#Economía

Reforma tributaria: Los impuestos progresivos sí pueden redistribuir ingreso

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En la discusión tributaria que ha surgido en este último tiempo en Chile me ha sorprendido la insistencia y fuerza con que se argumenta que los impuestos no son efectivos para redistribuir el ingreso. Mi sorpresa es porque existen tanto modelos teóricos como evidencia empírica para varios países que muestra sistemáticamente que los impuestos progresivos sí tienen efectos en la distribución del ingreso. ¿Por qué razón Chile sería distinto al resto del mundo y los impuestos no servirían para redistribuir?

La respuesta más escuchada a esta pregunta es que en un artículo académico de Eduardo Engel, Alexander Galetovic y Claudio Raddatz en 1998 demuestran, a través de un ejercicio aritmético, que el impacto redistributivo de un impuesto progresivo al ingreso es limitado y que el gasto social bien focalizado tiene un efecto mayor.

¿Significa esto que debemos abandonar los impuestos progresivos como herramienta de redistribución en Chile? En mi opinión la respuesta es un rotundo no.

La razón por la cual el trabajo de Engel, Galetovic y Raddtaz muestra que el impuesto al ingreso redistribuye poco en Chile es muy simple: el impuesto afecta apenas al 18% de la población y además está lleno de exenciones que permiten eludir su pago. Es así como a través del uso de distintos tipos de sociedades de papel, las personas de más altos ingresos pagan mucho menos de lo que debieran. En particular, los beneficios tributarios a las ganancias de capital y la tributación de pymes por utilidades retiradas llevan a que en Chile los trabajadores dependientes paguen más impuestos que personas con ingresos similares pero cuya fuente son ganancias de capital o utilidades de sus empresas. Al simular un alza en las tasas de impuestos entonces, tal como lo hacen Engel, Galetovic y Raddatz, se logra redistruir muy poco, ya que las alzas afectan en la práctica casi exclusivamente a los ingresos laborales. 

Sin embargo, si uno simula una reforma tributaria que elimina las exenciones que permiten eludir impuestos, y se aumenta la base del impuesto en vez de las tasas, el resultado es muy distinto. Este es precisamente el ejercicio que hacen Jorge Cantallops, Michael Jorrat y Danaer Scherman en un artículo académico en 2007, el cual por razones que desconozco ha sido sistemáticamente ignorado en la discusión pública. En este trabajo se simula un cambio en la base del impuesto al ingreso en Chile, de tal forma que todos los ingresos que actualmente eluden el impuesto que deben pagar paguen efectivamente lo que corresponde. Eso aumenta la recaudación en forma significativa, lo que permite rebajar fuertemente la tasa de IVA de tal forma de mantener la recaudación tributaria total constante. El resultado de este ejercicio, en forma consistente con la evidencia empírica en la literatura económica, muestra efectos redistributivos importantes. El coeficiente de Gini disminuye desde 0.53 a 0.48. Si posteriormente se considera el efecto del gasto social en Chile, el cual está relativamente bien focalizado, el Gini disminuye aún más y llega a 0.43.

El consenso en la literatura económica es que los impuestos progresivos y el gasto social bien focalizado son dos instrumentos complementarios, y no sustitutos, para redistribuir ingreso. ¿Por qué descartar entonces uno de los dos instrumentos que tenemos disponible?

¿Cuánto redistribuir? Esta pregunta es distinta y la respuesta depende de las preferencias por redistribución que tenga nuestra sociedad. Si nos importa poco la mala distribución del ingreso, efectivamente no hay para qué considerar impuestos progresivos, pero por consistencia tampoco habría que considerar el gasto social. Si nos importa mucho mejorar la distribución del ingreso, la respuesta es utilizar impuestos progresivos y gasto social focalizado. Sin duda alguna, no nos corresponde a los economistas responder la pregunta respecto a cuánto es deseable redistribuir sino que, en forma democrática, a la mayoría de los ciudadanos de nuestro país.

———–

Foto: Oceandesetoiles / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Debemos fortalecer no sólo el sistema público de salud, donde se atiende el 80% de los ciudadanos, sino también renunciar a la idea de que la economía es más importante que la vida de las personas.
+VER MÁS
#Salud

El colapso del sistema de salud y la incapacidad del gobierno

Debemos reconocer la crisis que le seguirá rápidamente: la de las enfermedades mentales, e implementar los pasos necesarios para mitigarla.
+VER MÁS
#Salud

¿Qué hacemos ahora con nuestra Salud Mental?

Popular

La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Debemos fortalecer no sólo el sistema público de salud, donde se atiende el 80% de los ciudadanos, sino también renunciar a la idea de que la economía es más importante que la vida de las personas.
+VER MÁS
#Salud

El colapso del sistema de salud y la incapacidad del gobierno

Debemos reconocer la crisis que le seguirá rápidamente: la de las enfermedades mentales, e implementar los pasos necesarios para mitigarla.
+VER MÁS
#Salud

¿Qué hacemos ahora con nuestra Salud Mental?

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

Es importante que la labor del Estado, en este momento apoye y genere condiciones. Es preciso dejar la rigidez del proyecto político y ayudar a mejorar la salud mental de profesores y estudiantes, que por ...
+VER MÁS
#Educación

Generemos un nuevo equilibrio en el ejercicio de la pedagogía