#Educación

El triángulo de las bermudas de la educación

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las familias, esperanzadas en la capacidad intelectual de sus hijos, depositan en ellos sus esperanzas de ascender socialmente, de cortar la maldición generacional de la pobreza que acecha a todos sus antepasados.

Aún recuerdo una experiencia vivida en mis primeros años de movilización, mientras era alumno del liceo Manuel Barros Borgoño. La hermana de una amiga era estudiante de medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Carrera prestigiosa, caracterizada por su trato directo con la vida y la salud de las personas; universidad prestigiosa que la consultora británica QS ubica como la mejor de Latinoamérica. En conclusión, una estudiante de élite con gran “proyección social”. Sin embargo, al preguntarle por su motivación al elegir aquella carrera, me llevé una gran sorpresa. Con actitud pétrea me respondió: “Sólo estudio medicina para ganar dinero, no me interesa tener contacto con los pacientes. ¿Para qué voy a estudiar tanto si no obtendré ganancias proporcionales a mi esfuerzo?”.

El ejemplo anterior es sólo uno de miles. Estudiantes que motivados por el dinero seleccionan carreras que no coinciden con la esencia y la actitud que poseen para ejercerla. Y no estoy en posición de criticarlo actualmente con la realidad que vivimos en Chile, pues como dice el dicho popular “cada uno sabe dónde le aprieta el zapato”. Las familias, esperanzadas en la capacidad intelectual de sus hijos, depositan en ellos sus esperanzas de ascender socialmente, de cortar la maldición generacional de la pobreza que acecha a todos sus antepasados.

La reforma, ¿se ha hecho cargo de esto? ¿Tendremos profesionales altamente calificados para alcanzar el desarrollo, si los estudiantes no aman su profesión, sólo los satisface económicamente?

En este afán de progreso social, podemos identificar uno de los motivos por los cuales existen tantas universidades que no cumplen con los estándares de calidad mínima. El lucro en estas instituciones ha sido la respuesta ante la avaricia de “emprendedores” que juegan con las esperanzas de miles de familias. ¿Cómo podemos solucionar esto?

Si ocupamos las herramientas que nos proporciona la política comparada y observamos afuera de nuestras fronteras, podríamos encontrar la solución. Suiza, un país modelo que ocupa el tercer lugar en desarrollo humano, resolvió este problema hace décadas. Allí los alumnos no son medidos por notas, sólo los últimos años obtienen calificaciones de acuerdo a su esfuerzo en el estudio, y quienes logran los puntajes más altos entran directamente a la universidad. Aquellos que decidieron “tarde” en acceder a una de estas instituciones educativas, igualmente pueden hacerlo mediante pruebas especiales. Aquellos que no poseen la motivación suficiente, no se preocupan en demasía por ascender socialmente, pues saben que la remuneración por su trabajo como gásfíter, obrero o funcionario de aseo será prácticamente la misma a lade un médico, un abogado o un ingeniero. El principio rector de este sistema puede ser traducido en las siguientes palabras: a la universidad ingresan todos aquellos que tienen ganas de estudiar una carrera de acuerdo a sus motivaciones vocacionales, no económicas. Esto es lo que ha llevado a este país ser lo que es. No existe una cantidad desproporcionada de universitarios, sin embargo, los hay son de excelencia.

Si seguimos el ejemplo suizo en el sistema de selección educacional, pero no introducimos un cambio profundo a la distribución de la riqueza en el país, las motivaciones y consideraciones al estudiar una determinada carrera seguirán siendo influenciadas por la movilidad social y la cantidad de universidades que no cumplen con los estándares de calidad seguirá en aumento. Claramente estos temas han sido el “triángulo de las bermudas” de la reforma educacional, donde todos se pierden y cualquiera que levante la voz respecto de esta problemática es acallado.

El cambio no debe efectuarse modificando estructuras para optimizar el actual sistema, sino para comenzar a construir desde cero. Inmiscuirse en los principios generales que regirán la educación es el camino al cambio de paradigma.

TAGS: #Reforma Educacional Movilidad Social Selección Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja