#Economía

Transferencias monetarias directas para batallar contra el hambre

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Lo que se ha venido en llamar Pandemia Social producto del coronavirus es en realidad la expresión agudizada de la desigualdad del ingreso enquistada en Chile, que está generando que los trabajadores paguen el costo de la crisis, con un desempleo  de 15,6% en Santiago (469 mil personas) en marzo según una encuesta del Centro de Microdatos de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile -la peor cifra en 35 años- y un 9% a nivel nacional en el último trimestre, de acuerdo al INE.


Chile aún cuenta con un margen de maniobra para endeudarse y es urgente que lo haga para proteger a las familias frente al galopante aumento del desempleo y la constatación de que la informalidad probablemente es mayor a la habitualmente estimada, alcanzando a dos millones y medio de personas.

Dada la estrepitosa caída de la actividad económica de 14% en abril (una magnitud de la cual no se tenía registro desde la creación del Imacec) y de la proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI) de una contracción de la economía chilena de 4,5% este año, es esperable que el desempleo aumente, por lo que urgen medidas de shock para ir en ayuda de los estratos más vulnerables que se quedarán sin empleo. 

A inicios de la pandemia, la Cepal ya nos alertaba en su Panorama Social de América Latina que la mitad de los hogares de menores ingresos en Chile accedía sólo al 2,1% de la riqueza, mientras el 1% más rico concentraba el 26,5% de ella. Cifras que empeorarán con la recesión producto de la paralización de la economía, con una proyección de aumento de la pobreza de 9,8% en 2019 a un rango entre 11,9% y 13,7% en 2020, según el organismo internacional. En definitiva y tal como en crisis económicas anteriores, los pobres se vuelven más pobres y los estratos medios se empobrecen, mientras el ingreso de las 10 familias más ricas a nivel regional está subiendo durante la pandemia. 

Renta Básica de Emergencia

Frente a la profundidad de la crisis, lo que se requiere es discutir mecanismos de redistribución del ingreso que tengan efectos permanentes y que constituyan un Nuevo Pacto Social por la Equidad y la Igualdad. La Renta Básica Universal (RBU) es una propuesta de economía política que desde hace un tiempo se discute en sectores progresistas a nivel mundial, como una garantía de ingresos que pagaría el Estado a todos los ciudadanos sólo por el hecho de serlo, que se constituye en una herramienta redistributiva de la riqueza a través de transferencias monetarias directas. 

Frente a la recesión global que se aproxima, la RBU comienza a aparecer como una alternativa para enfrentar el aumento del desempleo y la pobreza en algunos países como España, por ejemplo, pero acotada en el tiempo mientras dure la pandemia y dirigida al segmento más vulnerable (en vez de la idea inicial de alcance universal). 

La propia Cepal ha propuesto para la región latinoamericana que los Estados impulsen un Ingreso Básico de Emergencia para que los ciudadanos y ciudadanas tengan un ingreso de supervivencia para enfrentar la crisis económica, que considera podría ser el primer paso hacia un Ingreso Básico Universal. Cepal calcula que dicha medida de emergencia tendría un costo de 2% del PIB si se aplica por seis meses, cifra que no considera muy alta si se contrasta con el 6,8% del PIB que alcanza la evasión de impuestos en promedio en la región. 

Dado que se trata de una transferencia directa de recursos, una Renta/Ingreso Básica de Emergencia permitiría a las familias adquirir alimentos y víveres para subsistir durante la cuarentena, dada su imposibilidad de salir a trabajar. A la vez, actuaría como estabilizador económico automático, incrementando la demanda de bienes y servicios, y dinamizando las economías locales al comprar los productos en los almacenes de barrio. En definitiva, la Renta Básica de Emergencia genera -a la vez- un círculo virtuoso de protección para las familias y un estímulo económico al mercado, acelerando la recuperación post pandemia.

Chile aún cuenta con un margen de maniobra para endeudarse y es urgente que lo haga para proteger a las familias frente al galopante aumento del desempleo y la constatación de que la informalidad probablemente es mayor a la habitualmente estimada, alcanzando a dos millones y medio de personas.

Fondo de Estabilización Económica y Social

Ante situaciones excepcionales, las respuestas estatales también deben serlo, dada la gravedad de la coyuntura que enfrentamos. Éste es el momento de echar mano a recursos que se han acumulado en ciclos económicos alzistas y a la disciplina fiscal ejercida durante años por Hacienda. Es tiempo de superar dogmatismos neoliberales y de usar mecanismos como el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) para incrementar el Gasto Público -como sugiere la Propuesta Económica del Colegio Médico-, que acumula US$12.000 millones y que fue creado, justamente, para enfrentar ciclos económicos adversos como el actual. Si no es ahora, cuándo.

Dado que la crisis sanitaria tiene un carácter que se podría considerar estacional (incluso con un comportamiento de la curva relativamente estimable de acuerdo a la experiencia asiática y europea) que generará costos transitorios y que Cepal proyecta una rápida recuperación económica en 2021, Chile debe movilizar recursos fiscales, incrementar el Gasto Público y aplicar medidas contracíclicas que estimulen la economía a nivel local ahora, para que el crecimiento negativo se extienda lo menos posible en el tiempo. 

Así como a nivel sanitario la estrategia de asumir inicialmente los costos de paralizar la economía a través de cuarentenas obligatorias aplicadas tempranamente (a la inversa de la apuesta dinámica), tiene más probabilidades de contener los contagios cuando hay pocos casos de coronavirus y es posible trazarlos (como lo hizo exitosamente Nueva Zelanda); a nivel económico, pareciera más eficaz incrementar el gasto fiscal en esta etapa para disminuir el riesgo de caída en la pobreza de amplios sectores de la población, que luego tener que gastar mucho más para contrarrestar sus efectos sociales cuando ya se haya incrementado.-

Columna completa publicada originalmente en El Mostrador.

TAGS: #Coronavirus #GastoFiscal Desempleo Renta Básica Universal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Nace en madrugada de hielo negro, Ramona Citlali, a miles de kilómetros de sus bisabuelos, abuelos y tíos, con la fuerza e irreverencia de sus ancestras indígenas que como su madre, su abuela y la Comand ...
+VER MÁS
#Sociedad

En madrugada de hielo negro

La magia del film es retratar de manera magistral el abuso, el desprecio, la humillación constante de la nobleza hacia las clases inferiores.
+VER MÁS
#Sociedad

Délicieux

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

El multiculturalismo, lejos de pensarse como una respuesta a la izquierda y la derecha y, aún más, como una crítica al sistema capitalista en el que vivimos, es un velo que solamente viene a cristalizar ...
+VER MÁS
#Sociedad

Multiculturalismo liberal ¿La nueva ideología de occidente?

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Los infantes durante los primeros años de vida se encuentran en un período clave, ya que es cuando tiene lugar un mayor desarrollo cognitivo y una mayor plasticidad neuronal, por lo que son más permeable ...
+VER MÁS
#Educación

Educación Parvularia: ¿El hilo más delgado del sistema educativo?