#Economía

Tras 92 años, Alemania termina de pagar la guerra

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

De acuerdo a lo que señala la revista alemana Bild, la Primera Guerra Mundial termina oficialmente este fin de semana, cuando Alemania pague la última cuota de los intereses que debe por los préstamos que tomó en la década de 1930 para pagar las indemnizaciones, o Reparaciones de Guerra a las potencias aliadas.  

Eso fue lo que se acordó en el Tratado de Versalles de 1919, pese a las protestas de quien era el principal responsable del Tesoro Británico en la Conferencia de Paz de París, John Maynard Keynes, que renunció a este cargo en junio de 1919, al rechazar la magnitud de las demandas impuestas a Alemania en Versalles. A los pocos meses, Keynes publicó Las consecuencias económicas de la paz  en la cual advertía que dichos pagos draconianos podían desmoralizar a toda Alemania y llevarla a provocar, en venganza, otra guerra.  Asi escribió Keynes:

“Si lo que nos proponemos es que, por lo menos durante una generación Alemania no pueda adquirir siquiera una mediana prosperidad; si creemos que todos nuestros recientes aliados son ángeles puros y todos nuestros recientes enemigos, alemanes, austríacos, húngaros y los demás son hijos del demonio; si deseamos que, año tras año, Alemania sea empobrecida y sus hijos se mueran de hambre y enfermen, y que esté rodeada de enemigos, entonces rechacemos todas las proposiciones y particularmente las que puedan ayudar a Alemania a recuperar una parte de su antigua prosperidad material. (…).

Si tal modo de estimar a las naciones y las relaciones de unas con otras fuera adoptado por las democracias de la Europa occidental, entonces, ¡que el Cielo nos salve a todos¡ Si nosotros aspiramos deliberadamente al empobrecimiento de la Europa central, la venganza, no dudo en predecirlo, no tardará.”

J. M. Keynes. Las consecuencias económicas de la paz. 1919.

La desmoralización y el resentimiento público fue explotada por Adolf Hitler, quien veinte años más tarde inició una nueva guerra y dejó de pagar los cargos de la primera. En dinero actual, esa suma equivale a 22.000 millones de dólares, y es evidente que podría haberse pagado mucho antes de no mediar la aventura bélica de Hitler. Este domingo, coincidiendo con los 20 años de la unificación alemana, y  92 años después del fin de la Primera Gran Guerra se cierra el ciclo.

La idea de los pagos por reparaciones de guerra no es nueva. Roma exigió fuertes indemnizaciones a Cartago después de las guerras púnicas en el siglo II antes de Cristo. Sin embargo, hoy prima el sentimiento de que hay una injusticia en este hecho, dado que en la práctica quienes pagan no son los responsables, y el pago le corresponde a la nuevas generaciones.

Uno de los ejemplos más elocuentes de esta forma de injusticia lo constituyen las reparaciones que Haití debió hacer a Francia tras su independencia en 1804. Haití fue obligada a compensar a Francia por la pérdida de esclavos y de los beneficios que otorgaba la conquista. Durante décadas estos pagos llegaron a ser el 80% del presupuesto de Haití, y Haití debió endeudarse con préstamos externos para enfrentarlos. Esto explica la pobreza de ese país, que solo en 1947 (siglo y medio más tarde), terminó de pagar los intereses por los préstamos pedidos para enfrentar los pagos a Francia.

Esto hizo que tras la Segunda Guerra Mundial se aplicara otro sistema. Los cargos a Alemania fueron exigidos en maquinarias, fábricas, patentes, conocimiento y propiedades. Las fábricas se trasladaron a Francia o el Reino Unido, y se recopiló la información y los conocimientos tecnológicos y científicos en la idea de que el desarrollo económico compartido otorgaba más beneficios que el castigo monetario.

Otro enfoque fue el que se aplicó tras la Guerra del Golfo Pérsico. Aquí, las Naciones Unidas exigieron a Irak que los pagos por las indemnizaciones tras la invasión a Kuwait no debían expresarse en una suma en efectivo sino limitarse al 30% de sus ingresos en el marco del programa “petróleo por alimentos”. En este caso se buscó dar prioridad a las demandas concretas de la gente por sobre las demandas de los gobiernos y las empresas.

En todas estas nuevas ideas ha primado los criterios aportados en Las consecuencias económicas de la paz. Los costos de las reparaciones de guerra son equivalentes a los de una catástrofe y obligan a enormes pagos en momentos en que la economía se encuentra deprimida y no tiene la capacidad de generar recursos abudantes. La pobreza de Haití es uno de los casos más emblemáticos y este hecho (la liberalización de la esclavitud y la independencia de Haití que comenzó en 1791) es para algunos el origen de la dialéctica del amo y el esclavo desarrollada por Hegel en la Fenomenología del Espíritu (1807). 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
sergio mercado melin

10 de Marzo

Muy. pero muy interesante. Las conducta de vencedores respecto a los vencidos, que suele manifestarse en un afán inmisericorde de aplastamiento y menosprecio cultural, al parecer siempre ha contribuido a generar en las generaciones posteriores de los vencidos, anhelos de redención.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

No sería posible pensar que el actual Gobierno Regional no tome como base de la estrategia de desarrollo regional todo lo que se ha avanzado desde hace ya 22 años atrás
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Plan Ñuble y la estrategia de desarrollo regional que queremos

Popular

Es importante mencionar que no existen farmacias, servicios básicos, no contamos con nuevos espacios verdes ni plazas para los que vecinos que hoy vivimos en San Joaquín
+VER MÁS
#Ciudadanía

En San Joaquín, los vecinos pedimos servicios comunitarios y no construcciones en altura

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI