese de PACE lamentablemente, ojalá no quedar afuera, ojalá tener la maravillosa oportunidad de enseñar a las nuevas generaciones acerca de nuestra historia como especie, y de los errores que no deben cometer en la vida como yo lo hice al perder 8 años de la misma en la calle. Suerte a todos.

Osvaldo Zamorano Vasquez

28 de noviembre

Estudie esta profesion porque queria ensenar, tenia buen puntaje y estudie en la mejor universidad de nuestro pais Pontificia Universidad Catolica de Chile, ingrese con 670 puntos. Luego, estudie Pedagogia en Ingles en la USACH, variois cursos cortos y no tan cortos y un Magister en Educacion en la UNAB. Es verdad que es una Educacion desgastante, se emplea mucho tiempo antes, durante y despues de la actividad docente. Pero, lo mas desagradable es el trato que se nos da, sobretodo en la llamada educacion superior de CFTs e IP, he trabajado estos ultimos ocho anos en ese tipo de instituciones y es muy raro que un docente pase a ser contratado en forma indefinida o de planta, son una manga de instituciones abusivas y siempre se cubren las espaldas como los delincuentes, por ejemplo trabaje 5 anos para el IP Esucomex, y nunca obtuve la planta, y simplemente a la nueva coordinadora de Ingles, que no debiera tener el cargo porque de ingles sabe muy poco y de educacion mucho menos se le ocurrio que yo no tenia el perfil para la institucion , prefirio no darme cursos y arreglar a sus amigas. Y como si esto fuera poco, la semana pasada solicite un certificado de experiencia docente para presentarlo en otra institucion y me dieron uno que dice que yo trabaje dos semestres, o sea no consideraron los otros ocho semestres, esto porque ellos saben que es ilegal que un docente trabaje 5 anos a honorarios. Voy a seguir insistiendo hasta que me hagan un cer

Osvaldo Zamorano Vasquez

28 de noviembre

Es una profesion desgastante y con bajo sueldo, sin embargo lo peor es la sinverguenzura de los CFTs e IPs. Recientemente, solicite certificados de experiencia docente en dos de ellos y parecieran que se pusieran de acuerdo estos carerajas, en ambos me pusieron que yo habia prestado servicios por dos periodos, esto para no reconocer que no debieron tenerme 6 y 8 semestres seguidos en ellos sin tener contrato indefinido.

Francisca Briones

15 de marzo

Hay una novela fundamental que trata este tema. La leí el año pasado. Se llama Piel de gallina y es de un escritor bastante desconocido que se llama Claudio Maldonado.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)