#Economía

No es pobreza es falta de dinero

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Así, con esa simple frase mi hija Sofía de 10 años terminó la discusión respecto a la los problemas de liquidez en nuestra economía familiar. La frase, dicha con la inocencia de una niña que no maneja conceptos económicos y a quien nunca la CASEM le ha consultado opinión alguna respecto a la realidad económica de su familia, me terminó por motivar a hacer una evaluación de lo que somos como núcleo familiar en el concierto económico de nuestra sociedad. 


"Nuestra clase media, mi clase media, se enfrenta día a día al bombardeo comercial y social que pretende definir los parámetros en los cuales debemos estar para no ser arrojados a niveles de calificación que podría empujarnos a la condena de no pertenecer a tan selecto grupo social."

En términos reales, la mayoría de las familias Chilenas pertenecemos a una clase media más bien aspiracional, una clase media que se reconoce y es feliz con lo que tal vez tenga mañana, sin disfrutar en lo inmediato lo que realmente tiene, es común auto definir niveles de pobreza en relación a los gustos de cuales nos priva la economía doméstica en vez de asignar o dar riqueza a lo que realmente somos capaces de alcanzar. En términos simples a una gran mayoría de la clase media aspiracional le deprime o violenta no tener la palta en la mesa y se olvida de disfrutar por esa sola ausencia del jamón o el queso.

En Chile, una amplia mayoría se autodefine como pertenecientes a la clase media, como si eso inmediatamente le reportara niveles de satisfacción que otros grupos no pueden alcanzar, ¿Pero cuantas familias de esa clase media son capaces de vivir con la satisfacción de disfrutar el verdor de su prado sin envidiar el del vecino? ¿Cuántos de nuestros hijos muchas veces se deprimen por no tener la última consola de juegos y olvidan que en el garaje tiene guardada hace años una bicicleta que en otras épocas serían la delicia y el desafío de cualquier niño?

Nuestra clase media, mi clase media, se enfrenta día a día al bombardeo comercial y social que pretende definir los parámetros en los cuales debemos estar para no ser arrojados a niveles de calificación que podría empujarnos a la condena de no pertenecer a tan selecto grupo social. El último Smart TV de 60 pulgadas, el último celular de amplia gama, cambiar el auto por uno que no exceda el penúltimo año, vacaciones en algún lago sin importar las cuotas en las cuales me voy a endeudar, etcétera. Todo se puede contar y poner en Facebook o instagram, la foto con el último gusto familiar para seguir siendo parte de una club que lo quiere todo, que no tiene mucho y enviada aún más.

Cuánta razón tiene mi hija Sofía, no hay pobreza, solo escases de dinero. En comparación con otras décadas las nuevas generaciones lo tienen casi todo y disfrutan de casi nada, porque mientras el pasto del vecino esté más verde y no tenga en mis manos el último chiche tecnológico de moda, simplemente no somos nada, pero como dijo mi hija no somos pobres, solo no me alcanza la plata para lo que mi grupo social me demanda.

TAGS: #ClasesSociales #SociedadDeConsumo Consumo Felicidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jenny González

19 de Junio

La etapa de la vida que muchas veces quisiéramos mantener, el pensamiento concreto, que todo sea como lo vemos, sin hacer mayores análisis, no pensar en nada más que lo que tenemos en frente, bendita infancia..dulce y sabía Sofía

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador