#Educación

Aranceles de referencia: ¿ingresos o valor agregado?

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es valorable que el Ministerio de Educación haya abierto en forma anticipada una discusión sobre los aranceles de referencia. Pero a la vez, es preocupante que todas las señales apunten hacia la fijación de estos aranceles en base a los ingresos esperados. Sería una política ilógica e injusta, y estamos a tiempo de evitarla.

Los aranceles de referencia establecen el límite del apoyo estatal (crédito, aval o beca) a los estudios de un alumno; la diferencia con el arancel real debe ser cubierta por el alumno o la institución. En la actualidad estos valores se fijan sobre la base de un conjunto de criterios que son considerados representativos de la calidad que ofrece cada institución.

El Ministerio de Educación ha manifestado la intención de reformular los aranceles de referencia de las carreras universitarias, utilizando como principal criterio de definición las remuneraciones obtenidas por los egresados de cada carrera e institución. Razones no le faltan al Ministerio, y podemos empatizar con algunas de ellas. Sin embargo, la solución propuesta es incoherente con la mayoría de sus propios fines, y sobre todo con el deseo de construir una sociedad más justa, donde todos los jóvenes tengan igual oportunidad de desarollarse intelectual y laboralmente.

La remuneración es un indicador de pertinencia con algunas distorsiones. Hay carreras de gran importancia social como la educación o la ciencia, cuya remuneración suele ser baja y depende más del Estado que del mercado. Desde el Ministerio se ha señalado que hay becas para las carreras cuya valoración social sea mayor que la privada. Suponiendo eso, aún así es mala idea fijar los aranceles de referencia en función de los ingresos esperados.

Los ingresos esperados no son un indicador de calidad o del aporte que la institución hace al estudiante. Un estudio del mismo Ministerio, de 2011, pretende explicar las diferencias en los ingresos entre profesionales. Un 25%pudo ser explicado por el aporte de la institución; un 12% por el desempeño académico de los estudiantes anterior a su ingreso a la Universidad; un 8% por características demográficas y socioeconómicas. El modelo es insuficiente (sólo explica el 50% de las variaciones); sin embargo, en la parte que sí explica, se puede observar que la institución constituye una causa importante, pero parcial, de los ingresos.

La medida propuesta tiene un efecto discriminador injusto. Se fortalecerían las instituciones donde los alumnos tienen relaciones sociales que permiten acceder a mejores empleos, o las que se localizan en las zonas mineras o en Santiago, donde están los buenos sueldos. Por otra parte, instituciones que reciben a alumnos con menor desempeño académico previo, serían “castigadas” (igual que sus alumnos) sin importar el progreso que logren con ellos.

Lo que realmente es indicativo de la calidad de un proceso no es el resultado final, sino el valor que se agrega. En eso consiste el enfoque de valor agregado. El Ministerio ha estudiado técnicas de medición con este enfoque e incluso, en algún borrador, ha considerado la posibilidad que sea el valor agregado – y no los ingresos esperados – el criterio predominante.

Independiente de si calculamos el valor agregado o las remuneraciones esperadas, no basta calcular esa cantidad para establecer los aranceles de referencia. Cuando haya dos carreras con igualdad de resultados, aquella que tenga menos costos generará mayores excedentes para las instituciones. En vez de incentivar las carreras con mayor pertinencia, se incentivarían las carreras que ofrezcan una mayor brecha entre el arancel de referencia y su costo real.

Si se quiere lograr una reducción en los aranceles, no parece ser este el camino. Como los créditos son contingentes al ingreso y las becas no son reembolsables, hay otros factores que influyen más en la decisión de los alumnos (ingresos futuros, costos de traslados y alojamiento, etcétera). Puede ser más efectivo impedir cobros adicionales al arancel de referencia, o poner fin al lucro en vez de legitimarlo.

Es valorable que el Ministerio de Educación haya abierto en forma anticipada una discusión sobre los aranceles de referencia. Pero a la vez, es preocupante que todas las señales apunten hacia la fijación de estos aranceles en base a los ingresos esperados. Sería una política ilógica e injusta, y estamos a tiempo de evitarla.

—–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

23 de noviembre

hay otros factores que influyen más en la decisión de los alumnos (ingresos futuros, costos de traslados y alojamiento, etcétera), creo que son estos los que se deben considerar, y a lo mejor a largo plazo los ingresos esperados. da la impresión de que si calculan los aranceles según los ingresos esperados su objetivo es otro, buscan reembolsar dinero, no premiar el esfuerzo ni la permanencia y graduación en los estudios. la idea en los aranceles es que deben generar ciclos virtuosos y positivos. no negativos (me refiero a todos los involucrados) no sólo positivos para las universidades.

27 de noviembre

A todo esto, he podido ver la fórmula que aplicaría el Ministerio (no he podido ver documentos del Ministerio, pero sí una presentación que el Ministerio hizo ante el Consejo de Rectores, y que éste publicó en su web). La fórmula contiene un interesante guiño al valor agregado (corrige ingresos según quintil). Sin embargo, continúa omitiendo otros factores importantes (diferencias en rendimiento académico previo, dentro de los quintiles; regionalidad; género, etc) Ya sé que no se puede pedir tanto a una fórmula, pero habría que discutirla al menos. Pero más allá de eso, reitero que no puede ser irrelevante el costo de impartir las carreras, por ejemplo.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes