#Educación

Educación cívica, cultura oficial y lecturas obligatorias

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Queremos ciudadanos informados, cultos y con conciencia cívica? Entonces discutamos una educación cívica crítica que incorpore las demandas de los distintos sectores y movimientos sociales, hablemos de por qué muchos creen que es necesario una asamblea constituyente, hagámonos cargo de los legados y prácticas autoritarias que continúan existiendo y, sobretodo, escuchemos como las nuevas generaciones entienden y perciben la participación política.

Para algunos el supuesto absentismo electoral que afectó a las recientes elecciones municipales se debería en parte a la débil conciencia cívica de nuestros jóvenes y a la falta de educación cívica formal. Asimismo en algunos foros literarios se ha escuchado que sería necesario establecer listas obligatorias de lectura, definiendo más claramente lo que debiera leer la gente en las bibliotecas públicas desde Arica a Magallanes. En otras palabras, imponer una lectura que “culturice” a quienes son percibidos como “incultos”.  Ambas opiniones, aunque abarcan temáticas distintas, tienen una matriz común: la creencia de que es necesario imponer una cultura,una forma de pensar, una manera de entender la política a todas y todos los chilenos.Con ello se niega, una vez más, la gran variedad, originalidad y diversidad de tradiciones y saberes que existen no solo a lo largo de todo el país sino dentro de una misma ciudad y comunidad.

¿Más educación cívica? Mi recuerdo de las clases de educación cívica, tanto en la enseñanza media como en la universidad, era la memorización de leyes, la lectura no crítica de una constitución ilegítima y antidemocrática y la celebración de nuestras llamadas instituciones políticas. Los constantes esfuerzos del Ministerio de Educación por eliminar la historia reciente de los contenidos del programa escolar y de cambiar de nombre a los procesos históricos más controvertidos (y con ello oscurecer su real significado) no ayudan en nada a fortalecer la alicaída educación cívica de nuestros jóvenes. Las prácticas represivas contra el movimiento estudiantil, la constante e impune violación de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas, las actitudes y diatribas anti-democráticas de algunos ex alcaldes o un padrón electoral que incluye mas muertos que vivos poco ayudan a fortalecer nuestras instituciones cívicas y menos aún a convencer a estudiantes de que estas son las bases de nuestra democracia.

¿Lecturas obligatorias? Tampoco han estado ausentes las opiniones de quienes creen que es necesario llenar nuestras bibliotecas de los llamados clásicos y de la necesidad de estimular la lectura de textos considerados culturalmente superiores. Sin desconocer en modo alguno la riqueza de muchas obras clásicas y la importancia de democratizar el acceso a todo tipo de manifestaciones y expresiones culturales, resulta irónico hablar de lecturas “obligatorias” sin hablar de las bibliotecas que se caen a pedazos en algunos rincones del país, de ferias de libros y encuentros literarios que no salen del centro de Santiago, de salas de lecturas frías y húmedas o de estantes llenos de libros que no responden ni a las inquietudes ni a los intereses de los lectores.

¿Queremos ciudadanos informados, cultos y con conciencia cívica? Entonces discutamos una educación cívica crítica que incorpore las demandas de los distintos sectores y movimientos sociales, hablemos de por qué muchos creen que es necesario una asamblea constituyente, hagámonos cargo de los legados y prácticas autoritarias que continúan existiendo y, sobretodo, escuchemos como las nuevas generaciones entienden y perciben la participación política.

¿Queremos más lectores, más libros, bibliotecas llenas? Mejoremos la infraestructura, democraticemos el acceso y sobre todo respetemos la diversidad cultural de nuestro país. Un sistema político y educacional que continúa imponiendo visiones e interpretaciones de lo que se debe saber, leer y pensar continuara creando y reforzando una ciudadanía que no tiene espacios legítimos para participar ni libros en las bibliotecas que leer.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Margarita Muñoz Barahona

21 de enero

Pero esto se hace niño a niño, grupo por grupo de estudiantes, escuela por escuela y con amor en el corazón. Amor por educar con libertad para aceptar que más allá de nuestras legítimas aspiraciones de formar o contribuir a formar personas libres y conscientes, están esas personas con sus aspiraciones propias, las cuales, a lo más ayudamos a descubrir.

¿Deberían dar educación cívica nuevamente en los colegios? | Estudios | Red de Universitarios

24 de julio

[…] hagámonos cargo de los legados y prácticas autoritarias que continúan existiendo”, afirmó Vergara, poniendo énfasis en la visión de los jóvenes sobre la participación […]

¿Deberían dar educación cívica nuevamente en los colegios? | Educación | Red de Universitarios

25 de julio

[…] hagámonos cargo de los legados y prácticas autoritarias que continúan existiendo”, afirmó Vergara, poniendo énfasis en la visión de los jóvenes sobre la participación […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?