#Educación

Colón, Magallanes-Elcano y Cortés

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Es el año 2019. Quinto Centenario. 5 siglos de dos gestas que cambiaron el mundo (de verdad): La vuelta al mundo de Hernando de Magallanes y Sebastián Elcano, y la conquista de México por parte de Hernán Cortes.

Y abruma, hablando como historiadora, que haya un enorme silencio al respecto.

Recuerdo el Quinto Centenario en 1992, cuando se conmemoró el “encuentro de dos mundos”, o “choque” en realidad. O sea, cuando Cristóbal Colón y sus hombres llegaron al Nuevo Mundo. Un Nuevo Mundo para ellos pero también un Nuevo Mundo para los indígenas que vieron todo su modo de vida trastornado e incluso destruido por la imposición de una cultura foránea ajena que se negó a respetar la autóctona. Conferencias, charlas, estatuas… todo un movimiento para debatir sobre el tema y revisar el pasado mirándolo como pudo realmente haber ocurrido y no como lo habían enseñado. Eso fue lo interesante en 1992: Hubo un enorme debate continental e incluso intercontinental sobre Colón como figura histórica y como ser humano, la relevancia del hecho, las consecuencias, replanteamientos sobre Hernán Cortés e incluso hay interesantísimos textos sobre Pedro de Valdivia, y sobre nuestra historia tanto indígena como mestiza. Lo más curioso es que la mayor parte de esas esas discusiones y análisis de lo ocurrido hace 500 años estuvieron desprovistos de juicios de valor. La mayor parte del tiempo la atención fue conocer (o más bien re-conocer) ese hecho, quitando la palabrería barata de leyenda negra. Ni los indígenas eran inocentes  ni los españoles eran unos demonios. Ambos, indígenas y españoles, eran personas, y 1992 fue el momento de estudiarlos como tal.


Vemos como la figura de Colón es denostada por nuevas generaciones que lo tratan de "genocida", culpándolo de todas las masacres indígenas desde 1492 hasta la que ocurre en estos momentos en el Amazonas.

Ahora, enfrentados a dos actos tan relevantes para la historia humana, como fue la conquista de México y la vuelta al mundo, es insólito que vayan a pasar ignorados salvo por un grupo de especialistas que hablarán en conferencias reducidas sobre estos hechos. Y todo porque, en un nuevo capítulo del “retroceso cultural” que estamos padeciendo, estamos ante una historia en que sólo debemos recordar a los personajes considerados positivos, buenos y bonitos, y derrumbar estatuas o cubrir a los personajes que consideramos malos o que no calzan en nuestra moralina actual.

Así, vemos como la figura de Colón es denostada por nuevas generaciones que lo tratan de “genocida”, culpándolo de todas las masacres indígenas desde 1492 hasta la que ocurre en estos momentos en el Amazonas, y exigiendo que se retiren estatuas y se cubran o se borren pinturas. Colón no es precisamente mi personaje histórico favorito, ni siquiera me simpatiza, pero la actitud que se está tomando con él es demonizarlo al grado que me es imposible que no me remueva la náusea contra personas que actúan como hicieron en la ciudad de Los Ángeles, USA , en donde se retiró una estatua de Colon porque fue “el culpable del mayor genocidio de la historia”. ¿De qué están hablando? ¿Cuál genocidio? El historiador Roger Crowley señala que Colón “abrió una era de asesinato masivo por parte de los conquistadores europeos”. ¿De qué habla? ¿Entonces la masacre brutal de los incas contra los carangues y cayambes del norte de Ecuador, que se conoce como la Batalla de Yahuarcocha, ocurrida en las orillas del lago Yaguarcocha, ocurrida  probablemente entre 1481 y 1520 (de la que conocemos gracias a las crónicas españolas) ¿solo fue un accidente? Además, una de las cosas que siempre llama la atención es el hecho que matanzas, matanzas como tales, hechas por españoles contra indígenas durante la conquista, no fueron ni remotamente tantas como las cometidas por los mestizos republicanos contra los indígenas durante el período republicano. Nuestra república chilena cometió más matanzas contra los indígenas a finales del siglo XIX que las realizadas por los españoles en toda la Colonia, incluso considerando la Guerra de Arauco. ¿O ignoramos que a los selk’nam se los exterminó en menos de 20 años,  como señalara Alberto Harambour, profesor de la Universidad Austral de Chile? En estos momentos Perú está cometiendo genocidio contra los indígenas del Amazonas. ¿Qué culpa tiene Colón de eso?

La situación de Magallanes y Elcano es todavía más vergonzosa. Porque Portugal se arroga el viaje como gesta nacional propia, hecha por un Magallanes a quien la corona portuguesa ignoró cuando planteó hacer el viaje. Pero Magallanes no cumplió la meta porque murió en Filipinas. Fue Sebastián Elcano, el español, el que capitaneó la vuelta al mundo. El y los pobres 17 hombres que sobrevivieron (cuatro griegos, dos italianos, un portugués, un alemán y diez españoles) fueron los que hicieron la hazaña de probar que la Tierra no era plana, hecho que se probó cuando el 6 de septiembre de 1522 la nao Victoria alcanzó el puerto de Sanlúcar de Barrameda (increíble que en el 2019 haya gente que sea terraplanista), el resto de una expedición que se inició con cinco barcos y 234 hombres. En el año 2019, Portugal va a recordar a Magallanes, España va a hacerlo con Elcano ¿Y América? A ninguno, porque resulta que se considera a Magallanes como el “padre del genocidio selk’nam” porque la expedición cruzó por la zona del Estrecho en 1520 y en 1879 Julius Popper, el minero de origen rumano, los cazó porque le entorpecían para explotar el oro de la zona , llegando luego al estanciero José Menéndez que finalmente acabaría con ellos . ¿Por qué no celebrar la osadía de los hombres de 1520 por culpa de criminales como Popper o Menéndez?

De los que sobrevivieron y los que fallecieron realizando un acto de audacia que solo es comparable con el viaje espacial. E incluso antes que Yuri Gagarin fuera el primer hombre en viajar al espacio exterior habría que recordar a Laika. Magallanes, Elcano y los hombres de la expedición no “probaron” primero si podían, se encontraron en el problema de que no había alternativa. ¿Por qué vamos a pasar por alto su valor? Magallanes y Elcano iniciaron una revolución porque el mundo se abrió ya no a una tierra inexplorada, como ocurrió con Colón, sino a toda una nueva concepción del universo. Solo imaginen el terror de esos hombres cuando cruzaron el Estrecho, que incluso hoy es ruta de gente con coraje, y llegaron a lo que ahora es el océano Pacífico, sin saber nada de él, de los meses sin ver nada más que agua salada, sin comida, sin referencia, las tormentas, el sol abrasador, las noches frías… ¿Por qué los vamos a tratar como si lo que hubieran hecho no mereciera la pena? ¿Por qué no hay programas culturales que los recuerden? Con suerte aparecerá alguna nota en un noticiario…

La mirada que se tiene hacia Hernán Cortés es la moralista. “Nosotros jamás habríamos hecho eso”. Jamás saquearíamos las estatuas que habían en el templo de la diosa Ixchel. Ni destruiríamos  la ciudad sagrada de Choluca. No. Nosotros solo entramos a una iglesia abierta, descolgamos al Cristo y lo destrozamos en la calle porque la iglesia estaba abierta . Y rayamos los monumentos históricos y las esculturas porque somos artistas.  Cortés no hizo nada que las generaciones actuales no están haciendo en este mismo momento, como es quemar libros, anular ideas, hacer un borrón y cuenta nueva, porque así como Hernán Cortés prohibió a los aztecas seguir adorando a sus dioses imponiendo el catolicismo, tenemos a personas que nos exigen que no se lea a Arturo Pérez-Reverte, Javier Marías o Pablo Neruda porque supuestamente son autores machistas y misóginos. ¿Por qué Cortés estuvo mal y las feministas bien si ambos actúan impulsados por su propia moralidad? ¿Por qué hay tanta inquina hacia Cortés en las nuevas generaciones si es el personaje que le sería más contemporáneo y afín? ¿Porque fue un genocida? No fue su culpa que gran parte de la mortandad indígena fuera por las enfermedades que traían los españoles. Cortés no podía saber que los indígenas no tenían defensa contra enfermedades como la viruela. Oh, es que masacró a los indígenas. ¿En serio? ¿Hizo eso? Entonces antes de que Cortés pisara lo que ahora es México, los indígenas eran todos amigos y vivían muy felices. ¿Por qué entonces no necesitó mucho para convencer a los totonacas de Cempoala,  los tlaxcaltecas y los habitantes de Cholula para atacar a los aztecas? Es que los totonacas tenían envidia de los aztecas… o tal vez no era simpático ser elegidos como víctimas de sacrificio a Huitzilopochtli o a otros dioses aztecas, y no solo en las guerras floridas. En el 2017, se descubrió una Torre de calaveras en Tenochtitlán , cuya data es muy anterior a Cortés e incluso probablemente a Colón, lo que se convirtió en una prueba de que las crónicas españolas sobre la actitud azteca hacia los otros pueblos no era precisamente de sana convivencia y que sí es probable que la cifra de 100.000 sacrificios humanos al año en el imperio no fuera ni siquiera exagerada.

El descubrimiento de los primeros cráneos en el año 2015 y de la Huey Tzompantli en el 2017 nos obliga, como americanos, a volver a estudiar a Cortés. Durante siglos (sí, siglos) se creyó que la torre de cráneos que fue primero mencionada por Andrés de Tapia en su crónica en que recogía el ritual a Huitzilopochtli, y luego reproducida en otras crónicas, eran mentiras creadas por Cortés y los españoles para justificar las matanzas cometidas contra los aztecas y contra su cultura. Ahora tenemos un problema. ¿Y si Tapia no mentía? ¿Y si, para Cortés, la única forma de salvar a los indígenas era obligando a los aztecas a renunciar a su cultura? ¿Por qué no discutir sobre Cortés ahora, 2019, Quinto Centenario, cuando tenemos una de las pruebas más aterradoras de lo que eran capaces los aztecas? Porque es aterrador para los arqueólogos ver esa torre de cráneos que está destruida y de la que ha quedado solo partes. Ahora piensen que Cortés la vio en toda su extensión, sintiendo el olor putefracto de la carne pudriendose y el olor a sangre de sacrifios humanos, y no se amedrentó, y conquistó a ese imperio capaz de esos actos. Que cojones tenía el tío ese!!!

Es 2019. Colón va a ser denostado una y otra vez y llegará un momento en que ni siquiera lo recordaremos. Cortés seguirá siendo el cuco que saldrá del clóset para asustar a los pobres niños. Y ¿Magaqué?

No estamos avanzando en historia, estamos retrocediendo aceleradamente. Se ha impuesto la idea de que si  un personaje histórico no nos agrada lo borramos y ya, como si nunca hubiera existido; de que podemos reescribir la historia a nuestra pinta, imitando a David Irving, acomodando la verdad para que calce con nuestras ideas. Incluso creo que no habrá conmemoración del Quinto Centenario porque estas fueron hazañas de hombres blancos, seguramente misóginos, ahora solo hay que recordar a mujeres… ¿Hablamos entonces de Malinche? Claro que pasemos de largo de que probablemente fue amante de Cortés y que se la considera traidora, no se ve bien para el feminismo. O termine convirtiéndose en heroína feminista, aun cuando tal vez sí fuera una traidora.

Es 2019. Magallanes y Elcano, así como Cortés, deben ser recordados, deben ser debatidos, debe hablarse de ellos porque lo merecen, porque es nuestro deber hacerlo ya que forman parte de nuestra identidad como americanos y como seres humanos de este planeta, porque son parte de nuestra historia no solo continental, sino mundial, porque lo que hicieron no puede ignorarse o sencillamente reducirse a lo que nos parece bien o nos parece mal de lo que hicieron porque tal vez habriamos actuado igual, no lo sabemos porque no somos ellos que hicieron hazañas que ahora nadie hace. Debemos hacerlo así les duela a las nuevas generaciones de corta mirada y cero autocrítica, que solo quieren estudiar historia a su conveniencia bajo la lupa de su dudosa moralina.

 

TAGS: #América

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de Febrero

Muy interesante su enfoque, y tiene Ud. razón. Vivimos en una época rara, pienso que este es un tiempo de cosecha de tantos y tantos discursos intelectuales que, silenciosamente, en escritos, en aulas y congreso se ha dedicado a destruir parte a parte la cultura occidental, a distorsionarla, a dislocarla desde sus bases. Saludos.

01 de Febrero

Hola Javier

En España, si ve los diarios de estos dias, hay un debate sobre “recordamos a Cortes-no recordamos a Cortes” en Extremadura. Y todo porque en Mexico, la mayoria de la gente no le tiene cariño, asi que los españoles van a ignorar que existio y todos contentos.

Pero que estupidez es esa!!!!!

Esta actitud de “si no me gusta el personajillo no existe” es irracional. No se trata de que “si recuerdo a Hernan Cortes entonces estoy de acuerdo con lo que hizo”, sino que se cumplen 500 años de su conquista, que marco un antes y un despues. ¿Por qué no hablar de eso? ¿Por qué no debatir sobre eso? ¿Por que tenemos que mirarlo unidimensionalmente? Cortes bueno. Cortes malo.

Luego nos quejamos de lo mal que va la educacion en los jovenes. Obvio que va mal, si estamos permitiendo que se estudien solo personajes bonitos, simpaticos, lights. Cortes es polemico, abramos la polemica, hablemos sobre lo que hizo. Aprendamos de lo que hizo.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación