#Educación

Cuatro estrategias contra la influencia perversa del SIMCE en las escuelas

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En medio de la euforia de publicación de resultados, compartimos algunas estrategias para luchar contra la influencia negativa del SIMCE en los procesos educativos.


Hay que apoyar estrategias de mejora que surjan desde los actores y que aporten a construir capacidades sostenibles y contextualizadas en los centros educativos. Las escuelas y liceos pueden crear sus propios instrumentos para evaluar su funcionamiento.

El SIMCE siempre ha tenido un objetivo escondido, no publicitado, de mecanismo de control del currículum y como elemento de información de mercado para los usuarios. Es iluso de nuestra parte esperar que las autoridades quienes han validado este sistema tras sucesivos gobiernos lo quiten. Públicamente se señala que es para mejorar la calidad o que es un instrumento de diagnóstico, pero en la práctica la información que arroja es prácticamente inútil para los centros educativos por el desfase en la entrega de resultados y porque su interpretación a nivel interno de los centros educativos no aporta información sobre las causas. No aporta nada que los profesionales ya no sepan a los procesos de reflexión.

Desde nuestro punto de vista, el SIMCE es un instrumento perjudicial que motiva una serie de mecanismos encadenados de presión (el sostenedor presiona a directivos, estos a los docentes, estos a los estudiantes y los padres a las escuelas mediante la elección del centro). Estas presiones afectan la calidad de vida de la comunidad educativa. Los motivos para presionarse son más por cuestiones de prestigio del centro o para estar bien valorados en el mercado, en desmedro del buen aprendizaje.

Desde el punto de vista del profesorado las motivaciones para ser cómplices suelen ser no perder el trabajo, querer ser considerado buen profesional o conseguir los bonos por rendimiento SIMCE. Estas presiones afectan el clima del centro, las relaciones entre los profesionales de la educación y las relaciones con los estudiantes. Además las escuelas suelen gastar tiempo valioso en entrenar para este test, quitando el tiempo para la construcción experiencias de aprendizaje activas, más profundas y complejas. El Ministerio gasta gran cantidad de recursos en ejecutar el test cada año.

Desde nuestro punto de vista la estrategia más eficaz para contrarrestar su influencia es resistirse a participar en las dinámicas que promueve:

1. No enseñar ni entrenar para el SIMCE. Enseñar para test no permite que los estudiantes se preparen para la toma de decisiones en un mundo complejo y dinámico.

2. No rendirlo. Quedarse en casa el día del test como forma de protesta, no es ilegal.

3. Negarse a participar en la difusión de sus resultados. Para que el SIMCE funcione se requiere la complicidad de los actores en la difusión de sus resultados. Negarse a difundir rankings y análisis comparativos que no aportan a la mejora del centro es una estrategia efectiva.

4. Ejercer el pensamiento crítico y profesional visibilizando los efectos negativos, los intereses detrás del test, y el uso que hacen los diferentes grupos de influencia de sus resultados.

Desde nuestra visión de la educación abogamos por un empoderamiento de la profesionalidad de las escuelas. Y apoyamos estrategias de mejora que surjan desde los actores y que aporten a construir capacidades sostenibles y contextualizadas en los centros educativos.

Estamos en contra de políticas basadas en la desconfianza hacia los profesionales y que quitan poder a los actores de la educación. Las escuelas y liceos pueden crear sus propios instrumentos para evaluar su funcionamiento. Sin duda serán mucho más baratos, contextualizados y útiles porque aportarán información relevante para la mejora. Invitamos a trabajar al Ministerio de Educación en esta dirección.

TAGS: #SIMCE Currículum Evaluación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cynthia Carrasco

10 de Mayo

Igual es entendible la presión en los colegios municipales para rendir bien en el Simce. Mis hijos estudian en un colegio privado, donde los sueldos de los profesores no dependen de los bonos Simce, donde los niños no se entrenan para rendir una prueba, se les entregan habilidades y conocimientos. Esto en la libertad de un colegio privado, porque las presiones económicas sobre los municipales los obligan a entrar en el juego

13 de Mayo

No son solo los colegios municipales. Es una situación más transversal.

09 de Diciembre

Las Escuelas privadas y subvencionadas particulares, ensayan durante todo el año pruebas del Simce, porque ellos creen que el programa es el Simce, porque para ellos ese su negocio, por lo tanto se descuida los hábitos y valores, que son parte de la enseñanza integral, pero está primero el negocio, lo doy firmado, porqué trabajé en las dos modalidades y los colegios subvencionados me exigíian, ensayo del Simce, mientras que en los municipales tratábamos formar más integralmente a nuestros alumnos, que es lo que debe enseñarse en una verdadera escuela pública, ya que los hábitos y valores en la casa no se enseña, sino dicen para eso está la escuela, por eso los alumnos en Chile, no tienen hábitos de limpieza, ni valores, solo le interesa ala competencia entre los alumnos, para eso el Simce es su programa y para eso paga.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador