#Economía

Sobre Lavandero y la minería

15 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Estos días el señor Jorge Lavandero ha vuelto a la palestra a raíz de un homenaje que se le iba a realizar por parte de la Corporación Cultural de Artistas Pro Ecología. Y la polémica ha vuelto también con él. Está corriendo ríos de caracteres a favor y en contra de “Lavandero-condenado por abuso a menores”.
 
¿Es Lavandero inocente? No lo sabemos. ¿Creo que Lavandero es inocente? No, pero no es que no le crea porque sea  culpable, es que no le creo porque es político y abogado, o sea, dos expertos mentirosos. Los abogados entrenan para manipular a las personas, aprenden a hacer discursos convincentes. Y no digamos de los políticos, es difícil hoy en día creerle a un político, menos cuando sabemos que tanto en Chile como en el mundo han mostrado ser in- y amorales.  Sin embargo, tampoco podemos ignorar que el proceso fue turbio desde el comienzo. Se notó demasiado interés por condenarlo y lo más rápido posible, la sentencia la redactaron entre su abogado defensor que por lo visto no cumplió su deber y el entonces fiscal Xavier Armendariz, no se han acogido sus reclamos ante tribunales para que se reciban sus pruebas que lo exoneran de los cargos…. ¿Podemos fiarnos de la sentencia y de que tuvo Lavandero un debido proceso? No, más cuando sabemos que otros condenados por delitos de pedofilia y violación en donde las pruebas eran supuestamente más evidentes resultaron ser inocentes. En esta materia (como en casi todas) el Poder Judicial ha mostrado ser mediocre y muy propenso a errores que luego ni siquiera quiere reconocer.
 
Para desgracia de Lavandero, la acusación de abusos de menores es demasiado grave para decir con rotundidad es inocente. Es un delito (o más bien un crimen) complejo, y los acusados siempre tienen muchos problemas para demostrar su inocencia ya que las víctimas gozan de toda la simpatía y credibilidad aun cuando sean mitómanas (caso Gema Bueno).  Para su fortuna, el descabellado argumento del complot ya no suena tan descabellado, porque hemos sido testigos de todo el proceso de manipulación contra inocentes en el llamado “caso bombas”, que acabo con un ataque  de histeria del señor Ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter que exigía condenas fuera como fuera contra unos acusados inocentes; de cómo se organizó todo para condenar a la cineasta Elena Varela por el acto valiente de denunciar los abusos que se cometen contra la comunidad mapuche; y de cómo se ha organizado todo un montaje acusando a los estudiantes que habían tomado sus liceos de destrozarlos, cuando se ve en las mismas imágenes que los destrozos son muy calculados para difamarles.
 
Lo mínimo que se le puede dar al señor Lavandero  bajo esas circunstancias es el beneficio de la duda.
 
Pero todo esto está bloqueando algo mucho más grave y es sus denuncias sobre el robo que hacen las mineras privadas de nuestros recursos minerales. En todas las portadas de los periódicos y en todos los medios en que se discute sobre el señor Lavandero sólo algunos mencionan sus gravísimas denuncias contra ciertas empresas mineras extranjeras y su evasión fiscal. Es como si el hecho de estar condenado por abusos de menores borrase de un plumazo cualquier alusión hacia el problema que son las mineras extranjeras en nuestro país.
 
Podemos creer o no creer a “Lavandero-persona” en el caso de abusos de menores. ¿Podemos darnos el lujo de creer o no creer a “Lavandero-denunciante contra las mineras”? No.
 
Y es entonces que comienza nuestro problema. Porque todo el río que está corriendo a favor-contra Lavandero nos está haciendo olvidar que estamos obligados, como ciudadanos, a verificar si lo que ha dicho ayer en televisión, lo que dice en su libro “Desde la cárcel” que se puede descargar gratuitamente, y lo que ha dicho durante años es cierto: que las mineras nos están robando.  
 
“Es que eso lo dice un condenado por abuso a menores” como mencionan muchos comentarios por internet… ¿Y por eso está mintiendo en sus denuncias contra las mineras? El señor Lavandero lleva años diciendo “Los impuestos que afectan a la minería son: primero, el impuesto de primera categoría y segundo, el adicional. El de primera categoría se descuenta del adicional, de tal manera que si la empresa pagara impuesto hoy, tendría que cancelar el 35% (imp. adicional) menos el de primera categoría (19%). Haciendo la resta da un 16% de impuesto: pagan menos que un jubilado, porque el jubilado paga el IVA, ellos Ni eso.” ¿Miente sobre las ganancias de las mineras de las que Chile no recibe nada? ¿Miente sobre lo que significa la concesión del litio? ¿Miente sobre lo que es Barrick Gold? 
 
Basta con un breve repaso por internet para saber que no, que Lavandero no miente sobre lo que pasa en Chile con las mineras.
 
Hemos visto como las mineras se apropian de nuestra agua para contaminarla, como nos roban nuestra electricidad, como nos quitan nuestra riqueza, como desplazan a personas, destruyen nuestro patrimonio histórico, se burlan de sus víctimas…  Se habla mucho de las “víctimas” de Lavandero, del respeto que ellas se merecen. Y es cierto, las víctimas de abuso de menores y de pedófilos merecen respeto. Por eso no es aceptable un homenaje público al señor Lavandero, no mientras haya dudas. ¿Pero acaso no estamos siendo nosotros, la gran mayoría de los chilenos, víctimas de las mineras? Las víctimas de Lavandero tuvieron justicia… la mediocre justicia que dan los tribunales chilenos en estos temas. ¿La tendremos los chilenos con las mineras?
 
Que no nos ciegue la polémica barata y el morbo que tanto gusta a los poco libres medios periodísticos chilenos. Lavandero no ha mentido sobre lo que nos están haciendo las mineras y los políticos coludidos con ellas. Y si ahora no está en posición de hacer una defensa como las que hacía antaño, debido a esa mancha en su historial de la condena por abusos de menores, tenemos la obligación de tomar el relevo y no dejar que siga esta rapacería. Menos cuando de ello depende nuestra supervivencia.
 
No podemos darnos el lujo de que nos quiten en nuestras narices lo que es nuestro.
 
* Sobre este mismo tema, te recomendamos leer la entrada de M. Francisca Artaza, "Carta a Jorge Lavandero".
——————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
peon

12 de Marzo

Sí podemos darnos el lujo, porque el lujo es cómo un despilfarro que crea pobreza y es exactamente lo que hemos venido haciendo y ya estamos acostumbrados a hacerlo e incluso se diría que casi lo disfrutamos, al punto de que si no lo hiciéramos, tal vez lo añoraríamos… Así, delpilfarramos una cantidad sideral en intereses pagados a un sistema bancario y de retail que es interminablemente abusivo porque no tenemos mecanismos para obtener créditos más económicos, como lo podrían ser los que brindaría un banco de los trabajadores financiado con una AFP de los mismos…

También despilfarramos cantidades monumentales en el pago de servicios básicos, que contemplan telefonía, internet, agua potable, alcantarillado, gas y electricidad, porque el pueblo o la ciudadanía no ha logrado llegar a ser dueña de ese tipo de empresas, por la misma ausencia de una AFP de los trabajadores que nos permitiría comprar acciones de esas empresas y eventualmente controlarlas financieramente y luego cambiar sus políticas de ventas…

Lo mismo pasa con muchos productos de importaciones que llegan al público a un precio muy superior a su costo y con una rentabilidad para sus importadores que supera largamente el porcentaje de utilidades que asigna un comerciante, por ejemplo, a lo que compra y vende.

Así, que pase esto mismo en el área de la minería, guardando las proporciones diferenciadoras respecto de los items ya citados, por los montos involucrados, y por tratarse del usufructo de “recursos sobernos”, entre comillas, porque cuesta ver la supremacía del pueblo o del Estado chileno sobre esos recursos, no es de extrañarse, a pesar de tener un Congreso Nacional que debiera ocuparse de ello y/o de los muchos esfuerzos que han realizado personas y organizaciones para difundir, en medio de la neblina informativa nacional, todo el tipo de abuso que comenten las transnacionales mineras y todo ello porque no tenemos los mecanismos para ejercer un control sobre esas mineras, ni mucho menos tenemos un mecanismo, usualmente citado como democracia, para controlar la gestión del Congreso o la Presidencia en asuntos tan delicados como este…

Nos damos el lujo de adquirir miles de millones de dólares en armas, de construir interminables miles de nuevas hectáreas urbanizadas en el Área Metropolitana, líneas de metrotren, pasos de nivel y transantiagos en versiones x+1.0 y todo porque no disponemos de los medios necesarios para ejercer un control sobre nuestra forma de crecimiento y la posibilidad de privilegiar o priorizar sistemas de desarrollo locales modernos en las comunas con más necesidad de ello y que son el mayor aporte constante al flujo migracional por falta de oportunidades…

Claro que podemos darnos el lujo… Hemos estado pajareando durante décadas dándonos el lujo, sólo cazando turururus y observando con la boca abierta como crecen los mecanismos de desarrollo nacionales de los grandes consorcios económicos, o como se visten y desvisten los travestistas políticos de nuevos colores o de antiguas y desteñidas banderas mal olientes a engaño y traición, al tiempo que tomamos juguitos y comemos galletitas viendo los réclames de la televisión que procuran introducir a nuestra billeteras y carteras cuanta tarjeta de crédito exista o se haya imaginado…

Por su puesto que podemos darnos el lujo, por algo llegó la alegría y pudimos al fin vender o casi regalar alrededor del 60% del cobre nacional y de otros metales que se extraen en la minería…

Así es que no me venga con cuentos, sita o soa Castro… Además, no se ponga subversiva… Usted debe ser una buena esclava y no reclamar nada… Ir, hacer su fila y rayar… Con eso le debiera bastar para ser feliz y vivir la democracia, así es que me resulta imposible comprender de que se queja usted…

flkjdsfl

12 de Marzo

que haya desidia por parte de algunos no significa que todos estemos en la misma posición. Y los que vemos el desastre no tenemos por que arruinarnos junto con los demás simplemente por vivir en esta mal llamada democracia (una forma de gobierno ficticia que ni a los atenienses les funciono). Me niego a ser esclava, me niego a someterme al absurdo en que pretenden que vivamos, y tal vez es cierto, sacrifico el ser feliz viviendo en la ignorancia… pero se muy bien el costo que tiene ser ignorante y no quiero pagarlo 🙂

peon

12 de Marzo

Lo suyo parece presunción. Asume desidia donde sólo me parece que la imagina, porque el prisma con que aprecia mi comentario no pareciera tener más que sólo un lado. No imagino tampoco cuál es el desastre que usted puede ver y no sé si valdría la pena preguntarle por ello, porque no sé si su lógica sería consistente al procurar explicarlo y le daré un ejemplo utilizando sus propias expresiones.
Si usted sacrifica su felicidad por vivir en la ignorancia, significa que no es feliz porque es ignorante, pero, como sabe, o más bien presume, cuál es el costo que tiene ser ignorante y no quiere pagarlo, implica que no quiere ser ignorante y consecuentemente hace algo al respecto, por lo tanto, no sacrifica su felicidad… Lo curioso de esto es que asume, y no quiero decir presume esta vez, que quien no vive en la ignorancia potencialmente puede ser feliz, pero, quien está informado o quien alcanza la sabiduría no precisamente es feliz, porque quien sabe, sufre por la ignorancia de los demás…

kjh

13 de Marzo

Las personas que viven en la ignorancia son mas felices porque no se preocupan por nada, no se cuestionan nada, simplemente se dejan llevar. No asumen responsabilidad porque tampoco deciden. Pero en el segundo que cae la realidad encima ya no es tan facil ser feliz, porque la realidad no es bonita, no es color de rosa, es muy dura y muy cruel.

En vez de revisar mi discurso revise el suyo. ¿Que pasa, le molesta que me queje? Pues que pena, pero el ciudadano tiene el deber de cuestionar a sus autoridades, y no permitirles actuar a su libre arbitrio. Una cosa es haberles electo para desempeñar un cargo y otra que uno les deje hacer lo que quieran. Se les eligió para hacer una cosa (lo que los electores le dicen, por eso es importante el programa de los candidatos), no su santisima voluntad. Si hacen lo contrario a lo que los electores quieren, se les quita del puesto. El daño que hace un funcionario publico incompetente es terrible y permanente.

Los españoles eran muy felices con lo que tenían, eran arrogantes en su ignorancia. Nunca escucharon sobre los peligros del consumismo, se regodeaban en no ser como los argentinos, en su democracia, en sus partidos politicos, se les advirtió que el trato que daban a los inmigrantes les pasaría factura cuando volvieran a emigrar… ahora lloran. Lloran porque en Brasil les cierran las puertas despues de haberles advertido que no trataran mal a los ciudadanos de ese pais; lloran por la crisis cuando se les dijo que vivian una burbuja inmobiliaria que les iba a reventar tal como les reventó; se lamentan contra la UE cuando desde Bruselas llevaban 8 años cuestionando a España, tienen un caso de corrupcion nuevo a la semana y no tienen excusa porque ellos mismos eligieron a Camps y otros aunque era publico que su estilo de vida no se correspondia con su sueldo; recien se enteran del lavado de dinero de las mafias cuando era mirar la costa española que olia a droga y trafico humano…. ¿Se puede sentir compasion por un pueblo que fue ciego y sordo cuando se le advirtio que ocurriría lo que ahora esta pasando? No. Por eso la UE no siente un apice de compasion por España y si le conviene la van a expulsar dejandola en las garras del FMI.

Si ud no quiere quejarse, pues perfecto, no lo haga. Su posicion es mas comoda. Si a ud le hace feliz perfecto. Si ud es tan egoista para pensar “no me afecta y no me importa” siga en esa linea. A mi no me hace feliz ser ignorante, porque se muy bien como termina, lo que ocurre cuando uno despierta a la realidad, y no pienso dejar que su egoismo me perjudique. Porque eso sí que me hace muy infeliz, verme afectada por culpa de otros.

peon

13 de Marzo

Ha de ser bien difícil para usted, sino acaso imposible, argumentar sus expresiones taxativas respecto de la felicidad de quien vive en la ignorancia, sus preocupaciones, lo que se cuestionan, la responsabilidad que tienen y las decisiones que toman, ya que usted hace pasar a los ignorantes como una especie de animalitos impensantes e insensibles a priori, a pesar de que todas las personas pensamos, decidimos, nos preocupamos, nos cuestionamos cosas, tenemos responsabilidades, tomamos decisiones y por igual sabemos algunas cosas e ignoramos otras. ¿Lo había pensado usted de esa manera?… De todas formas, quiero que sepa que mi intención es sólo hacerle ver mi parecer respecto de ese detalle y además que entiendo su punto de vista general sin necesidad de mayores explicaciones, lo que me imagino le ahorrará todo posible esfuerzo innecesario procurándolo.

Respecto a sentir compasión por tal o cual pueblo que producto de la citada mezcla de ignorancia y arrogancia, de desidia si cabe, de desinterés, de todo lo que quiera en resumen, pienso que sí cabe tener compasión llegado algún punto en que se produzca una reacción de quién ha sido afectado por su propio error, más bien si lo ha pagado, más aún si lo ha hecho con creces, porque todos nos equivocamos.

El caso de Lavandero se asemeja un poco a la situación que usted describe del pueblo español, en cuanto a la compasión se pudiera referir y en relación a las formas de apreciar lo relativo a lo que se ha dicho de él, el homenaje que se le deseaba brindar y todo, y en este caso aún más todavía porque Lavandero, haya sido culpable o no, fue juzgado, cumplió su condena y está libre. Es decir, el sistema, que es todo lo que tenemos para impartir la misma justicia para todos de forma institucional, le juzgó y él cumplió su condena, por lo tanto, está libre de la culpa, porque no se paga una deuda una y otra vez y porque habiéndola pagado sólo se puede decir que debía algo, pero, ya no es así.

Si tal situación la extrapolamos a nuestras propias formas de conducta, cuando cometemos una u otra falta y nos damos cuenta que no por todas ellas hemos pagado la deuda que contrajimos, o no hemos sido absueltos de la culpa en la que hemos incurrido, nuestro caso no es superior al de una u otra persona, porque todos arrastramos culpas, por lo tanto, si quisiéramos compasión cuando la pidiéremos, ¿por qué no habríamos de brindarla cuando nos correspondiera hacerlo?… Tal vez usted no sea de aquellas personas que están ansiosas por arrojar la primera piedra, pero, sí hay personas dispuestas a hacerlo y todos, supongo, según el grado de información que tengamos y si acaso no ignoramos la conocida historia, debiéramos tener más de alguna razón para arrojar las piedras de nuestras manos y considerar nuestro propio camino y nuestras formas de proceder, en justicia o injusticia… A fin de cuentas, sólo alcanzan misericordia quienes la practican, porque la misericordia triunfa sobre el juicio, por lo tanto, creo que sí vale la pena encontrar razones para tener compasión, a menos que esto se ignore…

Cuando usted habla de ignorancia, lo primero que me pregunto es a qué clase de ignorancia se refiere y me hago la impresión de que su conocimiento es bastante mundano y asumo que a esa clase de conocimiento se refiere, procurando decir de mi parte que hay más de alguna clase de conocimiento o sabiduría relacionado a la felicidad, misma que asocio a la paz que alguien puede alcanzar, porque, ¿quién podría ser feliz por más de un sólo instante, si tiene una pesada mochila de remordimientos?…

También quiero decirle que sería bueno que usted apreciara mi comentario inicial como una completa ironía, de comienzo a fin, porque eso es lo que es y dice: “no debiéramos aceptar darnos el lujo, pero, no tenemos otra alternativa y por ello el sistema pasa por encima de nosotros”, por las razones que ya especifiqué… Esto debiera explicarle que yo no estoy molesto o incómodo con que usted se manifieste en contra de tal o cuál cosa, porque ese es mi parecer también, es decir, percibo que hay una serie de injusticias que se cometen por falta de compromiso de las personas que mantienen al sistema ‘maquinando’ y que son parte de las instituciones del Estado o de las políticas, ya que que no cumplen toda la responsabilidad que les debiera corresponder…

Sin embargo, a diferencia de usted, no me creo el cuento de que podemos impedirle la forma de actuar a los políticos electos. Tampoco creo que los elegimos, sino que más bien el sistema los pare, sin que nosotros podamos impedirlo. También creo que los electores no le asignan sus tareas y ellos bajo ningún punto de vista comparten lo que es su “programa de lo que sea” con nosotros, para suplementarlo o complementarlo en conjunto, porque es “su programa”, y finalmente, tampoco los podemos despedir quitándoles el puesto, porque, si esto ha pasado, no es lo común y si acaso pasa, que de hecho ha sido así, es más bien el propio Gobierno el que los destituye, pero, usualmente eso sucede cuando difícilmente se pueden remediar las secuelas de sus actuaciones.

Finalmente quiero decirle que sí protesto por la realidad que considero injusta, pero lo hago a mi manera… No sé si soy egoísta, tal como usted afirma o supone, cuando dice que pienso sólo en mi realidad y no en la de otros, pero, si tal vez pensara usted en lo que escribí, quizá su forma de apreciar lo que leyó sería un poco distinta y es posible que catalogase lo que ya ha dicho como una forma de mal entendido… Por último, no creo que mi supuesto egoísmo pudiera llegar a afectarle de forma alguna, porque seguramente usted tiene una noción de la vida y ha logrado un bagaje de tal magnitud que le ha permitido llegar a ser fuerte para consigo misma, inteligente e íntegra y no veo la forma en que leyendo a alguien pueda usted sentirse insegura de lo que ha escrito, o incomoda por haberse expresado tal como le ha parecido hacerlo…

lkjgflkj

14 de Marzo

no me incomodó su comentario. En absoluto. Lo que no logro entender es su contradicción, porque efectivamente ud no es una persona que este contenta con lo que esta pasando (capte el sentido de su primer comentario) pero al mismo tiempo tenga una idea tan pobre del “ciudadano”. Porque es bastante sencillo arruinar a un político: no se les hace caso (base del derecho de resistencia, consagrado incluso por la Iglesia Catolica) En el segundo que pierden la representatividad pierden legitimidad, y nada de lo que digan o hagan es por ende válido ya que su puesto depende de la base social de apoyo. Puede seguir siendo legal su acto, sí, pero bajo una ley que también pasa a ser ilegítima. ¿Por que cree que los politicos tienen tanto miedo a las manifestaciones?

Haga su lucha a su manera, no se fije tanto en mis palabras porque recuerde: ni ud ni yo nos conocemos, asi que lo que ud y yo opinamos de uno y otro es simple impresión. En realidad, estamos de acuerdo, sólo diferimos en la forma en que lo expresamos. 🙂

peon

14 de Marzo

La “base social de apoyo” de este Gobierno es del orden del 20 a 25% y está compuesto de varios políticos… ¿Cuánto más debiera disminuir esa cifra para que .. se den las condiciones que se dan en su imaginación? …

En realidad no hay contradicción de mi parte, sino que consistencia. El sistema es injusto, o bien insuficiente, en muchos aspectos y en asuntos importantes la ciudadanía vive una especie de esclavitud… No son tomados en cuenta a la hora de opinar y no tienen la oportunidad de debatir. Sólo les interesa que compren a crédito y que rayen un voto, porque de ambas cosas se alimenta el sistema…

En algo tiene usted razón y es en que ni yo me conozco, ni usted se conoce a sí misma tampoco…

ghf

14 de Marzo

Me pareció un excelente artículo. No debemos desviar la atención de lo que nos causa daño a todos, día a día, el robo de las transnacionales mineras. Y concuerdo contigo en el viciado juicio hecho a Lavanderos, quien, al menos, merece el beneficio de la duda.

14 de Marzo

ayer veía la entrevista a Mario Schilling en CNN o TVN. Y no se puede comenzar diciendo que los que estamos contra el robo de las mineras y transnacionales somos “anarquistas” y cuasi subversivos y tener tan presente que un camarógrafo casado tuvo una “historia de amor” con una de las testigos, y que ambos tuvieron “sexo consentido” siendo que eso ya viciaba totalmente la declaración de dicha testigo, y que además el adulterio, aun cuando ya no es delito, sigue siendo una falta grave y causal de divorcio.

Para colmo, según él todo el caso contra Lavandero se basó en “testigos de contexto” que hablaron de casos ocurridos hace mas de 20 años, prueba según él de una conducta reiterada de abusos por parte de Lavandero. ¿Qué clase de abogado es Schilling que olímpicamente ignora el artículo 417.2 del Código Penal que dice que son injurias graves: “La imputación de un crimen penado o prescrito”

http://www.servicioweb.cl/juridico/Codigo%20Penal%20de%20Chile%20libro2.htm

Todo un caso basado en testigos de contexto que perfectamente pueden mentir ¿Y a eso lo llama Schilling un juicio, cuando todo el mundo sabe que no hubo juicio, sino “proceso abreviado” que impide la confrontación del inculpado con los testigos y las supuestas víctimas? Con razón lo echaron de la Universidad Pedro de Valdivia, porque es bien penca

ed

17 de Marzo

Como ya he comentado con respecto a otros artículos ecritos, despues de haber leìdo sobre este y los comentarios un taNTO ” vicerales” y poco objetivos, me pongo a pensar en el sentido que le otorgamos a cada una de las palabras que escribimos , pensando en el artículo, y por supuesto, comentando con respecto a este y no desvirtuando el objetivo de este espacio.
Son innumerables y absolutamente repudiables, los infinitos delitos, crímenes y situaciones dignas de ser repudiadas, las que son parte de nuestra palestra mediática cotidiana. Por supuesto que todo hecho informativo, pasa por un filtro personal, y es aquí donde comienza el desafío, no solo mental, sino emocional. Es cierto que no podemos ser por un lado obsecuentes y serviles, pero tampoco candidos y creedores de todo lo que se oye, ve y se escucha en los diarios, televisión, redes sociales y demases. Cada palabra tiene una carga emocional gigantesca, y lamentablemente estamos acostumbrados a ser ” jueces, jurados y verdugos” y hacer leña del árbol caído. Concuerdo en que un polìtico debe ser probo, o al menos tratar de serlo, o por lo menos fingirlo, porque a veces una careta tiene màs efecto que abrir el alma y mostrarse tal cual, para ser objeto de burlas, envidias, rencores y malas vibras, que es parte de nuestra forma de ser, como chilenos, dados a los estereotipos, al farandulismo barato, y al conservadurismo accomodaticio, que a veces suele ser contradictorio. Es fàcil, como el autor dice, tener la libertad de la duda; pero es màs fàcil, cerrar los ojos y enjuiciar a alguien. Yo no defiendo ni tampoco abogo por un Senador destituido, pero también pongo en duda, si el proceso para llegar a tomar decisiones fue realmente justo, transparente y expedito. Tambièn pienso en que, soy un convencido que la justicia de justa no tiene nada, y eso me hace pensar y ser escéptico frente a todo lo que procesa mi cerebro y tambien mi corazon. La pedofilia es un tema en voga, y un tema delicado de tratar, porque cuando se habla de este, se habla pensando en nuestros seres queridos y de que sucederia si ” mi hijo o hija fuera presa de algun enfermo que abusa de la fragilidad infantil”.
No obstante, y tratando de ser al menos consecuente, sin estar ni a favor ni en contra de un senador destituido, y concuerdo en que ni un abogado ni un polìtico son 100% dignos de credibilidad, por un tema de formación y DESFORMACIÒN. Prefiero ver los hechos y leer entre lìneas. Mientras leo los comentarios, me deja con un sentido amargo, el que no se analice lo que está en el artículo, que por lo demàs es digno de REFLEXION PROFUNDA. Para algunos, y es un defecto-virtud de nuestra peculiar idiosincracia, atacar, vilipendiar y ofender. El camino màs fàcil es el de no dar argumentos desde una postura serena; es màs fàcil ofender. Sin embargo, yo opino que, rescato ciertas cosas con respecto al tema Lavanderos y las Mineras.
Como chilenos, estamos obnubilados, cegados y hasta preferimos ” nuestro opio” que enfrentar a la realidad, abrir los ojos y tratar de ser críticos de manera proactiva y positiva. Nuestro pesimísmo es nuetro peor defecto y yo al menos trato de dejar de lado mi ipod, mi celular de $ 100.000, y pensar en que, no hay que ser un doctorado en ciencias políticas para darse cuenta que, o bien nos gusta que nos metan el dedo en la boca, o somos demasiado conformistas con las migajas que recibimos. ¿El hecho de que un senador pedofilo ( supuestamente), emita juicios, Y QUE CREAMOS O NO, tienen algo de veraces, eso lo desacredita como persona con opinion? ¿ El hecho de cometer un delito, hace que la persona pierda voz y voto frente a temas tan importante como el ” saqueo mundial del siglo”. Si dejaramos los eufemismos, que son nuestros escudos preferidos , todos debieran tener claro que toda empresa, por pequeña que sea, tiene como objetivo GENERAR RECURSOS, O SEA LUCRAR. ¿HAY ALGUIEN LO MEDIANAMENTE ACLARADO QUE SEPA Y SE DE CUENTA DE QUE ESTAMOS RODEADOS DE MENTIRAS Y DE QUE HAY PERSONAS QUE PREFIEREN QUEDARSE SENTADAS Y NO ANALIZAR EL MUNDO QUE NOS RODEA?. ¿ El hecho que nuestro “Presimiemte Piraña”, Presidente Piñera para otros, estè en la lista de los empresarios màs ricos del mundo, no nos hace reflexionar en que sucede con nuestro dinero y riquezas? ¿nadie se ha preguntado por qué hay paises con un PIB menor al nuestro, pero que han avanzado en materias en las que nosotros estamos atrasados a años luz comparativamente hablando? ¿Por qué la luz, el agua, el gas, tetelocmunicaciones y otros suministros básicos están bajo manos extranjeras? ¿Como se explica que haya un porcentaje de nuestra sociedad que gane sueldos exorbitantes, en comparacion con la clase media o los pobres y necesitados que sobreviven con menos de un sueldo mínimo? No hay que ser sabio competente para darse cuenta que no solamente las mineras, sino que las empresas jamàs han pagado impuesto. Somos nosostros, los chilenos, los que pagamos impuestos elevados.
La polìtica es intrinsecamente sucia, y no estoy por la compasión ni el “lamido de medias”.
No abogo por los crimenes y delitos de nadie, pero tampoco me dejo cegar por el morbo que tanto les gusta a algunos. Todo suceso, debe ser analizado, filtrado y luego de eso, evaluado, y eso es trabajo de cada persona que “se informa”. Es debatible, especialmente desde un punto de vista ético, moral o como se quiera llamar, el tema de la pedofilia (y lo digo desde una perspectiva de educador, que es lo que hago día a dìa). Sin embargo, estos hechos de dan a diario, y lo que es peor, pasan inadvertidos y generalmente ni siquiera son denunciados.
La política es sucia, y los complots estàn a la orden del día, pero no nos dejemos lavar el cerebro y seamos sinceros con nosotros mismos.
En Chile la riqueza está pesimamente distribuida, y es ahí donde parte el desconento social. ¿Que pasaría si ” nuestros servidores públicos de vocacíon de servicio”, llàmense politicos, recibieran un cuarto de su sueldo en ves del 100%? ¿Trabajarían con tanto ahínco por su pueblo? ¿Iría con otra disposición, más positiva al trabajo, una persona (que tiene el sueldo mínimo que no le alcanza ni para pagar deudas, si un dia le dijieran que va a ganar el doble?
¿Que pasaría si en Chile, los sueldos fueran màs equitativos y los impuestos fueran para todos?
¿Cambiaría nuestra actitud y mejoraríamos nuestra productividad?
Hablando en chileno ” está mal pelado el chancho” en nuestro país, y mientras nos dejemos vender, terminaremos vendiendo nuestras almas, como hacen algunos, con tal de tener un “mejor pasar”. Seamos honestos y pensemos en que, tenemos una pesada mochila histórica que cargar, y se están generando las avenidas de cambio que proponen las generaciones nuevas y ojalà estas si tengan espìritu critico e inconformismo. A veces es màs facil hacer acto de omisión, que opinar.
Algunos la llaman crísis mundial financiera; otros la llaman la estafa o robo del siglo.
¿Que sucederia si el señor Lavanderos estuviera libre y no hibiera cometido tal delito?, ¿su opinion sería mas creíble?
Es cosa de ir para atràs y analizar nuestra corta pero rIca historia y darnos cuenta de que las riquezas se quedan en un percentil de nuestra sociedad; el resto se queda en manos de EMPRESAS extranjeras; el resto se reparte entre los ” elegidos por el pueblo” y las migajas, si es que quedan, van a para LAS PERSONAS COMUNES Y CORRIENTES.
Seamos honestos y pensemos en que somos ” ricos en cosas materiales, pero seguiremos vacíos de alma y corazon”, mientras no despertemos de nuestro letargo y demos un grano de arena por mejorar lo mejorable.
La duda no es incerteza sino reflexion profunda para seguir el camino a la generación de buevas ideas
Excelente artículo.
Eduardo Lagos Ledezma
Licenciado en Educación
Profesor de Estado en Inglès
Magíster en enseñanza-aprendizaje de Inglés como lengua extranjera
Eduardo

Defensa del Cobre Chileno

01 de Julio

Por Un deber de conciencia publicamos este testimonio de Jorge Lavandero. Lo hacemos con plena convicción de que ha sido victima de un complot para destruir su carrera política y desacreditarlo en su tenaz y patriótica lucha en defensa de los intereses de Chile en el cobre, como por sus fustigamientos al orden político, económico y social consolidado después de Pinochet.

El senador Lavandero se hizo incomodo a los políticos cooptados por las grandes compañías transnacionales enseñoreadas en nuestros yacimientos , y de las cuales con toda seguridad recibían y seguirán recibiendo las recompensas por desnacionalizar la actividad cuprífera y mantener al mínimo los tributos que debieran cancelar estas empresas por las multimillonarias utilidades obtenidas en los años de la Dictadura pero , sobre todo , durante las dos ultimas décadas .Hay quienes temieron dentro del oficialismo que Lavandero pudiera erigirse como candidato presidencial , desordenando con su eventual postulación la correlación de fuerzas impuestas por el régimen electoral binominal y la Constitución de 1980 , sacralizada por los partidos políticos y los gobiernos que sucedieron al largo tiempo de interdicción ciudadana .

Jorge Lavandero fue acusado ante la justicia después de un montaje comunicacional y judicial que recluto dudosos “testigos “que declararon en su contra para imputarle abusos sexuales. Supuestas victimas que atestiguan ahora que fueron, en realidad, sobornados para rendir testimonios falsos en su contra .Como nos consta, en dicho proceso no hubo nunca un juicio oral y en brevísimo tiempo el senador Lavandero fue condenado y encarcelado….

JUAN PABLO CARDENAS .
PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO.
DIRECTOR RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE.
DIRECTOR ESCUELA DE PERIODISMO UNIVERSIDAD DE CHILE.

25 de Noviembre

Leí el artículo y estaba decidido aportar mi comentario, empecé por leer los comentarios ingresados, vi un compendio filosófico entre la autora de la Entrada y Rolando Arturo.., sobre la justicia, la felicidad, la ignorancia, etc. y desistí. Pero aún así quiero contarles que hace unos años leí una entrevista al Gerente de Quebrada Blanca, el periodista le preguntó en que pie estaba Quebrada Blanca, comparada con Codelco, empresa que sufría con el precio del cobre, en esa fecha a 75 centavos de dolar la libra, con un costo de producción cercanos a los 70 centavos de dolar. Dicho Gerente contestó que Quebrada Blanca operaba con un costo de producción de 57 centavos de dolar la libra, por lo que los margenes estaban dentro de lo esperado en el proyecto. Es decir, esta minera pasó de un margen de 28 centavos de dolar por libra a unos dos dolares y medio por libra. Los entendidos en la materia me pondrán decir cuanto de este margen queda en Chile?

26 de Noviembre

Gran pregunta, cuanto queda en Chile, aunque hay que agregarle: si queda algo ¿en que se usa? Porque esta claro que no en mejorar el sistema de salud, ni en educacion, ni siquiera en mejorar las calles (ir al Hospital San Jose de Santiago en vehiculo es deporte extremo).

Si el cobre es el sueldo de Chile, pues Chile esta ganando el sueldo minimo con descuentos, igual que muchos chilenos.

20 de Junio

Marcela, había leído tus comentarios en algunas columnas, pero no tu propia columna. Me parece muy interesante. Felicitaciones. De todas maneras, el comentario de Juan Pablo Cárdenas resume los hechos. Ni hablar de la discusión previa sobre la felicidad.

08 de Octubre

Pascua-lama “Nueva calichera o técnicas de distracción”
Escrito en julio de 2007 en mi revista de la USACH
Cuentan que la oposición del Presidente de la Comisión de Minería del Senado a la sazón JORGE LAVANDEROS preocupaba a la trasnacional, pues ponía en peligro la aprobación del tratado. Nótese, que entre otras cláusulas lesivas para el interés nacional, la Comisión Administradora del tratado, gozaba de un poder prácticamente supranacional sobre la cordillera de ambos países. Era evidente que Barrick no podía arriesgar el rechazo del Tratado, menos tratándose de UN SOLO SENADOR, por lo cual a través de la empresa de lobby Extend, dicen que en esa época Excend contaba con un renombrado político de Santiago, éste invitó a reunirse en diferentes ocasiones al Senador LAVANDEROS, reunión que finalmente se efectuó y a la cual, bajo condición previa del Senador, asistieron sus asesores. La cita se efectuó con dos representantes por Barrick Gold y dos lobistas por Extend. La fuente copuchenta dice tener noticias de algún pago de US$ 60.000.000 para los parcelaros de la zona, que a pesar de la contaminación de las aguas, no constituían una verdadera oposición cerrada al proyecto,. Cabe preguntar, ¿A la sazón Cuánto valía don JORGE LAVANDEROS? Era un escollo para la empresa minera, hombre reconocido por todos los chilenos, como incorruptible, millonario jamás comprado por dinero, que según chismes a regalado poblaciones en Concepción y en Temuco.

Según se comenta, durante una cena, en su entusiasmo argumentativo, el abogado de la empresa Barrick habría afirmado conocer el Tratado Minero durante la década de los noventa, Barrick había estimado fundamental la existencia de instrumentos jurídicos que la habilitaran para explotar en óptimas condiciones el yacimiento de ORO transfronterizo, situado 80% en Chile y 20% en Argentina, y que podía calificarse como uno de los MÁS GRANDES DEL MUNDO. Comparativamente las Minas del Rey Salomón, sería como una llave de oro para ingresar al gran tesoro de Pascua Lama. Por lo tanto, con el ánimo de preservar sus intereses la empresa, no sólo había sostenido desde hacía varios años, un diálogo (léase lobby) con las más altas instancias administrativas y políticas de Chile y Argentina para viabilizar su proyecto, sino que además había redactado el Tratado Minero. Lo sorprendente de de lo escrito, no fue sólo la declaración, que los gobiernos de Chile y Argentina, debían firmar un Tratado que había sido concebido y redactado por la transnacional, y que le convenía como anillo al dedo. Aparte de Lavanderos y unos pocos más que se oponían a este asunto, y a la forma silenciosa que se trataba el asunto, ¿Qué pasaba con el resto de ambas cámaras los medios y yo?

La guinda de la torta, es que al destruir una reserva de agua de dos ríos de la zona y devuelta agua solo para regar (no consumo humano ni animal), es que aparte de todo se llevan hasta el último gramo de oro que se va directo a la reserva gringa, no queda ni un gramo aquí, sólo quedará agua sucia, contaminación y enfermedad. (cianuro). Hasta ahora, cada vez que se habla del tema, jamás he escuchado mencionar la parte que le correspondería a Chile ni hablar de los que estamos dentro.

Dicen que el Senador Lavandero encabezó la oposición al Tratado en el Congreso y en el país, recorrió el territorio nacional de un extremo a otro, alertó a los trabajadores, a sus sindicatos, en fin, buscó el apoyo de la ciudadanía, frente a un Estado que dimitía alegremente de su soberanía. Nada de eso bastó pues, contra el voto de algunos senadores de derecha e institucionales, el Tratado fue aprobado con los votos de la Concertación (1997). ¿Perdió Lavandero, perdió Chile?, ¿Será cierto esto que he leído? Sin embargo, el triunfo de la Barrick y sus lobistas chilenos fue de corta duración, pues en el año 2000, el Tribunal Constitucional declaró que los tribunales chilenos no tienen jurisdicción para otorgar servidumbres a yacimientos mineros situados en Argentina. ¿Qué había sucedido? Trece senadores, encabezados por Jorge Lavanderos, quienes arriesgándose enfrentaron a la minera, eventualmente al poder político de las trasnacionales, peleando con discursos y escritos (libros de Lavanderos sobre el Royalty minero, cuestión que finalmente logro en una mínima parte). Ahora peleando solo con una de las mineras MÁS grandes del mundo, en un negociado de oro MAS GRANDE DEL MUNDO, terminó por vencerlo, trocó su vida por cárcel, por un delito no probado (Juicio corto por pedofilia). Estos senadores firmaron un requerimiento de Inconstitucionalidad del Tratado Minero….Según me han contado.

De ser cierto, este capítulo de la historia minera en Chile me demuestra el complejo tejido de influencias y otras cosas que ha rodeado la penetración de algunas compañías transnacionales en Chile. Los mismos personeros que en un momento se declararon por la recuperación del cobre para Chile, se habrían servido de la Ley Minera o Ley Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras para mantener un estatuto de privilegio a las transnacionales ¡UNICO EN EL MUNDO! Me pregunto si estas afirmaciones son correctas.
La formalidad no habla majaderías como nosotros, porque simple-
mente no habla.

Pero en fin, después de una de las profundas reflexiones que me son característica, y porque no llego a nada, vuelvo a preguntarme ¿La pena de cárcel para hombres como don Jorge Lavanderos, no es gran problema creo yo, es gente con mucha riqueza cerebral, mucha creatividad, estas personas cuando se
lanzan a un proyecto literario les falta tiempo. Al parecer la cárcel se lo dará.
Sin embargo ¿Cual será la verdadera pena para don Jorge: haber perdido su tiempo en luchar contra molinos a favor de un pueblo ignorante de cosas como esta, que no está “ni ahí o pelear 1 contra 1.000.000 donde los golpes bajos son cargos NO probados en juicios inconclusos?

Ver todos
Ocultar