#Educación

¿Debe un niño de Puerto Cisnes recibir la misma educación que uno de Providencia?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Podemos aventurar la siguiente reflexión: si bien es cierto, la educación debiera forjar las mismas oportunidades para las personas, aquello es muy distinto a suponer la misma educación para todos. Es decir, la pedagogía debe ser pertinente, tanto al contexto educativo, como al estudiante.

Pareciera muy tentador dar respuesta a los requerimientos de la educación actual desde la forma (y se puede), sin necesidad de centrarse en el fondo. Hoy en día, más que nunca, se debiera partir por examinar el ¿Para qué educar?, de tal manera luego apuntar a la forma, el ¿Cómo educar? ¿Dónde? ¿Cuándo?, etc.

Hace algunos días, un arquitecto me señalaba la importancia de los estímulos en el aprendizaje de los niños. Discutíamos el trayecto de un muchacho de barrio en Buenos Aires que para ir al colegio, podría recorrer un trecho que lo llevaría desde pasadizos borgeanos, pasando por los pabellones de Le Corbusier en la UBA, para terminar en un colegio Waldorf. Aquel recorrido bien informado, tal vez por su padre, estaba repleto de estímulos. En una vereda diferente, un niño que camina por un trecho de tierra hacia su escuela rural, aventuramos, carece de estímulos. Por lo tanto, concluíamos apresurados, el muchacho urbano, rodeado de información, corre con ventaja en la travesía por educarse. Tras el diálogo, arribamos en un matiz distinto: no necesariamente el niño rural adquiere del contexto menos estímulos para aprender, al contrario, su relación con la naturaleza, su comprensión del medio ambiente, su empatía con lo ecológico, su apreciación del silencio o su manejo del espacio, precisamente, son poderosos estímulos que el niño que ha estado frente a una casa de Le Corbusier en Buenos Aires, no tiene. No obstante, nos preguntamos, ¿la escuela se hace cargo de fortalecer los estímulos del contexto en aquel estudiante rural?

Podemos aventurar la siguiente reflexión: si bien es cierto, la educación debiera forjar las mismas oportunidades para las personas, aquello es muy distinto a suponer la misma educación para todos. Es decir, la pedagogía debe ser pertinente, tanto al contexto educativo, como al estudiante. Por supuesto que subrayar la importancia de una educación distinta para todos, corre el riesgo de ser mal comprendida como un eufemismo en defensa de la aberrante segregación educativa en nuestro país; aquello que Jorge González lamentaba al preguntarse si poner a su hijo en el colegio de los jefes o en el colegio de los obreros. Defender la segregación es contradecir una educación que desarrolle las mismas oportunidades. En cambio, defender que la educación no debe ser igual para todos, no debiera ser entendida en el eje de la segregación socioeconómica, sino en el eje del contexto educativo, partiendo nuestros propósitos docentes desde lo evidente que resulta advertir que no podemos educar de igual manera a un niño de Providencia que a un niño de Puerto Cisnes, porque los aprendizajes no serán relevantes. Debemos pretender una educación distinta para cada uno, para forjar, insisto, las mismas potencialidades de desarrollo.

Partir de supuestos como éste, nos ayudaría a clarificar el para qué educar, exigiendo repensar el curriculum nacional y, sobre todo, plantear nuevos mecanismos de evaluación de la educación, y no tomar decisiones sólo centradas en los clásicos rankings de enero y abril de los determinantes puntajes PSU y SIMCE, respectivamente.

————

Foto: Alvaro Tapia

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Nicolás Alfonso Castro Jofré

08 de junio

Que clasista el comentario, como decir enviemos a los profesores mas pencas pa regiones y dejemos los mejores de Providencia para arriba y todo lo que tenga que ver con la formación de un alumno. Ni si quiera debe conocer este tipo Puerto Cisnes, donde su Colegio y Liceo municipal se encuentran en el pueblo, zona urbana y no en el campo, zona rural.

17 de octubre

Probablemente me expliqué mal en la nota, ya que mi propósito era subrayar completamente lo contrario. Mi crítica va a la estandarización y determinación transversal sobre todos los estudiantes, sin que se respete su individualidad, identidad y necesidades contextuales.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión