#Educación

El futuro de los textos escolares

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Qué rol juegan, o debieran jugar, los textos de estudio en nuestro sistema educativo? No es una cuestión menor dar respuesta a esa pregunta. El texto de estudio pretende ser un instrumento de apoyo a la implementación del currículum nacional y el logro de los objetivos de aprendizajes por los estudiantes. En este sentido, su rol es complementario a los demás instrumentos curriculares que existen en el sistema y que buscan orientar y apoyar la labor docente y del propio estudiante en su proceso de aprendizaje. Esta definición amplia, pero funcional y clara, deja la puerta abierta para definir las características de los textos escolares de acuerdo a las realidades y necesidades particulares de los distintos sistemas educativos.  Vale decir, distintos escenarios educativos, con distintas características, situaciones socioeconómicas, bases culturales, debieran definir distintas características para sus textos escolares.  En educación no hay recetas universales y toda experiencia es situada. Los textos escolares no son la excepción. 

Así entonces, ¿cuáles son las características del texto de estudio que necesitamos en Chile, para poder decir que contamos con un instrumento efectivo en el apoyo al logro de los objetivos educativos que se ha trazado nuestra sociedad? Y junto a esto, ¿cómo podemos optimizar al máximo los recursos con que contamos, para que nuestros textos tengan esas características?
 
La relación del docente con los textos de estudio es compleja. Tradicionalmente (y con esto me refiero a la tradición que constituye el uso, errado o no) el texto ha sido utilizado por el docente como el texto guía para el desarrollo del plan anual de clases. Contenidos breves, actividades de aprendizaje, actividades de evaluación, viñetas con datos curiosos o tips para entender o enfrentar algún tipo  de test, abundan en nuestros textos escolares. A tal punto abundan que uno se pregunta si no es que están pretendiendo reemplazar al propio docente. 
 
Por su parte, para los estudiantes, en la gran mayoría de los casos el texto representa la única fuente de información sobre los contenidos y temáticas de las distintas asignaturas que debe cursar. Si consideramos que la existencia de libros en los hogares chilenos es significativamente baja, el texto de estudio se vuelve un elemento indispensable para que el estudiante pueda informarse y profundizar.
 
Así las cosas, el texto es un elemento central de nuestros procesos educativos, y es imperioso contar con los textos que necesitamos, aquellos textos que permitan potenciar el desarrollo integral de nuestros estudiantes. Las nuevas tecnologías de la información nos ofrecen una oportunidad inmejorable para abordar esta tarea. Pero Chile es un país con tremendas desigualdades sociales, un país donde gran parte de la población no posee libros en casa, donde la conectividad aún, aunque se han realizado esfuerzos, no permite alcanzar el desarrollo e implementación de una cobertura total sobre el país. Los desiguales ritmos de integración digital al interior de nuestra sociedad nos hablan de los problemas que enfrentamos. Mientras en las ciudades y algunos centros educacionales de las principales ciudades del país, los smartphones, tablets y demás artefactos de interconectividad digital se vuelven cotidianos, existen amplias zonas de nuestro país que aún no cuentan con acceso real a la red de internet. El acceso a tecnología de punta aún es muy segmentado.  Si bien se ha avanzado mucho en conectividad, en extensas zonas la conectividad aún es de muy baja calidad y lenta. Los dispositivos suelen tener precios que se alzan por sobre los dos sueldos mínimos, que si bien ya vamos contando con una generación de nativos digitales, en cuanto han crecido y se han formado en las lógicas de la información digital, no cuentan con todas las posibilidades reales para aprovechar y desarrollar esas potencialidades, tan necesarias para el futuro en el que ya estamos caminando.
 
Son muchos las experiencias de masificación de artefactos digitales desarrolladas desde el estado a fin de acortar la “brecha digital”. Sin ir más lejos, aquí en la región, está el Plan Ceibal, en Uruguay y el proyecto Conectar Igualdad en Argentina, que buscan entregar un netbook a cada uno de los estudiantes y docentes del país y mejorar las condiciones de conectividad. Es la que ha primado a la hora de enfrentar el problema, sin embargo, es bueno mirar también que está sucediendo más allá de la región. La experiencia de Corea presenta algunos elementos interesantes de los cuales quizás podríamos aprender algo. El proceso de digitalización de textos descansa en la idea de la “nube”. La digitalización del texto significa el que cada estudiante tiene su propio texto, disponible, con sus comentarios, con sus anotaciones, en el lugar en el que él se encuentre, pudiendo acceder a su texto desde cualquier dispositivo, lo único que necesita es un punto de conexión. 
 
Sin lugar a dudas, la respuesta debe ser integral. De nada nos sirve contar con excelentes recursos instalados en la red si no podemos acceder a ellos, pero tampoco es solución el dotar de hardware a todos nuestros estudiantes si no solucionamos el tema de la conectividad. Todo parece indicar que el movimiento es hacia la “nube”, hacia la disponibilización de la información en forma ubicua, de forma de impactar efectivamente en los procesos de aprendizaje de los estudiantes. Ese es el desafío que debemos enfrentar y el que debiera ser prioritario en el momento en el que nos encontramos.  
 
* Maximiliano Moder es Jefe de Gestión de Contenidos del portal Educarchile
** Sobre textos escolares también te recomendamos leer la entrada de Hugo Martínez, "Qué textos escolares necesitamos para Chile", y la de Eugenio Severín, "Textos escolares digitales para Chile".
————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de marzo

Me parece fantástico que un medio digital de excelencia y pionero como es EducarChile se manifieste y participe de este debate.
Considero si que:
-La brecha digital, en el sentido de la conectividad y el hardware (en su amplio espectro) no existe y la que hubiese aún, será superada en creces antes de que se masifique los contenidos en formato digital por parte del Mineduc.
-Por otro lado, el enfoque de la segunda brecha digital, usualmente asociada a los contenidos, es ya parte de la cultura de quienes trabajan o están expuestos al ámbito educativo y el apoyo de las TICs en los procesos de enseñanza-aprendizaje.
-Y en tercer lugar, la estructura cada vez más validada que apunta a los aprendizajes y habilidades del siglo xxi, exponen claramente que los contenidos, con toda la importancia que han de tener, no deben descuidar los enfoques y habilidades paralelas de apoyo, como son:
Discriminar y filtrar información
Dar sentido
Cruzar múltiples disciplinas
Colaboración virtual
entre otras.

Patricio López.
SerProductivo Consultores

link mapa conceptual de habilidades 2020.
http://www.iftf.org/system/files/deliverable/IFTF_FutureWorkSkillsSummary.gif

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)