#Educación

Fin a la selección: Las bases biológicas del entendimiento humano

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen


Para la realización total de la autopoiesis los fundamentos neoliberales deben ser cercenados, para la autorrealización de aquella necesitamos emprender vuelo a una sociedad sin clases. Comencemos por reaprender a convivir. Toda cultura es hibrida y alcanza su potencial por esto. La reforma es el punta pie inicial.

El pasado 18 de octubre Humberto Maturana fue distinguido, entre otros méritos, por su gran contribución a la teoría de sistemas, teniendo como andamiaje principal a la teoría de la autopoiesis. En lo personal, el año 2009 ocurrió mi acercamiento a Maturana a través de la lectura de “El Árbol del conocimiento”. Embaucado en un proceso de inflexión en el conocer, el libro de Maturana y Varela vino a sacudir aún más el cuestionamiento epistemológico gritándonos en la cara “¿cómo conocemos?” Esto no sólo es un cuestionamiento a nivel abstracto, sino que, como se señala en la misma obra, “conocer es hacer y hacer es conocer”, principio que rompe con la clásica -pero aún presente en Chile- división entre mente y cuerpo -basta ver la vasta distancia existente entre el currículum basado en competencias y la escuela-.

Aplicado en educación la pregunta por el conocer lleva a preguntarnos ¿qué es la educación? ¿qué es educar? ¿para qué educamos? ¿para qué son las escuelas? El escenario ditirámbico que tiene en el proscenio, este año, a la reforma educacional ha instalado nuevamente el cuestionamiento epistemológico y por ende ideológico. La discusión entroncada fundamentalmente en el fin a la selección y al lucro nos ha puesto en alerta sobre un tema que la sociedad neoliberal había deshechado: la educación no es mera responsabilidad de esta institución. Tanto en la práctica como en la proclama, las familias -entendida como cualquier núcleo básico que cubre las necesidades biológicas, emocionales e intelectuales al niño-, y la sociedad, es decir el espacio público y privado, han olvidado su interrelación. Una sociedad neoliberal desdeña esto ya que el individuo no cuida otra cosa que su metro cuadrado, una sociedad neoliberal olvida que la educación -ampliando el concepto en toda su extensión- no sólo se debe encargar de formar buenos técnicos o profesionales.

Basta revisar un video de la marcha de la CONFEPA para percatarnos de una de las respuestas posibles al cómo conocemos. Erróneo es señalar que los asistentes a la marcha eran todos manipulados por la derecha –vivimos en una sociedad del placer, no del castigo- Inocente e irresponsable es seguir sosteniendo la tesis de la manipulación porque eso es negar y quitarle la responsabilidad a los que se alzan contra la reforma.

El rechazo se debe a la adhesión y reproducción del valor fundamental de la sociedad neoliberal, el individuo egoísmo y competencia. El rechazo es una reacción que responde a los mismos cánones de la sociedad neoliberal; en vez de conocernos nos informamos del resto, información en clave de espectáculo. El individuo anda saltón solamente por enterarse de que su metro cuadrado va a ser invadido. Los adherentes a la marcha de la CONFEPA, siendo reproductores acríticos de los valores dominantes, entran en contradicción porque, cosa obvia, no conocen la reforma, y, lo más peligroso, es que al individuo neoliberal no le interesa conocerla, al individuo no le interesa conocerse con otros, al individuo no le interesa convivir.

La sociedad neoliberal es una sociedad que niega su carácter autopoiético, una sociedad atrofiada, que niega el hecho de que somos sinécdoque, de que somos partícula y no individuo, de que sólo reconociéndonos podremos asegurar nuestra existencia. Para la realización total de la autopoiesis los fundamentos neoliberales deben ser cercenados, para la autorrealización de aquella necesitamos emprender vuelo a una sociedad sin clases. Comencemos por reaprender a convivir. Toda cultura es hibrida y alcanza su potencial por esto. La reforma es el punta pie inicial.

TAGS: #Reforma Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia