#Educación

La reparación: el primer consenso en educación

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El movimiento estudiantil supuso la explicitación de un conjunto de divergencias entre los distintos sectores sociales y políticos, a tal punto, que hubo quienes tuvieron que disentir con su propio pasado. Aún cuando el conflicto educacional ha sido la expresión más visible de un sistema completo que ha fracasado, ni siquiera los consensos de fondo en educación se han alcanzado, si acaso son logrables.

El debate sustantivo –en la educación y sobre el sistema en su conjunto- tomará todavía un poco de tiempo, otro poco de filosofía y otro poco de empiria. Pero no obstante todo lo abierto que pueda estar el horizonte en la educación, hay algo en lo que sí hay consenso hoy en día: nadie duda que el actual sistema ha sido injusto, nadie duda -incluso los que defienden el crédito como herramienta de financiamiento de la educación- que los métodos de endeudamiento fueron lesivos para los estudiantes y sus familias, que la desigualdad educativa ha sido una catástrofe generando un determinismo social y una encastización reproducida desde el propio sistema educativo. Nadie duda, en definitiva, que hoy existen millones de chilenos que han sido perjudicados por el sistema educativo y financiero a la vez.

En este sentido, las herramientas y modos creados en los últimos años para resolver los problemas de la educación, han terminado siendo peores que la enfermedad. El mejor ejemplo ha sido el Crédito con Aval del Estado, en el que el año 2009 el Estado gastó más dinero avalando dicho crédito que si hubiese becado a todos los alumnos beneficiados con él. Ese es el nivel de absurdo, de irracionalidad, de mal diseño, en el que nos embarcaron como país.

El consenso es claro: esos errores no sólo son vergonzosos, sino que además no queda espacio para repetirlos.

Detrás de este diagnóstico laten las soluciones y las voluntades de transitar por un camino que implique una mínima orientación a la reparación del daño cometido. El gobierno lo sabe. Es por eso que definió un 2% como el interés tope al que puede estar afecto un crédito educacional, es por eso que instaló sobre la mesa US$ 4 mil millones a la busca del tiempo perdido.

Pues bien, es tiempo de recuperar el tiempo. Es momento de hacer carne la reparación de los errores cometidos. Todos los chilenos que han pagado hasta ahora más de esa tasa de interés deben recibir de parte del Estado un cheque que les devuelva ese sobreprecio cancelado. No sólo sería el mejor aguinaldo de septiembre, sino que sería el más justo y merecido.

Todos los chilenos que enfocados en la ensoñación celestial de la educación y sus fantasías de un mundo nuevo y que fueron empujados al infierno de la desregulación, deben recibir su compensación.

La subvención escolar, también ella, debe ser modificada de inmediato. Una voluntad de reparación significa decir que se está dispuesto a poner el doble de lo actual.

Finalmente, mostrar una orientación a la compensación involucra introducirse en la educación misma. Es indispensable intervenir el ciclo educativo con actividades propedéuticas en dos o tres momentos posteriores al 7° básico, momento donde las desigualdades comienzan a ser infames. El diseño de esta forma de intervención puede variar, pero debe garantizar cubrir diagnósticos locales y capacidad de reacción sobre ellos.

La reparación es el primer gran consenso al que podemos aferrarnos. La gran discusión conceptual se ha abierto y enhorabuena es así. Pero eso no puede implicar la postergación de la mínima justicia. Es esa la convicción que permitirá vincular el criterio de responsabilidad y una ética pública saludable.

* Esta columna fue escrita en conjunto con el sociólogo y académico de la Universidad de Chile, Alberto Mayol.

———

Foto: La Repubblica.it

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de septiembre

Señores Muñoz y Mayol: He leído con interés vuestro interesante artículo, siendo atraído especialmente por el concepto de REPARACIÓN, cuando hablamos de educación pública.En efecto, he venido sosteniendo hace ya diez años, que la educación pública ha sido prácticamente destruida por el contubernio Concertación-Alianza quienes, con su perjudicial política de los consensos, se han repartido amigablemente sus zonas de influencia en el campo educacional. Hoy, después de un lento proceso de maduración, el absceso purulento y maligno, le ha estallado en la cara al señor Piñera, pero también le habría sucedido al señor Frei, ambos responsables de la situación actual. Entonces, ¿ quién tiene verdadero interés en buscar la solución ? ¿ Tendremos que exponernos nuevamente a llegar a ninguna parte? Los estudiantes, a quienes reconozco su inteligencia y preparación, tienen razón: Este es un problema IDEOLÓGICO. ¿Cuáles fueron las razones para derogar la Constitución de 1925? Si ya convivían armónicamente un ESTADO DOCENTE con LIBERTAD DE ENSEÑANZA. Si la Enseñanza Privada jamás ha estado amenazada en Chile, ¿ por qué entonces hacer cambiarlo todo? Allende, en marzo de 1971, al inaugurar el año escolar, ASEVERÓ: Respeto y haré respetar la Libertad de Enseñanza. Pero también agregó: la educación no es un negocio. Concluyo diciendo que, efectivamente, la Educación Pública debe ser restaurada, necesita una REPARACIÓN, por el daño causado a partir del Golpe Militar hasta la actualidad. Educación Pública al Estado; financiamiento directo, derogación del mecanismo de subvención escolar, que ha demostrado ser un fracaso en el ámbito público. Insisto, REPARACIÓN, REPARACIÓN AHORA.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)