#Economía

The American dream is over

2
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La Isla de Gorée (Senegal), fue el lugar desde donde se organizó el tráfico de esclavos hacia Estados Unidos de América, que desplazó a más de 20 millones de personas de África. Aunque la esclavitud fue abolida en el siglo diecinueve, el modo de producción en EE.UU., donde cualquier tipo de movimiento sindical ha sido brutalmente reprimido, ha permitido que ésta subsista en el tiempo y hace que los norteamericanos aún trabajen como esclavos.

Si usted aún no tiene casa, en la actualidad no es posible comprarla, ya que le alcanzará sólo para sobrevivir con los salarios que pagan en el sector de servicios.

En el mejor de los casos,  a lo más puede obtener un título profesional para lograr acceder a la clase media. Sin embargo, los que lo logran sólo permanecen ahí hasta que se enferman o los despiden, y vuelven a la pobreza.

En la mayoría de los países desarrollados, la educación superior es gratuita o con alguna forma de subvención por parte del estado. En los Estados Unidos, para obtener un título universitario, le harán deudor de más de $100.000 dólares. Así usted ingresará al mundo laboral con una enorme deuda.

Si usted es lo suficientemente afortunado, puede que encuentre un buen trabajo para acceder a un crédito para la vivienda. Luego pasará la mitad de su vida laboral pagando intereses, esclavizado al sistema crediticio norteamericano.

La mayor parte de la carne que consumen los norteamericanos, ha estado en contacto con escretas fecales. El pollo contaminado con salmonella, ovejas y aves de corral inyectadas con hormonas y antibióticos. En la mayoría de los países, los gobiernos han tratado de proteger a sus consumidores de situaciones similares. Sin embargo, en EEUU el gobierno ha sido sobornado por los industriales con el fin de evitar la adopción de leyes eficaces sobre el tema de supervisión de la producción.

En los próximos años, la mayoría de los productos fabricados para la venta en EE.UU. se basarán en plantas modificadas genéticamente, y todo esto gracias a una maravillosa relación entre Monsanto Corporation y el gobierno de Estados Unidos. Por otra parte, un tercio de los niños nacidos en Norteamérica hoy en día, van a sufrir de diabetes de segundo grado en algún momento de sus vidas, producto de la utilización de jarabe de maiz con altas cantidades de fructosa, en una gran cantidad de alimentos.

Por supuesto, no sólo los alimentos los matan, también están las drogas oficiales de moda. Si usted todavía demuestra señales de vida cuando sea joven, tendrá que usar Ritalin. Después, cuando ya tenga la edad adecuada para ver el mundo que le rodea, caerá en depresión y necesitará tomar Prozac. Si es hombre, le producirá impotencia, por lo que tendrá que tomar Viagra. Mientras tanto y producto del consumo de comida rápida cómo forma habitual de alimentación, tendrá altos niveles de colesterol en la sangre, por lo que deberá tomar Lipitor. Por último, al final del día, cuando ya va a sufrir de insomnio, tendrá que tomar Lunesta para poder dormir.

Todo esto plantea la pregunta: ¿Por qué los norteamericanos soportan todo este sufrimiento?

Pregunte a cualquier estadounidense, y le contestará lo mismo:“Porque Estados Unidos es el país más libre del planeta”.

En la actualidad Estados Unidos ya casi duplica la cantidad de presos que tiene China (2.400.000). ¿Estados Unidos es el país más libre del planeta?

El proceso político de Norteamérica es uno de los más corruptos del mundo. De los políticos de cualquier parte del mundo, se puede esperar que estén dispuestos a aceptar sobornos de los ricos, lo que generalmente hacen en secreto y a puerta cerrada en los clubes de elite. Sin embargo, en los Estados Unidos se realizan a plena luz del día y se les denomina “contribuciones” en el contexto de las campañas electorales, por los comités de acción política.

Estados Unidos no va a mejorar. En estos momentos, el sistema económico norteamericano se derrumba. Una y otra vez supera sus niveles de endeudamiento, mientras que los niveles de producción y empleo aumentan en el extranjero, lo que termina por destruir su propia infraestructura. 

Al mismo tiempo los países asiáticos y europeos comienzan a invertir en educación, infraestructura y materias primas.

Lo curioso de todo esto es que ya no hay escapatoria. Incluso si Estados Unidos decidiera hoy restaurar su economía real, a diferencia de la actual preocupación por la economía financiera o la economía de servicios, ¿usted realmente cree que los trabajadores estadounidenses serán capaces de competir con los trabajadores chinos o europeos? ¿Alguna vez ha visto una fábrica japonesa o alemana? ¿Usted sabe como trabajan los chinos en Singapur?

Estados Unidos tiene sólo dos futuros posibles, uno peor que el otro.

En el mejor de los casos, continuará con un lento desvanecimiento, como ha venido ocurriendo en los últimos veinte años. Los salarios cada vez más bajos, el desempleo en aumento, la asistencia de salud y las prestaciones sociales disminuidas hasta ser eliminadas, el dinero desvalorizado, y un aumento de la brecha entre ricos y pobres, que hará que EE.UU. llege a los niveles de México o Filipinas – con diminutas islas de lujo, rodeadas de pobreza (el país ya está a medio camino de eso).

Debido a la igualdad de condiciones con el resto del mundo, producto de una economía basada en dólares, puede producirle un colapso. Una mirada a los informes financieros del gobierno norteamericano le convencerá de la posibilidad de un colapso repentino, en donde el gasto público se eleva enormemente, y el impuesto a la renta disminuye.

Ya sea gradual o repentino, el resultado será el mismo -caos, malestar social y fascismo. Siendo realistas: los EE.UU. se aproxima a un final como el de la antigua Yugoslavia – con un encuentro interno entre culturas, y Unidos será sólo un nombre.

En los EE.UU hay una subclase de intelectuales, que busca culpar del colapso a los demócratas, homosexuales e inmigrantes. Además en EE.UU. el grupo que tiene y controla la propiedad, utiliza todos los medios para proteger su riqueza de las masas hambrientas.

Además de todo esto, la infraestructura productiva que posee, antiguas y enormes fábricas, extensos suburbios, y un sistema de transporte de carga basado en camiones, todo un sistema dependiente por completo del petróleo que ya es inalcanzable.

Pero eso no es todo, además se encuentra lleno de armas.

En pocas palabras, EE.UU. está a punto de convertirse en un lugar mortal para vivir.

En este momento el gobierno de EE.UU. está construyendo vallas y muros en las fronteras norte y sur. 

El gobierno está desarrollando un sistema de identificación nacional en base a medición biométrica. Y está trabajando en un vasto sistema de vigilancia que permite seguir todos tus movimientos, ya sea en línea o en las calles de sus ciudades, para poder controlar lo que haces.

Si alguien en los EE.UU. cree que todo esto es para protegerlo de los “terroristas”, está equivocado. El Gobierno cerrará el país como si fuera un castillo. Este país que comenzó con esclavos en sus plantaciones, terminará de la misma manera, sólo que los esclavos no serán traídos de África como al comienzo, en esta ocasión estarán todos allí mismo en Estados Unidos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gabmarin

24 de marzo

Cuando en Chile un mapuche llegue a La Moneda quizá estemos en condiciones de enjuiciar críticamente lo que ocurre en Estados Unidos. El American dream, con toda su fragilidad y decadencia, me parece mucho más envidiable -como estándar- que el Chilean dream.

26 de marzo

Me siento en condiciones de criticar el sueño americano, la “igualdad” de oportunidades, su democracia binominal y protegida, su “incriticable” gobierno de élites, por ser considerado su patio trasero.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Sepa usted que el fútbol femenino no es aburrido, yo vibro cada vez que veo jugar al club de mis amores, vibro con fútbol masculino, femenino, futsal, hasta con partidos de mi población
+VER MÁS
#Sociedad

Los hombres también tejen y las mujeres también juegan a la pelota

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores