#Educación

La ceguera pedagógica en la política educativa

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Normal
0

21

false
false
false

ES-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

La pedagogía, como la ingeniería, es perspectivas que diseñan. Un ingeniero o ingeniera es alguien que resuelve problemas, y para ello diseña las soluciones. Ello requiere de fundamentalmente dos cosas: una herramienta para definir y delimitar el problema, y principios sobre los cuales diseñar una solución a un problema. Pero también se requiere un marco: el propósito, que permite evaluar si el problema se resuelve con el diseño propuesto, y también si es necesario mejorar el diseño con el fin de que cumpla con el propósito. En ese sentido, el propósito es algo superior al problema. El propósito define el problema.

Por ejemplo, si un ingeniero o ingeniera está diseñando un pelador manual de vegetales, el propósito queda inmediatamente establecido: pelar vegetales con una herramienta. Para ello, el problema se define en términos de las consideraciones a tener en cuenta en el diseño, como por ejemplo, la anatomía de la mano y el entendimiento del proceso de pelar vegetales. Ello da lugar también a principios, como que el material tiene que ser suficientemente duro y filoso como para poder pelar los vegetales y que tiene que ser manipulable con la mano, y por lo tanto se delimitan los posibles diseños (soluciones) al problema. Pero si el diseño sólo sirve para que las personas diestras usen el pelador de papas, entonces se establece un segundo problema bajo el mismo propósito: ¿cómo hacer que las personas zurdas puedan usar el pelador de papas? Y ahí va el ingeniero o la ingeniera a usar herramientas para entender el problema y principios para diseñar su solución, con el mismo propósito.

El trabajo de un profesor o profesora es más o menos similar. En este caso, el profesor o profesora diseña, todos los días, un ambiente que permitirá el aprendizaje de los niños y las niñas y los y las jóvenes a su cargo. Los ambientes para el aprendizaje cuentan con reglas, con espacios y arreglos físicos, con expectativas de contenidos disciplinares y lo principal: con tareas y relaciones e interacciones interpersonales. Ello se resume en la idea de la pedagogía, que es en si el diseño de la instrucción o la enseñanza con al menos esos elementos: espacio físico, reglas, tareas y relaciones interpersonales. Como todo diseño, debiese tener un propósito y principios que lo rigen. Sin embargo, los propósitos en educación son mucho menos claros, y también los principios que rigen el diseño de los ambientes de aprendizaje. Por ello es que pensar en reformas educativas sin establecer los propósitos de forma clara y operacional, no permite que una reforma sea exitosa.

De un tiempo a esta parte, la clase política Chilena ha mirado con desprecio la pedagogía, a pesar de la retórica de que la educación es lo primero y lo más importante. Es difícil encontrar alguna referencia a la pedagogía en los documentos políticos de reformas, como también es difícil encontrar alguna definición de un problema pedagógico real y “operacionalizable” a enfrentar con los diseños educativos que impactan diariamente: los de las salas de clase. Muchas veces, los problemas se definen en otros términos, principalmente los impuestos por la tecnocracia y los valores de la creatividad del sistema financiero. Es así como los problemas en educación no son más que los números en los tests (PISA, TIMMS, SIMCE, PSU), los recursos (gatos por alumno, gasto por profesores, etc.), o las interpretaciones de esos números por parte de quienes pretenden influir en la política educativa. Por consiguiente, los diseños de solución atienden a esos problemas sin la necesidad de mirar la pedagogía. Lo que se evalúa son esos indicadores, y a quiénes se premia es a quienes hacen subir esos indicadores. El sistema de reforma, al negar la pedagogía, niega el rol de los profesores. Ello a pesar de la retórica que los responsabiliza por el aprendizaje son los profesores.

Otro de los problemas de la retórica de la reforma es la idea de la competencia. Por ejemplo, la idea de que Chile está detrás de los “países desarrollados” en estos tema. Sin embargo, cuando uno busca definiciones de países desarrollados, ello se hace en términos de ingreso per cápita (otro indicador financiero) más que en términos de los sistemas educativos y su principal componente diario: la pedagogía. Ello le resta valor a los diagnósticos tan apocalípticos de algunos movimientos que pretenden influir la política educativa.

Viéndolo así, la forma en que la política educativa trata a la pedagogía hace sentido con la forma prescriptiva que tiene para con los profesores. El discurso típico es culparlos de los bajos puntajes (como problema) o premiarlos por los no tan bajos (como solución). Sin embargo, no pareciera que un profesor hace la diferencia. Un estudio aparecido en la prensa dice que los profesores enseñan de la misma forma en colegios privados y públicos, y los resultados, como sabemos, son totalmente diferentes. Si seguimos definiendo el problema sin un propósito, o con herramientas que no son tan claras respecto al propósito, siempre será más fácil ver las soluciones educativas desde la ingeniería que desde la pedagogía. Y ello le hace un gran daño al sistema y a las experiencias diarias de los estudiantes en la sala de clases.

—————————————

Foto: Escuela San Miguel de Talca – Chile Ayuda a Chile / Licencia CC

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

14 de Noviembre

Concuerdo con lo que señalas. Creo además que la educación repruduce modelo egoistas y acumuladores por sobre modelos solidarios. La escuela por sibre todo nos enseña a competir en lugar de compartir.Bueno, me imagino que solo así se puede sostener el modelo neoliberal, donde es lejos más importante ser mejor alumno que ser mejor compañero.

En general hablar de políticas educativas retrotraen a la escuela la conversación, dejando de lado , por ejemplo politicas asociadas a la educación permanente o “long life learning” como dirían los siúticos. Sépanlo, Chile envejece más rápido que varios países en Latinoamérica, por lo tanto las ventanas de oprtunidad para educarse claramente deben abrirse también a todos aquellos que el “sistema educativo” no los alcanzó a salvar.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación