#Educación

Fin al lucro: la autocrítica no basta

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es nuestra tarea devolver lo público y lo social a la ciudadanía. Requerimos un cambio estructural para no seguir concentrando guetos educativos, sino promoviendo universidades con servicio público, sin fines de lucro, con extensión e investigación de cara al proyecto país que debemos construir.

Han pasado más de dos años y medio desde que más de un un millar de chilenos salió a la calle a exigir más derechos sociales. Entre ellos, educación gratuita y fin al lucro.

Aquellos que nos movilizamos también desde la otra esfera, los estudiantes de la educación superior privada, aquellos que somos víctimas de un sistema educativo desigual, donde nuestra base pública tiene su destino la educación superior privada, somos en la retina de la opinión pública parte de esas de esas instituciones que lucraban con la educación, según el informe de la cámara de diputados del 2012 o los informes de la contraloría.

Hoy con el conflicto de la Universidad del Mar, persisten nuestras demandas de denunciar el negociado en la educación. Este sigue persistiendo ante la vista de quienes deberían fiscalizar y legislar, vale decir, la clase dirigencial.

El negociado continua día a día a través de sociedades espejo, carteras de deudores valoradas a precio mercado o externalizando los servicios de infraestructura, equipamientos y curriculares, siendo ellos mismos los dueños.

No podemos permitir que el Estado siga subsidiando a la banca, ni a la demanda de privados, sin fiscalización. Ya en Estados Unidos la política de créditos libres sin regulación ha traído burbujas inmobiliarias, dando una clara señal de que este sistema sólo privilegia a quienes velan por la codicia.

Patético  es como se ríen nuestras caras, la Concertación culpa a la Alianza y viceversa, sin entregar avances ni proyectos de ley que eliminen de raíz el problema. En  la colectividad “progresista” hay presidentes de directorios, rectores y decanos cómplices de tamaña corrupción. No basta una autocrítica, lo mejor es que estén en las cárceles quienes aún ven de esto un negociado y no un derecho social.

Ya cayó Urrutia. Pueden ser más; esperemos que la labor del Fiscal  Gajardo así lo determine. El proyecto país que los movimientos sociales han necesita que alguna institucionalidad pueda darnos la mano que nos han quitado durante 20 años.

Necesitamos devolver a la política lo social lo esencialmente público, esa que brille por la justicia social. Necesitamos instalar nuevamente al movimiento social  estudiantil  en la agenda programática de quienes nos gobernarán.

Es nuestra tarea devolver lo público y lo social a la  ciudadanía. Requerimos un cambio estructural para no seguir concentrando guetos educativos, sino promoviendo universidades con servicio público, sin fines de lucro, con extensión e investigación de cara al proyecto país que debemos construir. Ese Chile más justo y por fin amigo de quienes siguen esperando las transformaciones sociales.

——–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad