La insalubridad de las universidades privadas - El Quinto Poder
#Educación

La insalubridad de las universidades privadas

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los jóvenes se han desarrollado en verdaderos guetos-basurales educativos, en donde la lógica mercado céntrica ha sido la imperante, por sobre la lógica ciudadano céntrica, en donde la educación, siendo un asunto público, ha sido desnaturalizada por el mercado, convertida en un desecho social peligroso, manoseada y adulterada en forma grave.

La Región Metropolitana tiene cerca de 76 vertederos ilegales y 360 microbasurales, solo diferenciados por su extensión, siendo los primeros de más de una hectárea. Existen 3 grandes vertederos ilegales, en donde incluso viven personas. Particularmente hay uno en el que viven cerca de 1.200 personas, quienes usan los desechos para su comercialización. Esta población no tiene agua potable, solo reciben de la municipalidad agua desde un camión aljibe una vez a la semana; no tienen alcantarillado, solo pozos negros; obtienen electricidad gracias a gestiones realizadas por el Serviu.

Es una población que vive en condiciones de salubridad similares a las que tenía Chile en el siglo XIX, pero en pleno siglo XXI. Como sociedad hemos permitido que estas situaciones aparezcan, se desarrollen y reproduzcan, con resultados deletéreos para la salud de las personas.

De manera similar se ha desarrollado la educación superior privada en nuestro país. Los jóvenes se han desarrollado en verdaderos guetos-basurales educativos, en donde la lógica mercado céntrica ha sido la imperante, por sobre la lógica ciudadano céntrica, en donde la educación, siendo un asunto público, ha sido desnaturalizada por el mercado, convertida en un desecho social peligroso, manoseada y adulterada en forma grave.

Es el fracaso de modelo imperante, que ha creado verdaderos guetos educativos, que han sido penetrados gracias a interfaces judiciales creadas por los mismos afectados, los alumnos, como es el caso de la Universidad del Mar. En estos guetos hemos podido ver como acceden falsos profesionales, falsos médicos a cargos operacionalmente claves en una universidad, como director del área de Salud, quien debe velar por el buen funcionamiento de las carreras, o visar a los titulados. Si esta persona no es quien dice ser, sus actos académicos y administrativos deberían quedar nulos, pues sus competencias son inexistentes. Es decir, se formaron profesionales bajo la supervisión de una persona incompetente y estafadora.

Sabemos además que las autoridades de la Universidad del Mar han declarado que estuvieron al tanto de esta falsa profesional, pero que lo permitieron para reducir los costos. Claro, si ellos mismos actuaron bajo la misma lógica del engaño, de la estafa. Ellos son los verdaderos responsables de esta desnaturalización educativa, destruyeron la gallina de los huevos de oro engañando al sistema, perforándolo con coimas millonarias que hoy son públicas.

Esta basura la conocemos de cerca y definitivamente es una tendencia, y lo que es peor, ha sido amparada y alimentada por el mismo sistema, como sucede con vertederos ilegales habitados por personas. Y como en ellos, muchos están acostumbrados a esta insalubridad y se han adaptado a la más pobre de las concepciones educativas. Han recibido la indignidad por años, les han dado de beber agua contaminada de mentiras, de errores y de sueños. Es un error que debe ser remediado, pues sus graves consecuencias hacen perder credibilidad al sistema, hoy totalmente defenestrado .El diagnóstico ya está hecho y la grave enfermedad con carácter de epidemia identificada. O desaparece el foco que produce la enfermedad, se regula la exposición al foco, o definitivamente, se extrae de ahí a los afectados.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
ana

02 de diciembre

No sé en otras sedes o en otras carreras de la U del Mar, pero en Fonoaudiología en la sede de Reñaca, los profesionales son competentes y la educación es de calidad, siento que era necesario aclararlo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

El mundo civil carece de normas para controlar los montos y procedimientos que se siguen en la compra de armas, es decir, la industria de la muerte sigue un principio del Neoliberalismo que es la “desregu ...
+VER MÁS
#Política

¿Le sirve a Chile mantener un gran ejército?