#Educación

La Superintendencia de Educación Escolar clausura el diálogo en la escuela

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Una vez más, los adalides de la educación han guardado silencio cómplice, frente al inicio de un nuevo relato, que de manera silente, despoja y desaloja de la acción educativa, el carácter edificador de la persona y con ello, el asomo, ya, del transhumanismo en educación.

Sabido es que la Superintendencia de Educación es una instancia del Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación parvularia, básica y media, por ello se espera que lo demandado por aquella, en términos de directrices y obligaciones que las unidades educativas, en su ejercicio administrativo de la educación deben cumplir, estén en coherencia con las bases que conforman el largo proceso de Reforma Educacional, iniciado el año 1996. Destacamos algunos hitos referenciales: Reforma Educacional (1996), Evaluación Docente (2005), Subvención Preferencial (2008), Ley General de Educación (2009), Superintendencia de Educación Escolar (2011), Agencia de Calidad (2011).

El relato surgido desde la Reforma Educacional tendía a propiciar una consideración antropológica que ponía como centro a la persona estudiante, inmersa en un contexto curricular de aprendizaje donde el diálogo constituía el vehículo promocional de la intersubjetividad y la construcción del mundo, respaldando las consideraciones de un hacer significativo, constructivo, interactivo, participativo y democrático, destacando el rol facilitador (posteriormente de mediador) del profesor, que abandonaba la praxis punitiva de una pedagogía instructiva y disciplinaria por una de la seducción, motivación e inclusión, desde la otredad distintiva del educando, dándole la posibilidad de exponer la semántica de su propio universo y mirada.

Pues bien, ¿cómo se condicen estas bases, aún vigentes, con lo expuesto en la Circular n° 1, de la Superintendencia de Educación (p. 30) donde se habla de registrar las observaciones positivas y negativas del estudiante para tomar una decisión disciplinaria? Nos parece que ello implica regresar a aquella pedagogía que imposibilitaba el desarrollo del juicio moral, que, basada en el autoritarismo y la coerción punitiva, generaba una moral heterónoma, la que a su vez impedía el pensar libre de prejuicios y ataduras, quedando, como subsuelo el temor a ser castigados y sancionados, más que el convencimiento de un norte valórico, que requiere del diálogo dilemático, pensante y reflexivo para, efectivamente, edificar a los estudiantes hacia una moral autónoma. Además, ¿cómo se entiende esta regla con lo expuesto en la letra e, n° 20 de la propuesta de Objetivos Fundamentales Transversales para la enseñanza básica?, «reconocer y respetar la diversidad cultural, religiosa y étnica y las ideas y creencias distintas de las propias en los espacios escolares, familiares y comunitarios, reconociendo el diálogo como fuente de crecimiento, superación de diferencias y acercamiento a la verdad», (OAT, 2012).

¿Cómo se entiende la recomendación del diálogo si este ya está eliminado con lo expuesto en la circular? Ello parece haber pasado inadvertido y, una vez más, los adalides de la educación han guardado silencio cómplice, frente al inicio de un nuevo relato, que de manera silente, despoja y desaloja de la acción educativa, el carácter edificador de la persona y con ello, el asomo, ya, del transhumanismo en educación.

En vez de consignar descriptiva y cualitativamente lo ocurriente, base para una orientación del diálogo y reconocimiento del estudiante, hoy se registra adjetivamente para sancionar.

————

Foto: Chile Ayuda a Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Patri

13 de Mayo

FRENTE A LA FISCALIZACIÓN DE LA SUPERINTENDENCIA DE EDUCACIÓN EL COLEGIO DE PROFESORES REGIONAL METROPOLITANO, EXPRESA:
Según consigna la prensa, la Superintendencia de Educación Escolar fiscalizó entre el 25 de marzo y el 26 de abril pasado a 4.211 establecimientos del país. Se detectó irregularidades como el registro de alumnos “presentes-ausentes”, tomas de asistencia con lápiz grafito, el uso de corrector o de tinta deleble, la utilización de cuadernos u otros registros informales como libro de clases o simplemente no haber llenado los campos asignados a este ítem. Planteles enfrentan sumarios administrativos que pueden terminar en sanciones que llegan hasta 40 millones de pesos.
Frente a estas informaciones dadas a conocer, queremos señalar que hace años el Colegio de Profesores viene señalando las anomalías que con tanta sorpresa el Superintendente, don Manuel Casanueva, da a conocer. Se trata de una respuesta tardía y confusa de las autoridades ante una situación por todos conocida y denunciada hace años por nuestra orde
Lamentablemente, las respuestas de la Superintendendencia y el Mineduc insisten en la misma lógica mercantil que inspira el modelo educacional chileno: establecer multas en dinero, aumentar las medidas de control desde una perspectiva casi policiaca en lugar de terminar de una vez por todas con el absurdo de la subvención por asistencia media.
Además, la puesta en práctica de la Superintendencia de Educación, ha introducido un factor de estrés en la comunidad escolar, de desconfianza al interior de los equipos docentes, entre docentes directivos y docentes de aula, introducido una sobrecarga laboral en materia administrativa, que distrae a los docentes de su labor principal, que es enseñar y dificulta los procesos educativos.
Por último, vemos con preocupación que esta medida y estos anuncios del Superintendente no sean una excusa para hostigar a las escuelas públicas, ahogarlas económicamente con onerosas multas y facilitar de ese modo la privatización del sistema escolar, que ha sido la política predominante de la administración del Presidente Piñera.
Dpto. de Educación
Colegio de Profesores de Chile
Regional Metropolitano

Saludo fraterno
Patricio Martínez G.
Presidente Colegio de Profesores
Comunal Peñalolén

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?

El periodista, no todos, se adaptó a lo políticamente correcto, la fuerza del gremio hace rato que perdió la batalla contra la concentración de los medios, la precarización laboral, y la excelencia en ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El periodismo ha muerto, viva el periodismo

La antipoesía de la autora abre un camino a la expresión libertaria del enojo social, al hacerse a sí mismo desde las dificultades, la represión, la estigmatización, que encuentra una vía de expresión
+VER MÁS
#Cultura

De la pobla al legado. Taiñ ñuke mapu mew

A 527 años de la invención de América nuevamente cabe la reflexión respecto a nuestra situación y la independencia arrebatada. A siglos de la llegada de Colón o Magallanes conviene repensar y decidir ...
+VER MÁS
#Política

¿´Descubrimiento` de América?: el eterno colonialismo

Popular

En el año 1929, el 4 de octubre, fue declarado Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un congreso celebrado en Viena. A propósito de este día, y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Canalla

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica

La distribución geográfica de las farmacias en Chile es desigual, ya que los incentivos de instalación de privados son estrictamente comerciales
+VER MÁS
#Salud

Comunas sin farmacia